ÚLTIMAS REFLEXIONES

UN RINCÓN PARA ORAR

↑ Grab this Headline Animator

UN ROSARIO CADA VIERNES

Cada viernes, hora peninsular 09:00, en Canarias a las 08:00, y en cualquier otra parte del mundo la que mejor puedan elegir, nos unimos en el rezo del Rosario (VER AQUÍ) por la unidad de todos los creyentes, por la familia natural, hombre - mujer, por la vida y por la libertad de educación de los hijos.

Desde tu casa, online, desde tu trabajo, desde tu hospital y enfermedad, desde myfeeling, desde todas los colectivos y asociaciones, desde donde quieras que estés, tú también puedes unirte en este clamor al Padre, unidos a María Santisíma, para que el Espíritu Santo nos dé la capacidad y la luz de salvaguardar la vida y los valores morales y naturales que la dignidad de las personas hemos recibido de nuestro Padre Dios

sábado, 9 de julio de 2016

DAME, SEÑOR, LA SABIDURÍA DE QUE MI VIDA ESTÉ LLENA DE TU VERDAD




A veces, o casi siempre, me descubro y experimento defendiendo mi verdad, creyéndola la Verdad. Y caigo en el error de creerme en posesión de ella. No es el discípulo superior al maestro y, posiblemente, en muchos momentos me traiciona mi propia vanidad y prepotencia.

Dame, Señor, la humildad de experimentarme pobre, necio y necesitado de tu Gracia y de tu Verdad. Porque sólo Tú eres el Camino, la Verdad y la Vida. Llena mi vida de tu Verdad, Señor, y haz que toda esta transcurra por el camino de tu Palabra y tu Voluntad. Pon en mi corazón el deseo y la intención de vivir poniéndote a Ti en el primer lugar de mi vida, y que seas Tú quien dirijas y guíes mis pasos como primeros objetivos a vivir tu Palabra y cumplir tu Voluntad.

Fortalece mi voluntad y lléname de tu sabiduría, para elegir siempre tu Verdad entre tantas verdades con minúsculas que falsean la única y verdadera Verdad que eres Tú. Dame el valor de no callarme ante la mentira, y la sabiduría de discernir bien done está la verdadera verdad a la que aspira encontrar el hombre. Y de tener siempre el valor de confesarla y transmitirla, así como ser testigo y vivirla.  

Pero, sobre todo, dame la sabiduría de saber poner, por encima de todo, el tesoro de tu Palabra y tu Vida, y de moverme en torno a ellas tratando y esforzándome en imitarlas y vivirlas. Que tu Palabra, Señor, sea lámpara para que mis pasos siempre encuentren la luz necesaria que le alumbre el único y verdadero camino que conduce hacia la Verdad. Amén

No hay comentarios: