ÚLTIMAS REFLEXIONES

UN RINCÓN PARA ORAR

↑ Grab this Headline Animator

UN ROSARIO CADA VIERNES

Cada viernes, hora peninsular 09:00, en Canarias a las 08:00, y en cualquier otra parte del mundo la que mejor puedan elegir, nos unimos en el rezo del Rosario (VER AQUÍ) por la unidad de todos los creyentes, por la familia natural, hombre - mujer, por la vida y por la libertad de educación de los hijos.

Desde tu casa, online, desde tu trabajo, desde tu hospital y enfermedad, desde myfeeling, desde todas los colectivos y asociaciones, desde donde quieras que estés, tú también puedes unirte en este clamor al Padre, unidos a María Santisíma, para que el Espíritu Santo nos dé la capacidad y la luz de salvaguardar la vida y los valores morales y naturales que la dignidad de las personas hemos recibido de nuestro Padre Dios

lunes, 30 de septiembre de 2013

CREA EN MÍ, SEÑOR, UN CORAZÓN LIMPIO




Aléjame Señor de querer ser de los primeros, porque en esa lucha te dejaré a Ti a un lado. Cuando lucho por estar arriba paso por encima de muchas cosas que a Ti no te gustan Jesús, porque me obstino en conseguirlas sea como sea. Si no lo hago así probablemente no las conseguiría.

Y yo no quiero luchar sino por parecerme a Ti. Y Tú eres amor, servicio, comprensivo, sin envidia; no presumes ni te engríes; no eres mal educado ni egoísta; no te irritas ni tienes en cuenta el mal que te hacen. Nunca te alegras de las injusticias sino que gozas con la verdad. Me perdonas sin medida y confía en mí sin límites y me aguantas pacientemente sin límites.

Ese es el lugar a donde quiero llegar, "ser como Tú". Por eso, Padre del Cielo, por los méritos de tu Hijo Jesús, concédeme un corazón limpio, sencillo y generoso. Dispuesto a servir sin esperar a ser servido; dispuesto a aceptar la verdad rechazando la mentira. Dispuesto a acoger sin tener en cuenta el d.n.i. u otra forma de pensar. Simplemente dispuesto a amar como Tú nos amas.

domingo, 29 de septiembre de 2013

LÍBERAME DE MIS RIQUEZAS



No se trata simplemente de tener bienes y riquezas, sino de tener un corazón cerrado, egoísta y ambicioso. Jesús tuvo amigos ricos, (Lázaro, José Arimatea, Zaqueo...) y no les reprendió por el hecho de serlo, al contrario mantuvo gran amistad con ellos. Se trata de tener un corazón abierto, generoso y solidario con aquellos que pueden necesitar tu ayuda, y que también la aceptan.

Se trata de ser misericordioso y disponer de tus riquezas, tanto materiales como intelectuales e espirituales en servicio de los demás. Me atrevería a decir también, tu talento bloguero para llegar a los demás y darle ese apoyo, por la Gracia de Dios, que necesitan para levantarse. También puede ser una riqueza que tengas ahí escondida o guardada sin querer compartirla.

Tus riquezas y capacidades de oración, de hacer comunidad, de hacerte presente entre los amigos, de participar y contribuir a que cada día haya menos pobres de espíritu de Dios y también del pan que necesitamos para vivir. Porque en Él todos somos ricos y compartimos según nuestras necesidades.

Pidamos al Padre que nos dé un corazón más solidario, más generoso, pero sobre todo más misericordioso, porque primero se trata de pararnos, ver que le puede hacer falta al hermano, y luego darle lo que le pueda ayudar. El buen samaritano nos marca el camino, y eso queremos pedirte Padre, que nos dé un corazón como el de aquel samaritano.

sábado, 28 de septiembre de 2013

ÁBREME MI CABEZA Y DAME SABIDURÍA, SEÑOR



Necesito entender muchas cosas porque, ¡Tú, Señor, eres tan grande! Dame la sabiduría de entender ese camino de cruz que, para seguirte a Ti, he de recorrer. Dame también la fortaleza de saber recorrerlo con alegría y esperanza. Meteme en la cabeza que detrás de esa aventura vital está tu llamada y la esperanza de esa vida que busco.

No permitas que cambie esa hermosura y maravilla de caminar en y con tu Cruz para mitigar y aligerar mi pequeña cruz. Lléname de la esperanza de vivir para Vivir en la eternidad. Es eso lo único que vale la pena de este mundo. Fortalece mi voluntad para combatir y negar todo aquellos apegos y apetencias que me prometen felicidad y esconden el vacío y la desesperación.

