ÚLTIMAS REFLEXIONES

UN RINCÓN PARA ORAR

↑ Grab this Headline Animator

UN ROSARIO CADA VIERNES

Cada viernes, hora peninsular 09:00, en Canarias a las 08:00, y en cualquier otra parte del mundo la que mejor puedan elegir, nos unimos en el rezo del Rosario (VER AQUÍ) por la unidad de todos los creyentes, por la familia natural, hombre - mujer, por la vida y por la libertad de educación de los hijos.

Desde tu casa, online, desde tu trabajo, desde tu hospital y enfermedad, desde myfeeling, desde todas los colectivos y asociaciones, desde donde quieras que estés, tú también puedes unirte en este clamor al Padre, unidos a María Santisíma, para que el Espíritu Santo nos dé la capacidad y la luz de salvaguardar la vida y los valores morales y naturales que la dignidad de las personas hemos recibido de nuestro Padre Dios

domingo, 31 de marzo de 2013

SOLO QUIERO REZAR



En estos momentos de alegría, de esperanza, de gozar en la comunidad olores de salvación, quiero permanecer tranquilo, sereno y contemplativo. Quiero sumergirme en el silencio de mi corazón y espera a escuchar tu Palabra. Sé que nada voy a hacer, y que nada puedo hacer, y que nada soy, pero espero en Ti, Señor, que tu Gracia y tu Espíritu me guíen y me señalen el camino a seguir.

Te pido paciencia, solo paciencia y confianza. Saber y experimentar que Tú estás conmigo, y que contigo nada puedo temer. Dame esa Gracia, de aguardar con esperanza y confianza en tu Palabra, y aunque no entienda muchas cosas, que sepa esperar el momento cuando Tú decidas que la entienda.

En ti confío, Señor mío y Dios mío, y en Ti me refugio y me abandono.

sábado, 30 de marzo de 2013

DESEOS DE ALCANZARTE, SEÑOR



Me experimento pecador, y me avergüenzo de seguirte defraudándote a cada momento. Confieso que me da vergüenza y que ese sentimiento me desanima y se me hace duro perseverar. Pienso que siempre lo mismo, que mi vida se hace una hipocresía y una mentira. ¿Hasta cuándo, me pregunto, Señor?

Pero, leo y oigo por otros, lo que Tú has hecho con la mujer adultera y hasta con Pedro. Y las Escrituras me hablan de esa parábola que cuentas del hijo prodigo, y me corazón se enciende y se agita. Nace en mí la esperanza de que me trates como a esos que has salido al paso de tu vida.

Y Tú, no solo me esperas, sino que sales a mi encuentro, me lo dices cuando hablas de la oveja perdida. Y eso me llena de esperanza, de alegría y de deseos de abandonarme en tus brazos. Señor, hoy me vuelves a repetir que has muerto por mí, y que con tu muerte has pagado mi rescate. Eso significa que estoy salvado.

Dame, Dios mío, la Gracia de darme cuenta, de darme cuenta que tu Amor me salva y que, si quiero yo salvarme, sólo tengo que seguirte y vivir ese amor del que Tú me llenas y me regalas. Sé que eso no es fácil, pero cuento con tu Gracia, y también con la ayuda de la Iglesia, que Tú has dejado para que todos unidos y juntos podamos llegar a Ti.

viernes, 29 de marzo de 2013

SÓLO UNA COSA QUIERO



No quiero hacerme preguntas, ni buscar respuestas, sólo quiero mirarte y seguir tu camino. No quiero pensar si mis fuerzas alcanzan para eso, ni si seré capaz de soportar tan grande esfuerzo, ni tampoco preguntarme por mi capacidad de sufrimiento. Sólo, Señor, quiero seguirte y no quedarme inmóvil.

Porque aunque mis fuerzas me fallen, mis sentimientos me digan que no puedo, mi voluntad se resquebraje, mis miedos me paralicen, yo Señor, quiero estar contigo. Sé que no puedo; sé que mi corazón quiere, pero mi cabeza me aparta y me lleva por caminos opuestos a los tuyos. Sin embargo, yo quiero.

Y eso es lo que ahora, en este momento, quiero pedirte. Es la hora de mi propio y particular Huerto de Getsemaní, quiero permanecer diciéndote que, aunque no me gusta ni quiero este humilde cáliz de mi vida, quiero cumplir tu Voluntad injertado en tu Hijo Jesús. Porque mis fuerzas son escasas, débiles, muy frágiles, limitadas, pobres, cortas... No podré hacerlo solo, necesito de Ti, la Vida de tu Gracia.

Dame la voluntad y las fuerzas de estar durante mi camino aquí en la tierra pegado y agarrado a tu Hijo Jesús, en el Espíritu Santo. Dame la capacidad para no desfallecer y permanecer en constante vigilia y oración. Dame la sabiduría de discernir lo bueno de lo malo, y de saber esquivar las acometidas y tentaciones de Satanás. Dame la constancia de no caminar solo, sino ir junto y en compañía de los demás, en y desde la Iglesia.

jueves, 28 de marzo de 2013

DE QUÉ ME SIRVE MI ORACIÓN SI NO ES PARA SERVIR



Puedo rezar mucho, puedo hacer muchos sacrificios, puedo celebrar muchas Eucaristías, pero si no soy capaz de servir, de nada me vale. Sólo, en el atardecer de mi vida, como diría San Juan de la Cruz, seré interpelado por el amor que habré dado en mi vida.

