ÚLTIMAS REFLEXIONES

UN RINCÓN PARA ORAR

↑ Grab this Headline Animator

UN ROSARIO CADA VIERNES

Cada viernes, hora peninsular 09:00, en Canarias a las 08:00, y en cualquier otra parte del mundo la que mejor puedan elegir, nos unimos en el rezo del Rosario (VER AQUÍ) por la unidad de todos los creyentes, por la familia natural, hombre - mujer, por la vida y por la libertad de educación de los hijos.

Desde tu casa, online, desde tu trabajo, desde tu hospital y enfermedad, desde myfeeling, desde todas los colectivos y asociaciones, desde donde quieras que estés, tú también puedes unirte en este clamor al Padre, unidos a María Santisíma, para que el Espíritu Santo nos dé la capacidad y la luz de salvaguardar la vida y los valores morales y naturales que la dignidad de las personas hemos recibido de nuestro Padre Dios

martes, 31 de diciembre de 2013

NO ME CABE EN LA CABEZA



No, Señor, ni lo intento. Eres muy grande para entenderte y meterte en mi cabeza. Cada vez que pienso quien ha hecho este mundo en el que vivo y donde hay tantas maravillas, me quedo perplejo y sin palabras. No, no puedo entenderlo, Señor. Pero es qué hay muchas cosas dentro de él que tampoco logro entender. La técnica me sorprende y me deja bobo. ¡Cuántas maravillas!

Pero, sí, hay una cosa que me habla de Ti, y me descubre tu presencia: "Mis ansias y búsquedas de felicidad". Quiero ser feliz, pero no sólo un rato, un espacio de tiempo. Quiero ser feliz siempre y para toda la vida, esta y otra. No quiero morirme y quiero vivir siempre.

Entonces descubro que ese deseo que mora en mi corazón y me consume moviéndome en su búsqueda, lo has puesto Tú. Porque Tú eres Eterno e Inmensa Felicidad. Y porque, razono, es de sentido común, eso si cabe en mi cabeza, que si me has creados lo hagas para siempre. No seria tan bueno crearme para luego dejarme morir para siempre.

Además, lo dices y lo prometes: "Quién cree en Mí se salvará". "He venido para darle vida en abundancia". Y eso coincide con lo que yo busco y quiero. Y eso no me lo da el mundo, ni se encuentra en el mundo. Sólo Tú, Señor eres el Dueño y Señor de todo lo creado, y también de la vida y la muerte.

Gracias Señor por darme la fe de creer en Ti, y la razón para fortalecerla, pues en ella también te descubrimos y encontramos. Y te pido que alumbres a este mundo que, de espaldas a Ti, anda en tinieblas.

lunes, 30 de diciembre de 2013

SEÑOR, MANTENME VIGILANTE



Señor, dame la Gracia de estar siempre vigilante, despierto mi corazón y atento a tu presencia. Como lo estuvo la profetisa Ana, que recibió la recompensa de presenciar y descubrir tu presencia en la presentación del templo. Y más todavía, que no paró de proclamarte a todos aquellos que esperaban tu venida para ser redimidos y salvados.

Te pido las fuerzas de mantenerme siempre en vigilia constante y perseverante ante las inclemencias del tiempo, de ese tiempo tentador que son mis debilidades, pereza, comodidades, apegos, satisfacciones, egos... y que amenazan con relajarme, dormirme y olvidarme de tu venida.

¡Señor!, fortalece mi espíritu y empújame a comer tu Cuerpo y beber tu Sangre para estar a la escucha de tu venida y presencia. Mi voluntad, débil y frágil, se derrumba si no está injertada en la Tuya. Dame esa Gracia para perseverar en Ti, Señor.

Y tenme siempre en el camino acompañados de mis hermanos que también te buscan y quieren estar despiertos a la hora de tu venida, porque con ellos me encontraré más apoyado y fortalecido.


domingo, 29 de diciembre de 2013

GRACIAS SEÑOR POR LA FAMILIA

 
 
Es la familia el lugar donde crecemos, y donde se nos forma el carácter y los criterios básicos que luego irán tomando forma en el devenir de nuestro desarrollo integral. Es la familia donde se nos ha garantizado y continuado esa vida que hemos recibido de Dios. Es la familia esas manos que nos han cuidado, protegido, defendido y alimentado para que nuestro pequeño cuerpecito siguiera su normal desarrollo. Es la familia a la que le debemos que la vida recibida crezca y dé sus frutos.
 
Sin la familia nuestra vida no sería igual. Sin la familia nuestra vida se vería seriamente en peligro, mal formada y atendida. Sin la familia los pueblos no tendrían la esencia y la base del respeto, de la justicia, de la libertad y los derechos. Sin la familia el mundo no sería mundo. Donde la familia es atacada, el mundo se encuentra en peligro, porque la familia es la célula de la sociedad.
 
Señor, Tú que quisiste nacer en una familia, y que escogiste como padres a José y María, ilumina a todas las familias para que hagan de este mundo un mundo de paz, de justicia y de amor.


sábado, 28 de diciembre de 2013

DAME SEÑOR UN CORAZÓN CAPAZ DE CAMBIAR



No sería bueno tener un corazón pasivo, quieto, endurecido y sin sentimientos. Tampoco sería bueno tener un corazón conformista, callado, instalado, cómodo y nada inquieto. Un corazón incapaz de compadecerse, de llorar, de dolerse y sufrir. No, Señor, no quiero un corazón así. Quiero un corazón capaz de caminar, de moverse, de mudarse.

Quiero Señor, y te lo pido, que me des un corazón capaz de experimentar el dolor tanto propio como ajeno, y no quedarse en la experiencia pasiva sino en la acción de mudarse de corazón de piedra a corazón de carne. Un corazón activo, en movimiento, en continuo crecimiento y madurez.

Un corazón capaz de gritar, de proclamar, de divulgar la vida amenazada por los hombres que siguen la misma estela que aquel Herodes. Un corazón que manifiesta su disconformidad con la muerte de todos los inocentes que son condenados antes de ser vistos y poder defenderse. Un corazón que no sienta miedo ni soberbia en pedir perdón por todas sus evasiones y disimulos ante la amenaza de muerte que otros le tienden. Un corazón capaz de amar hasta comprometer su propia vida.

