ÚLTIMAS REFLEXIONES

UN RINCÓN PARA ORAR

↑ Grab this Headline Animator

martes, 30 de junio de 2015

CONVIENE IR PREPARADOS



A la hora de proyectar una misión nos preparamos convenientemente. Un viaje exige un tiempo para elegir y preparar los objetos y utensilios que necesitamos llevar para el uso de las necesidades durante ese tiempo. Y la vida exigirá una constante y diaria preparación con la que afrontar los obstáculos y adversidades que se nos presentan cada día.

Pero será muy importante conocer, discernir y utilizar lo necesario para el camino, y lo imprescindible para sostenernos firme y no desfallecer. Hay tempestades que nos pueden y para las que necesitamos el auxilio del Espíritu Santo, y sin el cuál no podríamos vencer. El Señor es nuestro guía y nuestro patrón, Él nos salva y nos llena de paz y sosiego. En Él encontramos paz.

Calma, Señor, las tempestades de nuestra vida y las desesperanzas de nuestras inquietudes y ambiciones. Danos la serenidad de saber ser pacientes y de aceptar con obediencia y sabiduría las contrariedades y las embestidas del mar de nuestra vida. Danos la fortaleza de no perder la serenidad en los momentos de confusión y oscuridad. Sabemos las dificultades de la navegación, pero confiamos en Ti, Señor.

Mantén nuestra barca a flote, Señor, a pesar de nuestra mala orientación y nuestro rumbo equivocado. Somos frágiles y débiles, y proclives a perdernos. Sin Ti nuestro rumbo será equivocado y necesitamos de tu Gracia para enderezarlo y orientarnos rectamente.

Danos, Señor, la sabiduría de estar atentos a tus indicaciones y vigilantes a las tempestades que azotan nuestra vida y nunca perder el estar cerca de Ti para suplicarte que nos proteja y nos cuides ante las tormentas que nos amenazan. Amén.

lunes, 29 de junio de 2015

A PESAR DE QUE EL TIEMPO BARRUNTA TEMPESTADES



No son los tiempos propicios, como dirían los futurólogos y magos de la antigüedad. Se avecina el derrumbe y el deterioro de los valores. El humanismo cristiano parece tambalearse y todo se cuestiona. La verdad se pone en duda y entra el relativismo espontáneo según el gusto, las apetencias e intereses de cada uno.

Emergen muchos autodidactas convencidos de poder dirigir el mundo y nacen ideologías por doquier a gusto de todos. Unos proponen decidir sobre la vida; otros se encargan de poner el género a las personas y, supongo que también a los animales. El mundo les pertenece y ha dejado de pasar a manos de algún creador o big bang. 

También los hay que inventan nuevas leyes y derechos, o cumplen lo que les apetece y consideran lícito según ellos. Están diciendo que son ellos la ley y la verdad, y tratan de organizar el mundo e implantar su propia ley natural, la de ellos. Hay muchas tempestades, y tempestades de enormes olas que casi parecen imposibles de salvar. La Barca zozobra y recurrimos a Ti, Señor, ¿dónde estás? ¿Duermes?

Sin embargo, a pesar de este mundo en ebullición y violencia, donde las esperanzas parecen perdidas, la Voz de Jesús resuena en el Evangelio de cada día: «Y vosotros ¿quién decís que soy yo?». Simón Pedro contestó: «Tú eres el Cristo, el Hijo de Dios vivo». Replicando Jesús le dijo: «Bienaventurado eres Simón, hijo de Jonás, porque no te ha revelado esto la carne ni la sangre, sino mi Padre que está en los cielos. Y yo a mi vez te digo que tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella. A ti te daré las llaves del Reino de los Cielos; y lo que ates en la tierra quedará atado en los cielos, y lo que desates en la tierra quedará desatado en los cielos». 

Y renacen las esperanzas porque en Jesús todo se ha cumplido, y su Palabra es Palabra de Vida Eterna. El triunfo será de la Iglesia. Es Palabra de Dios como repetimos cada día en la Eucaristía. Sí, amigos y hermanos en la fe, con Jesús estamos salvados y nada hay que temer.

Pidamos al Señor serenidad, confianza, fe y paciencia para soportar las embestidas de ese mar bravío que nos embiste, pero nunca desesperados, al contrario, serenos, pacientes, alegres y en paz, porque la promesa está hecha y el Señor siempre la cumple. Amén.

domingo, 28 de junio de 2015

SIN LUGAR A DUDA

¿Qué puedes decir ante este hecho?


Se trata de creer o no. No me cansaré de repetirlo, porque la resurrección de la hija de Jairo y la curación de la mujer con flujos de sangre son hechos históricos y no pamplinas. Y ante estas evidencias decidimos creer las que nos interesa y desechar las que no. Es cuestión de creer o no. Eso no significa que respetemos las creencias de todos.

Pensamos que muchos nos autoengañamos y hacemos demagogia de la verdad. Con esto no queremos hacer proselitismo, porque Jesús no lo hizo ni propuso hacerlo. Jesús propone, y nosotros en Él, también proponemos su Mensaje. Ocurre que todo hombre de buena voluntad y buen gusto busca su felicidad, pero quizás la busca por caminos equivocados. La riqueza, el poder, la fama, el placer, la buena vida egoísta y otras son caminos que ya el hombre ha experimentado y continua experimentando.

En base a esa experiencia nos atrevemos a compartir que esos caminos son caminos equivocados. Porque sus resultados no son satisfactorios sino todo lo contrario. Dejan una estela de vacío, de insatisfecho, de remordimientos y perdición. El hombre descubre que cuando más feliz se ha sentido es cuando se ha dado gratuitamente al bien del otro.

Cuando se deja la piel, olvidándose de sí mismo por aliviar al otro, experimenta un gozo inexplicable que perdura y le hace feliz. Entonces descubre que es en el amor donde se encuentra la verdadera y eterna felicidad. Pero un amor de entrega, de renuncia, de olvidarme de mí para darme y entregarme por amor en servicio a los demás.

Se necesita ser humilde, porque ante este hecho no hay palabras. ¿Qué dirías de estar tu presente, o afuera esperando ver salir a la niña por sus propios pies? ¿Hubieses creído en Jesús? Pues piensa que quienes allí estuvieron te lo han transmitido.