Y ese amor solo será medido en la misma medida que yo lo habré vivido. Y eso solo tiene una sola forma de medirlo: "servicio". El amor se demuestra sirviendo, pero con una condición. Mientras el servicio puede hacerse en calidad de trabajo, por dinero u otra contraprestación, este servicio que nos salva, solo se puede hacer por amor.

¿Qué significa eso? Significa que "por amor" es hacer el servicio gratuito, sin ningún interés, dado libremente, por propia voluntad, por amor y más amor, y nada más que por amor. Como Jesús lo ha dado y sigue dándolo, a pesar de nuestras ofensas, indiferencias, rechazos y mentiras. Hacerlo por otro motivo sería engañarnos.

Danos Padre esa capacidad de servir por amor sin otra intención. Dar a quienes no puedan pagarnos, a los más pobres y carentes de todo. A los enfermos y ancianos. Danos la humildad de perdonar, que es otra forma de amar, en la misma medida que Tú, Señor nuestro, nos perdona.


miércoles, 27 de marzo de 2013

SÁCAME DE LA OSCURIDAD DE ESTE MUNDO



A pesar de ser de día, de que hace un sol radiante, la luz de este mundo no es suficiente para caminar por el camino de mi propia vida. Todo, si no estoy contigo, Dios mío, me tienta, me provoca y me sumerge en la pereza, el abandono y la tentación. 

No es que el vea el mundo malo, pues Tú lo has creado para nuestro gozo y disfrute, pero el hombre que lo habita vive de espalda a Ti, y lo pervierte todo. No quiere escucharte y se deja guiar por las falsas promesas de felicidad que Satanás le propone y le da. Uno de los tuyos sufrió ese acoso y se dejó guiar por la oscuridad que Satanás le propuso como felicidad.

El camino de mi cruz está sembrado de tentaciones, de falsas promesas, de bienestar, de comodidades, de no te preocupes por nada, de vivir bien, de ver el sufrimientos de otros, pero mirar para otro lado. De preocuparme por mí, con eso tengo bastante, y resignarme con el sufrimiento de otros. Las noticias, la presa, la radio, la tele y otras cosas más, nos llenan de música la vida, pero una música efímera, finita e hipócrita, pues está apoyada en el egoísmo y no en el servicio y el amor.

Y todas esas cosas perecen llegada su hora. Sácame, Señor, del fango que este mundo fábrica y sálvame de caer en sus manos.

martes, 26 de marzo de 2013

OCULTASTE TU BELLEZA




Tú, Señor, que eres
el más bello de los hombres,
te vemos en tu pasión
sin aspecto atrayente,
sin apariencia humana,
desfigurado por la fealdad del mal
y sufriendo por nosotros.

Pero a la luz de tu promesa
de Salvación
y de la Resurrección,
sabemos que cargaste
con nuestras culpas
y sufrimientos.

Gracias porque tus heridas nos 
han curado.

lunes, 25 de marzo de 2013

EUFORIA SUPERFICIAL



No quiero ser fuego que solo quema unas horas; no quiero ser camino que se ahoga en el río; no quiero ser voz que clama solo en primavera; no quiero ser discípulo del pan y pescado; no quiero ser semilla que cae en el camino o se deja ahogar por la maleza... 

Quiero ser fuego que arde sin parar; camino que navega por ríos y atraviesa cañadas; voz que habla ahora y siempre, en primavera y en otoño; discípulo de hambre y sacrificio y semilla que fecunda la tierra y da frutos. Quiero ser, Señor, tuyo y caminar junto a Ti, desde el huerto de los Olivos hasta el monte Gólgota.

Quiero cargar con tu Cruz en la medida de mis fuerzas, porque sé que nunca me dejarás solo y tomarás el peso con el que yo no pueda. Dejarás para mí solo lo que esté en la medida de mis posibilidades. Por eso, quiero apurar todos mis talentos, aquellos que Tú mismo me has dado, para que cuando me reuna contigo, devolvertelos multiplicados, así sea en el esfuerzo y el riesgo de intentarlo. 

Porque sé que Tú siempre estarás detrás de mí, sólo te importa la intención de mi corazón y la entrega voluntaria de mi libertad. Esa que también Tú me has dado gratuitamente. Tú lo sabes todo, Señor, y confiado en tu Misericordia y Bondad, yo me pongo en tus Manos.

domingo, 24 de marzo de 2013

PRECES DEL DOMINGO DE RAMOS




Adoremos a Cristo, que, al entrar en Jerusalén, fue aclamado por las multitudes como rey y Mesías; acojámosle también nosotros con gozo, diciendo:
Bendito el que viene en nombre del Señor.
Hosanna a ti, Hijo de David y Rey eterno;
— hosanna a ti, vencedor de la muerte y del mal.
Tú que subiste a Jerusalén para sufrir la pasión y entrar así en la gloria,
— conduce a tu Iglesia a la Pascua eterna.
Tú que convertiste el madero de la cruz en árbol de vida,
— haz que los renacidos en el bautismo gocen de la abundancia de los frutos de este árbol.
Salvador nuestro, que viniste a salvar a los pecadores,
— conduce a tu reino a los que en ti creen, esperan y te aman.
Se pueden añadir algunas intenciones libres.