Señor, dame sabiduría y fortaleza para poder defender con todas mis fuerzas la vida que Tú nos has regalado, y defenderla  como la mayor oportunidad que, por tu Amor, tenemos para corresponder a tanta confianza depositada en cada uno de nosotros.

Señor, es la vida la que nos hace a todos iguales, pues al recibirla de Ti, descubrimos que sólo Tú eres Dueño y Señor de ella.

viernes, 27 de diciembre de 2013

¿QUÉ SERÍA DE MÍ SIN TU RESURRECCIÓN?



Cuando experimento la tristeza de este mundo agobiante, cruel y sin piedad. Un mundo donde prima el poder, la fuerza y los intereses de los más poderosos y ricos. Un mundo de fuertes y débiles donde el amor se fundamenta en el egoísmo y la soberbia. Un mundo de muerte.

Me quedo sin aliento y sin esperanza. ¿A dónde ir a buscar paz y justicia? Sí, sé que hay algunos que la sienten y la dan; sí, sé que hay mucha gente buena que se dan y dan amor y justicia, pero no bastan para tanto sufrimientos y esclavitudes que se dan en este mundo perverso. Un mundo bueno pero que el hombre egoísta y avaro estropea y hace hostil y angustioso.

¿Dónde buscar consuelo y esperanza para superar este calvario de cruz? Sólo en Ti, mi Señor tengo puestas las esperanzas. Esperanzas de que este mundo se transforme en un mundo de paz, de amor y justicia. Espero con todas mis fuerzas que así sea. Y la noticia de tu Resurrección ha multiplicado mis esperanzas, la han hecho realidad, porque Tú Señor has vencido a la muerte y al mal.

Ven Señor y reina sobre este mundo perdido y corrompido, y llénalo de paz, gozo, justicia y alegría, para que reine la concordia y se haga tu Voluntad: "que los hombres se amen como Tú nos has enseñado a amar".

jueves, 26 de diciembre de 2013

EL PANORAMA NO ES ALENTADOR



No es muy atrayente el proyecto de vida que nos propone el Señor. Pero no nos engaña, y eso es ya una muy buena señal. Nos advierte y nos lo dice muy clarito. Seguirle será ir contra corriente, porque los hombres que se entregan a este mundo piensan de manera diferente al Señor.

Ellos no dan nada gratis y todo supone un contra prestación e intereses. Si no es así, se retira y se niega. Así que eso de amar sin pedir nada a cambio no entra en sus cálculos. Pero además molesta que eso se proclame y se divulgue, porque puede despertar en otros, interés y extenderse de forma que sea difícil aplicar sus criterios.

Llevan a su favor que el hombre está tocado, tocado por el pecado y su humanidad es débil y frágil. No se resisten a la tentación del dinero, del sexo, de la buena vida y comodidades, y todo eso le pervierte y le aleja del dar sin pedir nada a cambio. De dar sin recibir, es decir, de amar. Esa clase de amor exige renuncias hasta el punto de olvidarse de sí mismo por los demás.

Es imposible atravesar ese camino sin acercarse a Jesús. Él no ha venido de vacaciones, ni a pasarlo bien. Ha nacido y se ha mezclado entre los hombres para salvar a los hombres de esta difícil misión. Amar sólo es posible si estamos en, por y con Él. Solos nos perdemos y nos gana el mundo de forma fácil. En Él seremos fuertes y venceremos. Para eso ha nacido.

Señor, danos la Gracia de, como los pastores, escucharte y caminar hacia tu encuentro. Danos la sabiduría de adorarte como en Belén y dejarnos conducir por tu Espíritu para que siempre estés naciendo, cada día, en nuestro corazón.

miércoles, 25 de diciembre de 2013

NAVIDAD ES DIOS CON NOSOTROS



Señor, no me valen palabras ni celebraciones. No basta decir feliz Navidad, porque Tú no has nacido para celebrar una fiesta y permanecer encerrados en nosotros mismos. Tú has venido para que nuestros corazones, viejos y endurecidos por la soberbia, el egoísmo y la avaricia, sean transformados en corazones mansos, humildes y generosos por el amor.

Y cuando mi corazón, pobre y pecador, se humilla como María, y se abre a tu Voluntad, estoy celebrando tu nacimiento y tu venida. Porque Tú, Señor no has venido para comilonas, fiestas, bebidas y borracheras. Tú has venido para que lo hombres sean hermanos y se amen. Se amen buscando la justicia, la paz y el amor entre todos. Has venido, Señor, para que nos amemos según y como Tú nos has amado.

Y cuando tratamos de hacer ese esfuerzo, injertado en tu Hijo Jesús y asistidos por el Espíritu Santo, estamos celebrando la Navidad. Navidad que no es un día, sino que a partir de este día nace Jesús en nosotros cada día. 

Así, cada día al levantarte y abrir tu corazón, si está lleno de la Gracia de Dios, es Navidad.

DESDE UN RINCÓN PARA ORAR

FELIZ NAVIDAD PARA TODOS LOS BLOGUEROS CON EL PAPA, PARA TODOS LOS BLOGUEROS DE BUENA VOLUNTAD, Y PARA TODOS LOS BLOGUEROS QUE LUCHAN POR UN MUNDO MEJOR.

martes, 24 de diciembre de 2013

CÁNTICO DE ZACARÍAS: «Benedictus» (Lc 1, 68-79) El Mesías y su Precursor


8Bendito sea el Señor, Dios de Israel,
porque ha visitado y redimido a su pueblo,
69suscitándonos una fuerza de salvación
en la casa de David, su siervo,
70según lo había predicho desde antiguo
por boca de sus santos profetas. 
 
71Es la salvación que nos libra de nuestros enemigos
y de la mano de todos los que nos odian;
72realizando la misericordia
que tuvo con nuestros padres,
recordando su santa alianza
73y el juramento que juró a nuestro padre Abrahán. 

74Para concedernos que, libres de temor,
arrancados de la mano de los enemigos,
75le sirvamos con santidad y justicia,
en su presencia, todos nuestros días. 

76Y a ti, niño, te llamarán profeta del Altísimo,
porque irás delante del Señor
a preparar sus caminos,
77anunciando a su pueblo la salvación,
el perdón de sus pecados. 