Pidamos la Gracia de la fe. La fe que tuvo aquel jefe de la sinagoga, Jairo, y la mujer que padecía flujos de sangre, para que, admirados y postrados ante el Señor, tengamos la fuerza y la confianza de vivir y proclamar su Voluntad. Amén.

sábado, 27 de junio de 2015

ANTE TI, SEÑOR, ME POSTRO CON LA ESPERANZA DE QUE AUMENTES MI FE



No tengo otra súplica en mis labios que la de pedirte, Señor, la fe. La fe que necesito desesperadamente como agua fresca que alivia mi corazón y que alimenta mi alma y me perseverar hacia Ti. Hoy, como el centurión ayer, te suplico que, si quieres, me fe crezca y me dé las fuerzas necesarias para servirte mejor en los hermanos. Para eso te pidió el centurión tu mediación.

Sé que si no la recibo es porque quizás no estoy lo suficientemente preparado. Y eso es mi culpa, mi gran culpa. Tú me conoces mejor que nadie, y sabes los secretos de mi corazón. Sabes de mis capacidades, de mis fuerzas y voluntades, y de lo que soy capaz. Quizás una fe mayor no la podría resistir y acabaría con la poca que pueda tener. Pedro vivió una experiencia de ese tipo cuando te prometió fidelidad y falló. Lloró amargamente.

Tú, Señor, sabes lo que me conviene y también lo que necesito a cada instante, y yo en Ti confío. Permíteme Señor caminar agarrado a Ti y cogido de tu Mano. No sabría donde ir ni qué dirección tomar. Tú eres mi guía, mi norte y mi rumbo. Guíame Señor por el camino de tu amor y aumenta mi fe. Amén.

viernes, 26 de junio de 2015

MI ALEGRÍA NO ES PROPORCIONAL A MI FE

HOY A LAS 09:00 HORA PENINSULAR, 08:00 HORA CANARIA, REZO DEL SANTO ROSARIO POR LA UNIDA Y DEFENSA DE LA FAMILIA. ÚNETE A LA HORA QUE PUEDAS Y DESDE DONDE PUEDAS




No significa que estar alegre es derramar permanentemente sonrisas o dar saltos que expresen tu alegría. Significa que tu presencia irradia serenidad, equilibrio, gozo y paz. Y eso se nota. De la misma forma que cuando alguien tiene un malestar, un simple dolor de cabeza, lo expresa en su rostro.

Tener fe y confianza en el Señor origina gozo y alegría. Ese gozo y alegría a la que nos referíamos antes. Se nota, y si no es así es porque algo no concuerda. O no hay fe o falta la confianza en el Señor. Con el Señor siempre habrá pesca, y siempre la barca estará a salvo. Eso no significa que pueda haber una tormenta que nos asuste, o que hayan unos días de poca pesca. Nuestra fe y confianza estriba en que el Señor sabrá a qué obedece esa tormenta o mala pesca.

También hemos experimentado eso en nuestras propias casas. Algunas veces nuestros padres nos han privado de algún dulce o privilegios. Y nos han invitado a padecer ciertos sacrificios o esfuerzos que no pueden venir bien. Siempre hemos sabido que lo hacen por nuestro bien. ¿Cómo no lo va a hacer también el Señor, nuestro Padre? Él, que es la plenitud de la Bondad, Misericordia y Amor.

Pidamos al Señor con toda confianza, como hizo el leproso, que nos cure y limpie de nuestras lepras. De la lepra de la ambición; de la lepra de la vanidad y la envidia; de la lepra del poder y la riqueza; de la lepra del egoísmo y las apetencias; de la lepra del desamor, la suficiencia e ignorancia. De la lepra del odio que nos impide amar. Amar sobre todo a los enemigos.

Y pidámoslo abriendo nuestros corazones, dejándonos invadir por la fuerza del Espíritu Santo, para que guiados por Él seamos instrumentos que, limpiados del pecado de nuestras lepras, seamos fuentes puras de limpieza, por su Gracia, para otros que andan ciegos y contaminados. Amén.

jueves, 25 de junio de 2015

SENTIR EL AGUIJÓN DEL SACRIFICIO



Todo lo que supone amor esconde sacrificio. No hay amor fácil ni cómodo. En el amor experimentas gozo, pero el gozo de dar y darte por ayudar y aliviar el sufrimiento de otros. Porque el gozo de darte a ti mismo se llama egoísmo. Es bueno que lo que quieras para ti mismo lo desees y quieras también para los otros.

El amor no consiste en una piedad sensible, afectiva, con olor a rosas y canciones. Sí, es parte de eso, pero contiene también, y en grandes dosis, una piedad sacrificada, una piedad de renuncias, de entrega, de obras que dan sentido a la piedad de palabras y sentimientos sensibles y afectivos. Ambas complementan y definen el verdadero amor. El amor con el que nos amó y nos ama Jesús, y el que nos enseñó, con su Vida, a que también lo viviéramos nosotros.

Somos conscientes de la gran dificultad que nos supone amar en ese estilo. Nosotros criaturas imperfectas, apegadas, limitadas y egoístas estamos marcados por el fracaso y el pecado. Nunca podremos vencernos y ser capaces de morir a nosotros mismos. Necesitamos la Gracia del Señor sin la cuál no podemos hacer nada, y necesitamos pedírsela consciente de que nos la dará porque nos quiere y ha entregado a su propio Hijo para salvarnos. ¿Cómo no nos la va a dar?

Pero necesita nuestra colaboración, nuestra perseverancia, nuestro compromiso, nuestro esfuerzo, nuestra lucha, nuestra entrega y nuestra total disposición, apertura  y obediencia a su Gracia. Toma nuestra libertad, Señor, y danos esas cualidades para abrirnos a la acción del Espíritu Santo. Amén.

miércoles, 24 de junio de 2015

PREOCUPADOS POR LA EVANGELIZACIÓN



Hay una frase de san Pablo que dice: ¡Ay de mí si no evangelizara! Porque eso significaría que tampoco has vivido según la Palabra de Dios. Se supone que si vives en Cristo, evangelizas, y si no lo haces es porque te has dedicado a vivir en ti mismo. 

El creyente comprometido se preocupa de responder a su compromiso de Bautismo y se cuestiona si con su vida y palabra proclama ese compromiso. Hoy, el testimonio de Juan el Bautista nos compromete y nos apremia a hacer nosotros lo mismo. Cada cual en la medida de sus posibilidades y según sus circunstancias y la misión que el Espíritu le asigna. Porque todos tenemos una misión que cumplir, ya sea en la familia, en el trabajo, en la misión apostólica, como religioso, seglar, casado, soltero, sacerdote...etc.

Lo verdaderamente importante es que nos descubramos como hijos de Dios y hermanos de los hombres y nos esforcemos en vivir desde y en la verdad según la Palabra de Dios. Todos estamos de acuerdo que si los pueblos tomaran como constitución los diez Mandamientos de la Ley de Dios y los cumplieran, la vida sería diferente y los problemas desaparecerían.