PADRE NUESTRO

ORACIÓN:
Dios todopoderoso y eterno, tú quisiste que nuestro Salvador se hiciese hombre y muriese en la cruz, para mostrar al género humano el ejemplo de una vida sumisa a tu voluntad; concédenos que las enseñanzas de su pasión nos sirvan de testimonio, y que un día participemos en su gloriosa resurrección. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios, por los siglos de los siglos.

sábado, 23 de marzo de 2013

GRACIAS POR TU PRESENCIA



Tú, Señor, eres el Hijo de Dios vivo. Lo creo firmemente; me empeño en creerlo con esa voluntad y libertad que Tú también me has dado. Y si no fuese así, ¿a dónde iría, Dios mío? Este mundo no ama; este mundo solo se busca y se goza en los placeres y gozos que aquí encuentra, y eso, para unos pocos nada más, porque la inmensa mayoría sufre más que goza.

Todo lo que aquí nos rodea es bueno, pero no es suficiente, se acaba. Y el hombre lo desvirtúa, lo utiliza mal, contra sí mismo, y se pierde. Experimento una aspiración mayor, de felicidad y eternidad, y eso no lo encuentro en este mundo. Sólo en Ti hallo la esperanza que anhelo y busco.

Por eso, Señor, porque Tu Vida llena totalmente mi vida; porque Tu Esperanza despierta la mía y la hace vida; porque Tu Amor llena de gozo mi ser y lo hace dichoso, porque Tú, Señor, eres lo que da sentido a mi vida y la sumerges en un mundo de esperanza, justicia y paz.

Porque Tú eres el Camino, la Verdad y la Vida. Y no sabría caminar de otra forma. Me perdería, me ahogaría, me encontraría la muerte. ¡Gracias Dios mío por el misterio de tu Amor!

viernes, 22 de marzo de 2013

EN SILENCIO



Hay momentos, como me ocurre ahora, que me pregunto, ¿qué decirle al Señor? Le he dicho tantas cosas, le he pedido tantas cosas, que ya me faltan palabras. Ayer reflexionaba sobre cuando mis palabras se terminan y hablo con mi cuerpo... Sí, hay momentos que no ser que decir.

Pero ya nos dijo el Señor que no nos preocupáramos por las palabras, ni el por qué de lo que decir. Simplemente digamos, Padre nuestro... Porque nuestro Padre del Cielo sabe lo que necesitamos y lo que nos conviene. De todas formas, nos gusta, y creo que al Señor también, que le digamos Padre, necesitamos de Ti.

Otra forma de hablar, sería el silencio. Sí, también el diálogo es silencio, porque en el silencio y con el silencio se dicen y se entienden muchas cosas. José y María, los padres de Jesús, no destacan por sus palabras, y sí por sus silencios. En el silencio se descubren y comprenden muchas cosas.

Sí, permanecer en silencio delante del Señor. Se escucha y se descubre el camino por el que debemos andar. Siéntate, acomódante, cómodo, sereno y buscando la paz. 

Estás delante del Señor, escúchale, permanece unos minutos en su presencia. Luego, cuando termines, si quieres, comparte tu experiencia en este lugar. Nos podrías ayudar mucho.

Hasta luego, un fuerte abrazo en Xto. Jesús.

jueves, 21 de marzo de 2013

CUANDO MIS PALABRAS SE TERMINAN...



Quiero, Señor, seguir hablando con mi cuerpo, expresándote con gestos y signos que Tú eres mi Dios, y que nada colma mis ansías de felicidad sino tu presencia y tu Amor. Y hablo con él cuando mi sonrisa y mis actitudes derraman tu amor; cuando mis sufrimientos son apagados en la aceptación de mi propia cruz por tu amor; cuando la alegría es compartida con otros por tu amor...

Hablo con mi cuerpo, cuando lleva a mi vida tus Palabras de amor y de preocupación por todos aquellos que no te conocen, y, sobre todo, por aquellos que rechazan conocerte. ¡Dios mío!, si supieran que todos sus afanes, glorias y apetencias descansan en Ti, y que en Ti serían las criaturas más felices del mundo y eternamente gozosas.

Hablo con mi cuerpo, cuando en lo más profundo de mi ser guardo silencio ante los insultos, los desprecios, las risas y las afrentas que tus propios hijos te hacen cada día. Hablo con mi cuerpo, cuando comparto el sufrimiento y la tristeza por aquellas personas que, siendo madres, matan a sus hijos en su propios vientres. Hablo con mi cuerpo, cuando lloro la insolidaridad y lucho por la justicia, para aquellos que pasan hambre, carencias y derechos de todo lo que necesitan para vivir dignamente.

Y es en esos momentos, cuando mi pobre ser fatigado y cansado, irrumpe de nuevo y grita, buscando las palabras, la oración del hijo que busca en su Padre la esperanza de ser escuchado.

miércoles, 20 de marzo de 2013

LÍBRAME, SEÑOR, DE TODO AQUELLO QUE SEA CONTRARIO A TU VOLUNTAD



Discernir lo que es bueno o malo es misión difícil. Difícil porque muchas veces no sabes que dirección tomar, y es entonces cuando el camino te plantea la disyuntiva de, ¡qué hacer?, ¿qué camino tomar? Y, lo que presiona tu decisión es que hay que seguir. Permanecer parado es bajar la guardia, no ser ni frío ni caliente. Hay que tomar una decisión.

