ÚLTIMAS REFLEXIONES

UN RINCÓN PARA ORAR

↑ Grab this Headline Animator

UN ROSARIO CADA VIERNES

Cada viernes, hora peninsular 09:00, en Canarias a las 08:00, y en cualquier otra parte del mundo la que mejor puedan elegir, nos unimos en el rezo del Rosario (VER AQUÍ) por la unidad de todos los creyentes, por la familia natural, hombre - mujer, por la vida y por la libertad de educación de los hijos.

Desde tu casa, online, desde tu trabajo, desde tu hospital y enfermedad, desde myfeeling, desde todas los colectivos y asociaciones, desde donde quieras que estés, tú también puedes unirte en este clamor al Padre, unidos a María Santisíma, para que el Espíritu Santo nos dé la capacidad y la luz de salvaguardar la vida y los valores morales y naturales que la dignidad de las personas hemos recibido de nuestro Padre Dios

lunes, 31 de marzo de 2014

MUÉVEME SEÑOR PARA BUSCARTE Y AMARTE



No tengo otra alternativa sino la de buscarte. Empiezo a sufrir por aquellos amigos que, estando seriamente enfermos, pasas inadvertidos entre ellos. No les mueve la necesidad de curación tu Palabra y tu Persona. Son ciegos que buscan curación entre ciegos, porque a lo más que pueden aspirar es a alargar sus vidas y sus sufrimientos unos segundos más.

Te doy gracias Señor por  darme la fe de creer en Ti y buscar tu presencia para suplicarte curación y salvación eterna. Quiero, Jesús, que me des de esa agua que salta hasta la vida eterna que ofreciste a la mujer samaritana. No quiero quedarme impasible y con los brazos cruzados. Yo creo que Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios vivo que has venido para salvarnos de la esclavitud del pecado.

Quiero seguir tus pasos y tratar de, con tu Gracia y la asistencia del Espíritu Santo, esforzarme en vivir a tu Estilo, en tu Verdad y según tu Palabra. Necesito tu Aliento y tu Fuerza para servirte en los hermanos y amarte en los hombres, incluso en mis enemigos.

Muéveme Señor para que te busque sin descanso confiado que en Ti encontraré el camino de salvación.


domingo, 30 de marzo de 2014

NO ME BASTA CON LA LUZ DE MIS OJOS



Gracias Señor por la luz de mis ojos, porque con ella veo todas las maravillas que has creado para gozo y recreo del hombre. Pero no me basta esta sola visión. Necesito otra clase de vista más importante Señor. Necesito la vista de la fe. Es esa la más importante y la que realmente salva.

Tú, Señor, has venido a iluminar nuestras vidas y a darnos la luz de la fe que nos alumbre . Y yo, Señor, te pido hoy esa luz en nombre de todos los hombres. De los que quieren ver y te buscan y de los que permanecen ciegos y rechazan ignorantemente tu luz. Porque Tú Señor eres la Luz de este mundo alocado que, alejado de Ti, se derrumba por el abismo del sin sentido y la perdición.

Toca mis ojos Señor y úntalos con tu sagrada saliva amasada con el barro entre tus Manos para que vean. Para que vean la verdadera Luz de tu Divinidad, de tu Inmenso Amor que nos busca y nos salva. Despierta en mí la mirada que traspasa lo que ve delante y trasciende hasta Ti, porque temo quedarme deslumbrado por las finitas y caducas cosas de este mundo que, en su aparente brillo, me confundan y me pierdan.

Señor, tómame en tus Manos y dame la Luz para que vea, porque yo quiero recibir esa Luz que Tú has venido a traer a este mundo. Amén.

sábado, 29 de marzo de 2014

SOY UN PUBLICANO Y PIDO TU MISERICORDIA SEÑOR



Te doy gracias Señor porque creo en Ti, al menos me esfuerzo en creer y trato de seguirte, no con los pasos sino en el esfuerzo de imitarte. Sé que la fe no viene de mí propio esfuerzo, pues me supera y sólo puedo alcanzarla por tu Gracia. Por eso me siento profundamente agradecido y privilegiado, pero al mismo tiempo te doy también gracias por tu Infinita Misericordia, pues me siento y experimento indigno de Ti, perplejo por tanto Amor y Misericordia ante tantos rechazos e indiferencia por mi parte.

Perdona, mi Señor, por tantos desaires y fracasos; por tantos rechazos a tus planes y proyectos para mí, y por tan poca correspondencia por mi parte a tu llamada, tal y como a Ti te gustaría. Aunque me siento privilegiado por tu Gracia, me avergüenza no estar a la altura de lo que Tú esperas de mí. No tengo excusa porque me has dado lo necesario y suficiente para responderte.

Perdona Señor mi mala administración de los talentos que has dejado en mis pobres y torpes manos. Dame la paz de sentirme perdonado y las fuerzas y sabiduría de dar los frutos que Tú esperas de mí. Amén.

viernes, 28 de marzo de 2014

SÓLO PUEDO AMARTE EN MI PRÓJIMO

 HOY A LAS 09:00 HORA PENINSULAR, 08:00 HORA CANARIA, REZO DEL SANTO ROSARIOPOR LA UNIDA Y DEFENSA DE LA FAMILIA. ÚNETE A LA HORA QUE PUEDAS Y DONDE PUEDAS





Pierdo el tiempo y me engaño a mí mismo cuando mi relación contigo Señor no tiene continuación en la calle y con los demás. Porque te digo que te quiero y te sigo cuando estoy atento y en actitud de disponibilidad con los demás. No hay excusas ni demagogia, Tú lo has dicho demasiado claro para tratar de tergiversarlo y darle otro sentido.

Te sigo y te demuestro mi amor en la medida que me preocupo y sirvo a los demás. Esa es la cuestión y no hay otra. Por eso, Señor, hoy te traigo mis preocupaciones y mis temores. Ayúdame a discernir qué debo de hacer, pues mi tiempo se hace muy poco para estar en uno u otro lugar. Si trato de hacer lo uno, me falta tiempo para hacer lo otro. Y temo que dejar una cosa termine por debilitarme en la otra.