Enséñame a no dejarme convencer por las admiraciones y adulaciones. No son buenas alfombras para ayudar a caminar. Esconden espinas detrás de sus aparentes promesas vacías y falsas. Guíame siempre por el camino de la Verdad, aunque a veces sea tenebroso, dificultoso y sacrificado. Tú estás ahí, donde la Verdad siempre sea abrazada y defendida. Y llegado a Ti, todo se hará luz y gozo.

viernes, 27 de septiembre de 2013

TÚ ERES EL SEÑOR, EL HIJO DE DIOS VIVO



Esa es mi respuesta. Una respuesta que me anima a seguirle y a esforzarme a responderle a esa exigencia de amor que Él me ha dado y me pide que yo también la dé. Porque el amor genera y desprende amor. Sin embargo, me experimento frágil, de barro, propenso a caer y darle la espalda. O a quedarme a dos velas, entre el mundo y Él.

Y sé que eso significa contradicción entre lo que digo y, luego, vivo. Por eso, Señor, aprovechando hoy tu pregunta, quiero suplicarte que aumentes mi fe, que me fortalezcas en una fe viva que no solo hable, sino que también actúe y transmita vida. 

Quiero que mi vivir de cada día sea mis mejores palabras que testifiquen la respuesta a esa pregunta que Tú me has hecho. Quiero Señor, pero no puedo. Por eso recurro a Ti cada día y a cada instante. Son muchos los tropiezos y los fracasos con los que topo en mi camino, y muchas las dificultades para vencerlas y superarlas. Sólo me será imposible. Necesito de Ti Señor.

jueves, 26 de septiembre de 2013

NO NECESITO VERTE SEÑOR



Porque creo en Ti. Te doy las gracias por mantener mi fe y ser perseverante. Te pido con todo mi corazón que me sigas manteniendo y dando la voluntad de perseverar en tu Palabra. No permitas que me aparte y aleje de Ti. Soy débil y experimento mi fragilidad en las tentaciones y apegos de este mundo.

Tú me conoces Señor, y sabes de mí mejor que yo. Dame lo necesario para no dudar ni perderme en el camino. Yo me fío de tu Palabra y de tu Iglesia a la que has dado la misión de transmitirnos tu Mensaje y tu obra. Sé que eres Tú el Hijo de Dios verdadero y me fío de tu Palabra.

Me pregunto que hubiese ocurrido de ser contemporáneo tuyo. Quizás, habiéndote visto, no hubiese creído en Ti llevado por las habladurías de mis contemporáneos. Sobre todo del rey Herodes y otros poderosos de aquella época. Por eso Señor, te doy las gracias por darme la fe de creer sin ver. Me siento muy feliz así y quiero seguir creyendo en Ti.

Por eso quiero ir junto a otros que te siguen como yo. Gracias por tu Iglesia y por tantos grupos de hermanos en la fe que te siguen también. Gracias por el grupo de Blogueros con el Papa, y por el III Encuentro Internacional que estamos a punto de comenzar en Valladolid. Allí, por tu Gracia, trataremos de estar contigo, porque lo que más nos debe motivar e importar es que Tú eres el invitado especial y más importante. Tú no fallas nunca y allí estarás con todos nosotros.

miércoles, 25 de septiembre de 2013

DESAPEGAME DE LO QUE NO ME SIRVE



Hay muchas cosas que nos impiden caminar más ligeros y más libres. Y suelen ser cosas que al final de cuentas no sirven para mucho. Al menos nos son de las más importantes de nuestra vida. Porque merece la pena preguntarse ¿qué cosas valen y merecen la pena en esta vida?

Porque el valor de las cosas estará en función de su rendimiento final. ¿Para qué quiero algo que poco va a durar? Su valor, al menos, sería muy poco, pues estará en función de su duración. Podríamos converger en que lo verdaderamente importante será aquello que es bueno y dura para toda la vida. Como, de la misma manera, lo malo sería lo que hace sufrir y dura para toda la vida.

Hay cosas que siendo dolorosas terminan siendo fantásticas y gozosas. Lo bueno sería que fuesen para siempre. Pues eso es lo que hoy le quiero pedir al Señor, que me de las fuerzas y la sabiduría de buscar aquello que es bueno y dura eternamente. Él nos lo ha prometido y se ha puesto como Principio y Fin: "Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida".

Está claro, busquemos al Señor y dejemos todo lo demás. El que quiera entender que entienda, nos diría Jesús.

martes, 24 de septiembre de 2013

LA MAYOR Y MEJOR REVOLUCIÓN: "HACER TU VOLUNTAD"



No hay revolución más grande que hacer la Voluntad del Padre, porque es ir contra la voluntad de este mundo hedonista, explotados, egoísta, opresor e injusto. Luchar para que el Reino de Dios se haga y venga entre los hombres es luchar contra las injusticias y los abusos de este mundo. 

Es levantar la voz en favor de los pobres, de los explotados, de los marginados, de los excluidos, de las víctimas inocentes asesinadas en el vientre de sus madres, de los esclavizados para las riquezas de otros... Es estar en la punta del iceber y mal mirados por los que dominan el mundo para sus intereses. Es ser un verdadero revolucionario.

Podríamos decir que el cristiano que no es un revolucionario en ese sentido, no es hermano o amigo de Jesús, porque Jesús fue fundamentalmente un revolucionario del Amor del Padre. Y eso vino a revelar y enseñar, con su Vida y Palabra a los hombres.