Pidamos eso, que los pueblos descubran que la mejor propuesta es la que nos propone el Señor, la Ley de Dios, que es muy sencilla de comprender, de explicar y de proclamar: "Amar a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como Jesús, nuestro Señor, nos ha enseñado a amar con su ejemplo y vida".

martes, 23 de junio de 2015

A VECES EL CAMINO APRIETA, PERO EL GOZO AUMENTA



Es verdad, nadie puede negar que la tarea es ardua, pero tampoco, si lo pensamos bien, podemos librarnos de las fatigas y sacrificios. El salmo 89 lo expresa muy bien:  "Aunque uno viva setenta años, y el más robusto hasta ochenta, la mayor parte son fatiga inútil, porque pasan aprisa y vuelan".

Por muchos que busquemos y nos afanemos los malos momentos llegarán inevitablemente. Así que, es de buen gusto e inteligente elegir el camino que, a pesar de las fatigas y los trabajos, la esperanza del gozo y de la plenitud está como meta. Y no porque lo hayamos descubierto alguno de nosotros, ni nadie más relevante, sino porque es Palabra de Dios. Palabra que nos ha prometido Jesús, su Hijo Único y Verdadero. Dios y Hombre.

Su Palabra tiene verdadero cumplimiento porque siempre se ha cumplido, hasta en su Resurrección. No hay ni puede haber mayor garantía. El Señor nos ha prometido la plenitud eterna a todos los que creamos en Él y seamos capaces de, injertados en Él, no solos, atrevernos y esforzarnos en pasar por la puerta estrecha. Luego, ¿a qué esperas? No hay mayor seguridad. ¡Lo ha dicho el Señor! El Señor dueño de la Vida y de la Muerte.

Él nos invita a abrirnos a su Gracia y a no malgastarla. A cuidarla y a darla en la misma medida que nos gustaría que a nosotros nos la diesen: "Abriéndonos al Amor de nuestro Padre Dios". Y reservarla de aquellos que la maldicen y la rechazan. Él nos invita a elegir y pasar por la puerta estrecha, la puerta que nos exige renuncias, sacrificios, exigirnos y amarnos. Buscarnos el bien los unos a los otros. Él sabe de las dificultades que nos encontramos en el camino, y nos da el valor, la capacidad, la fuerza y todo lo necesario para que podamos atravesarla.

Pidamos al Padre en el Espíritu Santo que seamos capaces de encontrar ese camino que da a la Vida, y pongamos todo lo de nuestra parte en la confianza que el Padre nos ve y nos dará su Mano para poder atravesarla. Amén.

lunes, 22 de junio de 2015

ENSÉÑAME SEÑOR A DESCUBRIR MIS VIGAS



Lo verdaderamente importante es verte primero ante de juzgar. Es lo mismo que contar hasta diez antes de emitir un juicio o realizar cualquier acción. La reflexión es de vital importancia, pero más a la hora de emitir un juicio se hace necesario verte a ti mismo. Porque en la medida que te veas, reflexionarás sobre los demás. De modo que, si has experimentado las dificultades, las tentaciones y errores que otros han cometido, tú también comprenderás a los demás y tus juicios serán más justos y misericordiosos.

Creo que es lo que el Señor nos quiere decir hoy en el Evangelio. Mirémonos primero nuestras vigas en nuestros propios ojos,  antes de emitir un juicio sobre las motas en los ojos de los otros. Eso hará que nuestros juicios sean más justos y benignos, en lugar de acusadores y condenatorios. No se trata, pues, de callar ante las actuaciones de los demás, sino de reflexionar ante ellas de forma reflexiva, en verdad y justicia desde lo más profundo de nuestro corazón.

Y, sabiendo la dificultad de hacerla por las limitaciones de nuestra humanidad pecadora, te pedimos Padre del Cielo que nos conceda un corazón sabio, paciente y comprensivo para saber entender, comprender y juzgar con buena intención los actos de nuestros hermanos en la fe. Dispuestos a corregir con buena intención y con un corazón limpio, sus desviaciones o errores desde el amor y la humildad. Y alumbrados desde tu Palabra, Señor, centro, referencia y modelo de todo el ser, sentir y obrar de nuestras vidas.

Danos Señor la sabiduría y la caridad de saber corregir y quitar con fraterno amor las motas de los ojos de nuestros hermanos en la fe, limpiando previamente antes las vigas de los nuestros. Porque sólo así podremos ser lámparas que alumbren a los otros, sí, previamente, nos dejamos alumbrar por la Luz que nos viene de Ti, Señor Dios nuestro.

domingo, 21 de junio de 2015

AUMENTA SEÑOR MI CONFIANZA



Son los momentos difíciles los que nos ponen a prueba. Una frase bien conocida y que descubre nuestra verdadera intención es aquella que se refiere al bolsillo. Y es que cuando nos tocan el bolsillo salen a relucir nuestras verdaderas intenciones. De igual forma, sólo nos acordamos de Dios sino cuando la tempestad nos avisa.

Decimos que tenemos confianza, pero nunca podremos probarla hasta que nos pongan a prueba. Y eso ocurre en esos momentos difíciles que todos pasamos algunas veces en nuestra vida. Por eso, Señor, te pido hoy que me aumentes la confianza en Ti. Que nos aumente la confianza en Ti, Señor. Porque queremos creer pero nos traicionan nuestras debilidades humanas.

No entendemos muchas cosas que suceden y que nos hacen dudar. Nos preguntamos por qué dejas que ocurran tantas injusticias y muertes de inocentes. Sabemos que Tú mismo las has padecido hasta sufrir una muerte de Cruz, y sentimos miedos por tantas amenazas y sufrimientos que el camino nos presenta. Muchas veces lo comprendemos, pero otras nos asalta la duda y la desesperanza. Por eso nuestro ruego hoy es la petición de que nos aumente la confianza en tu presencia y tu protección.

Queremos sentir esas palabras que dirigiste a tus discípulos ese día de la tempestad. Queremos sentir tu presencia, porque sintiéndote y experimentándole nos sentimos bien, a gusto y con esperanza. Aunque no podamos evitar el sufrimiento de padecer como te ocurrió a Ti. Porque esa es la prueba de nuestra fe y de nuestra confianza. ¿Cómo podemos demostrarte nuestra confianza y fe si no padecemos las pruebas que dejan y descubren verdaderamente nuestra fe y confianza? Sólo así lo podemos testimoniar y contagiar.

El amor se prueba en los momentos de dificultad y dureza. Y eso es lo que Tú esperas de nosotros. Así lo hiciste con los discípulos provocando que te despertaran asustados. Pensaron que se iban a hundir sin que Tú lo impidieras. 

