ÚLTIMAS REFLEXIONES

UN RINCÓN PARA ORAR

↑ Grab this Headline Animator

Blogueros con el Papa

UN ROSARIO CADA VIERNES

Cada viernes, hora peninsular 09:00, en Canarias a las 08:00, y en cualquier otra parte del mundo la que mejor puedan elegir, nos unimos en el rezo del Rosario (VER AQUÍ) por la unidad de todos los creyentes, por la familia natural, hombre - mujer, por la vida y por la libertad de educación de los hijos.

Desde tu casa, online, desde tu trabajo, desde tu hospital y enfermedad, desde myfeeling, desde todas los colectivos y asociaciones, desde donde quieras que estés, tú también puedes unirte en este clamor al Padre, unidos a María Santisíma, para que el Espíritu Santo nos dé la capacidad y la luz de salvaguardar la vida y los valores morales y naturales que la dignidad de las personas hemos recibido de nuestro Padre Dios.

También estamos rezando un rosario cada día que hacemos normalmente en las primeras horas de la mañana aunque a veces, por premuras de tiempo, lo hacemos en otras horas del día. En el icono de la Virgen, debajo del rosario de todos los viernes, puedes encontrar el rosario correspondiente a cada día.

jueves, 7 de abril de 2022

CAMINANDO DE LA PASCUA: XI ESTACIÓN


Miércoles 6 abril_

*XI Estación: Jesús es crucificado.* 

Señor y Dios nuestro crucificado, te entregas en amor y das la vida queriendo a todos sin medida, buscando en todo amar, quieres con humildad. Gracias porque tú sigues ofreciendo  ese amor que yo no entiendo, porque sigues dando a todos libertad.  

El amor te hizo libre, te hizo libre como la libertad, pues tú siembras claridades, estas crucificado, pero no dejas de amar.  

Te clavamos pies y manos al madero, y tensamos tus manos como cuerdas de guitarra, pues tú eres la armonía más acabada, el cantar más hermoso de la vida, la alegría en el amar hasta el final.  

Gracias porque estás crucificado para hacernos libertad.  

Señor, amigo de los hombres crucificado por un amor que se entrega sin condiciones.  

Ayúdanos a llevar la cruz aceptando la debilidad, como tú la aceptaste para amar siempre desde el último lugar, desde los pobres y pequeños.  

Ayúdanos a ver en la cruz un árbol de primavera donde renace la vida y la muerte es vencida por el Señor, que nos ama hasta el fin. Amén. 

Desde mi parroquia, por el párroco
D. Juan Carlos Medina Medina

miércoles, 6 de abril de 2022

CAMINO DE LA PASCUA: X ESTACIÓN

 

Martes 5 abril_

*X Estación: Jesús es despojado de sus vestiduras.* 

Señor, te quitamos la vida, te quitamos y despojamos de todo, hasta despojado de nuestro cariño nos da a tu Madre junto a la cruz.  

Te damos gracias por tu coherencia, por ser pobre con la vida, por reclinar tu cabeza sobre el Padre. Pues te has quedado sin nada, a golpe de entrega y despojo. Gracias por abrazar la cruz de una vida sin nada más que tu amor ofrecido incansablemente.  

Gracias por darte en pobreza, por amar el no tener nada, por tu entrega sin condiciones; por tu búsqueda de amor te dejaste, Señor, por nosotros hasta el último gesto de pobreza. Te quitamos la túnica, para construir nuestra riqueza. Amén. 

Desde mi parroquia, por el párroco
D. Juan Carlos Medina Medina.

martes, 5 de abril de 2022

CAMINO DE LA PASCUA: IX ESTACIÓN


 Lunes 4 abril_

*IX Estación: Jesús cae por tercera vez.* 

Señor, caído por tercera vez  me recuerdas a tu esposa -mi madre- la Iglesia. A lo largo de los siglos, ha sentido todas las estaciones, ha caído muchas veces y, sin embargo, siempre se ha levantado.  

Su amor resurgía en las caídas, se levantaba una y otra vez para ser limpiada por ti y aparecer ante el mundo como una novia embellecida. Señor, perdona a tu pueblo, perdona nuestras caídas numerosas. Nosotros hemos afeado a nuestra Iglesia con nuestros pecados y caídas y ella siempre nos recoge como madre buena, capaz de albergar en su seno a santos y pecadores, como madre que acoge entre sus brazos a los caídos. Te sientes más débil que la misma debilidad, más pobre que la pobreza. Y caes por tercera vez en el camino de la vida. Tú, Señor, elegiste el último lugar, más bajo que nadie, para enseñar que a ti se te encuentra cuando se te llama y acoge, en cualquier situación concreta. Nada es ajeno a tu amor, tú estás en todas mis caídas, en todas mis debilidades, para hacerme de verdad una persona transformada en tu amor.  

Gracias por tu vida, gracias por tu tercera caída; me ayuda hasta pisando el barro, tragando el polvo en la arena y llegando hasta el final,  sin quedarme en la cuneta. Amén. 

lunes, 4 de abril de 2022

CAMINO DE LA PASCUA: VIII ESTACIÓN


 Domingo 3 abril_

*VIII Estación: Jesús encuentra a las mujeres.* 

Nos habías dicho, Señor, que tú ibas a pasar por todas las calles de la amargura de la vida.  

