ÚLTIMAS REFLEXIONES

UN RINCÓN PARA ORAR

↑ Grab this Headline Animator

jueves, 31 de julio de 2014

QUISIERA SEÑOR ESTAR EN LA RED Y SER ELEGIDO ENTRE LOS BUENOS



Gracias, Señor, por decírmelo y por avisarme. Quisiera estar en esa red, porque sería buena señal estar. Al menos estaría cerca de pertenecer a los tuyos. Claro, la otra cuestión, y más seria e importante, es ser elegido por tus ángeles como pez bueno. Y para eso quiero trabajar desde ahora, porque lo cierto y seguro es que ese momento llegará.

Sin embargo, experimento que hacerlo solo es imposible. Seré elegido entre los malos si me atrevo a nadar yo solo. Quiero y necesito ir de la Mano del Espíritu Santo, el Paráclito enviado por el Padre, para guiarnos y conducirnos a Él. Quiero entrar en esa Red guiado, asistido e injertado en el Espíritu Santo, y, en Él, permanecer tranquilo y en paz hasta ser escogido, por tu Misericordia, no por mis méritos, para gozar de tu presencia eternamente.

Dame Señor la sabiduría y el conocimiento de saber orientarme en el Espíritu Santo y de no perder la estela de su camino, para orientado por su Amor llegar a la Red donde serán elegidos todos aquellos que hayan dado su vida por el esfuerzo de cumplir y vivir en tu Voluntad.

Que esa sea la meta de todos nosotros, peces del mar de este mundo, que anhelamos y buscamos desembarcar en la red de tu pesca y ser tomado como peces buenos. Amén.

miércoles, 30 de julio de 2014

UN TESORO POR HERENCIA



Nadie ha quedado desheredado, porque los que están huerfanos y excluidos también tienen escondido en lo más profundo de sus corazones la herencia de ser hijos de Dios y el tesoro de compartir su Gloria con Él, por los méritos de su Hijo Jesús.

La cuestión es descubrirlo y buscarlo porque no hay dicha mayor que encontrar el Tesoro escondido. Un Tesoro que colma todas nuestras aspiraciones y nos da la Felicidad y la Vida eterna. Sin embargo, no debemos perder de vista que buscarlo solo es misión harto difícil e imposible para nosotros, por lo que tenemos que dejarnos asistir y guiar por la acción del Espíritu Santo.

En Él y por Él descubriremos el Tesoro que esconde nuestro corazón y, una vez encontrado, dejaremos todos los demás tesoro que, siendo en apariencias hermosos, son simplemente caduco, falsos y vacíos, porque no esconden sino perdición y sin sentido. Ocurre que somos proclives a dejarnos engañar por lo fácil que no nos exige esfuerzo. Preferimos la puerta ancha y tememos pasar por la estrecha. Pero es, ciertamente la estrecha, la que nos conviene y nos señala la ruta donde se encuentra el verdadero Tesoro.

Te pedimos, Señor, que nos llenes de sabiduría y fortaleza para que, asistidos por el Espíritu Santo, sepamos en todo momento seguir los impulsos y acciones del Espíritu para encontrar ese Tesoro que Tú, Señor, nos ofrece de parte de tu Padre. 

Y, sobre todo, Señor, saber conocerlo y valorarlo, porque ocurre que lo tenemos dentro de nosotros mismos y se nos escapa a nuestra vista. Buscamos afuera lo que está dentro de nuestro corazón. Amén

martes, 29 de julio de 2014

POR EL CAMINO CONTRARIO



Sin darnos cuenta, porque entonces seríamos idiotas, caminamos en busca del gozo y la felicidad por caminos contrario al verdadero. Porque, quieras o no, sólo hay un camino para encontrar el verdadero Tesoro y ese se esconde dentro de nuestro corazón, que nos empuja a buscarlo en la felicidad, el gozo y la eternidad.

Ese camino lo conocía muy bien Marta, que recurrió a Jesús para que resucitara a su hermano Lázaro. Sabía muy bien que la fuente de la Resurrección y la Vida estaba en Jesús, el Hijo de Dios Vivo. Si bien es verdad que la resurrección de Lázaro no fue la eterna sino un testimonio que sirviera para Gloria de Dios en su Hijo Jesús y para conversión de muchos que tuvieron la hermosa posibilidad en su vida de comprobarlo y creer.

Hoy, nosotros, no tenemos menos, porque gozamos de su Palabra de cada día y del testimonio de los apóstoles y amigos de Jesús, tal es el caso de las hermanas Marta y María, que pidieron a Jesús el milagro de la resurrección de su hermano. Y, más aun, su presencia, bajo las especie de pan y vino, real y viva en el Sagrario y celebración de cada Eucaristía, donde puedes acercarte, presentarte cara a cara con Él y tomar fuerza alimentándote de su Cuerpo y Sangre.

Gracias, Señor, por tu Alimento y tu presencia; gracias, Señor, por la vida de cada día y por la Vida eterna  en gozo y felicidad prometida junto al Padre. Gracias, Señor, por la fe y por darnos la posibilidad de pedirte que nos la conserves, fortalezcas, aumentes e ilumines para vivirla cada día más según tu Palabra. Amén.

lunes, 28 de julio de 2014

CUANDO TU LEVADURA NO SE VE



En muchos momentos de tu camino has pensado parar, parar y dejar de caminar. De caminar en el sentido y dirección que ibas, y optar, al menos lo deseas, por tomar un rumbo diferente y sin mediaciones. Te preguntas quién eres, y te respondes que quieres ser. Y piensas que ser tú es seguir según tus apetencias y deseos. Te pareces que has estado manejado/a y crees que ha llegado la hora de caminar por ti mismo.

Hay muchas personas que se sienten utilizadas y manejadas. Son aquellos que piensan que seguir a Jesús es un camino de cumplimientos, normas y preceptos. Y, ¡claro!, se sienten dirigidos y controlados. E incluso llegan a pensar que no son ellos mismos. No hace mucho se lo oí comentar a una persona en un programa de la tele. Se hace necesario aclarar criterios y formarse para entender el verdadero sentido de libertad.

Cuando tú buscas el bien, y el bien nace en el amor, entregado gratuito, libre y como servicio, te sientes libre a pesar de las renuncias y sacrificios que haces, porque sólo buscas el bien de la persona amada. Así te ama Jesús. El Señor busca nuestro bien, y nos ama hasta la locura de dar su Vida por nosotros. 

Cuando somos capaces de descubrir ese Amor, nace en nosotros un deseo de corresponderle de la misma forma. Es decir, gratuitamente, libremente y por amor. Es descubrir ese Tesoro aludido en el Evangelio del domingo que, encontrado, vendemos todo para comprarlo. Y lo haces libremente y gozosamente, porque sentirte amado y amar es la única Verdad de tu vida. Y la Verdad te hará libre. Entonces tu vida hecha levadura, aunque pequeña y pobre, fermentará la masa de la vida que te ha tocado vivir.