Para el creyente es la hora de tomar conciencia que el Espíritu Santo es muy necesario, pues Él nos asiste, nos dirige y señala el camino. Así todos los que siguen al Señor han tenido y tienen sus señales y signos que les indican el camino por donde caminar. E invocarle es necesidad prioritaria como el agua para el sediento.

Ven Espíritu Santo, llena nuestros corazones y danos el fuego de tu Amor para que seamos siempre fieles a la Voluntad del Padre, como lo fue su Hijo nuestro Señor Jesús. Pero nosotros, Señor, somos débiles y fáciles presa para el demonio. Ante él estamos vencidos si no nos armamos de tu Gracia. Ella es la armadura invencible que nos protege y nos defiende de las acometidas del maligno.

Por eso, hoy te suplicamos que no permitas apartanos del camino que conduce a la Casa del Padre. Antes, te rogamos que nos des el valor, las fuerzas y la firmeza de preferir dar la vida antes que contradecirte e incumplir tu Voluntad, porque vivir sin tu presencia es morir. Y morir por tu amor, es vivir en la eternidad de tu gozo y presencia.

martes, 19 de marzo de 2013

ORACIÓN CONTRA EL DEMONIO

SAN MIGUEL ARCÁNGEL





Arcángel San Miguel, defiéndonos en la lucha, 
sé nuestro amparo contra la malignidad y las insidias del diablo, 
¡Impele Dios!, te pedimos suplicantes;
 y tú, Príncipe de la celeste milicia con divino poder, 
lanza al infierno a Satanás y a los demás espíritus malignos
 que vagan por el mundo para perder las almas.
Glorioso Arcángel, defiende España y su Iglesia. 
Protege al Papa, para que podamos ver pronto
 el glorioso triunfo del Inmaculado Corazón de María. Amén.

lunes, 18 de marzo de 2013

AL SOPLO DE TU MISERICORDIA




Señor mío y Dios mío,
Tú que te manifestaste a Elias
en la brisa suave;
Tu que has enviado a tu Hijo,
no para condenar al mundo
sino para salvarlo,
haz que la brisa suave
de tu misericordia,
el Espíritu Santo,
nos mueva a tener misericordia
con los demás
como Tú la has tenido
con nosotros,
para amarnos unos a otros
como Tú nos has amado.    

domingo, 17 de marzo de 2013

SU SANTIDAD FRANCISCO

Hoy quiero compartir con todos ustedes, blogueros y no blogueros, católicos y no católicos, creyentes y no creyentes, bautizados y no bautizados...etc. Este correo que me ha enviado mi amigo y hermano en Xto. Jesús Ricardo Guillermo Rosano. Confieso que me ha emocionado profundamente. No sabría decir exactamente por qué, pero he sentido algo que hoy y ahora todavía no puedo explicar.

Un sentimiento de unidad, de gozo, de encuentro en la distancia, en el olvido, en la lejanía... Una convicción y criterio de que lo importante es orar, una oración insertada en la vida, que camine de arriba hacia abajo, y viceversa. Y una oración de disponibilidad, de desapego, de humildad, de aparente pasividad, pero de máxima eficacia por estar en las Manos del Espíritu.

Un aliento de esperanza y de sabernos conducido en el Espíritu Santo, ahora llevados por Él en la persona de su Santidad Francisco, que hasta el nombre parece sencillo, con olor a pobre, a florecillas del campo, a aroma de servicio, a inacabado e incompleto, pues será el Espíritu Santo quien vaya colocando todo lo que falte en la vida de este nuestro nuevo Papa.

Horas de esperanzas y de alegría, alegría contenida en la esperanza de sabernos dirigidos, asistidos y acompañados por el sucesor de Pedro. Pero más alegría cuando esta hermosa experiencia de Ricardo no llega con olor a santidad y aire fresco que nos mueve y alienta. Y que nos mueve a orar, pues ella misma, elevada al Padre, se hace oración.

Gracias Ricardo.



Querido hermano

Te comparto lo que publiqué en el blog el día de la elección del Papa Francisco. Lo quiero compartir especialmente contigo pues tengo la bendición de haberlo conocido y tratado personalmente en varias oportunidades: más allá de cualquier nacionalismo menor, es un regalo del Espíritu para toda la Iglesia, y estoy seguro que no dejaremos de asombrarnos ni de dar gracias a Dios.
Nuestro Pedro es un hombre bueno.

Un abrazo grande y bendiciones para la familia

Paz y Bien

Ricardo

Un testimonio menor acerca Francisco I

13
mar
2013

Estas tierras, junto con Latinoamérica -y toda la Iglesia también- han sido benditas con un nuevo pontífice.
Jorge Mario, Cardenal Bergoglio S.J., arzobispo de Buenos Aires, ha sido elegido sucesor de Benedicto XVI, y ha tomado el nombre de Francisco para su pontificado. Todo un signo llevar el nombre del hermanito de Asís.
Quien suscribe lo ha conocido.
Lo he visto caminando como un vecino más por estas calles porteñas, con su viejo traje negro raído, como un vecino más, tomando el subterráneo o el colectivo -el metro o el bus-.
Lo he visto entre los pobres, dando la bendición y compartiendo penas y alegrías como un hermano en los barrios más humildes y necesitados de la ciudad, sin miedos y sin temor a embarrarse.
Lo he visto despedir a un amigo, el padre Rodolfo, rodeado de la gente que nadie quiere ver, los invisibles, los olvidados, los que no cuentan.
Lo escuché hablar con voz clara y sin ambages de justicia, de solidaridad, de verdad, aún cuando ha sido blanco de críticas tormentosas e intrigas políticas menores.
Es un  hombre sencillo y humilde con un corazón grande y una voluntad de hierro.
Dios nos ha bendecido.
Paz y Bien