Pidámosle al Señor la Gracia de estar entre sus hermanos y amigos, y la fortaleza de vivir la oración del Padre nuestro como unos auténticos revolucionarios del amor. Del amor que significa hacer la Voluntad del Padre.

lunes, 23 de septiembre de 2013

ACTUAR SIEMPRE EN LA VERDAD



Es lo que más deseo, vivir en la verdad, porque como nos dice hoy Jesús, y su Palabra es de Vida Eterna, la verdad siempre saldrá a relucir. De nada vale esconderla y ocultarla a la luz porque todo se sabrá. Por eso, Señor, dame la fortaleza y la virtud de actuar siempre en la verdad y la sinceridad aunque me ocasione dolor y sufrimientos.

Ayúdame a descubrir mi corazón y derramar luz verdadera que alumbre y camine en la Verdad según tu Palabra. Dame la sabiduría de no esconder nada que huela a mentira o engaño en perjuicio de otro y mantenme siempre despierto y alerta de saber que Tú siempre me miras y de nada me sirve engañar o actuar en la oscuridad.

Transforma mi corazón débil, humano y pecador en un corazón luminoso, generoso y sincero, para que siempre sea luz de verdad y alumbre el camino para otros.

domingo, 22 de septiembre de 2013

¿QUÉ PUEDO PONER DE MI PARTE?



He recibido lo suficiente para el camino. No sería justo que me pusiese en el camino sin tener los medios para poder avanzar hacia la meta de la felicidad eterna. Si lo estoy es porque he recibido lo suficiente para encontrar la forma de dar los pasos suficiente hasta alcanzar la meta. Dios no es un Padre que abandona o nos deja solo. Siempre acompaña.

Otra cosa es que esté dispuesto a darlos, y que quiera darlos. Puedo, pero no solo. Creerme que puedo hacerlo solo puede ser una trampa, y una trampa de difícil salida. Nuestra soberbia y orgullo serán muros infranqueables que nos impedirán avanzar. Necesito usar el traje de la humildad. Se hace necesario y lo tengo al alcance de mi mano. Sólo necesito dejármelo poner. 

Por eso soy libre, me ha hecho libre y soy yo quien tengo que decidir. Sólo me perderé, pero en Manos del Espíritu podré encontrar el camino verdadero. Lo tengo a mi disposición. Sólo tengo que llamarlo y abrirle las puertas de mi corazón. Ayúdanos Padre nuestro.

Quiero, en compañía de todos los que entramos en este humilde rincón, pedirte Señor la fuerza y voluntad de dejarme guíar y conducir por el Espíritu Santo. Tú nos lo has enviado para asistirnos y fortalecernos en la lucha diaria de cada día, para superar las adversidades y las tentaciones de un mundo hedonista y cómodo. 

Danos la inquietud de preocuparnos por los más pobres, por los que sufren y lo pasan mal, y el gozo de encontrar la paz en el servicio y la disponibilidad por hacerles bien.

sábado, 21 de septiembre de 2013

SÉ QUE ME TIENES ENTRE TUS ELEGIDOS



Porque has elegido a todos los hombres. Tú los has creados por amor y por amor has enviado a tu Hijo para ofrecernos la salvación eterna. Yo, uno entre tantos, también he sido creado por Ti. Llamado por Ti para gozar de esa vida eterna, pero quizás me resisto a responderte como Tú quieres, sin condiciones.

Y yo quiero decirte un "Sí" total y sin condiciones. Como Tú me lo has dado a mí. Padre del Cielo querido, del que he recibido todo. Te doy gracias por lo que soy, por lo que tengo y por todo lo que hagas y harás por mí. Porque sé que aquello que Tú me das es lo mejor y más bueno para mí.

Pero dame voluntad y fortaleza para saber soportarlo. Porque sé que descubrir el amor, del que Tú has llenado mi corazón, supone dolor y sacrificios. Y eso sin tu Gracia no podré superarlo. Dame la constancia y perseverancia en alimentarme con tu Cuerpo y tu Sangre, y no permitas que mis apegos y debilidades me puedan arrastrar al sin sentido y el vacío.

No quiero lo que este mundo me ofrece, por mucho que, aparentemente, luzca como una estrella llena de luz y felicidad, porque sé que detrás se encuentra el camino de la perdición, del egoísmo y de la mentira. Quiero tu Palabra y tu Vida, Señor, porque sólo Tú tienes Palabra de Vida Eterna.

viernes, 20 de septiembre de 2013

SI VIVES, PROCLAMAS



No puedes proclamar sin tu mensaje solo es de palabra, porque la palabra cuando no está apoyada y acompañada por la vida, miente. Y la mentira, tarde o temprano, sale a la luz. Por otro lado, sólo aquello que se transmite de vida y palabra es lo que llega y convence, y mueve a hacer lo mismo.

Posiblemente, Jesús hace milagros por esta razón, porque viene a salvar, a dar vida, y sana tanto la vida corporal como la espiritual. La más difícil de ver y por los que muchos no creen. Necesitan despertar y comprender que quien tiene poder para sanar al paralítico, también podrá, con más razón, perdonar los pecados y sanar el alma.