Me confundo y temo autoengañarme al experimentarme inclinado a elegir lo más cómodo rehuyendo lo que me exige y duele más. Por otro lado, me digo si eso que experimento con más gozo y hago con más ánimo y entusiasmo no es para lo que Tú me has dotado y quieres que haga. De cualquier forma ese es mi dilema y mi mortificación.

Dame Señor la luz necesaria para discernir lo que debo hacer y lo que Tú quieres, porque lo que importa no es mi gusto sino tu Voluntad. Y, sobre todo, infunde en mí la fuerza y sabiduría para hacerlo vida de mi vida. Amén.

jueves, 27 de marzo de 2014

EN TI ESPERO SEÑOR MI TRIUNFO



Sé que estoy apegado, atado y vencido por mi humanidad pecadora. Obviarlo sería de tonto e inmaduro. Estamos tocados por la herencia del pecado original y no escapamos a ella. Confesamos nuestra condición pecadora e imploramos misericordia.

¡Y qué alegría sabernos amados y perdonados por nuestro Padre Dios! Él nos quiere y nos perdona. Su Misericordia es Infinita y en Él estamos liberados y salvados de las garras de Satanás, príncipe del mundo. Por eso, conscientes de nuestras debilidades necesitamos estar fuertemente agarrados al Señor y para ello necesitamos su Alimento: Cuerpo y Sangre que recibimos en la Eucaristía. También la oración y penitencia que nos preparan y nos fortalecen en la lucha diaria contra el mal que ejerce el demonio.

Te pedimos Señor que fortalecidos por la acción de tu Espíritu seamos salvados de la esclavitud a la que nos quiere someter Satanás. Danos la perseverancia y la sabiduría de mantenernos unidos en Ti en la Iglesia que Tú nos has dejado a través de tus apóstoles.

Sólo Tú Señor eres el Pan de Vida que nos salva y nos protege de todos los males que el Maligno trata de contagiarnos y confundirnos. En Ti a Ti nos confiamos. Amén.

miércoles, 26 de marzo de 2014

NECESITO TU GRACIA SEÑOR PARA VIVIR EN LA LEY



Sólo no puedo cumplir la ley. Me pesa mucho mi humanidad. Soy un pobre pecador e incumplo la ley y los profetas Señor. Dame la Gracia de poder mantenerme y vencer mi humanidad pecadora para vivir en tu Ley, Señor. Mi egoísmo, mi avaricia, mi pereza, mi comodidad...etc son obstáculos que me impiden cumplir con tu Palabra, que es la Ley.

Porque Tú, Señor, eres la Verdad y la Vida, y sólo siguiendo tus pasos encontraremos el camino de vivir en la justicia, la verdad y la paz. Mi debilidad me impide actuar como a mí me gustaría actuar. Mis limitaciones hacen que mi vida no esté a la altura que yo quiero y deseo, y caigo, Señor, ante el cumplimiento de tu Palabra y no doy el testimonio que yo quisiera dar.

Sin embargo, Señor, me anima la esperanza de saber que eres un Padre Misericordioso y perdonas mis pecados en la medida que yo perdono a los que me ofenden. El perdón equilibra mis faltas y errores, pues cuando los perdono, Tú, Señor, también me perdonas a mí.

Por eso, Señor, dame la capacidad de perdonar tal y como Tú, Dios mío, me perdonas a mí.

martes, 25 de marzo de 2014

NO CABE EN NUESTRO CORAZÓN TANTA GRANDEZA



Sigo anonadado y perturbado por la grandeza de María. Na había reparado tanto como hoy el significado tan enorme y de tanto alcance que supone el Sí de María. Quizás, el reparar en su capacidad de elección, a ser libre, me ha dado el punto de reflexión sobre esa su Grandeza al responder con un Sí tan valioso, cómo que de él dependió nuestra salvación.

Si tenemos esperanza de salvación es porque María ha dado un Si a la petición de Dios, anunciada por el Ángel Gabriel, para que fuese la Madre de su Hijo predilecto. María ha entregado libremente su seno al Padre Dios para que en él fuese concebido, por obra del Espíritu Santo, su Hijo Jesús. No hay palabras humanas para expresar el agradecimiento a María.

Madre, gracias por tu entrega y tu respuesta afirmativa a la llamada de Dios. Eres la Madre que el Padre Dios ha elegido para en ti salvarnos. Y tú has respondido como una Madre, llena de humildad, de entrega y de disponibilidad hasta el punto de acompañar a tu Hijo hasta el pie de la Cruz. No salen de mi boca otras palabras que simplemente gracias.

¿Y cuál es mi respuesta ante tanto amor y entrega por tu parte? ¿Qué le respondo yo al Señor ante la llamada que Él me hace? 

Madre, intercede como ya hiciste en Caná por todos nosotros, para que seamos buenos hijos y fortalecidos en tu presencia y compañía demos una respuesta comprometida y decidida en aceptar la Voluntad del Señor.

lunes, 24 de marzo de 2014

ME CUESTA ESCUCHAR A LA GENTE QUE CONOZCO



Siempre nos es más grato disponer mejor nuestra actitud  de atenta escucha a la voz y mensaje de un extraño o forastero que a la de nuestros propios conocidos y gente de nuestro mismo pueblo. Parece algo contradictorio, pero es la triste realidad. Somos más propensos a escuchar a otros por su novedad y desconocimiento que a los nuestros propios.

Se producen más conflictos dentro de la comunidad que con otras comunidades. Jesús nos lo revela hoy y se cumple en su mismo tiempo con la viuda de Sarepta y el libio Naamán. Posiblemente sea porque nuestro corazón esté endurecido y presto más a lo nuevo y novedoso que a lo conocido. Sea lo que sea, la verdad es que eso se repite hoy también.