Pidamos al Señor que nuestra vida sea esa levadura invisible que, siendo pequeña e invisible, fermente la masa de nuestro ambiente y de nuestro entorno. Amén.

domingo, 27 de julio de 2014

SÓLO VALE LO QUE ES ETERNO EN PLENITUD DE GOZO Y FELICIDAD



Si hay algo seguro es que todos buscamos la felicidad. Y la buscamos porque ser feliz colma todo nuestro gozo y nos llena plenamente. De modo que si no soy feliz estaré triste, amargado y seré infeliz. Pero, ¿dónde está la felicidad? Esa ha sido y será la pregunta que todos los seres humanos nos hacemos a lo largo de toda nuestra vida.

¿Es ese, pues, nuestro tesoro? Sin lugar a duda, ese es nuestro tesoro: "La felicidad eterna". Pero, ¿dónde la buscamos?  Sabemos, por la experiencia de nuestra vida, que la gente busca esa felicidad en el mundo, en las cosas que ofrece este mundo. ¿Y cuáles son? El dinero, el poder, el placer y muchas cosas más que nos satisfacen, nos divierten, pero que nunca nos llenan definitivamente y, siempre, al final nos defraudan y nos dejan vacíos e insatisfechos. Cosas que buscamos fuera de nosotros, lejos de nuestro corazón.

Sin embargo, descubrimos que la verdadera y única felicidad está dentro de nosotros, en nuestro corazón. Y lo hacemos cuando vivimos los impulsos que nuestro corazón libera y derrama por y con amor. Entonces nos volvemos limpios, sencillos, humildes y sinceros, y nos damos con libertad y gratuitamente. Es entonces cuando experimentamos que amamos y que el amor nos hace plenamente feliz.

Y cuando tomamos conciencia de ese Tesoro que llevamos impreso dentro de nosotros mismos, es cuando descubrimos su verdadero valor y nos disponemos a dejarlo todo por seguir sus impulsos y vivirlos de forma intensa y total. Lo inmediato es seguirlo y acercarnos a Él, porque sólo ese Amor nos hará plenamente feliz. Encontrar al Señor que nos revela el Amor del Padre es el Tesoro por el que vale la pena dejarlo todo para no perderlo jamás.

Pero antes tendremos que conocerlo, tomar conciencia de su Amor y descubrir que no hay nada más grande que puede llenarme plenamente y para toda la vida. Pidamos esa Gracia de descubrirlo, pues está muy dentro de nosotros mismos. Amén.

sábado, 26 de julio de 2014

EN CONTACTO PERMANENTE



Cada momento de nuestra vida es una oración, o al menos puede serlo. Y lo es en la medida que nos esforzamos por vivir y actuar según tu Palabra Señor. No es fácil discernir entre lo que está bien o mal. Y menos una vez decidido esforzarnos en llevarlo a cabo. ¡Na es nada fácil!

Y eso nos descubre la necesidad de no caminar solo, y también de abrirnos a la acción del Espíritu Santo. Necesitamos su fuerza y su Gracia para encontrar luz en nuestras decisiones y acertar en nuestras elecciones buscando el bien común y la verdad. Es en ese sentido cuando todo nuestro ser y obrar se convierte en una oración, plegaria y súplica, para vivir y decidir según su Palabra.

Sin Él quedamos a merced del poder del Maligno, y las tentaciones aparentes y falsas de este mundo. Y sólo no podemos vencer, pues estamos sometidos e inclinados a nuestras pasiones y apegos. 

Por eso, Padre, conscientes de nuestras debilidades e impotencia, nos ponemos en tus Manos con la esperanza de que asistidos y llevados por tu Espíritu alcancemos la victoria del trigo de nuestro corazón sobre la cizaña del mundo. Amén.

viernes, 25 de julio de 2014

¡SEÑOR, HAS DADO CON MI PUNTO FLACO!

HOY A LAS 09:00 HORA PENINSULAR, 08:00 HORA CANARIA, REZO DEL SANTO ROSARIO POR LA UNIDA Y DEFENSA DE LA FAMILIA. ÚNETE A LA HORA QUE PUEDAS Y DONDE PUEDAS





Sí, Señor, has dado con mi punto flaco, porque eso es lo que más me cuesta, servir. Y servir libremente y por amor, porque hacerlo por interés queda devaluado. Y agacharme para servir al más pobre, al excluido que nunca podrá pagarme, al necesitado que siempre estará en deuda, al simple e insignificante que siempre habrá que guiarlo, que orientarlo, que estar pendiente de él. ¡Eso Señor, Tú sabes que me es imposible!

Imposible hacerlo por mis propias fuerzas, y posible hacerlo injertado en el Espíritu de Dios, que me asiste, me imprime y vigoriza mi voluntad y me llena del impulso que desborda mi corazón y enciende mi entusiasmo llenándome de amor. Eso también significa que no puedo andar ni un paso sin Ti. Sólo unido a Ti puedo orientarme y ser capaz de amar a tu estilo y entrega.

Señor, me has dejado al descubierto. Sabes de que pata cojeo y me lo has dicho claramente: «Sabéis que los jefes de las naciones las dominan como señores absolutos, y los grandes las oprimen con su poder. No ha de ser así entre vosotros, sino que el que quiera llegar a ser grande entre vosotros, será vuestro servidor, y el que quiera ser el primero entre vosotros, será vuestro esclavo; de la misma manera que el Hijo del hombre no ha venido a ser servido, sino a servir y a dar su vida como rescate por muchos».

Aparta de mí toda vanidad y ambición por ser grande entre los hombres, y dame la humildad de estar siempre a la cola de tu rebaño, no para ser servido, sino dispuesto a entregarme y servir a tu estilo y con amor y por tu Amor. Amén.

jueves, 24 de julio de 2014

CADA DÍA, UN RATO HABLANDO CONTIGO



No podremos conocerlo sin hablar con Él cada día. No podremos sentir deseos de seguirle si no aumenta nuestro conocimiento de su Persona. ¿Cómo vamos a seguir a quién no conocemos? Necesito oración, diálogo, silencios de escucha y paciencia para, abierto a su Palabra, escucharla y aceptarla.

Eso respeto a lo que concierne a mi esfuerzo y por mi parte, pero, ¡no basta sólo con eso! Necesito abrirme y disponerme a la acción del Espíritu Santo, porque mi capacidad no llega a comprender ni entender la Palabra del Señor. Jesús nos lo promete antes de su ascensión a los Cielos. Nos conoce y sabe de nuestra poca capacidad, y nos lo envía para que nos asista y nos enseñe todo lo que nos falta de entender.

Pero nos pone una condición: "Permanecer a su lado, seguirle y abrir nuestros oídos a su Palabra y a sus enseñanzas. Y eso, para nosotros, significa estar en permanente contacto a través de la oración, oración en silencio; oración en la familia; oración en el trabajo; oración en el ocio; oración en y a cada instante de nuestro vivir diario. Porque cuando tratamos de vivir según su Palabra estamos orando.