sábado, 16 de marzo de 2013

CAMINAR, CONSTRUIR Y CONFESAR



Señor, dame la voluntad de caminar con paso firme, decidido y sin apartarme de tu Rostro. Dame la firmeza de vivir y caminar siempre en el esfuerzo de actuar en la Verdad, la Verdad que viene de Ti. Haz que mi vida se construya en Ti, Roca eterna y firme, gozosa y abundante en paz y Amor.

Aléjame de todo aquello que contamina mi vida, que la vuelve pantanosa, movediza y se hunde en el fango de la perdición. sostenme en Ti, Dios mío, y dame vigor y la fortaleza de caminar construyendo en tu Palabra y tu Amor.

Para confesarte, para dar testimonio con mis humildes obras y palabras que Tú eres el Hijo de Dios hecho Hombre. Nuestro Mesías y libertador, nuestro verdadero Camino, Verdad y Vida.

Abre mi boca y mueve mi lengua para confesarte abiertamente en mi vida, sin miedos ni titubeos. Para hablar y confesar que Tú eres el Padre Bueno que nos ama y nos salva.

Pero, sobre todo, infunde en mí la sabiduría de aceptar y acoger el camino de la Cruz, de esa Cruz que Tú has tomado primero y has hecho Tuya, y la has aceptado por todos y cada uno de los hombres.

Alúmbrame ese Camino de Cruz, el único camino que me llevará a Ti y me apartará de las tentaciones y peligros del mundo. Amén.

viernes, 15 de marzo de 2013

HOY TE PREGUNTO, SEÑOR: ¿SOY MEDIOCRE?



Porque no me quiero quedarme en la mediocridad, pues, mediocre es quien no llega a Ti, y eso para mí sería fatal. Mediocre es quien se queda en las cosas caducas de este mundo; mediocre es quien sigue los criterios de este mundo y se guía por los que promueven las modas, hacen las leyes y dictan las normas y valores de la vida.

Mediocres son aquellos que se quedan  y no llegan a superar el borreguismo y balan al ritmo del mundo que les ha tocado vivir. Mediocre es aquel que no se pone como meta alcanzar la autenticidad del ser verdadero; mediocre es quien permanece cómodo, tranquilo y aparentemente feliz dejándose arrastrar por las voces ciegas de este mundo.

Mediocres eres tú y yo si no nos esforzamos en ser nosotros mismos, hijos de Dios, y buscamos el bien y la verdad que nos hace libres. Mediocre es no buscar y abrir caminos que me lleven a encontrarme con la única Verdad, verdadero camino que conduce a la salvación y felicidad eterna.

Por eso, Señor, porque creo que puedo estar encasillado ahí, en la mediocridad, te suplico que me des la luz y la fortaleza necesarias para superar esa mi mediocridad que me instala y me acomoda alejándome de tu Rostro y tu presencia.

jueves, 14 de marzo de 2013

GRACIAS A QUE TÚ HAS VENIDO



Hoy quiero dar las gracias a mucha gente que porque han creído y han sido consecuentes con su fe, sus testimonios y sus enseñanzas han llegado hasta nosotros. Gracias a Pedro, Santiago, Juan y todos los apóstoles; gracias a todos los discípulos y anónimos que no son nombrados y poco conocidos.

Gracias a los sacerdotes de mi parroquia, y también de todas las parroquias, porque con sus testimonios, sus constancias y perseverancias, la fe se ha ido transmitiendo año tras año sin interrupción. Y yo, como muchos, hemos sido los beneficiarios de esa fe.

Gracias también a todos los hombres de buena voluntad que han guardado y vivido su fe, transmitiéndola a los demás con su bien obrar y testimonio. Gracias a la Iglesia, fiel guardiana y transmisora del Mensaje de Jesús que ha hecho posible que llegue a cada uno de nosotros.

Gracias también a los Blogueros católicos, que mantienen la llama encendida en este inmenso mundo de la Blogosfera, y nos sostienen nuestra fe en el diario compartir, reflexionar y fortalecer. Pero, por encima de todos, gracias a Jesús de Nazaret, el Hijo de Dios Vivo, quién con su Vida, entregada voluntaria por amor al Padre y a los hombres, se hizo hombre como nosotros para, muriendo por cada uno, darnos la salvación de ser rescatados como hijos del Dios Padre.

Gracias, Jesús por revelarnos el verdadero Rostro de Dios: Un Padre Misericordioso, siempre dispuesto a perdonar todas nuestras faltas de amor.

miércoles, 13 de marzo de 2013

ENFERMOS Y ALEJADOS



Hay dos tipos de enfermedad, la enfermedad física, y la enfermedad espiritual. Mientras la primera es natural y llegará un día, la otra, la verdaderamente grave, no debe llegar nunca, porque de llegar sería la verdadera muerte. El hombre está enfermo, pero de esa enfermedad (el pecado) has sido sanado por la Muerte de Jesús de Nazaret, el Hijo de Dios vivo.