78Por la entrañable misericordia de nuestro Dios,
nos visitará el sol que nace de lo alto,
79para iluminar a los que viven en tinieblas
y en sombra de muerte,
para guiar nuestros pasos
por el camino de la paz.


lunes, 23 de diciembre de 2013

JUAN ABRE EL CAMINO


Cuando me empeño en darte a conocer, posiblemente sin darme mucha cuenta, trato de presentarte presentándome yo mismo. Quizás, sin saberlo y debilitado por mi vanidad, me pongo delante de Ti, Señor, y te hago sombra. En lugar de ser luz, soy oscuridad opaca que no deja pasar tu Luz. Estoy más pendiente de los resultados, de persuadir y convencer que proponer e invitar.

Juan fue modelo de preparar tu camino. Nunca se interpuso entre Tú y los hombres. Siempre te presentó como Alguien más grande que él, y como el Mesías liberador y salvador. ¡Qué lejos estoy yo de parecerme a Juan! Señor, que se capaz de que los que se acerquen a mí sientan tu presencia y no la mía. Pues yo soy un pobre pecador del que nada van a aprender.

Necesito que me llenes de humildad Padre mío, y me inundes de tu Sabiduría para que mis palabras, pobres y pecadoras, iluminadas por tu Espíritu sean nítidas y claras y llenas de tu Verdad para que proclamen tu presencia entre los hombres. Mueve mi corazón para que, abierto a tu presencia, seas Tu, Señor el centro y la gloria de todos los hombres que se dignan escuchar tu Palabra.

Señor, mengua mi vida y mi acción para que sea tu Gloria la que reine ante los hombres.

domingo, 22 de diciembre de 2013

LA PACIENCIA DE SABER ESPERAR EN SILENCIO



Hombre justo, honrado, callado ante lo que no comprende; sin atreverse a juzgar porque no sabe para eso. Esperanzado en la sabiduría de Dios y confiado en su Gracia. Hombre fiado de la fidelidad de María, le cuesta creer en su infidelidad. Quiere creer en su inocencia, pero no comprende ni entiende los designios de Dios, más se fía de su Palabra y aguarda, espera.

Piensa en repudiar, pero no se atreve. Le puede más su fe y confianza en María. Intuye, sin comprender, que algo ocurre y que Dios está por medio. Espera pacientemente y recibe la respuesta, a través del Ángel, de Dios. Su fe, puesta a prueba, tiene su compensación, y José cree en Dios y en su esposa María.

Y esa fe posibilita el nacimiento de Jesús en la Familia de Nazaret. Y enciende la esperanza en todos los hombres de buena voluntad, porque nos ha nacido un Redentor, un Libertador, un Salvador del mundo que, por sus méritos en la Cruz, limpia de todo pecado a los hombres.

Tú y yo hemos sido redimidos por el Niño Dios que nace en Belén. Gracias María, Madre de Dios, y gracias José, padre adoptivo de Dios hecho Hombre.


sábado, 21 de diciembre de 2013

SORPRENDE LA HUMILDAD

http://2.bp.blogspot.com/_f7LR4h-3t_M/SnQbC2Ng8YI/AAAAAAAAAqI/zMZKWC-Oo1Y/s400/Visitation+Ghirlandaio.jpg 

Cada vez que uno quiere sobresalir y destacar obtiene resultados contrarios, porque es la humildad y el servicio lo que hace que el otro se sorprenda y le llame la atención. Si quieres ser notado, trata de que destaque tu disponibilidad, tu entrega y servicio, no tus méritos ni tu arrogancia. 

María fue elegida por ser la esclava, la humilde y sencilla, y eso derramó la Gracia de Dios en ella. Y lo afirmó cuando días después salió en disponibilidad de servicio y entrega a casa de su prima Isabel, en estado de buena esperanza según la Voluntad de Dios. Su decisión rápida y firme de visitar a su prima descubre una fe viva, activa y que se pone en camino.

Así, Señor, queremos nosotros actuar, como María, prontos a obedecerte y aceptar tu Voluntad. Danos esa Gracia que necesitamos para embriagarnos de humildad, de sencillez, de entrega, de servicio y caridad y transmitir con nuestra vida y palabras, tu Vida y tu Palabra salvadora.

viernes, 20 de diciembre de 2013

SE HACE DURO RESPONDERTE SEÑOR



Sí, porque estamos apegados a la vida. Sabemos que esta vida no es eterna, es caduca, pero nos aferramos a ella con todas nuestras fuerzas. ¡Qué contradicción!, decimos creer y seguirte, pero la realidad es que seguimos nuestros impulsos y nuestros instintos de conservar esta vida. Esta vida caduca y triste, que sólo, cuando Tú no estás, tiene presencia de muerte.
¡
Qué fuerza y que valor el de María! Cuando lo pasamos por nuestra propia vida descubrimos el inmenso valor que Ella tuvo. Su Fíat y su disponibilidad asombran, y tanto que, al igual que san José, con sólo una simple aparición casi silenciosa, sin mediar palabras, sólo con una firme obediencia, llenan la admiración y veneración de ingentes personas creyentes.

 Señor, en tus Manos pongo mi salud, mi energía, mis habilidades y talentos, todos los recursos humanos y carismas de tu Espíritu, con todas mis actividades y ocupaciones, con mis éxitos y fracasos, con mi cansancio de cuerpo y alma.

Haz, Señor, que pueda descubrirte a Ti y servirte a Ti en las personas que me rodean y en las que más te necesitan. Llena mi pobreza y pequeñez de tu Gracia y dirige mi voluntad débil y frágil para que, como José y María, acepte y cumpla tu Voluntad.

jueves, 19 de diciembre de 2013

EL RUIDO DEL MUNDO ME DISTRAE



No es fácil escapar al ruido del mundo: sus luces, sus maravillas, sus tesoros, sus placeres... encantan a los hombres y los atrae. Aquel muchacho que en su casa lo tenía todo, la dejó para aventurarse a vivir las emociones y maravillas de ese mundo, que luego, humildemente, caducadas en el tiempo abandonó para regresar de dónde nunca debía haber salido.

Es verdad que el mundo nos tienta y no es fácil resistirse, pero darnos cuenta que sus maravillas son como espejismos que prometen mucha felicidad, pero que caducan y desaparecen muy temprano sin darnos ni tiempo a disfrutar plenamente, nos ayudará a saber mantenernos, renunciar y entender sabiamente que la verdadera alegría y felicidad no está ahí.