Hoy Señor, te pedimos que nos des esa sabiduría de comprender que Tú eres el Hijo de Dios Vivo, el que quitas los pecados del mundo y nos das vida eterna en el gozo de permanecer en la presencia del Padre. Y, viviendo esa verdad, sepamos proclamarla y transmitirla de palabra y vida.

jueves, 19 de septiembre de 2013

NECESITO PERDONAR



Perdón y amor son dos palabras que van unidas. No significan lo mismo, pero sí se necesitan la una a la otra, pues sin amor no hay perdón, y sin perdón no hay amor. Es evidente quien más es perdonado, más amará. De tal forma hemos sido perdonados nosotros, con mucho amor por parte de nuestro Padre Dios, pues nos han sido perdonados todos nuestros pecados.

E incluso, nos sigue perdonando a cada instante, porque somos pecadores de cada día y cada momento. Nuestra débil humanidad necesita ser perdonada cada instante, y eso supone mucho amor. ¿Podemos, al menos imaginar, cuanto nos ama nuestro Padre Dios al perdonarnos gratuitamente tanto?

Demos gracias al Señor por revelarnos la Misericordia y el Amor de nuestro Padre, y pidámosle las fuerzas necesarias en el Espíritu Santo para también así, sin medida, podamos perdonar nosotros.

miércoles, 18 de septiembre de 2013

LÍMPIAME SEÑOR DE MIS JUICIOS IDEOLÓGICOS



Porque muchas veces busco mi ideología, mi forma de entender la vida y las cosas desde mis apegos y apetencias, y no te busco a Ti. Escondido y disfrazado de mí, quiero aparentar que te busco, pero al final me doy cuenta que soy prisionero de mí mismo y de mis principios. Busco mi verdad en tu Verdad, y cuando se desvía mucho de la mía, la rechazo.

Supongo que eso también les pasó a aquellos fariseos y escribas de tu tiempo, Jesús. Pero también nos pasa a nosotros ahora. En el miedo se esconde muchas de esas causas que nos hace actuar así. Por miedo me resisto a no destapar mis oídos ni abrir mi corazón, pues no quiero ver la Verdad tan distanciada de mí verdad. Y nace mis justificaciones que tratan de distorsionar y acomodar tu Verdad a la mía.

Límpiame Señor de tanta ideología falsa, aparente, interesada, impuesta y mentirosa. Así no transmito tu Verdad porque sencillamente no es esa. Y lo que no es, no se puede presentar como lo que es. Tú amas y pacientemente esperas al que te rechaza y busca otras verdades caducas y de barro. Tú nos indicas el camino a pesar de que nosotros, desoyéndote, buscamos otros. 

Siempre en oposición a Ti, pues tu Verdad nos descubre nuestras mentiras y eso nos endurece el corazón. Yo quiero Señor pedirte que nos limpies por dentro y también por fuera y nos des la Gracia de ser dócil a tu Palabra con nuestra vida y testimonio.

martes, 17 de septiembre de 2013

¿EN QUÉ GRUPO ESTOY?



¿Dónde me encuentro? ¿En el grupo de los muertos o de los vivos? Porque podemos vivir pero estar muertos si pensamos que la vida se reduce al tiempo que estemos en este mundo. Eso es lo que les pudo pasar a aquella comitiva que iba camino de enterrar al hijo de  la Viuda de Naím. Y era un joven, por lo que no había vivido mucho tiempo.

Iban sin esperanza, tristes y llorosos. La vida se reduce a eso, a unos cuantos años y nada más. Podemos pensar así, o podemos meternos en el grupo de Jesús. Un grupo alegre aunque haya también dolor y muerte. Pero un grupo alegre porque tiene esperanza y vive este mundo como un paso para alcanzar el verdadero, la vida eterna.

Es un grupo que camina con Jesús, Señor de la vida y la muerte. Un grupo que camina en vida y para la Vida. Sabe que la muerte es paso para la vida, y vive en la esperanza de que en Jesús vivirá eternamente. La diferencia es abismal. Los dos grupos viven, pero mientras unos se resignan a morir, los otros, los del grupo de Jesús viven en la esperanza de vivir.

Pidámosle a Jesús que nos incluya en su grupo, y que nos llene de la esperanza de la vida. De una vida gozosa y eterna.

lunes, 16 de septiembre de 2013

¡SEÑOR, AUMENTA MI FE!



Creo Señor que puedes sanarme, pero me tiembla el pulso mientras espero tu sanación. La tentación de dudar tambalea mi ser y acrecientas mis dudas, pero, a pesar de no ser digno de que vengas a mí, quiero seguir creyendo que lo haces y me salvas.

Aumenta nuestra fe Señor y fortalece nuestro espíritu. Llénanos de esperanza de salvación, pues solo en Ti podemos encontrar el Médico que sana eternamente a todas las almas. Dame perseverancia, constancia y confianza en permanecer en tu presencia esforzándome en vivir para servir y no para servirme o ser servido.