Por eso, Señor, te pedimos que suavices nuestros oídos y ablandes nuestros corazones para que seamos capaces de escuchar tu Voz en las voces de los hermanos y de la propia comunidad. Danos la humildad y la sabiduría de abajarnos y de abrir nuestro entendimiento a la verdad del Evangelio, y de escucharla en el Espíritu Santo según donde Él quiera soplar.

Porque el Señor se vale de lo más débil y pobre para revelar la Verdad de su Mensaje. Amén.

domingo, 23 de marzo de 2014

SEÑOR, BUSCO ESA FUENTE DE AGUA QUE BROTA PARA VIDA ETERNA



No me basta el agua de este mundo, ni tampoco los alimentos que sostienen mi cuerpo por cierto tiempo. Porque aunque son necesarios, son caducos y finitos. Sí, necesitamos alimentarnos y beber, pero esos alimentos y agua no nos dan vida eterna, y los hombres, los hijos de Dios, estamos invitados a vivir para vida eterna.

Hoy Jesús nos promete, en aquella mujer samaritana, un agua que brota en fuente para vida eterna, y esa es el agua que a mí, y supongo que a ti también, me interesa beber. Porque esa no caduca sino que mana y brota vida para vida eterna. Por eso, Señor, te pido me concedas el don de la fe y de la esperanza en tener confianza de alcanzar esa agua. Porque Tú eres el Mesía, Tú lo has dicho, que había de venir y has venido.

Hoy lo sabemos por tus apóstoles y discípulos que en la Iglesia nos han dejado tu Palabra y tu Promesa. Yo quiero decirte, como aquella mujer samaritana, a los pies del Sagrario, dónde moras en Cuerpo y Alma bajo la sustancias de pan y vino, que creo en Ti y quiero comer ese alimento que eres Tú mismo que te me das para sustento y alimento de mi vida eternamente.

Gracias Dios mí y no permitas que nada ni nadie me aleje de esa Fuente Eterna de tu Cuerpo y Sangre que permaneces para alimentarme y cuidarme por el recorrido de mi vida hasta que decidas la hora de regresar a Ti. Amén.

sábado, 22 de marzo de 2014

NO SOY DIGNO DE TI, PADRE



Aléjame Señor de la tentación de sentirme buen hijo, porque no lo soy. Dame la sabiduría de descubrir mi arrogancia, mi egoísmo y mis derechos a recibir tu herencia. Líbrame de atreverme a juzgar a mi hermano y condenar sus actos y su vida, y lléname de tu Amor para encontrar en mi corazón el deseo de perdón y de acogida a sus errores y egoísmos.

Inúndame de humildad y de fortaleza para afrontar y reconocerme pecador y necesitado de tu perdón. Dame conciencia de saberme privilegiado por tantos dones y bienes recibidos y dame también generosidad para despojarme y compartir con los hermanos más necesitados.

Ante tanto Amor, Padre, me quedo sin respuesta y experimento miedo de no responder. Me vencen mis egoísmos y no me siento digno de estar a tu lado ni de entrar en tu Casa. El regreso se me hace cuesta arriba y mis fuerzas desfallecen. Dame la paciencia y el valor de abandonarme en tus Manos y dejarme conducir por tu Espíritu. Sé que no puedo, pero confío en tu Gracia y en tu Misericordia.

Enciende mi corazón y llénalo de amor para que el camino de regreso a tu Casa sea movido por verdadero amor más que por intereses egoístas y necesidades, pues aunque no hubiese cielo te quisiera.

viernes, 21 de marzo de 2014

QUIERO SEÑOR DEVOLVERTE LOS MEJORES FRUTOS

HOY A LAS 09:00 HORA PENINSULAR, 08:00 HORA CANARIA, REZO DEL SANTO ROSARIOPOR LA UNIDA Y DEFENSA DE LA FAMILIA. ÚNETE A LA HORA QUE PUEDAS Y DONDE PUEDAS



Sé que he recibido una misión y una viña para cultivarla y sacarle frutos. Mi vida es el huerto que el Padre Dios me ha confiado para que produzca y coseche los frutos del Amor. Ese Amor que él ha plantado dentro de mi corazón y del que espera cosechar los frutos cuando venga su Hijo en su segunda y definitiva venida.

Pero soy un mal agricultor que no cultivo como es debido ni abono mi tierra como debo hacerlo. Mi pereza y mis apetencias me someten y mis apegos me esclavizan. Y abandono mi tierra al ritmo y la corriente del mundanal ruido y mis frutos se pudren en el lodazal de las pasiones, avaricias, lujurias y egoísmos. Y, desprovista de todo cuidado, es asediada por los invasores de la envidia, del odio, de la soberbia que terminan por secarla y hacerla improductiva.

Y temo que llegada la hora de tu venida Señor, mis frutos sean escasos, malos e incomestibles. Dame Señor la Gracia de transformar mi viña en una viña frondosa, cultivable de hermosos frutos y protegida por el Espíritu Santo de todo peligro e invasión. Dame el valor de no dejarme arrastrar por la codicia aparente del momento y del poder sino de permanecer en tu fidelidad y esperanza en tu Palabra.

Señor, abraza mi corazón de sabiduría para reconocerte en tu Hijo Jesús y darle la bienvenida de alabanza y agradecimiento sometiendo mi humilde vida, en tu Nombre, a su Voluntad. Amén.

jueves, 20 de marzo de 2014

DAME LA PAZ DE HACERME PAN COMPARTIDO



No tengo otra palabra que pedir perdón y esperar confiado en la Misericordia de Dios, pero sólo eso no basta, porque he recibido unos dones para repartir con los que no los han recibido o no tienen nada. Incluso con aquellos que los ha despilfarrados. ¿O es que tú y yo no los hemos también despilfarrados, y lo hacemos cada vez que no cumplimos con los que debemos cumplir?