Señor, danos la fortaleza y la confianza de creer en tu Palabra y confiar en tu Amor. Amén.

sábado, 20 de junio de 2015

EL APEGO QUE CON TU GRACIA QUIERO VENCER



No es ningún secreto, ni tampoco ningún descubrimiento que estamos tocados y heridos por el pecado egoísta de amontonar riquezas y poder. Relacionamos felicidad con mando y poder y  nos convencemos que lo conseguiremos consiguiendo riquezas.

Riquezas materiales e intelectuales ávidas de poder y en las que centramos nuestras vidas ,esforzándonos en amontonar ese tipo de tesoros. Sin embargo, Jesús nos presenta y propone otros planes. Nos invita a pensar de otra manera y a no poner el poder y riqueza como centro de nuestra vida. Él nos ha dado lo necesario para abastecernos de lo que necesitamos, y a no agobiarnos  por tantas cosas que nos sobran y que corresponden a las necesidades de otros.

Señor, danos un corazón humilde, generoso, equitativo y obediente para cumplir tus planes y proyectos. Transforma nuestro corazón egoísta en un corazón abierto a la caridad y al compartir con los más pobres y necesitados. 

Somos conscientes de nuestras limitaciones y pecados, y, sin tu Gracia, Señor, no podremos suavizar nuestro egoísta y endurecido corazón. Por lo tanto, nos ponemos en tus Manos para, liberados por tu Gracia, de las cadenas y esclavitudes de este mundo, purificar nuestros corazones y construir un mundo más solidario y justo donde las riquezas sirvan para repartirse como un bien y beneficio en y para todos. Amén.

viernes, 19 de junio de 2015

ESCLAVIZADOS POR LAS RIQUEZAS

HOY A LAS 09:00 HORA PENINSULAR, 08:00 HORA CANARIA, REZO DEL SANTO ROSARIO POR LA UNIDA Y DEFENSA DE LA FAMILIA. ÚNETE A LA HORA QUE PUEDAS Y DESDE DONDE PUEDAS






Nos resistimos a no amontonar riquezas. Es algo innato que nos tienta y nos atrae. Incluso nos sentimos débiles para someterlos y librarnos de esos apegos e intenciones. Estamos tocados por ese pecado de la avaricia y del egoísmo. Estamos ciegos y vencidos.

Entendemos que ese no es el camino. Y lo entendemos porque experimentamos que cuanto más tenemos, quizás seamos más infelices. La vida se nos complica y se nos llena de más problemas, disgustos e infelicidades. Realmente no somos más felices teniendo más.

Echamos de menos los momentos tranquilos y sin ruidos. Los silencios de paz y sosiego, porque el camino era claro, pues cuando no hay tanto que elegir, las ideas están más claras y decididas. Tanto tener complica más las decisiones y oscurece más el camino. Sólo una cosa es necesaria, y es lo que Dios nos provee y da. Es el fruto de nuestro esfuerzo con lo que tenemos para vivir. 

Pero es que, cuando buscamos que otros trabajen para nosotros, nos llenamos de riqueza, pero nos volvemos más huraños, egoístas y cerrados a compartir. Quizás necesitemos que otros trabajen, pero compartamos el trabajo con ellos, porque hay para todos. Que realmente tengan aquellos que trabajen, pero demosle esa oportunidad. No busquemos tener ni atesorar porque eso al final nos corrompe y se corrompe.

Busquemos el tesoro del cielo que está fabricado con y por amor. Y eso te pedimos Padre del Cielo, que nos des la sabiduría de saber atesorar el verdadero tesoro incorrompible y que dura para siempre.

jueves, 18 de junio de 2015

EL PERDÓN, SERÁ Y SEGUIRÁ SIENDO NUESTRA ASIGNATURA PENDIENTE



No hay otra alternativa al perdón sino la de perdonar. Sin perdón no hay posibilidad ninguna de encontrarnos con el Señor, porque el Señor nos perdona constantemente, sin condiciones y proponiéndonos que nosotros también perdonemos. ¡No a Él, que no necesita nuestro perdón, sino a los hombres, a todos los hombres. Y esa será la marca, la prueba de que no le mentimos cuando le decimos que le amamos y le seguimos.

Por eso, al pedirles sus discípulos que les enseñe a orar, Jesús propone la oración al Padre, donde lo destacado es el amor y santificación al Nombre del Padre, y el amor a todos los hombres sin diferencias de raza, país o cultura. Amor que nos exige perdonar,pues sin perdón no existe amor. Así, nuestro Padre nos ama porque también nos perdona. Un amor que nace de un compromiso con cada uno de sus criaturas. En eso consiste el amor.

Te pedimos Padre del Cielo que nos des un corazón comprometido por amor. Por amor a Ti que nos derive al amor a todos los hombres. Sabemos que para nosotros es imposible. Somos criaturas limitadas, y Tú lo sabes, Señor. Por eso, has enviado a tu Hijo con la misión de señalarnos el Camino, la Verdad y la Vida, y para que, fiándonos en y con Él podamos recorrer ese Camino de Salvación.

Danos Señor esa Gracia que nos capacite para la lucha contra las adversidades y tentaciones de este mundo. Un mundo, demonio y carne que nos amenazan y arrastran a la perdición, al enfrentamiento, al odio, a la lucha, venganza y al pecado. Danos la sabiduría y la paciencia de soportar los obstáculos y peligros que nos salen al paso, y la fe de permanecer siempre fiel y confiados en tu Palabra. Y la perseverancia de sostenernos alimentados en la Eucaristía de tu Espíritu bajo las especies del Pan y Vino. Amén.

miércoles, 17 de junio de 2015

MI PÚBLICO ERES TÚ, SEÑOR.



Se hace difícil escapar a la propia vanidad de presumir y recibir elogios. Nuestro humanidad debilitada por el pecado se siente atraída e inclinada a la irresistible tentación de sentirse halagada y admirada por sus obras. Y, quizás, sin pretenderlo, nos dejamos llevar por esos deseos de apariencias y admiración.

Nuestro corazón, a pesar de esconder buenas intenciones, no resiste los embates del orgullo y la vanidad. En lo más profundo de nuestro ser, descubrimos sentimientos de humildad que nos animan a dejar de aparentar y a mostrarnos sinceros y en la verdad, pero la debilidad que supone la fuerza del pecado nos engulle, nos arrastra y nos somete a querer sobresalir y ser más que los demás. Entonces prima más nuestra ambición y vanidad.