Sólo en Dios podemos encontrarla, porque, encontrada, esa felicidad no terminará nunca. Será eterna y plenamente gozosa para toda la vida. La alegría de vivir no se encuentra en este mundo, sino en el Reino de Dios, que, dentro de unos días, nace para seguirte alimentando en la esperanza de que en Él está la vida, la alegría y la única y verdadera felicidad.

Pidamos con confianza, fe y alegría que descubramos siempre esa Estrella que nos conduce al lugar donde nuestra vida será siempre eternamente feliz.

La única alegría plena y valiosa de vivir es la alegría que nace en el portal de Belén.

miércoles, 18 de diciembre de 2013

LA SAGRADA FAMILIA



José y María, padres de Jesús, que han tenido la misión de acoger en su unión al Niño Dios y cuidarlos hasta que, llegada su hora, se entregase a la Misión que el Padre le había encomendado: Salvar a los hombres perdidos por el pecado.

Ustedes, sagrados Padres, que han sabido, en humildad y obediencia, aceptar y cumplir la Voluntad del Padre Dios, alumbren nuestras vidas con sus ejemplos de marido obediente y casto, y esposa fiel y humilde, obediente a la Voluntad de Dios y a su honrado marido José.

Ejemplos y testimonios de amor y respeto, de paciencia y obediencia, de aceptar, por encima de nuestras voluntades, la Voluntad de Dios, sean referencias que nos ayuden a fortalecernos en la fe y en el seguimiento de su Hijo Jesús, Hijo de Dios Vivo.

Sean luces que nos abran nuestra mente para saber, por la Gracia de Dios, aceptar su Voluntad  tal y como lo hicieron ustedes, y caminar en obediencia y fidelidad ante los misterios insondables que nos tientan y nos inclinan a apartarnos del camino. 

Te pedimos Señor nos des la Gracia de, como la Sagrada Familia, ser capaces de servir de ejemplo y de luz para todas las familias del mundo. Que sepamos vivir en el respeto, justicia y amor que el Padre Dios nos ha regalado por su Amor.

martes, 17 de diciembre de 2013

LIMPIA MI VIDA SEÑOR



Yo también tengo una familia. Una familia normal donde hay de todo. Los hay buenos, no tan buenos y malos. Somos herederos del pecado original y estamos manchados por los pecados de nuestros antepasados. Todos, Señor, necesitamos lavarnos en tu Vida fresca, pura y Divina que nace para limpiarnos y redimirnos de todas nuestras culpas cometidas por la familia humana.

¿Por qué nos escondemos Señor? ¿Por qué escondemos nuestros pecados y aparentamos ser mejores que los demás? ¿Acaso no somos de la misma familia? ¿Acaso no estamos manchados de los mismos pecados? Tú, Señor, naces para limpiarnos, para desde la humildad y sencillez hacernos ver y comprender que sólo la verdad y la humildad nos limpia por tu Misericordia. Porque ante un hombre que viva en la verdad y sea humilde, Tú, mi Señor, abres tus brazos y tu corazón misericordioso.

Dame Señor la esperanza y disponibilidad de entregarte mi corazón, sucio, manchado y lleno de pecados, par que Tú, Vida que te haces presente en la humildad y sencillez de un Niño nacido en un pesebre, lo limpies de toda inmundicia y lo transforme en un corazón nuevo y amoroso como el Tuyo.

lunes, 16 de diciembre de 2013

SOSTENME SIEMPRE EN LA VERDAD, SEÑOR



Dame, Dios mío, la sabiduría de permanecer en la Verdad. Esa Verdad que Tú nos proclamas y nos regala: Que Tú eres el Hijo de Dios Vivo y te haces Hombre para con tu Muerte y Resurrección redimirnos y danos la Gloria eterna.

Y que Juan el Bautista ha sido enviado por delante de Ti para preparar tu camino y dejarnos la esperanza de aguardar tu venida con gozo y alegría. Por eso, Señor, esta tercera semana de adviento, llamada de "Gaudete" la queremos vivir llenos de esperanza, de gozo y de gran alegría.

Nos sabemos salvados por tu Misericordia y por tu Amor en tu Hijo Jesús, que se hace Hombre, pasando por un Niño humilde que nace en un pesebre de Belén. Él es nuestra esperanza y nuestro gozo, a pesar de que nuestro camino esté lleno de dificultades, de subidas duras y dolorosas, de incomprensiones u otros padecimientos.

Sabemos que al fina, Tú, Señor, nos recibirás en tu Reino. Reino de Amor, de gozo y de paz.

domingo, 15 de diciembre de 2013

ABRE MIS OJOS Y MI MENTE



¿Es qué no veo lo que ocurre a mi alrededor? ¿No veo como mi propia vida ha ido creciendo en fe y santidad? ¿No veo las maravillas y prodigios de mis hermanos en la fe? ¿No me experimento resucitado de mi ataque de muerte súbita hace diez años? ¿No veo las curaciones que otros, por la Gracia de Dios, hacen en su nombre? ¿De qué me tengo que convencer?

Sólo pedirte perdón Señor, y darte gracias por tu Misericordia, por tu Paciencia sin límites y Bondad Infinita. ¿Qué sería de mí sin tu Amor? Gracias te seguiré dando todos los días de mi vida porque cada segundo e instante vivido es pura Gracia tuya. 

Gracias por obrar pequeñas maravillas en mí humilde persona y por derramar manantiales de fe en mi corazón que me hacen seguirte, buscarte, vivir inquieto en Ti y anhelarte a cada momento de mi vida. ¡Me has dado tanto, Señor que es imposible agradecértelo! ¡Necesitaría tu Fuerza y tu Gracia para poder hacerlo!

Perdona mis fracasos, mis errores, mis fallos, mis debilidades, mis miserias y tantas veces como te he decepcionado. No soy digno de Ti, y si lo soy es por tu Gracia. ¡Qué dignidad tan grande ser considerado tu hijo! ¿Se puede ser más? 