No es cuestión de desesperar, pero tampoco de relajarnos e inhibirnos de toda preocupación y solidaridad. Tenemos que esforzarnos en compartir y colaborar con los que lo pasan mal y no tienen que echarse a la boca. Tampoco se trata de dar de lo que nos sobra, sino de dar lo justo y también parte de nuestro tiempo. 

Y es que lo gastamos en comodidad, pasarlo bien y, aunque eso también se necesita, despilfarramos mucho en lugar de entregarlo a acompañar y ayudar a los que necesitan de nosotros. Hoy Jesús nos lo describe muy bien en la parábola del rico epulón. No ayudaría leerla despacio y abiertos al Espíritu Santo.

Pidámosle al Padre Dios que nos infunda sabiduría y voluntad para entender y compartir lo que hemos recibido de su Mano generosa para el disfrute y bienestar de todos. Amén.

miércoles, 19 de marzo de 2014

¡CUÁNTOS RECHAZOS A TUS PLANES SEÑOR!



Supongo que todos hacemos nuestros propios planes. Planes que siempre irán de acuerdo con nuestros gustos, intereses y deseos. Pero advertimos que muchas veces mis deseos chocan con los deseos de otros hasta el punto de perjudicarles o, al menos, no beneficiarles. Y muchas veces esos perjudicados están muy cerca de nosotros, en nuestra familia o círculo de amigos.

Sin embargo, esos obstáculos no son suficientes para parar mis ansías de satisfacerme y de gozar de mi vida. Tampoco me paran los de Dios, porque cuando no tomo en cuenta a los próximos a mí, tampoco estoy tomando los deseos de la Voluntad de Dios. Pero, peor aun cuando descubro que no me es fácil escapar de esas apetencias y egoísmos. Me cuesta renunciar a ellos, aun sabiendo que no los debo satisfacer porque perjudico a otros, y en ellos a Dios.

San José experimentó lo mismo y decidió repudiar a María. Sin embargo, no lo hizo porque escuchó tu deseo y supo entender y realizar tu Voluntad: "Aceptarla y ser el padre adoptivo de Jesús". ¿Cúal es mi misión Señor? En eso pongo todos mis esfuerzos en lo que me queda de vida, pero no sé si voy por buen camino o, yendo por él, me quedo a medio gas y no lo doy todo como a Ti te gusta.

Necesito escucharlo y saberlo como San José, pero no termino por concretarlo. Hay muchas voces y propósitos, pero todo se diluye y se queda en nada. Seguro que soy yo el culpable y no escucho con debida atención tu respuesta. No obstante, Señor, continúo tu camino, no el mío, porque por el mío me pierdo y no llego a ningún lugar. Y eso quiero pedirte hoy con más fuerza que nunca.

Revélame Señor dónde tengo que llegar y qué debo hacer. Y dame la luz y la fuerzas para hacerlo. Quizás esté ya en él, en ese caso, dame la paz y la tranquilidad de saberme en tus Manos. Amén.


martes, 18 de marzo de 2014

LA CRUZ DE CADA DÍA



Al despertarme empieza mi lucha. La pereza de levantarme despierta mi conciencia y la avisa de que la lucha del nuevo día ha empezado. Descubro que los descompromisos son leña que la avivan, mientras que cuando el compromiso se hace presenta la pereza huye avergonzada. Por eso es bueno comprometerse aunque mi otro yo no le guste hacerlo.

Pero luego me asaltan mis otros yo que tratan de desviarme, de despertar en mí la conciencia de mi orgullo, de mi suficiencia, de mi vanidad y ego´simos. La guerra, declarada desde que mis ojos despiertan, se hace cada momento más intensa, más fuerte y más dura hasta el punto de parecerme imposible presentarle batalla. Sólo me quedas Tú Señor que sé que estás ahí y esperas mi llamada, mi oración, mi diálogo...

Y a Ti recurro Señor, y pronto, no podría explicarlo porque no tiene explicación, la brisa se hace presente y la paz sosiega mi espíritu. Tranquilo y sereno dispongo mi herido cuerpo a alabarte y bendecirte. Todo a mi derredor se hace oración, desde un simple arreglo de cama hasta servir y prepararme el desayuno. Todos mis torpes movimientos son ofrecidos desde mi pobreza en alabanza a Ti Dios mío. Y mis humildes reflexiones brotan de mis labios como dictadas por tu Espíritu de Sabiduría.

Y se hace de nuevo el milagro de cada día. En la humildad y sencillez, escondiendo mi pobreza en la Tuya, mi Señor, mi empobrecido cuerpo y mi humilde alma van tomando tu Fuerza y tu Gracia para desde lo más hondo de mi humilde rincón darte gracias por esforzarme vivir en tu presencia y entre los hombres, sin que yo sea visto y Tú seas mi única carta de presentación.

Experimento tu Gracia y tu presencia Señor y eso esconde todas mis presuntuosas acciones  y pecados.

lunes, 17 de marzo de 2014

MI SALVACIÓN ESTÁ EN MIS MANOS



Todo depende de mí. Así lo has querido Tú Señor y así ha de ser. Me has creado libre y eso significa que tengo la opción de elegir lo que Tú me dices, indica y señalas, o hacer lo que yo creo y me apetece. Así de grandioso que no nos damos cuenta de ese gran tesoro regalado.

Sin embargo, Dios mío, me doy cuenta que esa tarea es muy grande para mí. Mi corazón está tocado por el egoísmo de mirarse sólo él. Estoy encadenado y esclavizado por mi humanidad pecadora y por mí mismo será imposible que pueda liberarme y dominar mis pasiones, instintos, afectos y sentimientos y ponerlos por debajo de tu Amor y tu Voluntad.

Por todo eso Señor, no me dejes solo y no permitas que me atreva a emprender el camino por mi cuenta. Nada soy sin Ti, mi Señor y te pido que me asistas y llenes de tu Gracia en el Espíritu Santo para poder vencerme y dominarme. Es verdad que tengo que dar una respuesta porque Tú la has dejado en mis torpes manos, pero también es verdad que nos ha sido enviado el Espíritu Santo para acompañarnos, guiarnos y aconsejarnos en la lucha de cada día. Sin Él no podríamos conseguirlo.