Y eso condiciona nuestras buenas obras, porque, auto engañados, buscamos más el éxito personal que el amor de Dios. Ahí está el peligro, que nuestros actos y buenas obras estén movidas por mi ego personal que por el amor de Dios. Y eso me lleva a procurar e intentar que mis obras sean vistas y sirvan para lucirme y sean centro de admiración.

En primer lugar, perdón, Señor, y en segundo, ten compasión de este humilde siervo, limitado y sometido a las inclinaciones de su mal trecho corazón. Tú, Señor, sabes de mis pecados y mi vanidad, pero también de mi impotencia. Por eso te pido, Señor, que me liberes y me des la capacidad de la humildad, que me ayude a moverme por tu amor y no por mi vanidad.

Tú, Señor, conoces mis ambiciones e intenciones. Y sabes también que yo quiero ser y actuar tal y como Tú me dices y has enseñado. Pero me siento incapaz y atrapado por mis pecados. Dame la sabiduría, la fuerza y la motivación de esconderme a los halagos del publico, y guardarme solo para Ti. Que siempre, Señor, mi verdadero público seas Tú.

martes, 16 de junio de 2015

AMAR A LOS ENEMIGOS ES SUPERIOR A MIS FUERZAS



Negarlo sería irracional y absurdo. El amor a los enemigos es superior a nuestras fuerzas. No se trata de que nuestro corazón no tenga esa capacidad o no esté hecho para amar, incluso a los enemigos. Se trata, y esa es la cuestión, que estamos tocados y heridos de gravedad por el pecado, que nos ciega y nos debilita hasta el punto que nos es imposible amar, incluso también a los amigos. Eso explica las traiciones y envidias.

¡Cuánto más amar a los enemigos! Experimentamos nuestra impotencia ante ese reto, y nos damos cuenta que nos será imposible amar a los enemigos sin ayuda exterior. Y no una ayuda cualquiera, sin la prometida por Jesús, la asistencia del Espíritu Santo, que nos infundirá la fuerza y la capacidad necesarias para suavizar nuestro corazón endurecido por el pecado y transformarlo en un corazón suave, bondadoso y generoso.

Por eso, Señor, consciente de nuestras debilidades, te pedimos humildemente que nos des esa capacidad de amar a los que nos odian, nos violentan, nos persiguen y nos amenazan con la muerte. Te pedimos que tengamos el valor y la fuerza de entregar nuestras vidas antes que ofenderte y negarte. Aprovechamos para pedirte por Asia Bibi, que por mantenerse fiel a Ti está padeciendo y condenada a morir. Dale la fuerza y valor de superar ese sufrimiento.

Y te pedimos por todos los que te seguimos y sentimos miedo e incapacidad para sufrir los padecimientos que tu seguimiento nos ocasiona. Haznos fortaleza de tu amor y revistenos de tu Gracia para, asistidos y fortalecidos en el Espíritu Santo, seamos fortalezas viviente de tu Fe y de tu Gracia. Amén.

lunes, 15 de junio de 2015

EL AMOR GENERA PAZ Y JUSTICIA



La experiencia nos dice que cuando se reconocen los derechos las luchas y enfrentamientos se dan por terminados. Si tú tienes derecho, yo tendré que aceptar y admitir que no lo tengo, y sería injusto que te pisará y quitara tu derecho. Por consiguiente, se hace justicia y se produce paz.

Eso no es sino amar. Porque cuando tú amas estás esforzándote en respetar y hacer justicia con tus derechos y los de los demás. Cuando respetas aceptas el derecho del otro, y es ahí donde termina el tuyo, y viceversa. El amor genera paz y justicia y los pueblos vivirían en paz y convivencia fraterna. Se haría como decíamos ayer el Reino de Dios.

Te pedimos, Señor, la sabiduría de darnos cuenta que el amor es la carta que tenemos todos que jugar. Es la carta que nos abre la puerta de la verdad y la justicia y establece la paz. El amor del que Tú eres referencia y modelo. No hay otro, y nos engañamos cuando buscamos soluciones falsas y engañosas en otros modelos que, aparentemente, parecen pacíficos hasta que les toca el propio bolsillo del poder, la ambición, los privilegios o las riquezas.

Sin Ti, Señor, no sabremos ni podremos amar. Tú nos has enseñado entregando tu Vida por amor, y perdonando a aquellos verdugos que te llevaron a la muerte de Cruz. Tu, en silencio, has aceptado la condena injusta que tus contemporáneos te han infringido. Pero en silencio no significa que te hayas resignado, sino que la has denunciado enarbolando la Palabra de la Verdad sin violencias ni rebeliones.

Nunca has dejado de proclamarla y, en todo momento, sobre todo en los momentos de tu Muerte, les has ofrecido tu perdón. Un perdón que transforma nuestro corazón y nos llama a convertirnos y corresponder amando como Tú. Danos, Señor, tu alimento para que nunca falte el amor en nuestro corazón que nos empuja a ser generoso como Tú quieres. Amén.

domingo, 14 de junio de 2015

ABRIR MI CORAZÓN COMO JARDÍN PARA SER CULTIVADO



No puedo permanecer cerrado a la Palabra de Dios, porque de ser así, el alma de mi tierra quedará seca, agosta e infértil, y no dará frutos. Necesito abrir mi corazón para que el jardín de mi alma quede fertilizado por la Palabra del Señor.

Y eso le pido al Señor desde este humilde rincón para orar. Mi oración se convierte hoy en una plegaria de suplica para que el sembrado de mi corazón quede labrado y cultivado de esa buena semilla que fructifique y dé buenos frutos. 

Pido al Señor que sea Él mi Labrador y me cultive con su Gracia y su Amor. Y abro mi espíritu a la acción del Espíritu Santo pidiéndole que me dé capacidad, valor, sabiduría, paciencia y esperanza  para dejarme trabajar y hundir en mi corazón la azada, a pesar del dolor, que mezcle el estiércol de la miseria de mi vida con la buena tierra de la Gracia, y así poder dar los buenos frutos que el Señor espera de mí.

Sé, Señor, que mis palabras son fáciles, pero experimentarlo y sufrirlo será otra historia. Tú tienes experiencia de eso, has sufrido y desgarrado tu Cuerpo por mis pecados. La mía, mi experiencia es muy pobre y casi inexistente. Te pido perdón porque lo que digo después no lo cumplo. Confío en que Tú, si así es tu Voluntad, me darás la capacidad para soportar lo que consideres necesario para llegar a Ti.

En tus Manos, Dios mío, pongo todas mis esperanzas y me abandono a tu Voluntad.

sábado, 13 de junio de 2015

UNA ORACIÓN CONSTANTE QUE NOS GUÍE EN LA PROCLAMACIÓN DE LA VERDAD



Quizás sea fácil proclamar, y hasta hablar y reflexionar sobre el Evangelio, pero será otra cosa diferente vivir lo proclamado y encarnarlo en tu propia vida. Eso cuesta algo más, y necesita de algo que se nos resiste mucho, el amor.