Señor, gracias por todo. Yo quiero seguirte y dejarme moldear por tu Corazón.

sábado, 14 de diciembre de 2013

SIEMPRE EN CONTINUO ASCENSO



Nunca debo parar, como nunca puedo dejar de alimentarme. Mi vida debe ser un continuo camino de perfección. Ese es el ideal y la meta. Y para eso necesito ir y caminar junto a Ti Señor, auxiliado por el Espíritu Santo. Eso me exige esfuerzo de escucha, de estar vigilante; esfuerzos de desapegos y apetencias, de desprendimientos de hábitos que me someten y esclavizan... de ayuno - penitencia - caridad.

Me exige constantemente lucha y combate hasta el extremo de no tener tiempo ni momento de reclinar la mi cabeza. Y eso es duro, está lleno de tentaciones y apetencias que te arrastran a la comodidad, al descanso o la evasión... Dame Señor un corazón capaz de dejarse moldear por tu Amor, y sobre llevar el camino de la cruz injertado en Ti. Porque sólo en, con y por Ti puedo encontrar las fuerzas de superar la lucha de cada día.

Ayúdame a tener una actitud de entrega en las cosas que cada día se presentan en mi propia vida. Cosas sencillas que ocurre a mí alrededor y, aquellos que están en mi camino, gocen de mi actuar y obrar en ellos.

viernes, 13 de diciembre de 2013

LA AVENTURA NOS ASUSTA




Nos cuesta movernos. No queremos abandonar nuestro sillón preferido frente a la chimenea de casa, y junto al televisor que nos informa y nos pasan alguna película interesante. Nos gusta esos ratitos que nos dan descanso y felicidad. Y, en verdad, creo que los necesitamos. Pero, también creo que pueden ser un peligro que el diablo nos mete en el cuerpo para que nos acomodemos y no desparramemos nuestros talentos hasta el máximo.

Corremos el peligro, ¡siempre lo estamos!, de aborregarnos, de instalarnos y de medir nuestra fe con cuatro cositas, y más cuando nos elogian y nos ponen en los altares, que nos confunden, nos engañan y nosotros también nos autoengañamos. La fábula del cuervo y la zorra nos puede servir de aviso.

No siendo malo el descanso, justo y necesario, sí debemos estar alerta y prestos a los impulsos de Espíritu que nos implica y nos llama a amar saliendo de nuestros calentitos corazones y compartir ese fuego con otros que han perdido sus esperanzas y se mueven en un mundo hostil y de espaldas a Dios.

Eso suena a aventura, pero es en la aventura cuando experimentamos la presencia del Espíritu y la necesidad de su asistencia y su poder. Dejarnos llevar por su acción nos despertará nuestra fe, nos fortalecerá nuestro espíritu y nos llenará de la Gracia de Dios que hará nuestra vida más gozosa y alegre y nos alumbrará el camino con el don de sabiduría.

Pidamos esa Gracia para estar siempre prestos a los impulsos del Espíritu y a seguir sus pasos.

jueves, 12 de diciembre de 2013

LA BATALLA ES CONTINUA



La batalla es constante, no parará hasta la última gota de sangre. Por eso, nuestra oración también tiene que ser constante hasta convertir nuestra vida en una permanente y presente oración. Las alertas de permanecer vigilantes, expectantes, en espera y oración, son las armas que debemos usar para estar preparados.

Hay una lucha interior que se libra a cada instante y en cada momento. No hay descanso ni tregua. La carne es débil y el mundo y demonio son tentaciones que están siempre alerta y vigilantes de tentarla para desviarla y perderla. Más con nuestra perseverancia orante siempre saldremos vencedores.

Es el mensaje de Juan Bautista: nos previene para que hagamos penitencia, para que estemos prestos y vigilantes, y para que perseveremos en actitud arrepentida. Y nos ofrece el Bautismo de agua para purificarnos. Pero es Jesús quien nos libera totalmente con el Bautismo de agua y Espíritu y nos salva de nuestra esclavitud.

No estamos solos, nos ha sido enviado el Espíritu Santo y en Él seremos vencedores de la batalla de nuestra vida para convertirla en Vida Eterna y gozosa.  Pidamos al Espíritu esa Gracia y abramos nuestro corazón confiado a su acción.


miércoles, 11 de diciembre de 2013

EQUIVOCAMOS NUESTRO DESCANSO



Nos sentimos extresados y agobiados. Buscamos relajarnos y distraernos y pedimos un descanso. Pensamos que no podemos con tanta carga sobre nuestras espaldas y proyectamos descansar. Pero nos confundimos, porque el descanso proyectado es más de lo mismo: viajes, excursiones, compras, fiestas...etc.

Al final venimos a descansar en casa, cuando ya no sabemos a donde acudir ni encontramos espacio lejos de tantos ruidos y algarabías. Es entonces cuando despertamos y descubrimos que el descanso es otra cosa. No tanto buscar satisfaciones y entretenimientos sino cambiar de dinámica y ocuparnos en cosas diferentes a las rutinarias de cada día. Descansar no es parar, sino eludir la responsabilidad de cada día y gastar el tiempo en otros menesteres que nos atraigan y nos gusten.

Sin embargo, el descanso de la batalla diaria, de la lucha contra uno mismo, de vencer esas debilidades que nos inclinan y someten nuestra voluntad a hacer lo que, en conciencia, entendemos que no debemos hacer, es un descanso que no está en el cambio de actividad, ni en parar la actividad ni en ocuparnos en distraernos. Eso puede que en algunos momentos nos ayude, pero no soluciona nuestro peregrinar y nuestra lucha en el camino de nuestra vida.

Solo encontraremos descanso en el Señor: «Venid a mí todos los que estáis fatigados y sobre cargados, y yo os daré descanso. Tomad sobre vosotros mi yugo, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas. Porque mi yugo es suave y mi carga ligera».

Porque sólo en la mansedumbre y humildad seremos capaces de, injertados en Xto. Jesús, vencernos a nosotros mismos.

 Danos Señor esa Gracia de buscarnos en la humildad y de esforzarnos en ser mansos para que nuestra alma sea saciada de paz y amor, el verdadero descanso.

 

martes, 10 de diciembre de 2013

EN TU CONFIANZA ME ATREVO A CAMINAR


Camino en tu Providencia, Señor

Sigo adelante Señor a pesar de los peligros. Hay momentos que mi pluma se atreve a caminar porque sabe de tus cuidados y tu defensa. Sabe que Tú eres la Verdad y que Tú la defiendes hasta con tu Muerte. Y que sales victorioso con tu Resurrección. Me siento seguro y me atrevo a subir al risco a pesar de los peligros.