Por eso Señor, mi salvación depende de Ti porque sin Ti nada podría hacer. Lléname de tu sabiduría y voluntad para poner mi vida en tus Manos y no las mía.

domingo, 16 de marzo de 2014

ESA TAMBIÉN ES MI ESPERANZA SEÑOR



El camino se hace largo y cuesta arriba y necesito sentir tu poder Señor para fortalecerme y continuar la marcha. ¡Qué bien se está en la montaña gozando de tu compañía!, pero despertar de tan grato sueño y bajar a la realidad de mi camino se me hace imposible de soportar. Necesito Señor tu Gracia y tu Fuerza.

Dame Señor la luz que ilumine mi vida y que alumbre mis pasos. La esperanza de saber que al final del camino Tú me esperas tal y como te has transfigurado a Pedro, Santiago y Juan. Eso me dará fuerzas para superar mis apetencias y comodidades; mis desánimos y ambiciones; mis perezas y pasiones. Y me ayudará a pospones todo ante Ti, porque Tú eres mi camino, mi verdad y mi vida.

Yo si puedo hablar Señor y proclamar que Tú has Resucitado y que nos esperas por el mismo camino que Tú nos has señalado con tu Pasión. Porque ese camino es el único y verdadero camino de salvación. Sin embargo Señor, es un camino difícil de recorrer e imposible para recorrerlo solo. Necesito de tu presencia y de tu compañía, y para eso te has quedado bajo la especia de pan y vino como alimento de todos nosotros.

Señor, que no me separe nunca de Ti y que tu Cuerpo y tu Sangre sea el alimento que sostenga mis torpes y dubitativos pasos hacia tu Casa y según tu Palabra. Dame Señor la sabiduría y voluntad para nunca fallarte.

sábado, 15 de marzo de 2014

DAME LA CAPACIDAD DE AMAR



De nada servirá tantas horas de oración y de prácticas religiosas si mi corazón no es capaz de darse en amor efectivo a todos los hombres, pero de manera muy especial a aquellos que más me cuesta y están alejados de mí. Y me siento impotente para cambiar en ese sentido. ¡Quiero Señor!, pero mi pereza, mi apatía,  mis egoísmos me vencen y me instalan en la indiferencia y comodidad.

Pero mi voluntad se resiste a instalarme y acomodarme. Sé que no puedo por mí mismo, pero contigo Señor, con tu Poder y Fuerza y, sobre todo, con tu Amor seré capaz de lograrlo tal y como lo han hecho otros que me han precedido y otros que también ahora caminan conmigo. Porque Tú Señor buscas nuestro bien y con tu Muerte y Resurrección has comprado nuestra salvación por el Amor del Padre.

Por eso Señor te suplico que me asistas en tu Espíritu y me des las fuerzas, voluntad y sabiduría de abrirte mi corazón y de ponerlo en tus Manos para ser transformado por Ti.

viernes, 14 de marzo de 2014

ESFUÉRZATE EN AMAR Y LLEGARÁ EL PERDÓN

HOY A LAS 09:00 HORA PENINSULAR, 08:00 HORA CANARIA, REZO DEL SANTO ROSARIOPOR LA UNIDA Y DEFENSA DE LA FAMILIA. ÚNETE A LA HORA QUE PUEDAS Y DONDE PUEDAS





 
No intentes perdonar sin antes vaciarte del rencor, el odio y la sed de venganza que anida dentro de tu corazón. Antes de dar o darte tendrás que llenar o llenarte, porque lo que no se tiene no se puede dar. Es de sentido común disponerte a perdonar llenando tu corazón de buenas intenciones y de amorosas actitudes que te permitan derramar bondad y paz.
Eso significa que para perdonar hay primero que amar, pues para ser perdonado primero tengo yo que perdonar, y ese esfuerzo de perdonar es lo que llamamos amor. El amor predispone al perdón pues el amor no puede existir donde no hay perdón, pues no sabe ni entiende de eso.

Claro está que para amar necesitamos la Gracia de Dios, y eso hay que pedirlo, y para pedir hay que hablar con Dios, y hablar con Dios es lo que conocemos y denominamos "orar". Decimos pues, Señor danos la capacidad y la sabiduría de entender el amor. Porque donde hay amor se excluye el odio, el rencor, los deseos de venganza y la soberbia.

Sabemos que con eso no podemos, pero confiamos y sabemos que contigo Señor podemos. Y eso es lo que te pedimos Padre. Transforma nuestro corazón agrietado y lleno de impurezas y soberbia, en un corazón amoroso lleno de paz y de buenas intenciones.

Un corazón capaz de amar y de, por supuesto, perdonar.

jueves, 13 de marzo de 2014

SI HABLAR CON DIOS ES LO MÁS IMPORTANTE, ¿QUÉ TIEMPO LE DEDICO?



Cuando descubres que algo es de vital importancia para tu vida, ese algo cobra suma importancia en ella. Pero si se trata de que ese algo es la salvación total y eterna de tu vida en plenitud gozosa, ese algo debería ser lo primero y más importante de tu vida.

Hablamos del tiempo que dedicamos a relacionarnos y hablar (oración) con nuestro Padre Dios. Es lo más importante, y si todavía no lo hemos descubierto, pidámosle que nos lo dé, porque hoy nos dice el Señor que quién pide recibe, quién busca encuentra y a quién toca se le abre la puerta.

Si dudamos de ello, es prueba de que nuestra fe todavía es bastante incipiente. Eso se nota en el tiempo que dedicamos al Señor y en la actitud que lo hacemos. Pero no debe de preocuparnos, porque todo nos ha sido dado gratuitamente por nuestro Padre Dios. Por tanto, lo importante es pedírselo y confiar en que Él nos lo dará.