Sin lugar a duda, hemos sido salvados por amor. El amor del Padre que nunca podremos entender, entre otras cosas porque no lo merecemos. Y sin lugar a duda, no seremos salvados si no somos capaces nosotros de amar también con el mismo estilo que Jesús nos amó y nos ama. Así, el amor es la llave que nos abre la puerta de la salvación. 

No son los cumplimientos, las normas, los preceptos e incluso, ni las oraciones. Nada de eso, simplemente nuestra capacidad de amar. Porque si estamos vivos y con esperanzas  es por la Misericordia y el Amor de Dios, y porque Jesús nos amó con la misma intensidad. Gracias al Amor de Dios estamos vivos y salvados.

Es verdad que los preceptos, el cumplimiento, la obediencia y las oraciones son necesarias y nos sirven para fortalecer nuestra capacidad de amar, porque de no ser así no sirven para nada. El amor es lo principal y, sobre todo, el amor a los enemigos, porque ese amor será el que triunfará y venza, como lo vivió e hizo Jesús, hasta el punto de entregar su Vida a una muerte de Cruz.

Pido al Señor que nos infunda el valor, la sabiduría y la fortaleza de permanecer unidos a Él en el amor, para, por su Gracia, saber y poder amar nosotros también. Amén.

viernes, 12 de junio de 2015

GRACIAS SEÑOR POR TU REDENCIÓN

HOY A LAS 09:00 HORA PENINSULAR, 08:00 HORA CANARIA, REZO DEL SANTO ROSARIO POR LA UNIDA Y DEFENSA DE LA FAMILIA. ÚNETE A LA HORA QUE PUEDAS Y DESDE DONDE PUEDAS




Jesús con su muerte nos ha salvado, porque nos ha demostrado, por decirlo de alguna manera, que su Padre Dios, tiene poder sobre la muerte. Y si el Padre ha Resucitado al Hijo, también nos resucitará a nosotros. 

No se puede pedir más, porque eso supera las expectativas del hombre: "La Vida Eterna junto a la Gloria del Padre". Y lo ha hecho rebajándose a la categoría de Hombre, menos en el pecado, para cercano al hombre sufrir hasta la muerte sin ningún previlegio y por amor.

Jesús acepta el sacrificio de la pasión y muerte para enseñarnos el camino de la redención. Un camino de renuncia, de disponibilidad, de servicio, de humildad, de generosidad, entrega, compresión y amor. Con su vida nos señala el camino de liberación. Un camino contrario a lo pensado por el hombre, sustentado en el poder y la fuerza, por un camino, ofrecido y donado gratuitamente y sin condiciones, por amor.

Un camino donde el amor es el arma que vence y derrota a todos sus enemigos. Un amor que llega hasta la increíble actitud de estar abierto hasta los enemigos. Un amor cuya esencia principal es amar a los que te odian y te amenazan de muerte.

Danos Señor esa fuerza interior de darnos y amar generosamente a todos aquellos que nos persiguen, atentan contra nuestra vidas y buscan hacernos mal hasta el extremo de pedir nuestra muerte. Porque, Señor, nuestra forma de pensar y de amar es diferente. Estamos manchados por el pecado, y sólo por y con  tu Gracia podemos superar y vencer al pecado que nos impide amar a nuestros enemigos.

jueves, 11 de junio de 2015

UN PUENTE DE LÁGRIMAS PARA LLEGAR AL CIELO



Para muchos el paso por esta vida es un infierno. Tenemos que reconocer que los enfermos, sobre todo los graves y crónicos lo pasan mal. Pero también los que padecen hambre, sed, persecuciones, imposiciones, dictaduras...etc. La vida no es dulce para todos.

Pero, precisamente, ahí está la clave. En vivir al menos con esperanza todas esas situaciones y circunstancias que la vida nos depara. Y vivirlas solidariamente, compartiendo, ayudando, aliviando y esforzándonos en construir un mundo mejor. ¿Qué sería de no tener esperanza?

El Reino de Dios es la esperanza, y en él apoyamos todas nuestras ilusiones y deseos, y de esa esperanza tomamos las fuerzas para resistir, sabiendo que si morimos, descansamos, porque la muerte es la puerta para llegar al Cielo. Sin embargo, nuestra misión es la lucha en ese sentido, y no desfallecer.

Te damos gracias Señor y te pedimos luz y fuerzas para ser esa sal que nos pide y salar los ambientes por donde vamos. Salarlos con la Gracia del Evangelio para que cada día haya más justicia, más solidaridad, más apoyo y fraternidad entre los hombres para que el mundo en el que vivimos sea más justo, más fraterno y se viva en paz.

Queremos también rogarte, Señor, por los gobiernos de las naciones. Para que cada gobierno despierte y entienda que solo en la verdad, en la justicia y la paz se puede instaurar un Reino donde los hombres puedan convivir dignamente. Y eso sólo lo conseguiremos si nos volvemos hacia Ti, Señor, y damos la espalda al hombre viejo que nos tienta y que se busca en las cosas caduca del mundo.

Danos Señor la sabiduría de entender que sin Ti no tendremos futuro ni tampoco vida. Porque hemos salido de Ti y terminaremos regresando de nuevo a Ti. Amén.

miércoles, 10 de junio de 2015

NO SE TRATA DE LEYES SINO DE AMAR



La ley está para cumplirla y se hace necesario establecerla y tenerla presente y muy en cuenta pero no siempre la ley acierta en beneficio del hombre. Y la máxima finalidad y misión de la ley es servir al hombre. De tal forma que, si la ley perjudica al hombre deja de ser ley para pasar a ser castigo.

Conviene matizar que cuando hablamos de beneficiar al hombre, nos referimos al bien común, es decir, a la generalidad, no a uno en particular. Eso no quita que cada hombre es fin del bien y provecho de la ley. Pero, siendo esa la finalidad de la ley, se hace también necesario darle cumplimiento, porque de no hacerlo faltamos al respeto y a la verdad.

En las prisiones vemos un ejemplo de lo que está escrito en el corazón del hombre. Allí están aquellos que la han incumplido, pero son tratados dignamente, al menos esa es la aspiración, y su finalidad de privación de libertad está dirigida a integrarlo y encauzarlos al bien común de todos. La convivencia necesita que todos cumplamos unas leyes y normas que sirvan para el respeto y la defensa de la libertad y la paz.