Y lo hago, no para escaparme de tu Redil, ¡dónde mejor estaría!, sino para llevar tu Palabra más allá de mis fronteras y posesiones. ¡Se está tan bien entre tu rebaño que no puedo quedarme sin proclamarlo y decírselo a otros que andan perdidos o desorientados.

¡Y claro, Señor! Corro algún peligro. Hay lobos, falsos profetas, reyes con minúscula interesados en ser los dueños de este mundo. No se dan cuenta que este mundo es un mundo caduco y de barro. Están cegados por la oscuridad, a pesar de alumbrarse con muchas luces, pero no las ven, son luces falsas, efímeras, que pronto los dejaran en la total oscuridad.

Tú Señor, eres la Luz que alumbras el camino, y lo haces con Amor y Paz. No hay nada que temer, porque tu vara y callado nos protege. Aunque camine por caminos oscuros y peligrosos, Tú me sigues y me proteges.


lunes, 9 de diciembre de 2013

CURA MI PARÁLISIS SEÑOR



Mi incapacidad para dejarme perdonar me paraliza Señor. Me asalta la duda del perdón, y me resisto a dejarme perdonar por los hombres. Hombres de carne y hueso como yo y tocados por el pecado. Sé que Tú le has dado ese perdón, pero sólo queda en mi saber, pues a la hora de aceptarlo me vienen las dudas.

No quiero pedirte pruebas que, como hiciste con el parlítico, me demuestren tu poder divino para perdonar los pecados, pero si necesito que cures mi parálisis de miedo e impotencia de sentirme perdonado. Dame la Gracia y la sabiduría de dejarme curar por tu Misericordia y perdón.

Sé, Señor, que tienes poder para perdonar los pecados, pero a mí me cuesta, no tanto saberlo que dejarme perdonar. Danos la luz de descubrir la necesidad que tenemos de ser perdonados, porque sólo en el perdón encontramos la paz y la fuerzas para amar y dejarnos amar.

Descubrir la necesidad de ser perdonado es descubrir que soy pecador. Y nada hay tan grande para mover tu Misericordia Señor que la súplica de un hijo que se reconoce pecador.

domingo, 8 de diciembre de 2013

SEÑOR, NECESITO TU GRACIA



Yo no tengo la Gracia que tiene María, tu Madre, Señor. Ella alcanzo tu Gracia y Tú la llenaste de Ti. No hay mayor Gracia que la de ser elegida Madre tuya. Pero yo, Señor, aunque también me has creado por amor y te has hecho Hombre en María para acercarme y regalarme tu salvación, yo, Señor, soy un pecador.

Un pecador que no merece tu Gracia ni tu Misericordia, y sin embargo, Tú me la das y me la ofreces, Y lo has hecho sin pedirme ni siquiera opinión. No me has dejado ni opinar. Te has entregado, en tu Hijo, a mi entera salvación. Y sin embargo, me dejas en libertad y aceptas mi rechazo y mi negación a tu plan.

¿Qué hubiese sido de mí si María también te rechaza? Ahora sé valorar la colaboración y grandeza de María, tu Madre, al aceptar tu Voluntad. Yo, Señor, y Tú lo sabes, quiero también aceptar tu plan, lo que ocurre que, Tú también lo sabes, soy un miserable pecador y te decepciono a cada momento. 

Quiero aprovechar este momento para pedirte que me des la Gracia suficiente para, como María, tu Madre, corresponder a tu Amor y ser capaz de seguirte. No simplemente de Palabra, sino también con mi vida, con mi ejemplo, con mi testimonio, con mi trabajo, con mi servicio, con mi humildad, con mi entrega, con mi aceptación y sacrificio... Ayúdame Señor.

sábado, 7 de diciembre de 2013

A VECES DUDO DE MI FE



Supongo que a ti también te pasa. ¿No tienes dudas, sobre todo cuando el camino se pone duro y difícil? Te preguntas, ¿para qué hago esto? ¿Servirá esta lucha para algo? Y es que Satanás no está dormido. Él también juega y trata de convencernos que no vale la pena caminar contra corriente. Así encontró Jesús a muchos, fatigados, vejados y abatidos. Diríamos sin esperanzas.

Cuando decidimos quedarnos, dejar de luchar y rendirnos a las corrientes de este mundo, pronto experimentamos que nuestra esperanza empieza también a desaparecer. Es el Espíritu Santo que nos alerta, que nos previene, que nos empuja, porque somos seres de esperanza, de deseo de una vida mejor. Y en este mundo sólo encontramos apariencias de esperanza y felicidad, pero no la auténtica verdad y felicidad. 

Nos damos cuenta que estamos siendo arrastrados, y volvemos nuestros ojos a Jesús, la única y verdadera esperanza. En, por y con Él nos encontramos a gustos, felices, esperanzados y en paz. No por eso dejamos de padecer y sufrir contra tiempos, pero lo hacemos con otra mirada, con otra esperanza. Son las pruebas que nos mantienen alerta y deseosos de buscarle y de dejarnos encontrar con Él. 

Precisamente porque le necesitamos.

 A pesar de mis penas y tristezas. A pesar de mis sufrimientos y mis temores. A pesar de mis angustias e inseguridades, dame Señor la esperanza de saberme salvado y de continuar el camino hacia Ti. Eso descubre que mis dudas son superadas y que mi fe, aunque en momentos se tambalea y me recuerda mi humanidad, mi pobreza y mis pecados, sigue en pie porque Tú la sostienes.


viernes, 6 de diciembre de 2013

NO TE QUEDES ALEJADO, NI PARES DE GRITAR



Fue lo que hicieron aquellos dos ciegos. Habían oído las maravillas que hacía Jesús, y en cuanto tuvieron su oportunidad, 1zaaasssss!, la aprovecharon. Saltaron al camino, se le acercaron y le gritaron sin ningún respeto humano que les permitieran ver. No cabe duda que eso supone primero creer que Jesús lo puede hacer, si no es hacer el ridículo y perder el tiempo.

Supongo que Jesús les hace confesar el móvil por el que se le acerca y le piden sanación para descubrirles su fe. ¿Realmente, están convencidos que les puedo devolver la vista? Y ellos, sin ningún respeto humano respondiéron acto seguido, "sí".