Y en esa medida iremos conociéndole y ajustando nuestra vida a su Vida. En la escucha atenta a su Palabra y en la visita Eucarística de su Alimento. Sólo así iremos escuchándole, oyéndole, siguiéndole, entendiéndole y esforzándonos en vivir nuestra vida a su estilo y obra.

Pero sobre todo, abiertos a su Gracia, porque sólo en Él, con y por Él seremos capaces de encontrar el camino de seguirle. Pues, Él es el Camino, la Verdad y la Vida.

miércoles, 23 de julio de 2014

INJERTADO EN TU VID SEÑOR



Señor, Tú eres la Vid y yo quiero ser sarmiento. Sarmiento injertado en Ti, pegado y unido a Ti para recibir tu Gracia y tu Alimento diario con el que poder alimentarme y dar frutos. Necesito esa Gracia que me aferre a tus Sacramentos, con los cuales fortalecerme y sostenerme junto a Ti.

No es fácil perseverar ni mantenerse a tu lado. El mundo, ese campo enorme donde Tú nos has plantado, tienes sus peligros. Nos has dado libertad para saber superar los obstáculos del camino, pero sólo con nuestras fuerzas experimentamos que no podemos. ¡Y gracias por nuestras debilidades!, porque en ellas descubrimos la necesidad de caminar sin separarnos de Ti.

Y, también en compañía de tu Madre, ¡nuestra Madre!, con el santo Rosario en la mano, la frecuente confesión, la oración, la escucha atenta a tus indicaciones a través de la Palabra y la Eucaristía, diaria a ser posible, o semanal, conseguiremos sostenernos y perseverar a tu lado. Y no importan las caídas que podamos sufrir, pues nos sabemos queridos y perdonados por tu Inmensa Misericordia.

Porque Tú Señor, no has venido a acusarnos, sino a defendernos y a perdonar nuestros pecados. Y, con tu ayuda, en el Espíritu de Dios, recorrer el camino de nuestra cruz hasta llegar a Ti. Amén.


martes, 22 de julio de 2014

NO IMPORTA TU PECADO, SINO TU ACEPTACIÓN DE PERDÓN



Quizás la mayor dificultad estribe en aceptar el perdón que ser perdonado. Mira, la locura de amor del Señor es tanta que, enviado por el Padre, y aceptada libremente por Él, se entrega totalmente hasta el extremo de dar su propia vida. Una prueba de Amor de estas características supone el perdón, gratuito, asegurado y garantizado. Dependerá más de ti que de la Misericordia del Señor.

El Padre lo ha dado todo. Ha entregado a su Hijo predilecto a una muerte de Cruz para salvarte a ti y a mí. No se puede dar más. ¿O crees que hay algo más? ¡Pues sí, lo hay! A pesar de esa locura de entrega, se queda esperándote pacientemente. ¡Es el escándalo del Amor! Abofeteado, despreciado, mal tratado, injuriado, martirizado y encarnizado, no te recrimina ni te excluye. Es más, ¡te perdona! No se entiende ni se puede entender por nosotros mismos, pues de poder, nuestra actitud sería otra.

Por eso, Señor, dame la Gracia de entender y aceptar tu perdón. Tu perdón ofrecido gratuito, inmerecido por mi parte, y pacientemente cargado de Amor. Ilumina mi corazón para entender que Tú me Amas tal y como soy. Sabías de mí, y sabes también que puedo cambiar si me dejo guiar por Ti.

Señor, quiero abandonarme y darte mi torpe y atribulada mano para que seas Tú quien guíes mi vida. Como María Magdalena me pierdo y no te encuentro, y sólo se me ocurre llorar y compadecerme de mi desgracia. Regalarme tu presencia y enciende en mí la esperanza de saberme perdonado y en actitud de esforzarme en no volver a pecar. Gracias Señor.

lunes, 21 de julio de 2014

VEO Y CREO SEÑOR, PERO TE PIDO QUE AUMENTES MI FE



Me fío de Ti Señor, y creo en tu Palabra y las razones que comprende mi pobre inteligencia me ayudan a ver más claro. Pero, a pesar de ello, el mundo me confunde y amenaza mi débil naturaleza pecadora. Las tentaciones del pecado son hermosas a los ojos pecadores de mi pobre naturaleza humana, y experimento debilidad, seducción y tentación. Y temo Señor caer.

Fortalece mi espíritu y voluntad y dame la sabiduría y la fortaleza que Tú, Señor, tuviste en el desierto frente a las tentaciones del Maligno. Necesito la asistencia del Espíritu Santo para fortalecido en El sostener y resistir las embestidas del Maligno. Pero, también, dame la inocencia y la buena intención de fiarme como u niño se fía de su Padre. No sólo las razones me bastan, porque mi carne es débil, sino que también necesito la Gracia de tu Amor para perseverar y rechazar las embestidas de la cizaña que ataca mi buena semilla.

Señor, dame la sabiduría de saber cultivar esa buena semilla que Tú has plantado en mi corazón, y riégala con el agua de tu Gracia para que permanezca firme, enraizada a la tierra y firme hasta que Tú llegues y la separes de la mala cizaña, que la amenaza con ahogarla y secarla.

Allana mi corazón y límpialo de la complejidad de buscar razones y obstáculos, seducidos por el diablo, para rechazarte y alejarme de Ti. Amén.

domingo, 20 de julio de 2014

TIERRA DE LOBOS



Todos sabemos que atravesar lugares salvajes donde habitan lobos u otros depredadores y que buscan como saciar su hambre, son lugares difíciles de recorrer y menos subsistir. La vida está en constante peligro y en cualquier instante puedes convertirte en la comida de otro.

Se nos hace difícil extrapolar y comparar ese mundo salvaje con este otro mundo donde vivimos. Pensamos, a bote pronto, que nuestro mundo civilizado es un mundo garantizado, donde podemos vivir en paz. Pero no es así, a poco que profundizamos, encontramos que vivimos en una tierra de lobos tan peligrosa como la de esa selva incontrolada y salvaje. Hay lobos más difíciles de vencer, porque son lobos inteligentes que razonan y meditan sus ataques y defensas.

El hombre se ha convertido en el depredador más grande y peligroso. Sólo conocer los datos estadísticos de los millones de niños asesinados y condenados a muerte en el mismo vientre de sus madres asusta. Las injusticias y explotaciones que sufren los más desfavorecidos, los excluidos, los pobres y desamparados son alarmantes. Un mundo donde se mata. Ahora mismo está ocurriendo en muchos lugares, por ejemplo Gaza. Y donde los más débiles, los niños, ancianos y pobres son siempre los más sufridos y desfavorecidos.

La cizaña crece junto a la semilla. El mal contra el bien. Sabemos que ese es nuestro recorrido, pero sabemos que el Sembrador cuida su siembra y la semilla que permanece pegada a la tierra y se abre al agua de la Gracia de la Palabra que la cultiva, logra crecer, pegarse a la raíz y dar frutos.