Sin embargo, esa sanación la puede perder por su propia voluntad cuando se obstina y empeña en rechazar a Jesús y no creer en Él. Mientras, ¡paradojas de la vida!, se empeña en cuidar y sanar las enfermedades que van experimentando su cuerpo, inevitablemente destinado a morir, abandona su espíritu, dejándolo en manos del demonio, y condenándolo a una muerte evitable.

Es absurda la ceguera del hombre. Pudiendo ver, se empeña en no ver. Queriendo ser feliz, camina por donde no puede serlo. Estando enfermo, se preocupa de curar lo que menos importa, lo que está curado de salvar el alma. Sólo hay una medicina, la Gracia de Dios. No hace falta seguridad social. Es totalmente gratis, y hay en abundancia para todos. El mejor seguro es pedirla en oración.

Padre bueno del Cielo, te pido que me abras los ojos y cures mis enfermedades, tanto las corporales como las espirituales. Si me das la opción de elegir, quiero, aunque no lo vea claro ni lo comprenda, las del alma, pues es la que puedo perder para siempre. Infúndeme la sabiduría de entenderlo y de cuidarla abandonándome en Manos del Espíritu Santo. Amén.

martes, 12 de marzo de 2013

¿QUIÉN SOY YO?



Esa es la pregunta que todos los días palpita dentro de mi viejo corazón. Y es que en la medida que mi corazón se rejuvenezca, también mi pregunta irá tomando sentido y aclarándose. ¿Quién soy yo?, porque en la medida que vaya respondiendo a ese interrogante, iré respondiendo al verdadero sentido de mi vida. 

Arde en mi interior un deseo enorme de trascender. Mi ser no se limita a las cosas de aquí abajo, aspira a algo más, a algo tan grande como la eternidad. ¿Acaso no estoy aquí para ser eterno? Experimento que aquí abajo no se queda nadie. Van muriendo todos aquellos que me ha precedido en el tiempo, y por sentido común, morirán primero mis padres y personas mayores que yo.

Sin embargo, a pesar de experimentar que eso va sucediendo en la vida, sigo con ese deseo ardiente de aspirar a la eternidad. ¿No les pasa eso a los animales? Indudablemente que no, y si es así, supongo que somos distintos de ellos. Por lo tanto, debemos buscar dónde está esa diferencia que nos eleva y nos hace seres superiores. Buscar razones que le den sentido a nuestra vida y que nos orienten a comportarnos mejor que ellos, porque la experiencia me dice que ocurren cosas en este mundo que nos asemeja a ellos.

Descubrir que por encima de mí ser hay algo que me trasciende, me hace dirigir mi vida por otro camino diferente al que me propone el mundo, y me descubre que el amor es el verdadero valor de esta vida. Y brota en mí la necesidad de elevar mi espíritu y clamar la Gracia del Padre que me ha dado todo mi ser. Porque es el amor lo que nos hace diferentes y eternamente felices. Y ahora, ¿se te ocurre algo que buscar y de lo que estás necesitado? ¿Y sabemos donde buscarlo? Seguro que Alguien está esperando que se lo pidas.

lunes, 11 de marzo de 2013

MOMENTOS DE ESPERA



Estamos tensos, pendiente de que sea nombrado el nuevo sucesor de Pedro, a quien Jesús señaló y nombró cabeza de su Iglesia encomendándole que todo lo que atare en la tierra, será atado en el Cielo, y todo lo que desatare en la tierra, será desatado en el cielo.

Es un puesto de gran responsabilidad, para el cual nos sentimos impotentes, desorientados. ¿Quién conoce al que debe suceder a Pedro? ¿Será el elegido por el Cónclave? Siempre nos asaltará la duda, pero también la esperanza de que la Iglesia está asistida y dirigida por el Espíritu Santo. Es Palabra del Señor y en Él confiamos totalmente.

Por eso, hoy, en los momentos previos a la elección, convocamos a todos los "Blogueros con el Papa" para que unamos nuestra oración en el Espíritu y elevemos una sola voz al Padre pidiéndole luz en la elección del nuevo Papa.

Señor, Tú que nos has prometido guiarnos,
y estar con nosotros todo el tiempo hasta 
el final, danos hoy la luz y sabiduría para
que la elección del nuevo Papa sea según
la Voluntad de tu Espíritu.

Y que unidos a Él sigamos el camino que
Tú nos has señalado esforzándonos en 
vivir en verdad, justicia y paz. Amén.

domingo, 10 de marzo de 2013

ORACIÓN POR EL CÓNCLAVE







Jesús, Camino, Verdad y Vida,
junto con María, Madre de la Iglesia,
te imploramos:

Envía tu Espíritu Santo
sobre los pastores reunidos
junto a la tumba del Apóstol Pedro,
Manifiesta a ellos tu voluntad,
para que elijan, con sabiduría y esperanza,
 a quien Tú quieres por Obispo de roma
y pastor común de tu Iglesia.
Concédenos a todos una mirada de fe,
para reconocer en él a tu representante,
seguirlo y colaborar con él
en la misión evangelizadora
de todos los pueblos de la tierra. Amén

sábado, 9 de marzo de 2013

NECESITO VER MIS PECADOS CONTIGO, SEÑOR



Porque uno de los mayores peligros es la conciencia laxa, la costumbre al hábito de pecar considerando que no pasa nada, y que es muy difícil pecar. Considerarme suficiente, justo y bueno. Cosa que no es mala en sí, pero que puede acomodarnos e instalarnos y cegarnos ante muchas cosas que pasan desapercibida ante nuestros ojos.