Padre Bueno, danos la sabiduría y la inteligencia de hablar contigo, de hablar para contarte todo lo que nos preocupa y también lo que necesitamos. Sabemos que Tú lo sabes, pero nos gusta decírtelo por nosotros mismos, pues así hablamos contigo. Pero también queremos escucharte, y eso nos cuesta más. 

Te pedimos que nos enseñe a escucharte y a tener paciencia, pero sobre todo, a hacer tu Voluntad en el espacio de nuestra vida que nos ha tocado vivir. Con nuestros vecinos, nuestros amigos, nuestra parroquia, nuestra familia...etc.


)


Dame la Gracia de saber descubrirte en cada acontecimiento de mi vida y a compartirlo contigo, Dios mío.

miércoles, 12 de marzo de 2014

SÓLO TÚ, SEÑOR, TIENES PALABRA DE VIDA ETERNA



Soy un pobre pecador y mis dudas no desaparecen, me persiguen constantemente y a cada instante. Mi fe pasa peligros y tribulaciones y las tentaciones están a la orden del día. Pero, yo Señor, creo en Ti y te sigo aunque mi pobre corazón se sienta tribulado y descreído. Necesito tu Gracia Señor para fortalecer mi fe y fortalecer mis pasos.

Me experimento pecador, débil, frágil y poca cosa, pero esa pequeñez y debilidad me hace fuerte porque sé que Tú Misericordia y tu Amor está por encima de mis fracasos. No sería posible alcanzar tu Misericordia Señor sin tu Amor, porque nuestra capacidad y esfuerzo nunca serían suficientes para merecerla. No cabe en nuestra limitada cabeza ese misterio de tu Amor, pero tu presencia entre nosotros nos mueve a la certeza y esperanza de Tú eres el Señor, el Hijo de Dios Vivo.

Danos la luz y la sabiduría de seguir tus pasos y aunque nuestra inteligencia y sabiduría es pobre y limitada, danos la fe y fortaleza para no desfallecer ni desviarnos de tu camino. Señor, te busco a Ti. 

Aparta de mi corazón aún las pequeñas mezquindades.

martes, 11 de marzo de 2014

PERDONA SEÑOR TANTAS MENTIRAS



Si me preguntan que pienso de mí, la primera intención que se apodera de mi mente es que no soy mala persona aunque soy consciente de mis fallos, errores y pecados. Sería de fanfarrón y engreído no reconocer mis limitaciones y faltas, pero no se trata simplemente de eso. Se trata de las innumerables ocasiones que falto a mi palabra y cometo pecados contra el Señor y mis hermanos los hombres.

Simplemente mirar la oración del Padre nuestro y reflexionarla, me hace tomar conciencia de las veces que caigo y falto a mi promesa. ¡Y cuántas veces rezo el Padre nuestro al día! En mi caso unas diez o más. Le pido al Padre que se haga su Voluntad, pero persigo la mía, por mucha voluntad que ponga en hacer la del Señor. Y, a pesar de pedirle por el pan de cada día y porque aumente más mi amor y mi desprendimiento de las cosas de este mundo, me experimento pegado a él.

Si de perdonar se trata, temo lo mucho que me cuesta, sobre todo cuando se trata de enemigos. Sin embargo, toda esa experiencia me ayuda a descubrirme pobre, pequeño, imperfecto y necesitado. Y recuerdo que el Señor viene a sanar a los enfermos y a salvar a los pecadores, y yo soy uno de esos pobres y pecadores. Por eso salto exultante de gozo y de alegría.

Gracias Señor por venir a salvarme. Te pido que me hagas más desprendido y me des la Gracia de santificar tu Nombre, de buscar tu Reino, de hacer tu Voluntad, de perdonar a los que me ofenden y de pedirte sólo aquello que sirve para seguir tu camino.

lunes, 10 de marzo de 2014

SEGUIRTE ES ALIVIAR LA CARGA DE OTRO



No puedo afirmar que te sigo cuando no estoy disponible a aliviar la carga de otro. Otro que puede estar en mi propia familia, en mis amigos, vecinos o desconocidos. Otros que por las circunstancias de la vida están necesitados y perdidos. El amor contiene el perdón, y el perdón genera la conversión.

Sé, Señor, que esa es la pregunta que me vas a decir cuando esté delante de Ti. Sé que mi amor no te lo demuestro con la oración, con los rosarios o Eucaristías, sino con el servicio que dé a los que necesitan de mí y de mi amor. Es verdad que ese amor es alimentado con las oraciones y rosarios u otras formas de piedad, y sobre todo en las Eucaristías, pero si no se traducen en actos concretos de servicios y ayuda huelen a hipocresía y falsedad.

Dame Señor la sabiduría y la voluntad de vivir lo que recibo de tu alimento diario en mis humildes oraciones y Eucaristía. Fortaléceme y hazme desprendido para darme en generosidad, paciencia y perseverancia en servir y aliviar los sufrimientos de los más pequeño e indefensos.

Y, sobre todo Señor, que estas oraciones no pasen de largo y se diluyan en mi corazón, sino que se impregnen de tu Amor para que pueda repartirlo con mi vida entre los demás.

domingo, 9 de marzo de 2014

NO NOS DEJES CAER EN TENTACIÓN



Es nuestro caballo de batalla de cada día. Somos tentados porque nuestra naturaleza está tocada e inclinada a la tentación. Y no podemos evitarlo ni escapar a su peligro y fuerza. Enfrentarnos con nuestras propias fuerzas será firmar la derrota con antelación, porque estamos sometidos a su poder por el pecado.

 Necesitamos la Gracia del Señor y la asistencia del Espíritu Santo para salir victorioso. No podemos caminar de forma individual sino juntos y agarrados al Señor. La oración será nuestra mejor arma, oración individual pero también comunitaria. Porque en la comunidad podemos poner en práctica también la actitud de la limosna y la caridad, y fortalecer nuestro espíritu en la renuncia y sacrificio por los demás.