Gracias Señor, por tus Palabras. Gracias, Señor, por la esperanza de experimentarte cercano y comprometido en nuestra salvación. Gracias, Señor, por tu promesa de que vendrás y separarás la buena semilla de la mala cizaña, y gracias, Señor, por tu Amor gratuito, incondicional e indigno por nuestra parte de merecer. Gracias, Señor, inmensas gracias por tu Infinita y Eterna Misericordia.

sábado, 19 de julio de 2014

NO, SEÑOR, MIS DERECHOS, SINO LOS QUE TÚ NOS HAS DADO DE PARTE DE TU PADRE



No se trata Señor de lo que a mí me convenga, ni menos de lo que a mí me parezca, porque yo soy egoísta, pecador, y, porbablemente, barreré para mi casa infringiendo los derechos de los demás. Se trata de que vivamos en los derechos y justicia que Tú nos has traído de parte de tu Padre. Porque eso, aunque nosotros no lo comprendamos, son los verdaderos derechos y la verdadera justicia que nos conviene.

Sólo tu Palabra es perfecta, y, por consiguiente, tus derechos y justicia, proclamados a todos los hombres por Ti, son los que nos convienen y los mejores para la convivencia de todos los hombres. Gracias Señor por tu Amor, porque al darnos esos derechos y justicia nos eleva a la dignidad de hijo.

Sólo un Padre así, bueno y bondadoso, cuida de sus hijos de esa forma. Nos protege, nos defiende y nos ofrece compartir tu Gloria como hijos adoptivos hermanados, por sus méritos, a tu Hijo Único y Verdadero Jesúscristo.En Él nos hacemos coherederos de tu Gloria, Padre, por los méritos de su Cruz. Amén.

viernes, 18 de julio de 2014

DISCERNIR SOBRE EL BIEN DEL HOMBRE Y LO QUE NO.

HOY A LAS 09:00 HORA PENINSULAR, 08:00 HORA CANARIA, REZO DEL SANTO ROSARIO POR LA UNIDA Y DEFENSA DE LA FAMILIA. ÚNETE A LA HORA QUE PUEDAS Y DONDE PUEDAS 




Hay cosas que estando en las leyes no están de acuerdo con el sentido común y el propio bien del hombre. Aquella de los judíos sobre el sábado, podía tener algún beneficio escondido para algunos, pero no para el hombre en general. No curar, por ejemplo, porque fuese sábado se cae de maduro que perjudica al hombre y es una mal llamada ley.

Porque todo aquello que no sea en función del hombre y para su bien, por su dignidad de hombre como hijo de Dios, es una ley falsa y mal pensada, o cargada de segundas intenciones que benefician a unos y perjudican a otros. Por encima de la ley está el amor, porque el amor verdadero, aquel que se da, busca siempre el bien del hombre por encima de la ley.

Y es que una ley pierde su identidad de ley cuando su aplicación está contra el bien del hombre. De tal forma que la ley es ley cuando busca, protege y se aplica para el bien del hombre. Todo lo contrario son leyes que esconden beneficios particulares a costa del incumplimiento y sufrimiento de otros. Por eso, Señor, te pedimos luz y sabiduría para entender, discernir y saber aplicar la verdadera ley que dignifica nuestra dignidad de hijos de Dios y coherederos, contigo y por tus méritos, de su Gloria.

Sabemos de nuestros corazones duros, arrastrados por nuestra naturaleza pecadora al mal, al egoísmo, al aplicar leyes injustas buscando nuestras satisfacciones, y a exigir cumplimientos o perdón, escondidos en el interés de nuestros propios beneficios. 

Pero también sabemos de tu Misericordia Infinita  llena de Amor, y de tus deseos de Salvarnos. Y esperanzados en tu perdón, te pedimos Señor que nos abra nuestros corazones para que busquemos leyes justas que concuerden con tu Voluntad y Misericordia. Amén.

jueves, 17 de julio de 2014

¿A DÓNDE IRÍA SI TÚ NO ESTÁS?



Los problemas me agobian y me abaten. No podría soportarlos si Tú, Señor, no estuvieses ahí, junto a mí, y dispuesto a aliviarme y a levantarme de la fatiga y el cansancio. Se me hace imposible de entenderlo sin tu presencia. ¿Qué sería de mí si Tú, Señor, no estuvieses ahí dispuesto a acogerme, a escucharme, a darme fuerzas, a comprenderme, a perdonarme. ¿A dónde iría?

Sólo brotan de mis labios palabras de agradecimiento y de amor. Muchas veces no consigo descansar y me pregunto donde he fallado, porque Tú, Señor no eres sino descanso y paz. Posiblemente, cuando dejo que mi corazón se llene de cosas de este mundo, ambiciones y bienes; poderes y riquezas, y todo aquello que lo contamina, pierdo la paz y sólo la recupero si, amparado y protegido en Ti, Señor, dejo entrar la humildad y la mansedumbre.

Es entonces cuando experimento el gozo de sentirme en paz, y cuando comprendo que sólo en Ti puedo encontrar el descanso y la paz que tanto buscamos inútilmente en las cosas caducas de este mundo. Sí, Señor, Tú eres mi alivio, mi descanso y mi paz.

Por eso, desde estas humildes líneas, aprovecho para pedirte la sabiduría de sabernos invitados a descansar en Ti. Y junto a todos los blogueros y no blogueros, agradecertela, porque sin Tí no sabríamos a dónde ir ni en dónde descansar.

miércoles, 16 de julio de 2014

SÓLO IMPORTA HACER Y VIVIR EN TU VOLUNTAD


No importa el color del cielo, lo que hace el día bonito eres tú cuando vives en la presencia de Dios.



Es verdad que mucha parte del mundo duerme en la ceguera de la ignorancia. Y no me refiero a la ignorancia del conocimiento o de la intelectualidad, sino a la ignorancia de saber que sólo hay un único camino de salvación, y ese único camino es el Señor, el Hijo de Dios Vivo.

Nada importa sino vivir en la Voluntad de Dios, porque sólo en Ella está nuestra salvación. Sin embargo, el mundo se afana en otras cosas que no tienen salida, sino que dejan un vacío existencial que les conduce a la búsqueda de sucedáneos de felicidad, que terminan por degradarlos y conducirlos al precipicio de la vida. Buscar la felicidad en la diversión, la buena comida, el alcohol, las aficiones o hobbies u otros sucedáneos que nos puedan entretener y darnos satisfacciones es tomar el camino equivocado.

Hay un gran peligro. Eso lo experimentan los que padecen azúcar, pues sin darse cuenta y sintiéndose bien, sufren los desvatadores efectos de la azúcar que, lentamente y en el silencio interior de sus cuerpos, los destruye lentamente. Cuando lo advierten no hay remedio. Igual nos ocurre en la vida de salvación. Primero no creemos en ella; segundo, la desechamos como pérdida de tiempo, y tercero creyéndonos bien dirigidos desperdiciamos el tiempo que, llegada nuestra hora, ya no  podemos despertar.