Pero, la ley necesita del amor. Del amor que nos ayuda al perdón. A un perdón contrito del que ha cometido el delito o la infracción. Un perdón que nace del arrepentimiento personal del causante y que demanda comprensión, generosidad y amor por parte de los perjudicados y por la sociedad que lo espera acoger.

Ese es el nuevo espíritu que Jesús agrega a la ley, le espíritu del amor, que nos describe y enseña en la parábola del hijo prodigo. El Espíritu de Dios que nos ama con un amor infinito de Padre amoroso que nos espera a pesar de nuestra cabezonería y rechazo. Danos Señor ese espíritu de amor que necesitamos para cumplir como Tú quieres, con tus mandatos. Amén.

martes, 9 de junio de 2015

EL RETO DE SER SAL Y LUZ



Diremos que no mete goles aquel que no tira a puerta. Es lógico que para marcar hay que tirar y quien no tira no falla, pero tampoco marca. El riesgo es imprescindible para conseguir algo, y para ser sal y luz hay primero que vivir para luego contagiar y alumbrar.

Quien no se preocupa por nada, difícilmente tiene oportunidades para comprometerse y darse, y menos para ser sal o luz. Ser sal necesita transparencia, sencillez, humildad, servicio y obras, porque sin obras la sal no sala, ni la luz alumbra. Pero tampoco la sal y la luz, solo con obras, salan y alumbran, necesitan la verdadera Sal y la verdadera Luz para que, sus obras, den el punto salado y la luz necesaria que reflejen el Rostro del Señor.

Aparta de nosotros, Señor, la tentación de querer salar y alumbrar con la sal y la luz de mi propia vida sin contar contigo, porque Tú eres la Verdadera Sal y Luz que salas y alumbras mi vida y la de los demás. Dame la capacidad de, como la sal y luz, ser instrumento para endulzar y señalar de forma nítida los caminos por los que Tú, Señor, quieres hacerte el encontradizo con cada uno de nosotros. Y de transmitirlo con mi vida y palabra por la acción del Espíritu Santo.

Dame la valentía de aceptar el reto de hacer de mi vida sal y luz para dar sentido y claridad a a la vida de todos aquellos con los que tropiezo y me relaciona. Dame la sabiduría de saber hablarles no solo con palabras, sino también con mi vida. Pero, sobre todo, saber escucharles guardando silencio y respetando sus ideas a pesar de que a mí me parezcan torcidas.

Quizás muchos esperan tu oposición y disputa para que les sirvas como prueba y ejemplo que les asista para justificar su rechazo. Porque no se trata de convencer, sino de proponer con amor que Jesús busca y quiere nuestra salvación.

lunes, 8 de junio de 2015

NO PODEMOS SER BIENAVENTURADOS SIN PADECER



La pregunta está en el tejado, ¿por qué tenemos que padecer? No se trata que queramos o no queramos. Sin lugar a duda que no queremos, pero sabemos que padeceremos porque la verdad nunca es aceptada. La experiencia nos lo demuestra. Se miente mucho por envidia, para engañar a la justicia, para satisfacer los egoísmos...etc.

Y cuando se miente también se persigue, se castiga y se hace sufrir a los que defienden la verdad. Es el caso de Asia Bibi entre otros. El martes ponen en mi parroquia una película sobre su vida y padecimientos a raíz de ser encarcelada por blafemia. y perseguida por su fidelidad a la fe en el Señor.

Y ponerse al servicio de los demás no es placentero ni cómodo. Exige sacrificio, llorar con los que lloran y sufrir con los que sufren, porque muchas veces no podemos hacer otra cosa. Estar al servicio de la verdad y la justicia complica la vida. Por eso,  Jesús nos habla hoy de lo que les va a pasar a aquellos que le siguen. Sufrirán como Él, porque la verdad molesta y trataran de apartarla de su camino.

Pero les anima y les llama bienaventurados a todos aquellos que sufre y padecen por buscar y defender la verdad, la justicia y la paz. Y les conforta y fortalece para que en esos momentos sientan el gozo y la paz de sentirse hijos de Dios y llamados a una vida eterna y gozosa.

Danos, Señor, el valor, la paciencia, la fortaleza, la sabiduría y la perseverancia de no desfallecer ni alejarnos de tu presencia. Y nunca negarte ni abandonarte por muchos que sean los obstáculos, sufrimiento y peligros que nos asalten en la vida. Danos tu santo Espíritu para, injertado en Él, podamos encontrar el coraje y la valentía de seguir siempre adelante.

domingo, 7 de junio de 2015

JESÚS ES EL ALIMENTO QUE MANTIENE MI VIDA



Sin la Eucaristía estaríamos a merced del diablo, porque nuestra fragilidad se vería debilitada sin la presencia del Espíritu del Señor. Jesús nos propone y nos invita a hacer la fracción del pan de su Cuerpo y su Sangre porque sabe de lo que lo necesitamos.

Se ha hecho Hombre no para hacernos una visita, sino para protegernos y darnos, por amor, la oportunidad de salvarnos. Lo hace entregándose a una muerte de Cruz para pagar por nuestra infidelidades y pecados. Lo hace ofreciéndose como víctima propiciatoria al Padre como rescate por nuestros pecados y liberándonos de la muerte eterna.

Y nosotros permanecemos ciegos, ofuscados en un trozo de tierra, de poder, de privilegio, de riqueza, de placer caduco que ignorantemente cambiamos por el Tesoro prometido que ni siquiera podemos imaginar su grandeza y gozo. 

¡Señor!, danos la sabiduría de levantar nuestra mirada y de frecuentar la Eucaristía donde nos alimenta espiritualmente y nos fortalece para la lucha diaria de cada día. La lucha contra las apetencias, apegos, ambiciones, poder, riquezas y vanidades que nos pierden y nos alejan de Ti. Gracias, Señor, por quedarte a nuestro lado y por darte y partirte con nosotros. Danos la capacidad de entender y de repartirnos nosotros también con los hermanos, sobre todo con los más necesitados.

Señor, somos conscientes de nuestra fragilidad humana, y experimentamos inclinaciones a la pereza, al egoísmo, a la vida cómoda, despreocupada y sin esfuerzos. Nos descubrimos con carencias y limitados y descubrimos la necesidad de tu Espíritu. Te pedimos Señor que no desfallezcamos ni nos alejemos de Ti, y que nunca nos falten las fuerzas para, a pesar de nuestros fracasos y pecados, dejar de seguirte. Amén.

sábado, 6 de junio de 2015

LA ORACIÓN, MEDICINA DE DESPRENDIMIENTO




El joven rico, un muchacho bueno, y que, al parecer cumplía todas las normas y preceptos de la Ley, se entristeció y desvió la mirada cuando Jesús le ofreció el dejarlo todo y seguirle. Y es que nuestras fuerzas no son suficiente para vencer el egoísmo que habita dentro de nuestro viejo y herido corazón.