Confío en tu Gracia Señor y permanezco esperándote a pesar de mis indecisiones, debilidades o fracasos. Sé que solo en Ti puedo encontrar la curación que busco, la del cuerpo y la del alma, y en tus Manos me pongo. También, de la mano de tu Iglesia, camino junto a ella, porque en ella encuentro la fuerza de intercesión que me da el vivir amándonos como Tú nos has enseñado.

Aumenta nuestra fe para que fortalecidos en ella podamos demandar tu salvación seguros de que Tú puedes salvarnos Señor.


domingo, 15 de septiembre de 2013

SEÑOR, YO TAMBIÉN QUIERO INVITARTE A COMER



Sí, Señor, quiero estar en tu mesa y comer contigo, porque sé que Tú has venido a salvarme, y yo tengo necesidad de ser salvado. Quiero ser de tu rebaño y dejarme cuidar por Ti. Sé, Señor, que me cuidas, me proteges y te preocupas por mí. Hoy nos lo dice en este hermoso evangelio de este domingo.

Gracias Señor por tanta paciencia, por tanto amor hasta el punto de salir a buscarme por montes y cañadas. Gracias, Dios mío, por esperarme, sin merecerlo, después de dilapidar la fortuna que me diste en herencia. Y no solo esperarme, sino no regañarme. Al contrario, acogerme con gozo y alegría, vestirme y tratarme como un héroe. Darme la gloria de ser tu hijo.

No merezco nada Señor, y me avergüenzo de haberte ofendido. Sólo quiero que me trates como a un siervo, pues no me he portado como un hijo. Señor, me quedo perplejo, anonadado, bobo y con cara de idiota ante tanta Misericorida y Amor. Padre mío, solo puedo decirte desde lo más humilde de mi pobre corazón, gracias.

sábado, 14 de septiembre de 2013

HACIA LA FIESTA PLENA



El camino se nos hace largo. Aunque decimos que la vida es corta, sobre todo cuando peor lo pasamos, se nos hace larga, cansada y pesada. Sería deprimente estar en el camino de esta vida para siempre terminar con una fiesta que se acaba y no nos deja llenos. No soportaríamos el caminar sin esperanzas, ni tampoco el celebrar fiestas efímeras. Buscamos una Fiesta Eterna.

Y ese es el sentido de nuestro caminar. Y vamos juntos, porque juntos es como celebramos. Nadie ha hecho, ni hace una fiesta él solo. Necesita al menos otro para celebrar algo. Y eso es para lo que ha venido Jesús, el Hijo de Dios hecho Hombre, para invitarnos a una fiesta para toda la vida, la única que tiene sentido y merece la pena vivir.

Por eso, todos juntos, caminando juntos, elevemos nuestra plegaria al Dios Padre dándole gracias por la venida de su Hijo Jesús. Porque por, en y con Él, alcanzaremos esa Fiesta Eterna que nos prepara al final del camino.

viernes, 13 de septiembre de 2013

SÁCAME LA VIGA DE MI OJO, SEÑOR



No puedo ver la viga de mi ojo mientras Tú Señor no me la ilumines. Veo las de los demás, pero la o las mías no. Me cuesta incluso pensar que yo tengo una viga y aquel tiene simplemente un brizna. Yo me creo mejor, y quizás esa autosuficiencia es la que me ciega para ver mis vigas.

Dame tu luz y fortaleza Señor para poder sacarme las vigas que obstaculizan mi visión, y poder ver y sacar las briznas de los ojos de otros. No sé que más decirte Señor. Mis palabras son torpes y escasas. Mis inmensas vigas mi cierran mis ojos y sin tu luz nada veo.

Ilumina mi camino y hazme sentir el olor a fiesta y alegría que, aunque no la celebre ni la oiga, espere celebrar algún día, cuando la luz de mis ojos, limpiadas las vigas, se abran y vean la Luz Eterna de los tuyos.

jueves, 12 de septiembre de 2013

LA BATALLA DE CADA DÍA



Esa es la lucha diaria de cada día: "Amar a los que te hacen mal", porque esa es la prueba de que realmente está amando. Amar a los que te aman, ya lo dices Jesús, es lo lógico y natural. Lo hacen todos, cristianos o no cristianos; creyentes o no creyentes. Por el interés que les trae les conviene actuar así.

La cuestión está cuando los intereses son contrarios o no hay intereses; la cuestión es cuando a ese que te hace la vida imposible, tú tienes que intentar amarlo, ayudarlo, compartir y darle lo que te pida y puedas. Nadie podrá negarte que verdaderamente estás amando.

Así lo hizo Jesús, ¿no te parece?. De la misma forma lo exige con su propuesta de amor. "Amar como Él nos ama". Y no hay otra forma ni otro camino. Seguirle es emprender la ruta del amor cueste lo que cueste. Cuanto más duela y cueste, más prueba de amor será. Esa es la tan nombrada cruz que tendremos que cargar, pero, mira, Jesús no nos deja solo. Nos acompaña. Él va delante. 