Sólo importa hacer y vivir en tu Voluntad Señor, porque en Ti encontramos las respuestas que buscamos de forma desesperadas en las caducas ofertas que el mundo nos ofrece. Despierta nuestro corazón endurecido y aletargado  por las falsas apariencias de felicidad que este mundo nos ofrece, y llenanos de la sabiduría que sólo tu Amor nos da y nos llena de gozo y felicidad.

Porque sólo aquellos que cumplen la voluntad de tu Padre del cielo, son tus hermanos, hermanas y tu madre (Mt 12,46-50).


martes, 15 de julio de 2014

CUANDO LA TIERRA SE ENDURECE



Señor, Tú sales todos los días a la siembra, y tu Palabra es sembrada en todos los corazones. ¡Qué buena semilla es tu Palabra! Nos habla de igualdad, de justicia, de fraternidad, de paz y de amor. Nos hermana y nos hace hijos tuyos y hermanos de tu Hijo, por lo que somos coherederos con Él de tu Gloria. No hay dicha mayor, ni regalo, ni más grande ni más hermoso.

Pero, muchos no somos capaces de entenderlo, o de descubrirlo. Nos atrae y nos gusta, pero nos quedamos entre dos aguas. Somos tus discípulos en ciertos momentos, pero no lo somos tanto en otros ciertos momentos. Jugamos a dos cartas, una la de la Iglesia y la piedad, y otra la del mundo, mis intereses y mis satisfacciones. Porque no estamos convencido de tu Palabra. Sí, la entendemos, pero a media...

Quizás estemos, como Corozaín o Betsaida, ciegos y sordos por las luces y ruidos del mundo que nos impide ver y oír tus Testimonios y Palabra. Y nuestra respuesta queda a media, una a Ti y otra al diablo. ¡Y no quiero decir que, relajarse, distraerse y divertirse un poco sea malo! ¡Es más, creo que lo necesitamos!, pero cuando el amor de Dios mora dentro de nosotros, sale y se nota hasta para los ciegos. Pero sobre todo contagia.

Porque se percibe y se huele su paz, su cercanía, su bondad, su aroma de buenas intenciones y de rectitud. El amor huele a amor cuando es verdaderamente amor. Si no desprende ese olor, seguramente es que es un amor disfrazado de apariencias, de mentiras o de cierto tufo de inseguridad y de descompromiso. Es un amor enraizado en tierra dura, seca, donde la raíz no profundiza y muere instalada en la rutina de una vida cómoda, sometida, indiferente y resignada a vivir en la mediocridad hasta la hora de vernos arrojados por el precipicio.

¡Oh Señor, danos la capacidad de abrirnos a tu siembra y dejarnos penetrar hasta la profundidad de nuestro corazón para fecundar, morir a la semilla de tu Palabra y dar frutos según tu Voluntad!

lunes, 14 de julio de 2014

LA ELECCIÓN ESTÁ HECHA, PERO EXPERIMENTO DEBILIDAD PARA SEGUIRTE



Esa es la verdadera razón, mi humanidad caída y débil. Porque, sí, Señor, he decidido seguirte hace ya mucho tiempo. Desde mi juventud, quizás con cierta indecisión, me planteé seguirte. Y lo he hecho a trancas y barracas. Unas veces más cerca y otras más lejos, pero siempre con la inquietud de responder a tu llamada y a tus indicaciones.

Sin embargo, experimento fracaso, y suplico perdón y misericordia. Es verdad que mi decisión ahora, ya de mayor, es más firme y decidida, pero sigo experimentando debilidad y tentaciones con las que libro cada día unas enormes batallas. Sé que la guerra está ganada si me mantengo unido a tu Espíritu, pero, por la libertad que me has regalado, don precioso, el esfuerzo de cada día se me hace difícil y duro. Por eso te lo pido a diario en el Padre nuestro: "dame el pan de cada día..."

Y sé con seguridad que ésta es la tónica de mi camino. Una lucha constante de batallas que me llevaran a ganar la guerra de llegar a tu Casa Señor. Pero necesita hacerla contigo. No puedo tomar yo la iniciativa y enfrentarme solo a la batalla. Necesito ir contigo y bien asistido por tu Espíritu. Así no tendré, aunque pase momentos difíciles y de sufrimientos, nada que temer.

Dame constancia y perseverancia para mantener Señor esa lucha de cada día con la Gracia de tu Espíritu, para fortalecido por ella, no sucumbir a las debilidades y tentaciones del camino. Amén.

domingo, 13 de julio de 2014

¡RIEGA MI COSECHA SEÑOR!



Miro para el cielo y barrunto el agua que necesita mi tierra para que los frutos puedan nacer, crecer y madurar. Pero no es sólo agua, también necesita cuidados, buenos abonos y cultivarlos bien. Hay muchos peligros en el tiempo para hacerse fruto: plagas, calor, vientos, enfermedades... ¡Depende de tantos factores que se necesita mucho esfuerzo y perseverancia.

¡Y cuando todo se ha hecho bien, con esmero y atención, resulta que una tormenta de viento o calor arrasa todo y arruina los frutos de la cosecha tan bien atendida! Así resulta mi vida Señor, cuando menos lo espero, el mundo saca su oferta de bienestar, de comodidades, del disfrute fácil y cómodo que me tienta y me invitan a dejarla a merced del viento, del calor y del pecado. Todo el esfuerzo anterior derretido por el placer de unos minutos y malgastado en el derroche de unos frutos pasados y podridos.

¡Riega mi cosecha Señor! No me dejes solo frente a mi propia tierra, porque no soy buen agricultor y, a pesar de mis esfuerzos, lo echo todo a perder en poco tiempo. Necesito tu Gracia, tus consejos, la fortaleza de tu Espíritu para mantenerme firme, pendiente a pie de mi tierra y, permanentemente, abonarla, cultivarla y mimarla con el calor de tu Gracia y tu Amor.

Dame la constancia y perseverancia de salir todos los días al campo de mi huerto para, sin desfallecimiento y con esperanza, cultivarlo con la asistencia de tu Espíritu para que dé los frutos que Tú esperas. Amén.

sábado, 12 de julio de 2014

SIENTO MIEDO, MÁS NO QUIERO SOMETERME A ÉL








Siento miedo a perderte Señor porque soy débil y pecador. Y porque en el camino de este mundo mi propia cruz me pesa mucho y, en muchos momentos, quiero desprenderme de ella quitándomela de encima. Quizás quiero dejarte todo el peso de la carga para Ti y seguir mi camino aliviado, ligero y despreocupado. Sí, Señor, el mundo me tienta y me invita a dejarte atrás y seguirte al ritmo de mis propios egoísmos y satisfacciones.

Siento miedo porque dudo de mí mismo; siento miedo, porque no encuentro las fuerzas suficiente para las renuncias de mis pecados; siento miedo de seguir mi camino sometido y esclavizado despreciando la libertad que Tú me has dado. Sí, Señor, siento miedo de perderte y quiero decírtelo, abrazarte para que tus brazos no me suelten más.