Necesitamos fortalecernos, y la oración es la medicina que nos ayuda y vigoriza para, fiados de y en las Manos del Espíritu, conseguir fortalecernos y superar el egoísmo de tener y poseer por la generosidad de solidarizarnos y compartir, dándonos y dando tanto nuestro ser como nuestros bienes.

Quizás tengamos mucho o poco, pero en uno u otro caso el esfuerzo es duro y nos exige un gran desprendimiento. Posiblemente, las riquezas exijan un mayor esfuerzo de desapego y, quizás sean una prueba del amor que Dios nos tiene y del que quiere que nosotros igual le correspondamos. El pobre ya tiene bastante amor a aceptar su miseria e incluso dar de lo que quizás ni tenga. Su prueba de amor está más que probada.

Pidamos al Señor valor, capacidad de aceptar las adversidades de la vida, las tentaciones que nos amenazan con ponernos a prueba a cada instante, la pereza, desidia y toda clase de males y apetencias que tiran de nosotros con la fuerza del Maligno para separarnos de Dios.

Danos Señor la capacidad y la sabiduría de entender que los bienes recibido de tu mano generosa son para ponerlos al servicio del bien común. Y que el gozo y la felicidad se esconden en dar y compartir más que en recibir. 

Pidamos una fuerza mayor que supere todos esos obstáculos y que confortados por el Espíritu Santo sintamos el gozo y la esperanza de seguir en el camino de la Verdad, la Justicia y la Paz. Amén.

viernes, 5 de junio de 2015

ORACIONES

HOY A LAS 09:00 HORA PENINSULAR, 08:00 HORA CANARIA, REZO DEL SANTO ROSARIO POR LA UNIDA Y DEFENSA DE LA FAMILIA. ÚNETE A LA HORA QUE PUEDAS Y DESDE DONDE PUEDAS




Aunque con unos días de retraso, publicamos y compartimos hoy las oraciones del mes de mayo. Oraciones que rogamos hagas tuyas y, unidos, pidamos al Espíritu Santo que nos ilumine, nos fortalezca y nos dé la sabiduría de vivir en la Palabra y el Amor del Señor. Amén.


salvador - Arrecife
Ip guardadaMozilla/5.0 (Windows NT 6.0) AppleWebKit/537.36 (KHTML, like Gecko) Chhttp://unrinconparaorar.blogspot.comsalvadorsevero@gmail.com
27 de Mayo del 2015 - 12:24:07
Tú llenas todos mis ideales y le das sentido a mi vida, y me sostiene, a parte del gozo de vivir de acuerdo con lo que mi corazón siente, la esperanza de alcanzar la Vida Eterna junto a Ti. Amén.
sole - toronto
Ip guardadaMozilla/5.0 (Windows NT 6.1; WOW64) AppleWebKit/537.36 (KHTML, like Ge
25 de Mayo del 2015 - 11:56:25
Dios mío por favor te suplico que ilumines y bendigas el camino de mis hijos que estan empezando a hacer sus vidas, ayúdemeles se los pongo ante usted mi Señor por favor no me los deje concédameles sabiduria, guia, proteccion. Confío en su misericordia y Amor infinito. Le imploro la unión de mi familia y líbrenos de todo mal.
salvador - Arrecife
Ip guardadaMozilla/5.0 (Windows NT 6.0) AppleWebKit/537.36 (KHTML, like Gecko) Chhttp://deahaba.blogspot.comsalvadorsevero@gmail.com
21 de Mayo del 2015 - 12:58:09
Necesitamos, pues, la asistencia del Espíritu para superar esas pruebas con la que el Maligno quiere alejarnos y perdernos. Pidamos al Espíritu la luz y la sabiduría de encontrar fortaleza y paciencia que nos sostengan y nos ayuden a permanecer confiados a su acción.
salvador - Arrecife
Ip guardadaMozilla/5.0 (Windows NT 6.0) AppleWebKit/537.36 (KHTML, like Gecko) Chhttp://deahaba.blogspot.comsalvadorsevero@gmail.com
16 de Mayo del 2015 - 11:46:01
Pidamos al Señor que nos transforme nuestro corazón humano y de piedra, en un corazón tierno, suave, grande en generosidad, sabiduría y comprensión para amar como Él nos ama.
salvador - Arrecife
Ip guardadaMozilla/5.0 (Windows NT 6.0) AppleWebKit/537.36 (KHTML, like Gecko) Chhttp://deahaba.blogspot.comsalvadorsevero@gmail.com
13 de Mayo del 2015 - 12:31:02
Dejémonos ungir por el Espíritu de Dios y abiertos a sus Palabras, dejarnos dirigir hacia la Verdad Plena.
salvador - Arrecife
Ip guardadaMozilla/5.0 (Windows NT 6.0) AppleWebKit/537.36 (KHTML, like Gecko) Chhttp://unrinconparaorar.blogspot.comsalvadorsevero@gmail.com
11 de Mayo del 2015 - 12:38:13
Danos Señor la sabiduría, la fortaleza y la paz de cada día para sostenerme en tu presencia y superar todas las ocasiones que los peligros del mundo, el demonio y la carne se presentan en mi vida tentándome revestidos de piel de oveja pero como lobos furiosos dispuestos a devorarme. Amén.
salvador - Arrecife
Ip guardadaMozilla/5.0 (Windows NT 6.0) AppleWebKit/537.36 (KHTML, like Gecko) Chhttp://unrinconparaorar.blogspot.comsalvadorsevero@gmail.com
6 de Mayo del 2015 - 11:58:51
Pidámosle la Gracia al Espíritu Santo para que, entre todos, encontremos el verdadero camino que el Padre espera de nosotros. Amén.
salvador - Arrecife
Ip guardadaMozilla/5.0 (Windows NT 6.0) AppleWebKit/537.36 (KHTML, like Gecko) Chhttp://unrinconparaorar.blogspot.comsalvadorsevero@gmail.com
4 de Mayo del 2015 - 12:49:46
Danos Señor esa fuerza y paciencia para saber estar y continuar, a pesar de las dificultades, en tu camino y perseverar en tu Palabra. Amén.
Teresa vazquez - Sevilla
Ip guardadaMozilla/5.0 (iPad; CPU OS 8_3 like Mac OS X) AppleWebKit/600.1.4 (KHTMhttp://no tengoMangu98@telefonica.net
3 de Mayo del 2015 - 04:50:58
Ruega por mi no estoy bien