ÚLTIMAS REFLEXIONES

UN RINCÓN PARA ORAR

↑ Grab this Headline Animator

UN ROSARIO CADA VIERNES

Cada viernes, hora peninsular 09:00, en Canarias a las 08:00, y en cualquier otra parte del mundo la que mejor puedan elegir, nos unimos en el rezo del Rosario (VER AQUÍ) por la unidad de todos los creyentes, por la familia natural, hombre - mujer, por la vida y por la libertad de educación de los hijos.

Desde tu casa, online, desde tu trabajo, desde tu hospital y enfermedad, desde myfeeling, desde todas los colectivos y asociaciones, desde donde quieras que estés, tú también puedes unirte en este clamor al Padre, unidos a María Santisíma, para que el Espíritu Santo nos dé la capacidad y la luz de salvaguardar la vida y los valores morales y naturales que la dignidad de las personas hemos recibido de nuestro Padre Dios

viernes, 7 de julio de 2017

TAMBIÉN A MÍ ME DICES, SIGUEME

HOY A LAS 09:00 HORA PENINSULAR, 08:00 HORA CANARIA, REZO DEL SANTO ROSARIO POR LA DEFENSA Y UNIDAD DE LA VIDA Y LA FAMILIA. ÚNETE A LA HORA QUE PUEDAS Y DESDE DONDE PUEDA


La invitación no es sólo para Mateo. Dios quiere salvarnos a todos, y a todos nos invita a ese banquete de Salvación. Por lo tanto, tú y yo también somos de la partida, y estamos invitados. Ahora, tendremos que dar nuestra respuesta, porque Jesús está esperándonos. Y nos esperará hasta el final de nuestro camino en este mundo. Por lo tanto, nunca es tarde mientras andes por este mundo. Pero, conviene decidirse ahora. Cuando digo ahora, digo ya. En este momento. No lo dejes para dentro de un rato o unos días. La respuesta es inmediata, porque es ahora el momento de salvación.

Quizás, dentro de un rato no exista las mismas condiciones, o no puedas dar tu respuesta. Todo cambia en cuestión de instantes y segundos. Dios te llama ahora, y es ahora cuando espera tu respuesta. No dejes pasar la ocasión. Piensa que, Mateo, el Evangelio en el que Dios nos habla hoy, que pudo decir que no, y quedarse plácidamente sentado en su puesto de recaudador. Posiblemente, hoy no le hubiese conocido nadie, ni hubiese recibido la Gracia del Señor.

Porque, junto a tu respuesta va unida la Gracia del Señor. Jesús sabe de nuestras debilidades y pecados. Él no ha venido a salvar a los buenos, sino a los pecadores. Pecadores que lo reconocen y necesitan perdón. Sólo quiere que le entregues tus pecados, para, Él, transformarlos y limpiarlos. Entonces experimentarás la fuerza de sentirte fuerte y capaz de vencer esas inclinaciones, que te encadenan y someten al mal.

Experimentas el gozo y la alegría del arrepentimiento y el deseo de conversión, tal y como lo experimentó Mateo, hasta el punto de celebrarlo con una fiesta. Pidamos, sin miedo, esa fuerza y voluntad de emprender el camino de seguimiento tras el Señor. Él es el único y verdadero Camino, Verdad y Vida, y en Él encontraremos la sanación, no sólo del cuerpo, sino también del alma para la Vida Eterna. Amén.

2 comentarios:

Salvador Pérez Alayón dijo...

Estamos rezando el santo Rosario, con alguna interferencia. Pero, seguimos adelante. Iniciamos el quinto misterio...

Salvador Pérez Alayón dijo...

Terminamos el rezo, por la Gracia de Dios, del santo Rosario. Perdonen las interrupciones ajenas a nuestra voluntad.

Que tenga un buen día en la paz del Señor.