Sé, porque me lo dices a través de tu Iglesia, que me quieres y me esperas loco de Amor. Caminas a mi lado porque hay momentos que oigo tus pasos, y que nada pasa ni se mueve sin tu presencia, mandato o permiso. Sí, Señor, lo sé, pero a pesar de eso tengo miedo.

 Por eso, hoy, postrado ante Ti, Dios mío, te pido que me llenes de valor, de fuerza y sabiduría para sentirme, ante la tribulación y el miedo, inundado de fuerza y de amor para superar las adversidades del camino. Amén.

viernes, 11 de julio de 2014

UNA BATALLA CADA DÍA

HOY A LAS 09:00 HORA PENINSULAR, 08:00 HORA CANARIA, REZO DEL SANTO ROSARIO POR LA UNIDA Y DEFENSA DE LA FAMILIA. ÚNETE A LA HORA QUE PUEDAS Y DONDE PUEDAS 




El camino está lleno de peligros, y eso no nos debe desanimar, sino al contrario, nos descubre un valor inmenso e infinito que esconde el Tesoro más preciado, porque escrito está en nuestro corazón que lo que vale, cuesta. Y no cabe ninguna duda que, en la medida de las dificultades, redundará el valor de lo perseguido.

Y lo que Jesús nos promete es el Tesoro que todo hombre busca y persigue: "La dicha eterna". ¿Quién no quiere vivir eternamente rodeado de felicidad y gozo? ¡Sería de idiota y necio decir que no! Pues quien no lo crea así sólo tiene que pensar un poco y escarbar dentro de su corazón para descubrir ese sentimiento profundo escrito con letras de verdadero amor.

Por eso, a corazón abierto, suplico al Padre del Cielo, en Nombre de su Hijo Jesús, Verdadero Dios y Verdadero Hombre, que, a pesar de los peligros que tenemos que recorrer, no olvidemos que no vamos solos ni desprotegidos. Contamos con la presencia del Espíritu de Dios que nos asiste, nos da fuerza y valor para dirimir la batalla de cada día con espíritu renovado y lleno de su Gracia.

Y nos experimentamos vencedores, triunfadores, porque a pesar de nuestros aparentes fracasos, estamos sostenidos por la Misericordia de Dios y con su Amor todo lo podemos enderezar. El pecado, que nos somete, está vencido por la Gracia de Dios, y en Él permaneceremos firmes y fieles a su Palabra.

Por todo ello, peregrinando en medio de lobos, y conscientes del peligro, ¡Padre!, vamos confiado en tu Palabra y seguros de tu promesa camino, como el prodigo, hacia tu Casa. Amén.

jueves, 10 de julio de 2014

ASUSTADO POR TANTA RESPONSABILIDAD



Era pequeño, recién nacidos. En mi caso catorce o diecinueve días cuando fui bautizado. No sabía la gran responsabilidad que contraía contigo Señor. Sí, fueron mis padres, pero ellos, como ocurre con casi todos los de hoy, no saben a qué se comprometen. Por el Bautismo he sido revestido de sacerdote, profeta y rey, y también he recibido la Gracia del Espíritu Santo para vencer los efectos del pecado original.

Estoy dotado y armado, por la Gracia de Dios, para la lucha contra el mal, y con la garantía de vencer sin lugar a duda. Pero, la ignorancia, la poca fe y la apetencia del camino fácil nos pierden y nos hace dudar y, sin darnos cuenta, caemos en los dominios del demonio que nos somete y nos esclaviza. 

Eso me asusta, Señor. Experimento miedo de no ser capaz de responder a tu Gracia y de no creer que pueda vencer las tentaciones del demonio. Empiezo, en la medida que he crecido a sentir la presencia en mi corazón del hombre viejo que soy, tentado y lleno de debilidades, de apetencias y falsas promesas de gozo y felicidad. Necesito tenerte cerca y tocarte, experimentarte y sentir tu presencia dentro de mí.

No dejes que, llevado por las falsas corrientes de este mundo, deje ni un día de visitarte, de escuchar tu Palabra y de comer tu Cuerpo. Me sé indigno de ello, pero sólo puedo ofrecerte mi voluntad de estar allí suplicándote misericordia y aguardando que tu Gracia, por tu Amor y Misericordia, me llene de tu Espíritu para que pueda proclamar tu Mensaje a todos aquellos que lo quieran recibir.

Inúndame, Señor, de tu Perseverancia y de tu Amor para, por tu Gracia y la acción de tu Espíritu llevarte a cuantos corazones se abren a la acción de tu Palabra.

miércoles, 9 de julio de 2014

TU PODER SEÑOR ES ETERNO



Enviaste a tus apóstoles a predicar el Evangelio dándoles poder para expulsar demonios y curar toda clase de enfermedades. Lo hiciste en aquel tiempo, y también lo haces y puedes hacerlo ahora y siempre, porque tu Poder, Señor, es Eterno.

No soy yo nadie para cuestionar tu Voluntad, ¡Dios mío, líbrame de esa tentación! Hoy hay muchos discípulos del siglo XXI que te siguen y manifiestan esos poderes que Tú, igual que con tus apóstoles, les has dado. Tu Espíritu se manifiesta en quien quiere y no en quien lo quiere y lo pide. Tú Señor sabes a quien debes elegir para realizar tus obras.

Sólo soy un siervo agradecido, o que lo quiero ser, y aguardo en silencio y pacientemente tu Voluntad. Sólo me atrevo a pedirte en voz baja que me permitas seguirte, continuar acercándome a Ti cada día en la Eucaristía y recibirte bajo la especie de pan. Y de mantener la ilusión de crecer en amor un poquito cada día, porque en la medida que lo haga, seré un poquito más parecido a Ti.

Y haz, Señor, que no me instale y me conforme con lo que soy, sino que, confiado en tu Espíritu y tu Poder, me esfuerce cada día en ser mejor, en estar disponible para servir y en expresarte más mi amor amando a los hombres que Tú pones en mi camino. Amén.

martes, 8 de julio de 2014

EN ESTADO DE EMERGENCIA



Toda nuestra vida debe ser un estado de emergencia. San Agustín decía que no descansaremos hasta llegar a descansar en el Señor. Y esa es la única verdad. Nuestra vida será una constante lucha contra aquel, Satanás, que está interesado en ganarnos para el mundo y perdernos para el Reino de Dios. Y quién no tome conciencia de eso, podrá ganar el mundo, pero se perderá para siempre.

¿Y de qué vale ganar ahora, por unos cuantos años, y perderse para siempre en la eternidad lejos de la presencia de Dios? Da miedo hasta pensarlo porque no estamos capacitados para entenderlo. Sin embargo, sí podemos razonarlo y comprender que eso es lo peor que nos pueda ocurrir. Y depende de nosotros. 

Nadie nos lo puede arrebatar, ni siquiera aquel que tiene poder en este mundo, Satanás, porque somos libres para decidir y contamos con la ayuda necesaria, el Espíritu Santo, e invencible para salir victorioso. La cuestión es que tendremos que estar muy unidos a Él y no apartarnos en ningún momento, pues el demonio aprovecha cualquier resquicio que le dejemos.