Es bueno, a pesar de que el mantel esté limpio, mirarlo bien y detenidamente, porque cuando la limpieza destaca, será más difícil ver las manchas pequeñas, y con el tiempo esas machas pequeñas pueden crecer y ensuciar considerablemente el mantel.

Por eso, la humildad del publicano debe ser nuestra mirada, debe ser nuestra compañera de viaje, y debe ser el antídoto contra todos los peligros que el camino nos depara. Porque siendo humilde, siempre estaremos necesitados de fortalecernos, de implorar perdón y de vislumbrar las pequeñas manchas, que no por pequeñas dejan de ser peligrosas, que nos puedan estropear nuestra blancura interior.

viernes, 8 de marzo de 2013

NECESITO REZAR



Todos queremos ser como aquel samaritano que atendió al judío tirado y mal herido en el camino. Todos sentimos que debemos ayudar a desvalido y necesitado. Y todos estamos dispuesto a hacerlo, pero no a cualquier precio. Ahí entra en juego nuestra ambición, nuestro ego personal y nuestras apetencias e intereses.

Ese fue el problema del sacerdote y el levita, pero no el del samaritano. Mientras unos tuvieron encuentra sus intereses, comodidades y apetencias, el otro abandono sus prejuicios, sus intereses y decidió que lo primero era ayudar a aquella persona, antes que un samaritano, y prestarle toda su atención y apoyo. Incluso compartió de la suyo preocupándose por su salud.

Jesús deja claro que nuestro prójimo no tiene rostro, ni color, ni bandera. Es todo aquella persona que, por ser persona, es hija de Dios y hermana nuestra. Y claro, el problema, lo importante ahora es ver como nos preparamos para vivirlo y realizarlo. Y descubrimos que necesitamos rezar, porque las fuerzas y desprendimientos para llevarlo a cabo no se encuentran en nosotros, sino que tenemos que pedírselas al Señor y dejarnos conducir por el Espíritu Santo.


jueves, 7 de marzo de 2013

SALMO 85





Inclina tu oído, Señor, escúchame,
que soy un pobre desamparado;
protege mi vida, que soy un fiel tuyo;
salva a tu siervo, que confía en ti.

Tú eres mi Dios, piedad de mí, Señor,
que a ti te estoy llamando todo el día;
alegra el alma de tu siervo,
pues levanto mi alma hacia ti;

porque tú, Señor, eres bueno y clemente,
rico en misericordia
con los que te invocan.
Señor, escucha mi oración,
atiende a la voz de mi súplica.

En el día del peligro te llamo,
y tú me escuchas.
No tienes igual entre los dioses, Señor,
ni hay obras como las tuyas.

Todos los pueblos vendrán
a postrarse en tu presencia, Señor;
bendecirán tu nombre:
"Grande eres tú, y haces maravillas;
tú eres el único Dios".

Enséñame, Señor, tu camino,
para que siga tu verdad;
mantén mi corazón entero
en el temor de tu nombre.

Te alabaré de todo corazón, Dios mío;
daré gloria a tu nombre por siempre,
por tu gran piedad para conmigo,
porque me salvaste
del abismo profundo.

Dios mío, unos soberbios
se levantan contra mí,
una banda de insolentes
atenta contra mi vida,
sin tenerte en cuenta a ti.

Pero tú, Señor,
Dios clemente y misericordioso,
lento a la cólera, rico en piedad y leal,
mírame, ten compasión de mí.

Da fuerza a tu siervo,
salva al hijo de tu esclava;
dame una señal propicia,
que la vean mis adversarios
y se avergüencen,
porque tú, Señor,
me ayudas y consuelas.

Gloria al Padre y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre,
Por los siglos de los siglos. Amén.

miércoles, 6 de marzo de 2013

ENSEÑAR VIDA



Jesús nos ha traído la vida, y sus enseñanzas nos transmiten vida, deseos de vivir que se confunden con deseos de verdad. Porque vida y verdad se mezclan en una sola palabra. La vida, cuando es verdadera vida, está apoyada en la verdad. Porque solo la verdad nos hará libre, y solo la vida merece la pena vivirla desde la verdad y la libertad.

Por eso, vida que no esté apoyada en la verdad, no es libre. Y vida encadenada y esclavizada, tampoco es vida. Por eso, solo Aquel que es Camino, Verdad y Vida puede transmitir la verdadera vida. Y es esa vida la que vale la pena vivir.

De tal forma, que para dar vida, hay que transmitir vida. Y solo así se puede enseñar: "transmitiendo vida, verdad y justicia". Por eso, Jesús, no viene a abolir nada, sino a desenterrar la verdadera verdad y vida, para sepultar todo aquello que habla de pecado y muerte.

Señor, ilumina nuestras vidas para que, injertadas en Ti, por obra y gracia del Espíritu Santo, seamos capaces de transmitir vida, verdad y justicia.

martes, 5 de marzo de 2013

¿UNA ORACIÓN PASIVA, INDIFERENTE?



