ÚLTIMAS REFLEXIONES

UN RINCÓN PARA ORAR

↑ Grab this Headline Animator

UN ROSARIO CADA VIERNES

Cada viernes, hora peninsular 09:00, en Canarias a las 08:00, y en cualquier otra parte del mundo la que mejor puedan elegir, nos unimos en el rezo del Rosario (VER AQUÍ) por la unidad de todos los creyentes, por la familia natural, hombre - mujer, por la vida y por la libertad de educación de los hijos.

Desde tu casa, online, desde tu trabajo, desde tu hospital y enfermedad, desde myfeeling, desde todas los colectivos y asociaciones, desde donde quieras que estés, tú también puedes unirte en este clamor al Padre, unidos a María Santisíma, para que el Espíritu Santo nos dé la capacidad y la luz de salvaguardar la vida y los valores morales y naturales que la dignidad de las personas hemos recibido de nuestro Padre Dios

miércoles, 16 de enero de 2019

MIÉRCOLES DE LA PRIMERA SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO


Resultado de imagen de Mc 1,29-39


H I M NO

Buenos días, Señor, a ti el primero
encuentra la mirada
del corazón, apenas nace el día:
Tú eres la luz y el sol de mi jornada.

Buenos días, Señor, contigo quiero
andar por la vereda:
Tú, mi camino, mi verdad, mi vida;
Tú, la esperanza firme que me queda.

Buenos días, Señor, a ti te busco,
levanto a ti las manos
y el corazón, al despertar la aurora:
quiero encontrarte siempre en mis hermanos.

Buenos días, Señor resucitado,
 
que traes la alegría
 
al corazón que va por tus caminos
¡vencedor de tu muerte y de la mía!

Gloria al Padre de todos, gloria al Hijo,
y al Espíritu Santo;
como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos te alabe nuestro canto. Amén.

martes, 15 de enero de 2019

SALTERIO: MARTES DE LA PRIMERA SEMANA

Resultado de imagen de Mc 1,21-28


H I M N O

En esta luz del nuevo día
que me concedes, oh Señor,
dame mi parte de alegría
y haz que consiga ser mejor.

Dichoso yo, si al fin del día
un odio menos llevo en mí,
si una luz más mis pasos guía
y si un error más yo extinguí.

Que cada tumbo en el sendero
me vaya haciendo conocer
cada pedrusco traicionero
que mi ojo ruin no supo ver.

Que ame a los seres este día,
que a todo trance ame la luz,
que ame mi gozo y mi agonía,
que ame el amor y ame la cruz. Amén.

lunes, 14 de enero de 2019

PERSEVERANCIA Y ESFUERZO CADA DÍA

Resultado de imagen de Mc 1,14-20
No podemos parar, necesitamos estar en constante esfuerzo y lucha, pero nunca solos, sino injertados en el Espíritu Santo. Ha venido a nosotros en nuestro bautismo, y desde entonces, nos acompaña para fortalecernos y ayudarnos a perseverar sosteniéndonos firmes en la Voluntad del Padre, que se nos manifiesta en las enseñanzas del Hijo.

Él es el predilecto en el que se complace el Padre, y nos propone que le escuchemos y le obedezcamos. Nos lo ha presentado en el Jordán, donde, sin necesidad de ser bautizado, pues esta libre de todo pecado, nos da ejemplo y nos señala el Camino, que es el mismo mostrándonos la Verdad y dándonos la Vida. Por eso, sólo en Él encontraremos la fuerza y la voluntad para perseverar y superar todos los obstáculos que la vida nos va poniendo como trabas y tropiezos en nuestro camino de cada día.

No dudemos y convirtamos al Señor. Agarremónos a Él por medio de los Sacramentos que nos da y ofrece la Madre Iglesia y al alimento Eucarístico que nos fortalece y nos sostiene firmes en el camino de la Verdad dándonos la Vida. Pidamos, pues la Gracia de la Fe y la voluntad y fortaleza para perseverar sostenidos firmes en el Señor. Pidamos perseverar también unidos a los hermanos para que, compartiendo nuestra fe, fortalecernos en la justicia, la paz y el amor.

No perdamos la oportunidad de abrirnos a la acción del Espíritu Santo. Ese Espíritu Santo que nos ha sido dado y ha bajado también a nosotros en el momento de nuestro bautismo. Porque, Él será el que nos conducirá, tal y como hizo con nuestro Señor Jesús, para que demos testimonio y anunciemos la buena Noticia de salvación a todos los hombres. 

Pidamos, pues, la conversión que Jesús nos propone hoy en el Evangelio y confiemos en Él, pues de Él recibiremos la fortaleza para entregarnos a su Voluntad. Amén.