¡Claro!, para buscarle y acercarsele, primero hay que tener fe, esa fe que empuja y te pone en camino. Mudar tu corazón no significa pensar de otra forma, significa arrancartelo y ponerte otro según Jesús. Te cambia todo; empiezas a ver de otra forma; encuentras en los hombres, no enemigos, sino personas a las que tienes que acercarte y perdonar.

Descubres entonces que no es fácil, pero experimentas y comprendes que sin Jesús no puedes caminar firme y sobre roca. Necesitas que Él construya tu casa.

jueves, 5 de diciembre de 2013

TÚ, SEÑOR, ERES MI ARQUITECTO



Tú, Señor, construyes mi casa, porque yo no sé cómo construirla firme y sólida. Soy un mal constructor y de nada valen mis afanes si Tú, mi Dios y Señor, no la construye. Hoy, aprovecha tu Palabra para pedirte que no quiero estar entre aquello que dicen sólo Señor, Señor... sino que quiero ser de los que, además de decirlo se esfuerzan en cumplirlo y llevarlo a sus vidas.

Por eso, quiero invitarte a que seas Tú quien construyas mi casa. Yo simplemente seré un mal albañil, al que Tú tendrás que despertar muchas veces de su adormilada siesta, o de su despistada faena. No seré capaz de construirme una casa segura y firme ante las tempestades de ese mundo y las tentaciones de los que persiguen derrumbármela. Necesito tu protección y tu Gracia.

Por eso, Señor, necesito el cemento y la arena que bien mezcladas conviertan mi casa en casa de oración. Una oración constante, sensata, consciente, firme, comprometida, dispuesta, abierta, dialogante, entregada, solidaria, alegre, compartida, silenciosa, escuchante y, sobre todo, llena de amor. De ese Amor que sólo Tú posees y sabes dar.

Dame, pues, esa Gracia de saber amasar mi vida con esa mezcla de tu Amor para construir mi casa de tal forma que ninguna tempestad ni huracán pueda hacerla tambalear.

miércoles, 4 de diciembre de 2013

PUEDO HACERME YO TAMBIÉN COMIDA EN SUS MANOS



No te subestimes, porque eres hijo de Dios, y Él te valora mucho y te ama más. Y en su Amor puedes valer todo lo que Él permitas que valga. Y suele ser mucho, si te pones en sus Manos y te dejas moldear como hace el alfarero con el vaso de barro.

Hay un paso previo, y es tu y mi arrogancia. Solemos ser exigentes, suficientes y no esperar a que nos capaciten para realizar una misión. Queremos sentirnos capaces y, de no ser así, nos excluimos y nos retiramos. No digerimos el no saber o no poder. Y eso nos suele molestar y enfrentarnos con nosotros mismos.

No se trata de poder ni de ser capaz. El Único capaz es Jesús, y Él pregunta si tú quieres, en Él, atreverte a hacer lo que Él te pida. Posiblemente te pedirá de acuerdo con lo que te ha dado. Él sabe de lo que puedes y estás capacitado para hacer. Sólo quiere que tú en su Nombre lo hagas. Y veremos qué podemos hacer.

No está el Espíritu Santo de vacaciones, ni de estatua. Está para actuar en ti, pero necesita tu permiso, tu disposición, tu abrirte a su acción... Entrégale tu corazón y las obras serán las que Dios quiere que sean. No las tuyas, las que tú quieres, sino las que El quieras. Por eso, por eso tenemos que abajarnos y ser pequeños, no porque valemos poco, sino porque valemos demasiado si nos dejamos guiar por el Espíritu.

Tú, Señor, sabes de nuestra disposición, de nuestro empeño, de nuestros deseos. No podemos, ni tampoco queremos, engañarte. Toma nuestra vida y haz con ella según tu Voluntad. Yo trataré, siempre contando con tu Gracia, de responderte y de multiplicar mis panes para que coman otros. Tuyos son Señor, y tuyos los reparto gratuitamente con mis hermanos.

martes, 3 de diciembre de 2013

¡LÍBRAME DEL PELIGRO DE HACERME GRANDE!



Querer ser pequeño, no significa que quiero seguir siendo niño, pues quiero madurar y crecer, pero no estar lleno de grandeza y suficiencia. Quiero tener siempre hambre, hambre de llenarme, de comer de tu Palabra, de saciarme de tu sabiduría, de crecer en tu amor. 

Eso entiendo que significa ser pequeño, y eso quiero ser Padre mío. Dame la sed y el ansia de buscarte para saciarme de tu Paciencia, de tu Bondad, de tu Misericordia, de tu Fortaleza, de tu Entrega... de tu Amor. No permitas que me llene de tantas cosas hermosas y bonitas, pero que sólo son cosas. Cosas caducas y efímeras, que te hartan y te gustan, pero que pronto desaparecen dejándote vacío, insatisfecho, triste y angustiado...

Quiero seguir siendo pequeño y nunca crecer en ese sentido. Siempre estar falto de tu Alimento y tu Palabra, porque esa ha sido la Voluntad de tu Padre, de compartir su Gloria con los pequeños y los pobres.

Concédeme la riqueza y la gracia de ser siempre pequeño Padre mío.

lunes, 2 de diciembre de 2013

LA FE MUEVE MONTAÑAS



Si tuviera fe no haría falta movernos, porque la fe no necesita presencia sino simplemente fe. Eso fue lo que ocurrió con aquel centurión romano. Jesús no necesitó presentarse en su casa, sino que con sólo una Palabra suya bastó para sanar a su ciervo.

Pronunciamos esas palabras cada vez que nos disponemos a recibir al Señor: "Señor, no soy digno de que entres en mi casa, pero una Palabra tuya bastará para sanarme". Aquel centurión sólo necesitaba la Palabra de Jesús. Eso le bastaba para sanar a su ciervo. Y eso le pidió al Señor.

No me extraña que Jesús quedara gratamente sorprendido. Cuando muchos, aun presenciando sus milagros, negaban su poder y divinidad, aquel centurión sólo de oídas creyó que Jesús podía sanar a su ciervo, y no sólo eso, sino que con una sola Palabra suya bastaría para sanarlo.