No dejemos nunca de hablar, dialogar y suplicarle a nuestro Padre Dios, en nombre de Jesús y en el Espíritu Santo, para que nos fortalezca, nos proteja y envíe obreros a su mies, a fin de que podamos ser dirigidos, bien encaminados y acompañados ante los peligros que el propio demonio nos pueda tender. Y de cubrirnos bajo el manto de nuestra Madre, la Virgen María, pidiéndole su protección ante las tentaciones y peligros de la orgullosa serpiente diabólica que nos amenaza.

En Ella, nuestra Madre, seremos bien guardados y protegidos, pues de Ella vendrá el triunfo que aplastará la cabeza de la serpiente diabólica.

lunes, 7 de julio de 2014

¿CÓMO ES POSIBLE QUE VIENDO U OYENDO ESTOS MILAGROS TE HAYAN CONDENADO, SEÑOR?



Se hace difícil entender como han podido condenarte a muerte en la Cruz. Después de pasar tres años haciendo el bien y sanando a toda persona enferma e incluso resucitando a muertos, no se puede entender cómo te han rechazado e ignorado dándote una muerte de cruz.

Supongo cuanta algarabía se produciría hoy en Arrecife si pasearas por las calles haciendo esos prodigios. Sin embargo, me quedo perplejo como esa admiración no se ve correspondida en el seguimiento y en la fe. Es difícil de digerir ese comportamiento, pero es la realidad que vivimos.

De cualquier forma hoy ocurre lo mismo. Los indiferentes no quieren cambiar. Se sienten muy cómodos tal y como están y les gusta permanecer así. Cualquier novedad o rumor que les descubra y les incomode invitándoles a cambiar su estilo de vida, les supone un esfuerzo al que no están comprometidos aceptar. Tener fe supone cambio de vida y actitudes, y eso siempre molesta e incómoda. Por lo tanto, apetece permanecer instalados entre los ajos y las cebollas y no emprender cambios a la aventura y el riesgo.

Muévenos Señor al ritmo de tu Espíritu y sácanos de la pereza y la instalación de la tierra de Egipto. Danos ligereza en el caminar y suavidad en nuestra carga, que a pesar de ser carga, no sea lo suficiente pesada para no poder transportarla a tierra de salvación. Pero sobre todo, aumenta nuestra fe y danos la sabiduría de depositar en Ti toda nuestra confianza.

Abre mi corazón a la Verdad, Señor, y danos la fe de saber que Tú puedes, en cualquier momento, salvar nuestra vida como hiciste con la hija de ese magistrado o con la mujer hemorroisa. Y no permitas que mis dudas ahoguen mi fe, sino todo lo contrario, que se fortalezca y descanse en tu Amor.

domingo, 6 de julio de 2014

GRACIAS SEÑOR POR TU DESCANSO, PORQUE MI FATIGA ME PUEDE



En muchos momentos del camino, mi corazón sufre la tentación de descansar. Pero un descanso del que no quiere volver a levantarse. Un descanso con olor a huida, a desertar, a continuar el camino a mi ritmo y según mis pasos, y a perder de vista los tuyos Señor. Un descanso donde, al siguiente paso, sean mis ideas las que manden y señalen el camino, y las Tuyas Señor, queden marginadas o para cuando convengan utilizarlas.

Un camino donde mande yo, y tu propuesta quede en un segundo plano. Las cosas claras Señor, ¿qué saco con engañarte? Tú lo sabes todo, y aunque no lo diga o lo comparta con los compañeros de camino, Tú lo sacarás a flote cuando lo creas conveniente. Y siempre eso será lo mejor. 

Por eso lo comparto y lo cuento. Pero también te digo, y Tú también lo sabes, que quiero descansar en Ti. Quiero poner sobre tus hombros, ofrecidos y disponibles por amor, todas mis fatigas, mis tentaciones, mis intenciones de huida, mis desfallecimientos, mis penas y también mis alegrías. Y sólo pensarlo, y dar mis primeros pasos, en hacerlo experimento descanso, fuerzas, paz, sosiego, fortaleza y deseos de seguir el camino a tu lado y contigo.

Sí, Señor, Tú eres mi fortaleza y mi refugio, y en Ti encuentro descanso y paz para, reanimado, seguir la batalla con esperanza. Sé que no acabará la lucha y la fatiga, pero la experimentaré y sufriré de otra forma, a tu estilo, contigo y con la esperanza de saberme vencedor.

Porque llegará el día que estaré delante de tu Casa, y entonces todo cambiará y el descanso eterno llegará. Perdona Señor por atreverme a dudar y ser tan pobre y pecador. Saberme perdonado mueve mis pies y enciende mi corazón a seguir el camino. Amén.

sábado, 5 de julio de 2014

AUMENTA MI GOZO DE EXPERIMENTAR DAR MÁS QUE RECIBIR



No podemos evitar experimentar alegría y felicidad ante el regalo o la dádiva gratuita. Y más cuando es por amor y sin condiciones. Porque de otro modo, de haber algún interés o condiciones, no sería ni gratuita ni por amor.  Sin embargo, descubrimos diferencias cuando nos viene del exterior al interior. Es decir, cuando el regalo nos es dado por uno de afuera, a cuando nos lo dan desde dentro: padres, marido o mujer, hijos...etc.

Igual nos ocurre con nuestro Padre Dios. Llegamos a pensar que tenemos derecho y nos lo merecemos. El hecho de experimentarlo siempre así y nunca faltarnos nos autoengaña, distorsiona nuestra realidad y nos lo hace creer. Incluso llegamos a enfadarnos cuando las cosas no salen o no son como nosotros queremos o pensamos. No obstante, descubrimos lo que hemos recibido cuando experimentamos carencia o falta de algo. ¡Y no digamos nada cuando se despierta la necesidad de algo que necesitamos de forma vital y urgente!

¡Es entonces cuando apreciamos lo que tenemos y hemos recibido! Más, sin lugar a duda, experimentamos que encontramos más gozo y felicidad en dar que en recibir. Eso se constata en la vida diaria. Son los padres verdaderos testigos de esa realidad al experimentar ese gozo y felicidad en la entrega diaria, en y por la familia. 

Pero, también es verdad que la realidad nos ayuda a descubrir que somos humanos y nuestro corazón tiene mucho de piedra y egoísmo. Se endurece en la medida que sus intereses no coinciden con otros intereses; en la medida que sus ideas no son las ideas de los otros. Se endurece cuando su voluntad va por otro camino que la Voluntad de Dios. 