Con ellas podemos encontrar el equilibrio y las fuerzas necesarias para mantenernos alejados y fuertes antes sus amenazas. Tentaciones que nos invitan a vivir bien y mejor sin preocuparnos de los que no lo pueden hacer. Tentanciones de pensar sólo en nosotros sin pensar en la necesidades de los demás. Y tentaciones que nos endurecen el corazón y lo hacen más egoístas hasta el punto de someter a otros en beneficio nuestro.

Por eso, Señor, te pedimos que no nos dejes caer en tentación y que nos des la capacidad de tener un corazón desprendido y generoso.

sábado, 8 de marzo de 2014

GRACIAS POR ADOPTARME COMO HIJO SEÑOR



Señor, gracias por tu adopción como hijo tuyo. No merezco tal distinción, y menos ese Amor que Tú me das a cada instante de mi vida. Porque te he dado la espalda, rechazado e indiferente a tu llamada. No soy digno de ser considerado tu hijo, y sin embargo, Tú, Señor, me amas con locura, me abres tus brazos y esperas pacientemente mi regreso.

Quiero hacer lo mismo que hizo aquel hijo menor, el prodigo, que arrepentido y experimentando la aparente felicidad de este mundo falso e hipócrita, entendió que su verdadero lugar estaría en tu Casa, Señor, y levantándose humildemente y arrepentido emprendió el camino de regreso a tu Casa.

Dame, Señor, la Gracia y la sabiduría de descubrir ese hermoso camino de salvación a pesar de que sea duro y presente obstáculos, dificultades y sacrificios que, humillándome, sean luces y señales que me indiquen el camino de regreso.

La mejor opción es descubrir que no estaremos mejor en ningún lugar que en la Casa del Padre.

viernes, 7 de marzo de 2014

LA TRAVESÍA SE HACE OSCURA

HOY A LAS 09:00 HORA PENINSULAR, 08:00 HORA CANARIA,REZO DEL SANTO ROSARIOPOR LA UNIDA Y DEFENSA DE LA FAMILIA.ÚNETE A LA HORA QUE PUEDAS Y DONDE PUEDAS






Perdemos muchas veces la luz. Nos asustan tantas dificultades y sacrificios. No es un camino apetecible a primera vista. Cuesta empezar a caminar porque todo exige esfuerzo y lucha. Se trata de imponer tu voluntad y muchas veces experimentas que no puedes, y te derrumbas.

Claro, no debes andarlo sólo. Cuando Jesús se hace presente y estás con los demás parece suavizarse, pero en cuanto te ves solo, te vienes abajo, sientes tu debilidad y todo se te hace rutinario, costoso e imposible. No te separes de la comunidad, porque es en ella donde practicas y vives el dar y darte sin condiciones, y dónde experimentas que dando experimentas gozo y felicidad.

Se me hace difícil Señor compartir. Es mucho más llevadero y fácil dar. Dar algo y ya está todo hecho, pero compartir no es simplemente dar, sino repartir lo que tienes y comprometerte con otros muchos que tienen necesidades. Y no se trata de un tiempo, sino de una conversión constante y siempre que descubras esa necesidad en otro.

No puedo Señor si Tú no me das las fuerzas y tu Gracia para poder llevarlo a cabo. Me atrevo a pedírtelo porque sé que contigo puedo, y por eso mantengo mis esperanzas y me esfuerzo en ello. 

Dame Señor ese don de ser desprendido hasta el punto de repartir y compartir con los que lo necesiten.

jueves, 6 de marzo de 2014

MORIR PARA VIVIR



Si algo hay claro es que todo ser humano desea vivir y ama la vida. Pero una vida gozosa y plena de felicidad. Esa es la meta que todos perseguimos y esa es la propuesta que Jesús nos ofrece. Una propuesta que pasa primero por la aparente muerte terrenal, porque para el creyente la muerte no existe, sólo una transformación de una vida terrena, finita y caduca a una Vida plena y eterna.

Eso nos supone un recorrido terrenal duro, difícil y lleno de obstáculos que nos exigirán renuncias, voluntad y lucha constante. Sabemos que por nuestra cuenta no podemos alcanzarlo. Somos débiles y muy frágiles, y nuestra naturaleza está tocada por el pecado. Pero también sabemos que no estamos solos. 

Jesús nos acompaña y nos da las fuerzas y la Gracia de su Espíritu para que podamos vencer y vencernos a nosotros mismos. En el Espíritu del Señor seremos capaces de dominar nuestros instintos, apegos, esclavitud y liberarnos de todo aquello que nos somete y nos arrastra por el camino del egoísmo y la comodidad.

Danos Señor la Gracia de Tú sabiduría para saber discernir los caminos por donde debemos peregrinar para, junto a Ti, alcanzar la Casa del Padre.

miércoles, 5 de marzo de 2014

ESCÓNDEME MI AVARICIA Y MI VANIDAD SEÑOR



Sé que debo esconderme Señor y no lucir mis dones o virtudes de Ti recibidas. Pero también sé de mi pobreza y de mis egoísmos. Muchas veces me resulta difícil esconderme ante un halago o piropo, y mis sentimientos se hinchan de vanidad y de codicia. No puedo reprimir, aunque no los quiera, mis egoístas sentimientos y emociones. Confieso, y Tú lo sabes Señor que soy un pecador.

No tengo otra alternativa que recurrir a Ti, Dios mío, y suplicarte humildad y discreción. No quiero premios ni halagos que me paguen mis humildes servicios, porque quiero hacerlos como correspondencia a Ti, y Tú, Señor, me los has dado gratis y sin condiciones. Y no para que te los devuelvas, sino para que redunde en beneficio propio mío. Porque cuando amo a tu estilo, yo, Señor, soy el primer beneficiado, pues la felicidad se esconde detrás de la generosidad del corazón.