Nosotros solo tenemos que seguirle. Eso sí, agarrados a Él y fortalecidos en Él. Nos ha dejado su alimento: su Cuerpo y su Sangre. Y también su Perdón, la Penitencia. Y un correo abierto a todas horas, sin interrupción, la oración. ¿Te parece bien? Con todo esto tendremos asegurada la victoria.

Pidamos al Señor que no nos volvamos atrás, que mantengamos nuestra confianza y esperanza sin desfallecer alimentados en su Cuerpo y su Sangre. Amén.

miércoles, 11 de septiembre de 2013

LLÉNAME DE TU POBREZA



Sí, porque de que me vale tener y poseer si pierdo lo que más deseo. Ocurre que lo importante es saber qué deseo, porque mientras no lo sepa puedo estar entretenido en cosas aparentemente importantes, pero luego están vacías y huecas por dentro. La importancia de las cosas son directamente proporcional a su duración y gozo, y la experiencia que tenemos es que las cosas del mundo duran y dan poco gozo.

Por lo tanto quiero alcanzar esa dicha eterna de gozo y felicidad. Y lo inmediato es saber quien la vende, y la sorpresa es que no se vende sino se regala. Sorprende, pero no por ser regalada va a ser fácil comprarla. Me costará sudor, sangre y esfuerzo. Y el primer paso empieza por hacerme pobre, que no significa ser pobre materialmente hablando, sino vivir en la pobreza de la humildad y de la justicia.

Vivir desprendido y compartiendo mis riquezas, pero también mis sufrimientos, mis alegrías y dolores, en la esperanza de vivir un día en la eternidad del amor gozoso y feliz. El esfuerzo es tremendo, ¡y tanto!, que solo no podré conseguirlo. Por eso, Padre del Cielo, Tú que lo has propuesto, por amor, en tu Hijo Jesús, dame la Gracia de dejarme conducir en el Espíritu Santo para en sus asistencia y fortaleza poder alcanzarlo.

martes, 10 de septiembre de 2013

CADA PREGUNTA UNA ORACIÓN




Hay muchos interrogantes que se presentan cada día y que no sabemos las respuestas. Cada decisión lleva una reflexión, pues hay que pensar que elección conviene tomar. Los caminos son decisiones tomadas con antelación, pues caminar sin saber a donde lleva es síntoma de no hacer las cosas bien.

Es verdad que en muchas ocasiones conviene caminar tomando el riesgo de no saber con certeza donde nos lleva, pero al menos hay esperanza de conseguir lo imaginado. En el camino de nuestra vida conviene antes de empezar el camino de cada día, hacer oración. Hacer oración con el Padre Dios que nos quiere y espera nuestro regreso.

Tenemos la compañía de Jesús, que nos sirve de guía con su Palabra, y también la asistencia del Espíritu Santo que nos asesora e instruye para el camino. Nunca debemos perder ese contacto y cada día debemos dedicar un espacio de encuentro y oración con el Padre, en el Hijo y el Espíritu Santo.

La Eucaristía sería el alimento que nos dará el ánimo y las fuerzas para avanzar en la buena y única dirección.

lunes, 9 de septiembre de 2013

A VECES CREO QUE YO TAMPOCO VEO



Y es que me pasa lo mismo que esos escribas y fariseos. Sé de tus Palabras y de tus hechos, pero no me mueven a seguirte sin condiciones. Y es, para que negarlo, no soy un seguidor incondicional. Al menos yo me veo así. No sé que pensarás Tú, Señor.

Me pasa como Pablo, que dejo de hacer aquello que pienso debo hacer, y hago lo que no debería. Me vence la pereza, la comodidad, el no querer complicarme ni esforzarme. Sin embargo, no me deja, gracias Señor, la idea de seguirte. Sigo erre que erre, a pesar de mis fracasos, de mis pecados, de mi mal ejemplo.

Sí, Señor, te doy gracias por descubrirme así, pecador, porque es a esos a los que Tú has venido a salvar. Y salvar significa que quieres ayudarnos para que dejemos de serlo. Esa es la lucha. Una lucha diaria que no debemos entablar sin Ti, porque en ella Tú eres indispensable, imprescindible. 

Dame Señor la sabiduría de seguirte aunque mis pasos sean torpes, lentos, indeseables, comodones, perezosos... Yo quiero seguirte y necesito tu ayuda para lograrlo. Me pongo en tus Manos y te pido me llenes de paciencia y fortaleza para permanecer ahí.

domingo, 8 de septiembre de 2013

OPTAR POR TI



Quiero y necesito optar por Ti, Señor, pero soy consciente de que me pesa mucho esa opción, pues estoy encadenado a los apegos y apetencias de este mundo. Cada día la lucha es tremenda e ir contra corriente es duro de lograr. Sólo Tú Señor eres la respuesta a esta esclavitud.

En Ti podemos ser liberados, pero para eso debemos seguir tus pasos. Te pedimos Señor que nos des la fortaleza que necesitamos para emprender el camino. Ese camino que nos lleva a seguirte y a luchar en cada momento por ser tus discípulos.