Puede ser que eso nos esté ocurriendo. Cada día rezamos, ¿pero nuestra oración está motivada, vivida desde los acontecimientos de la vida, o, simplemente es pura rutina y formulismo? Porque cuando se reza, se pide fuerzas para cambiar eso que nos preocupa y nos amenaza, ya sean problemas o dificultades que hemos de soportar.

También, hay momentos de oración de intersección para cambiar algo que a nosotros está vedado. El ritmo o destino de la naturaleza solo la puedes cambiar Tú, Señor, y eso te pedimos muchas veces. Pero, en muchas otras cosas te pedimos favores que nos corresponden a nosotros cambiar, y, pensamos, que con pedir tenemos. La indiferencia nos puede llevar a creernos que ahí empieza y termina nuestra oración.

Cada oración tiene un compromiso, y si el compromiso no aterriza en la vida, la oración puede evaporarse y confundirse en el aire del mismo cielo. La oración supone frutos, y esos frutos son consecuencias de nuestra acción de cultivar la propia oración. No salen por arte de magia. Sí, necesitan la Gracia, sin ella es como tierra sin agua, pero la Gracia cuenta con nuestra propia tierra, nuestra oración amasada con el estiércol de nuestra vida. Y es ahí donde se producen los frutos que Dios espera.

Hagamos una oración comprometida, cultivada en la tierra de nuestro ser, y abonada con el acontecer diario de nuestra vivencia en Cristo Jesús y guiado por su Espíritu.

lunes, 4 de marzo de 2013

¡SEÑOR!, NO SÉ SI SON BUENOS MIS FRUTOS



Ese es mi problema, y lo que hace mi carga más pesada y difícil de llevarla. Porque siento la debilidad de mis pecados, y me fallan las fuerzas de mi entrega y generosidad. Sí, no estoy satisfecho con mi cosecha, ni tampoco con los frutos que ofrezco a mi Señor. Me siento avergozado y temeroso de que el Señor no quede contento con mi ofrenda.

Sin embargo, por otro lado, me siento esperanzado porque creo en su Misericordia, y porque confío en su sabiduría y conocimiento de mis pecados y debilidades. Su venida ha sido para redimirme y sacarme de esta abulia que me martiriza y me ensoberbecer. No vino el Señor para premiarme, sino todo lo contrario, para perdonarme y redimirme. Por eso, me siento, a pesar de mis fracasos, perdonado y salvado.

Pero, así y todo, no puedo permanecer con los brazos cruzados. Quiero fertilizar mi propio árbol, mi particular higuera, y cultivarla a limite de mis posibilidades para sacar de mi tierra infertil lo mejor de sus frutos. Necesito tu agua de Gracia, Señor, para, regada mi tierra, rinda los mejores frutos de mi cosecha en tu Nombre.

domingo, 3 de marzo de 2013

ORACIÓN



"LA PRUEBA: UNA PRO-VOCACIÓN

Jesús, Salvador nuestro,
Tú que eres compasivo
y misericordioso,
perdona nuestra falta
de confianza en Ti
en los momentos de prueba.
Gracias por la infinita paciencia
y ternuraque tienes con nostros,
nos vas cuidando y esperando
 que demos frutos de santidad.
Haz que la prueba sea 
para nosotros
una oportunidad para crecer
y madurar en el amor.
"Bendice alma mía al Señor
y no olvides sus beneficios".

sábado, 2 de marzo de 2013

EN TU PRESENCIA



¡Señor!, como siempre me pongo delante de Ti, porque quiero creer que Tú estás ahí, en el Sagrario. Pero no te siento, ni tampoco te escucho. Yo sé que Tú si me escuchas, pero yo no, a pesar de intentarlo y de empeñarme en ello. Quiero pero no alcanzo a escucharte. Y me da miedo que termine escuchándome a mí mismo, y sea yo mismo quien me pregunte y me conteste.

Es tanto mi empeño en escucharte que a veces creo oírte, pero luego dudo si realmente eres Tú quien me has hablado, o vuelvo a ser yo quien me interpreto. Me confundo y dudo de si eres Tú quién me habla, o soy yo quién me contesto.

Pero, a pesar de todo, quiero creer, y en eso me empeño, y te lo súplico. Dame la capacidad de oírte y de saber entender que quieres que haga.

viernes, 1 de marzo de 2013

¡PADRE!, ENSÉÑAME A ORAR.


 Porque sin saber orar bien, no podré vivir bien. Y vivir bien es vivir en tu presencia, en tu amor y justicia. Por mucho que queramos, dentro de nosotros se esconde el deseo de justicia y de amor, y a pesar de nuestro rechazo, por nuestra humanidad pecadora y débil, estaremos siempre intentando acallar nuestra conciencia con buenos actos que obedecen más a nuestros remordimientos que a nuestro amor.

Pero queremos ser mejores. Todos los hombres aspiran a ser mejores. Rechazan el mal y la injusticia. No basta sino mirar todo el entorno que nos rodean y comprobar que la verdad es el bien común y todo lo que los hombres quieren. Y esa Verdad solo está en Ti, Señor. Dánosla y fortalécenos para que sepamos, injertados en Ti, ser más justos y caritativos.

Señor mío y Dios mío, enséñanos a orar y a escucharte, porque solo contigo y en Ti encontraremos el camino de la felicidad eterna que buscamos.