Cuando soy reconocido, y eso, ¿qué voy a decir Señor?, me gusta, quedo pagado. Mis premios ya me han sido entregados. ¿Qué más voy a pedir? Experimento pobreza y descubro que no he actuado de forma gratis, pues he recibo en compensación el premio a mi egoísmo. Y quiero hacerlo gratis, tal y como Tú me lo has dado. Ayúdame, Padre mío, en el Espíritu Santo, a ser humilde, a tener fuerza y voluntad de no esperar premios ni privilegios, sino ser el más servidor y escondido de tus siervos. 

Sólo por amor y amor y nada más. Necesito Señor tu Gracia para poder actuar y vivir así.


martes, 4 de marzo de 2014

ALÚMBRAME PARA DEJAR TODO AQUELLO QUE ME ESCLAVIZA



Quiero ir detrás de Ti, Señor, y Tú lo sabes porque lees lo más profundo de mi corazón. Pero también sabes las dificultades con las que tropiezos. Mi naturaleza pecadora me arrastra, tira de mí; mis apegos debilitan mi voluntad y mis apetencias, pasiones, sentimientos y emociones me confunden y me manipulan como si de una marioneta se tratara.

Soy un pecador Señor, y Tú lo sabes. Eso me da confianza, porque aún siendo así, descubre que Tú me quieres, pues no tiene otra significación el haber dado tu vida por mí, por este humilde, pobre y miserable hombre, que te falla y te deja en mal lugar cada día. Esa entrega tuya me anima a continuar y a confíarme en tus brazos.

Me da confianza y me infunde esperanza. Sí Tú que me conoces y sabes todo de mí, confías y apuestas hasta el extremo de haberte entregado a una muerte de cruz, ¿cómo no voy, por lo menos, hacer el esfuerzo e intentar responderte? Y en eso estoy. Sé que también eso lo sabes y eso me tranquiliza y da fuerza...

Pero soy consciente de mi humanidad pecadora y te pido tu Gracia, tu Aliento y tu Fuerza, porque sin ellas no sabré dar un paso con firmeza y con sabiduría, y menos vencer todas mis apetencias.

lunes, 3 de marzo de 2014

YO NO QUIERO IRME SEÑOR



Sé que la cosa no es nada fácil; sé que mis inclinaciones materiales, mi humanidad pecadora, mis egoísmos, mis apetencias y apegos y mi avaricia me tienen sometidos y encadenado. Sé que yo sólo no puedo, pero cuento contigo Señor, y sé que Tú no quieres que yo me vaya y me invitas a seguirte y a tu Reino.

Y yo quiero obedecerte y seguirte. No quiero abatirme ni entristecerme e irme de tu lado. Quiero seguirte y permanecer a tu lado. Pero sabes Señor que sólo no puedo. Necesito tu Gracia, tu Fuerzas y tu Fortaleza para poder vencerme y ponerme a tus servicios. Dame la sabiduría y la paz que necesito para permanecer y no impacientarme. Necesito encontrar la paz y perseverancia.

Me postro a tus pies Señor e imploro tu Misericordia y te suplico que me llenes de la Gracia del desprendimiento de todo aquello que se interpone entre yo y Tú, Señor.

domingo, 2 de marzo de 2014

HAY COSAS DE LAS QUE NO PUEDO PRESCINDIR, ¡AYÚDAME SEÑOR!



Experimentas tus limitaciones y tu dependencia de este mundo. Creo que es bueno saberlo y experimentarlo, porque eso te descubre la necesidad que tienes de liberarte y la pobreza de saber que tú sólo no puedes. Entonces empiezas a entender la importancia de la venida de Jesús. Dios hecho Hombre como tú, igual a ti menos en el pecado, para enseñarte y ayudarte a liberarte de todo este mundo que te somete.

Dejar tu corazón libre no es cosa, llegas a descubrirlo en el Espíritu Santo, a la que tú te puedes enfrentar. Sería, y verdaderamente lo es, un enorme disparate intentarlo sólo. Estás sometido, tocado y encadenado por tu humanidad pecadora a las tentaciones y apegos de este mundo. Eres carne aprisionada, sedienta de muchas cosas a las que no puedes renunciar: sed, alimentos, pasión, sexo, mentira, poder, gloria, posesión...etc. Somos una caja de egoísmos que nos pueden y someten.

Entendido esto, sólo Jesús, Hombre como tú, pero libre de todas esas ataduras por la Gracia del Padre, puede darte esa liberación que tú deseas y quieres, porque descubres y experimentas que las cosas de este mundo, aunque aparentemente prometen llenarte, te dejan vacío y carente de sentido. Anulan tu compromiso y debilitan tu responsabilidad. Te hacen una piltrafa.

Por eso, necesitas tú como yo, llenar nuestro corazón de verdad, de auténtica verdad que limpie nuestro corazón y lo haga libre, lleno de pureza, de buenas intenciones, de justicia y de paz. Sólo así tú vida y mi vida se llenarán de sentido y de verdadero amor.

Y eso sólo lo puede y lo da Jesús, el Señor al cuál tú y yo debemos servir.


sábado, 1 de marzo de 2014

CREA EN MI UN CORAZÓN PURO SEÑOR



Mi vida es una constante tempestad. Hay olas de enormes dudas; hay olas de vientos huracanados que levantan murallas de apegos y apetencias que se interponen en mi amistad contigo. Hay olas de comodidades y placeres que me arrastran a mares plácidos, dulces y fáciles de navegar. Hay olas que me mecen y duermen acunándome en corrientes suaves, favorables, indiferentes y permisivas con todo aquello que satisface mis intereses.

Y, sin embargo, no me siento tranquilo. Esas olas, aunque aparentemente me duermen y tranquilizan, me golpean y me hacen daño. Dame Señor un corazón puro como el de los niños. Un corazón no contaminado capaz de ser ingenuo, verdadero y cargado de buenas intenciones. Un corazón abierto a la verdad e incapaz de mentir. Dispuesto a obedecerte sin dobleces ni hipocresías. Un corazón nuevo, vuelto a nacer del agua y del Espíritu.

Un corazón abierto a tu Voluntad y a renovarse constantemente en camino de perfección y madurez hasta llegar a Ti.