Tú eres nuestra primera opción, y eso significa que el primer objetivo de nuestra vivir diario es vivir en tu Voluntad, que es también la Voluntad del Padre. Eso nos implica a amar como el Padre nos ama. Amar a la familia, a los amigos, a los hermanos... y también a los enemigos.

Y el amor exige que haya justicia y paz. Seguirte Señor será comprometerme en hacer y luchar por un mundo mejor. Un mundo donde reine la justicia, el amor y la paz. Por eso, junto a Ti y en Ti podremos, siguiendo tus pasos, conseguirlo.

sábado, 7 de septiembre de 2013

EL AMOR SIEMPRE CUMPLE



Todo lo que nace del amor verdadero nace dado, regalado y gratuito. Nunca se impone ni se programa. Sólo se da cuando se necesita. No es una norma ni una ley, y menos cumplimiento. Es simplemente amor. Quisiera pedirte Señor que me hagas amor y me enseñes a vivir no de cumplimientos, sino de tu Amor, pues vivirlo es cumplir tu Voluntad y no la de los hombres.

En nuestro mundo falta amor, y nos limitamos a cumplir sin preocuparnos de amar. Ese es mi problema, y también el de la Iglesia. Necesitamos amarnos al estilo que Tú nos amas, y lo que hacemos es separarnos y separar a otros con nuestro mal testimonio. Es entonces cuando experimentamos la necesidad de Ti, Señor, para poder transformar nuestro corazón de piedra y cerrado al egoísmo en un corazón de carne y abierto a la caridad.

Por eso, una vez más, desde este humilde rincón y unidos en Iglesia, te pedimos que nos enseñes a amar como Tu nos amas. Amén.

viernes, 6 de septiembre de 2013

VIVIR TU VOLUNTAD EN CADA INSTANTE

http://www.yocreo.com/noticiasimg/2011083115563238870d.jpg

Eso es lo que te pido, Señor: "Vivir tu Voluntad en cada instante", porque eso colmará mis deseos y gozos, y me llenará de paz y felicidad. Sé que me es difícil, por no decir imposible, lograrlo con mis solas fuerzas, pero también sé que contigo puedo lograrlo.

En contra, tengo mis debilidades y apegos por mi naturaleza caída. Me descubro pecador e incapaz de merecer tu Gracia, Dios mío, y me siento privilegiado y agradecido por ser foco de tu Amor y de tus debilidades. Gracias por darme fuerza y aliento en el Espíritu de poder decirte, valga la redundancia, gracias.

Experimento que salen de mi boca palabras que no llego a comprender su grandeza ni su alcance. Siento el impulso del Espíritu que me anima y me sostiene, y desata mi lengua, ilumina mi mente y libera mis palabras que parecen brotar desde mi corazón.

Es como si Tú vivieras en mí, y siento miedo por mi pobreza, por mis pecados, por mis miserias, por tanta poca cosa. ¿Cómo puedes quererme tanto, Señor? Jamás lo entenderé, y no me atrevería ni a pensarlo si no fuese promesa de tu Hijo Jesús. 

Señor y Padre nuestro, en Ti espero y pongo todas mis esperanzas y en ti confío. Por eso vivo y camino contra corriente, a pesar de mis tropiezos, debilidades y sufrimiento. Sé que detrás de todo eso estás Tú esperándome y me lleno de gozo y felicidad el saber que llegará el momento de encontrarme entre tus brazos para vivir una vida eterna de gozo y felicidad.

jueves, 5 de septiembre de 2013

¿QUÉ HABLARÍA JESUS?



Hoy el Evangelio empieza diciendo: En aquel tiempo, estaba Jesús a la orilla del lago Genesaret y la gente se agolpaba sobre él para oír la Palabra de Dios, cuando vio dos barcas que estaban a la orilla del lago. Los pescadores habían bajado de ellas, y lavaban las redes. Subiendo a una de las barcas, que era de Simón, le rogó que se alejara un poco de tierra; y, sentándose, enseñaba desde la barca a la muchedumbre.

Y yo me pregunto: ¿Qué habría dicho Jesús? Porque todo lo que enseñaba era escuchado con mucha atención y entusiasmo. Su autoridad y sabiduría maravillaba, y su Palabra era Palabra de Vida Eterna. Por eso, hoy quiero pedirte Señor Jesús, que me enseñes a vivir y cumplir la Voluntad del Padre. Esa Voluntad que Tú has vivido y realizado según Él.

Y esa Voluntad que nos has enseñado para que nosotros también hagamos como Tú. En el Padre nuestro nos lo has descrito muy bien, pero también nos has dado una medida, la misma con la que nosotros vivamos y hagamos con nuestros semejantes. Por eso, Señor, se nos hace el camino muy duro e imposible realizarlo solos. Necesitamos tu Gracia, porque sin Ti nada podemos hacer.