¿Creemos nosotros igual que el Centurión? Pues si no es así, pidámosle al Señor que  aumente nuestra fe y abramos nuestro corazón a su Palabra. En estos momentos de preparación a su venida, estemos atentos a que nuestro corazón sea más acogedor a su Palabra y la dejemos acomodar haciéndole un hueco para que anide y nos transforme.

domingo, 1 de diciembre de 2013

CONFÍO EN TI SEÑOR



Planta tu Palabra dentro de mi corazón. Yo, Señor, pobre pecador, trato de abrirlo con todas mis fuerzas y prepararlo para tu siembra. Pero necesito el agua de tu Gracia y la tierra de tu Palabra, para que la semillas de mi vida nueva dé los frutos que Tú , Buen Sembrador, esperas recoger.

Despierta y aviva mi corazón, y mueve mi voluntad, para que mi vida corresponda a tu Palabra y sea capaz de llevarla a otras tierras necesitadas de ser sembradas. Y dame la valentía y la prontitud de correr a tu llamada sin pensármelo, sin mirar la vista atrás. Confiado y abandonado a tu providencia y a tu protección.

Aleja de mí toda exigencia y demostración de tu identidad pidiéndote pruebas de quien eres. Impúlsame como un niño a fiarme y confiar en Ti. A ponerte en la primera prioridad de mi vida y a esforzarme para los que permanecen a mi lado te descubran a Ti en mí.

sábado, 30 de noviembre de 2013

ORACIONES

No omitas tu oración


Salvador - Arrecife
Ip guardada Mozilla/5.0 (Windows NT 6.0; rv:25.0) Gecko/20100101 Firefox/25.0 http://unrinconparaorar.blogspot.com.es/ salvadorsevero@gmail.com
25 de Noviembre del 2013 - 08:59:51
Si no descubro y siento la necesidad de hablar contigo cada día, mi vida corre serio peligro. Porque Tú Señor eres el Camino, la Verdad y la Vida.
Salvador - Arrecife
Ip guardada Mozilla/5.0 (Windows NT 6.0; rv:25.0) Gecko/20100101 Firefox/25.0 http://unrinconparaorar.blogspot.com.es/ salvadorsevero@gmail.com
23 de Noviembre del 2013 - 12:36:56
Te pedimos Señor que nos des la tenacidad, la sabiduría y la perseverancia de no desfallecer y de saber esperar tu llegada esforzándonos en vivir en tu Palabra y en tu Voluntad. Esperanzados en que un día, por tu Misericordia, te veremos y gozaremos en y de tu presencia para la eternidad.
Salvador - Arrecife
Ip guardada Mozilla/5.0 (Windows NT 6.0; rv:25.0) Gecko/20100101 Firefox/25.0 http://unrinconparaorar.blogspot.com.es/ salvadorsevero@gmail.com
21 de Noviembre del 2013 - 12:41:44
Haznos Señor que las, por la acción del Espí­ritu Santo, luces en el espacio Cibernético proclamen tu Palabra y acompañen al sucesor de Pedro en su misión de conducir la nave que Tú le has entregado.
Salvador - Arrecife
Ip guardada Mozilla/5.0 (Windows NT 6.0; rv:25.0) Gecko/20100101 Firefox/25.0 http://unrinconparaorar.blogspot.com.es/ salvadorsevero@gmail.com
18 de Noviembre del 2013 - 02:00:35
Danos tu Luz Señor. Esa Luz que alumbra, no sólo nuestro camino, sino que nos inunda de paz, de sabiduría y de amor. Esa Luz que nos descubre que sólo dándonos y sirviéndote en los hermanos podemos encontrar la paz, el gozo y la alegría de sabernos salvados en Ti.
Salvador - Arrecife
Ip guardada Mozilla/5.0 (Windows NT 6.0; rv:25.0) Gecko/20100101 Firefox/25.0 http://unrinconparaorar.blogspot.com.es/ salvadorsevero@gmail.com
14 de Noviembre del 2013 - 08:21:18
Danos Padre Eterno la paciencia, la constancia, la capacidad y voluntad de ser capaces de olvidarnos de nosotros para pensar más en los demás. Ya, entonces, no tendremos preocupación cuando Tú decidas venir a llevarnos contigo.
Salvador - Arrecife
Ip guardada Mozilla/5.0 (Windows NT 6.0; rv:25.0) Gecko/20100101 Firefox/25.0 http://unrinconparaorar.blogspot.com.es/ salvadorsevero@gmail.com
11 de Noviembre del 2013 - 05:02:22
Señor, sólo Tú importas. ¿Cómo transformar mi corazón de piedra en uno de carne que pueda amar como Tú me amas? Muda mi impaciencia a paciencia para saber esperar la hora que Tú decidas cambiarme.
Salvador - Arrecife
Ip guardada Mozilla/5.0 (Windows NT 6.0; rv:24.0) Gecko/20100101 Firefox/24.0 http://unrinconparaorar.blogspot.com.es/ salvadorsevero@gmail.com
5 de Noviembre del 2013 - 11:51:19
Padre, no quiero perdermelo. Dame la paciencia, la sabiduría y la fortaleza de dejar todo aquello que me impide aceptar tu invitación. Yo quiero asistir y que esa, tu Invitacion, sea la prioridad de mi vida. No quiero poner excusas, ni trampas, ni autoengaños. Dame la Gracia de tu Misericordia para saber revestirme de ese traje nuevo con el que Tú quieres que asista.
Salvador - Arrecife
Ip guardada Mozilla/5.0 (Windows NT 6.0; rv:24.0) Gecko/20100101 Firefox/24.0 http://unrinconparaorar.blogspot.com.es/ salvadorsevero@gmail.com
4 de Noviembre del 2013 - 12:12:30
Para qué esconderlo, Señor. Tú sabes los secretos y las apetencias más profundas de mi corazón. Dame un corazón nuevo que ame como Tú.
Salvador - Arrecife
Ip guardada Mozilla/5.0 (Windows NT 6.0; rv:24.0) Gecko/20100101 Firefox/24.0 http://unrinconparaorar.blogspot.com.es/ salvadorsevero@gmail.com
2 de Noviembre del 2013 - 11:30:54
No tengo sino miserias como aquel buen ladrón. Ten piedad y acuérdate de mí cuando estés en tu Reino.