Entonces descubrimos que necesitamos la Gracia del Espíritu de Dios para doblegar nuestra voluntad endurecida y egoísta que nos somete y esclaviza. Ablanda y suaviza mi corazón, Señor, para que vea el verdadero valor de las cosas, y sepa utilizarlas para amar. Amén.


viernes, 4 de julio de 2014

CON LA ESPERANZA DESPIERTA E ILUSIONADA

HOY A LAS 09:00 HORA PENINSULAR, 08:00 HORA CANARIA, REZO DEL SANTO ROSARIO POR LA UNIDA Y DEFENSA DE LA FAMILIA. ÚNETE A LA HORA QUE PUEDAS Y DONDE PUEDAS 




¿Quién sabe? Igual has recibido una llamada y no lo has advertido. No debes preocuparte, porque muchos necesitamos, no una, sino varias llamadas para despertar. Somos enfermos, el Señor lo sabe y nos cuida con mucha paciencia y misericordia. De otra forma estaríamos perdidos y sin ninguna esperanza.

He cometido muchas imprudencias en mi vida, y ahora, después de mucho tiempo, empiezo a pensar que pudieron ser toques, avisos o llamadas a seguirle. En mi caso particular, lo he compartido en mis vivencias, no procede derramarlo aquí ahora, hay momentos en los que, ahora, después de bastante tiempo descubro la mirada, la llamada y el guiño amoroso para seguirle.

Experimento momentos críticos en mi vida que no entiendo, sino es porque Dios me sostiene para que continúe mi camino tras Él. Sin embargo, mi camino sigue tribulado, bajo la sombras de mi humanidad pecadora y necesitado del Médico que me sane constantemente. 

Sí, Señor, soy uno de esos enfermos que necesita de tu curación. Quiero estar y permanecer a tu lado para ser curado. Curado en el camino de mi vida, pero curado, y eso es lo más importante, para la eternidad y el gozo de estar siempre en tu presencia.

Sálvanos Señor de toda dolencia física, pero más importante, de todo pecado que nos pueda apartar de permanecer contigo toda la Eternidad. Amén.

jueves, 3 de julio de 2014

ME FIO SEÑOR PERO NECESITO TU GRACIA



Quizás no necesite verte Señor, me fío del testimonio de los apóstoles a través de tu Iglesia, y también del testimonio de muchos otros en el tiempo, pero experimento que esa buena intención no me basta, porque mi debilidad es manifiesta y me carne me corrompe y me somete.

El mundo, en el que vivo y convivo, me seduce. Los ambientes están lejos de Ti. No te aceptan y se resisten a tu Palabra. Te excluyen de sus vidas y te toman por tu Palabra de respetarles la libertad. Sus metas es vivir la vida de este mundo y, dominados por Satanás, están ciegos y sumidos en la oscuridad. Ahí me encuentro yo, y me siento solo, débil y arrastrado por esa corriente egoísta y autoengañada que distorsiona la realidad.

Necesito una fe más sólida, más consistente, más cercana, más animada por tu presencia, por tus llagas y costado, por tu Cuerpo y Sangre del cual me alimento cada día. La lucha es constante y a cada instante. Necesito un corazón fuerte que, a la compasión añada fortaleza y equilibrio ante la condena a muerte de tantos niños inocentes en el seno de sus propias madres y por hambre y frío.

Necesito un corazón que aguante el sufrimiento y soporte la impotencia de vivir injusticias sin desesperar ni desfallecer. Un corazón que entienda mis fracasos, mi fragilidad, mi inocencia sin derrotarse ni abandonarse a dejarse llevar por la corriente. Un corazón que, en medio del caos y el desamor, sepa permanecer en el amor y en la esperanza de que Tú estás ahí y acompañas mis pasos.

Aumenta mi fe Señor y dame la Gracia de entregarme por tu amor, y amor a los hombres, según tu Voluntad. Amén.

miércoles, 2 de julio de 2014

AHORA COMPRENDO QUE SIN TI, MI SEÑOR, NADA PUEDO



Mi voluntad me doblega. Mucha razón tenía san Pablo cuando expresaba su lucha diaria contra lo que no quería ni deseaba hacer y lo que al final hacía. Mi voluntad me somete, me domina y me vence. A la hora de elegir ese maravilloso impulso del que has sembrado mi corazón, Señor, mi voluntad se impone y me obliga a mirar a mis intereses egoístas, carnales, materiales... Experimento entonces que soy de barro, que necesito de, no uno cualquiera, sino del mejor Alfarero que me modele y organice mi vida de acuerdo con mis deseos más profundos, de acuerdo con ese compromiso de amor que brota del fondo de mi corazón.

Es mi lucha diaria, mi experiencias de fracasos, mis vergüenzas de no responder a tanta Gracia recibida, mi impotencia de no poder saltar la muralla humana que habita y vive y dispone de mí. Sólo un grito sale de mis entraña. Supongo que parecido al de los apóstoles aquella noche de tempestad. ¡Yo, Señor, también estoy en medio de una gran tempestad que azota mi vida y que amenaza con hundirme! ¡Salvame Señor, y no dejes que me hunda en el mar de mi vida alejándome de Ti!

Ahora, por mi propia experiencia, experimento la necesidad de tenerte a mi lado. Quiero entregarte mi libertad, sería lo más cómodo, pero Tú no quieres eso, sino que luche y la ponga en tus Manos. Vamos, que confíe en Ti. Y eso quiero hacer. Ponerme en tu camino, caminar contigo y confiar ardientemente en tu Palabra, en tu venida, en tu regreso. Fortalece mi esperanza Señor para que mi camino hacia Ti sea cada día más firme, más seguro, más decidido, más confiado y más lleno de amor en los hombres, para así demostrarte mi amor por Ti.

Sé que el camino se hace cruz, pero también sé que Tú lo recorres conmigo, y que lo que tenga que sufrir por amar,  será mi humilde aportación y respuesta a tu Amor. Por eso, camino tranquilo y gozoso porque Tú me esperas en tu Casa. Amén.

martes, 1 de julio de 2014

DESPIERTA MI FE SEÑOR



Aparentemente tu duermes Señor, pero solo en apariencias, porque Tú nunca dejas de vigilar por mi seguridad y mi salvación. Quizás sea yo quien tiene mi fe dormida, y desconfío y desespero en tu presencia y poder. ¿Cómo pensar y temer que contigo y en tu presencia me puede pasar algo?

Calma Señor las tempestades de mi vida, y líbrame de los vientos que amenazan con llevarme de un lado para otro ofreciéndome tesoros y riquezas que sólo son espejismos y apariencias caducas. Y dame la sabiduría de ir siempre en tu barca, porque sólo en ella estaré seguro y salvo de las influencias demoniacas y mundanas.

Mantén despierta mi fe Señor, y, a pesar de los huracanes y tsunami que azotan mi vida, lléname de paciencia y de serenidad para saber sostenerme de tu Palabra y de tu Alimento. Que nunca deje de llamarte y de despertarte si mi barca zozobra y amenaza con hundirse, y que siempre tenga esa confianza de saber que Tú has venido, enviado de tu Padre, para calmar las tempestades y vientos de nuestras vidas.

Señor, me apunto a salir contigo desde esta orilla de mi vida hasta la orilla que Tú me quieres llevar, porque contigo Señor llegaré a cualquier lugar que Tú me propongas. Y lo que Tú propones, Señor, es lo mejor y lo que más me conviene.