Danos Señor la Gracia de saber y tener la fuerza necesaria de elegir, como Pedro y los demás apóstoles, el camino del verdadero Tesoro que Tú nos trazas cada día.

miércoles, 4 de septiembre de 2013

SEÑOR, SÉ QUE TÚ PUEDES CURARME



Desde este humilde rincón, Señor, elevo mi pobre oración confiado en que Tú puedes liberarme de mi esclavitud y pereza. Las cadenas de mi humanidad me pesan, y no puedo con ellas. Se me hace cuesta arriba seguirte, escucharte y alcanzar el ritmo de tus pasos. Te busco Señor, pero me canso y pierdo la paciencia de seguirte.

Me duele todo mi cuerpo, pero no tanto mi alma. Esa es mi ceguera, que no veo el dolor de mi alma, sino siento el sufrimiento de mi cuerpo. Y Tú, Señor, aunque curas el cuerpo, también, y más importante, es la curación del alma. Porque de nada me vale curar mi cuerpo si dejo enfermar y perder mi alma. Tú me lo has dicho, y yo lo creo.

Por eso, Señor, hoy te pido que cures principalmente mi alma, aunque el dolor de mi cuerpo me desespere y me atormente. Claro, quiero curar también mi sufrimiento, y te lo pido, pero sé que Tú lo tienes en cuenta y lo que permitas debe estar bien. Sólo te pido tu Gracia para soportar lo que mi cruz me exija soportar, tal y como Tú has hecho por cada uno de nosotros.

martes, 3 de septiembre de 2013

NECESITO TU PALABRA



Necesito de Ti Señor, de todo tu ser porque sólo Tú colmas mis ansias de gozo y felicidad. Sin Ti, ¿a dónde voy, Señor? Tú eres el Camino, la Verdad y la Vida. Tú Palabra me abre camino y me señala la meta a dónde ir. Contigo encuentro sentido a mi caminar diario; a mis luchas; a mis dificultades; a mis sufrimientos.

La oscuridad, aunque me confunde y me despista, vuelve a disiparse cuando Tú Palabra se hace voz dentro de mi corazón. Enciendes mi vida y la iluminas, y la sanas de tantas amenazas y adversidades. Tú la diriges, la cuidas, la acompañas y la proteges. ¿Qué sería de mí sin tu Palabra? ¿A dónde iría a buscar luz y paz?

Señor de mi vida, te pido que me des fuerzas para saber vivir y vivenciar en mi vida la Voluntad del Padre como Tú la has vivido y vivenciado durante tu vida aquí con nosotros. Mi condición humana ansía y necesita muchas cosas, cosas materiales, humanas que satisfacen mi ego personal, pero sólo una es importante, tu Palabra, porque sólo ella da Vida Eterna.

lunes, 2 de septiembre de 2013

¡SEÑOR, QUIERO ESTAR ENTRE LOS TUYOS!



Señor, quiero estar entre los tuyos, y sé que para ello tengo que sentir necesidad de Ti. Y esa necesidad pasa por despojarme de todo aquello que me promete, bajo apariencias, felicidad y vida fácil y placentera. Entre otras cosas porque lo bueno cuesta conseguirlo y obtenerlo de forma fácil no es buena señal.

Quiero experimentar la pobreza de todas mis apetencias y el vacío de todos mis gozos efímeros y caducos. Porque sólo en Ti, Señor, puedo conseguir esa fuente de felicidad que salta hasta la vida eterna. Quiero fiarme de Ti y pedirte la liberación de mis esclavitudes, porque sólo en Ti puedo alcanzar la libertad de liberarme de todo aquello que me esclaviza.

Quiero también confiar en tus promesas y aceptar tu humanidad y tu condición de vecino de Nazaret, hijo de José y de no exigirte que me lo demuestres. Me basta tus Palabras y me fío de tus hechos y de lo que dicen otros que has hecho en otros lugares.

Quiero seguirte Señor y te pido que me lleves contigo. Transforma mi corazón apegado a la razón y a las cosas de este mundo para que, liberado, pueda seguirte y llevar el ritmo de tus pasos.

domingo, 1 de septiembre de 2013

NECESITO TU SABIDURÍA, SEÑOR



Necesito tu sabiduría Señor para descubrir los talentos que Tú has dejado bajo mi responsabilidad. Y para una vez descubiertos ponerlos en acción para que rindan y obtengan beneficios para tu Reino. Yo quiero negociarlos, invertirlos, ponerlos a producir y no enterrarlos, pero muchas veces no sé cómo, y otras fracaso.

Creo, humildemente, que alguna vez habré acertado por obra y gracia de la acción del Espíritu, pero soy consciente de las muchas veces que te he fallado, Señor. En la familia, los grupos o comunidad parroquial; con los hijos, la esposa, los amigos... ¡Cuantos talentos mal empleados, enterrados o mal gastados! O incluso reproches, rebeldías o inconformismo de mal agradecido al no aceptar mis limitaciones y la medida de mis talentos.

Dame la paz de saber confiar en Ti; de saber esperar en Ti; de saber conformarme con lo recibido, y de saber aceptar aquello para lo que no he sido llamado. Dame la humildad de entender que todo lo que ocurre en mi vida sea para alabanza y gloria tuya.