Nos compadecimos al verte, tu presencia parecía ausencia, todo parecía que había terminado y sentimos el deseo de llorar.  

¿Cómo no llorar cuando tú nos dabas lástima y compasión?  

Pero tú nos dijiste que es mejor la solidaridad, el acompañar que lamentarse. Aprendamos tu lección: querías más amor, más generosidad en la entrega, más vida que palabras, más gestos que lamentos. Entonces caímos en la cuenta de lo que es el verdadero amor. Amén.


Desde mi parroquia, por el párroco,
D. Juan Carlos Medina Medina.

domingo, 3 de abril de 2022

CAMINO DE LA PASCUA: VII ESTACIÓN


Sábado 2 de abril:_

*VII Estación: Jesús cae por segunda vez.* 

Señor, desde nuestra debilidad gritamos a ti, caído, para ser fuertes en nuestra debilidad, amigo nuestro de todas nuestras horas bajas.

Tú, que eres amor, te entregas amando y caes por amor, haciéndote debilidad y pobreza.  

Tú caíste, Señor, en Belén, en nuestra tierra pobre, y caes siempre identificado con el que no puede más.  

Gracias, Señor por tu primera caída el hombre que ama hasta el final y se entrega pequeño y frágil como la eucaristía de cada día.  

Tan pocas fuerzas tienes, Señor, es tanto el peso que te abruma, pues no eres capaz de soportar el peso desgarrado de la cruz.  

Y caes una y mil veces por la vida en todos los que lloran en la noche,   en todos los que buscan un consuelo y no encuentran más que mil reproches.  

Tú eres el Señor de nuestra historia tejida de debilidades, hambrienta de un amor que nunca llega. Y tú sigues cayendo cada tarde. Tú eres la esperanza que tenemos los que caemos con facilidad, a veces no podemos más que decirte: perdona, Señor, nuestra iniquidad. Caer en la segunda y levantarse es querer amar hasta el final. Amén. 

Desde mi parroquia, por el párroco
D. Juan Carlos Medina Medina

sábado, 2 de abril de 2022

CAMINO DE LA PASCUA: VI ESTACIÓN


Viernes 1 de abril_

*VI Estación: Jesús encuentra a la Verónica”* 

Nos acercamos a ti con la fuerza esperanzadora   de aquella mujer que salió, Señor, a tu encuentro. Te miró y se fascinó de ti.  

Ayúdanos a nosotros a dejarnos mirar, a sentir que tú sigues destrozado caminando por la vida. ¡Qué regalo de amor el tuyo, Señor!  

Tú, que hiciste imagen para ella grabada en un lienzo. Hoy sigues dejándonos tu imagen en aquellos que pasan por la vida como pobres sedientos y marginados.  

Que descubramos tu presencia en todos los hombres que se acercan  a nuestra vida, en la eucaristía, tu presencia en persona, donde te sigues dando tú mismo como amor.  

Queremos, Señor, ser Verónica, mujer fuerte capaz de acercarse a ti, y, conmovidos, perder el miedo, lanzándonos a enjugar tu rostro.  

Tú le regalaste tu figura; a nosotros, Señor, nos regalas tu cuerpo y sangre y, sin embargo, no acabamos de creer en tu amor.  

No acabamos de vencer nuestro miedo de siempre, cuando tú eres certeza de amor.  

En el camino de la cruz, Señor, mándanos verónicas, capaces de estar cerca de aquellos que sufren por la vida.  

Verónicas de cuerpo entero, que deseen amar hasta el extremo y hacer el ridículo, si es necesario, para seguir llevando un poco de amor. Amén.

Desde mi parroquia, por el párroco
D. Juan Carlos Medina Medina

viernes, 1 de abril de 2022

CAMINO DE PASCUA: V ESTACIÓN


Jueves 31 de marzo_

*V Estación: El cirineo ayuda a llevar a Jesús la cruz.*  

Te damos gracias, Señor, porque, dejándote ayudar, es como nos ayudas a nosotros en el camino de nuestra existencia. Te pedimos que todos los cirineos, que no se cansen nunca de arrimar el hombro, de echar una mano, de socorrer en el camino.  

Gracias por todos los cirineos que has puesto en el camino, por nuestros padres sencillos, por el cura de nuestro pueblo, por la sonrisa en aquella ocasión, por el consejo cuando caía.  

Gracias por todos los cirineos, aquellos que nos hacen la vida un poco más agradables y nuestro planeta  un poco más habitable. Señor, ayúdanos y ser nuestro Cireneo en el camino de la cruz, para soportar nuestras noches y caminar hacia ti. 

Gracias, Señor, por todos los cirineos que has puesto en nuestro camino.  Por aquella sonrisa, por aquel gesto de amor, por todos los que hacen el bien, por los miles de millones de personas anónimas y sencillas  que ayudan como cireneos a llevar el peso de la cruz.  

Sabemos Señor, que aquel que se acercó a ti   y te ayudó, fue él mismo ayudado por tu bondad y tu amor porque tú eres el gran cirineo de la historia. Amén.  

Desde mi parroquia, por el párroco
D. Juan Carlos Medina Medina