ÚLTIMAS REFLEXIONES

UN RINCÓN PARA ORAR

↑ Grab this Headline Animator

UN ROSARIO CADA VIERNES

Cada viernes, hora peninsular 09:00, en Canarias a las 08:00, y en cualquier otra parte del mundo la que mejor puedan elegir, nos unimos en el rezo del Rosario (VER AQUÍ) por la unidad de todos los creyentes, por la familia natural, hombre - mujer, por la vida y por la libertad de educación de los hijos.

Desde tu casa, online, desde tu trabajo, desde tu hospital y enfermedad, desde myfeeling, desde todas los colectivos y asociaciones, desde donde quieras que estés, tú también puedes unirte en este clamor al Padre, unidos a María Santisíma, para que el Espíritu Santo nos dé la capacidad y la luz de salvaguardar la vida y los valores morales y naturales que la dignidad de las personas hemos recibido de nuestro Padre Dios.

También estamos rezando un rosario cada día que hacemos normalmente en las primeras horas de la mañana aunque a veces, por premuras de tiempo, lo hacemos en otras horas del día. En el icono de la Virgen, debajo del rosario de todos los viernes, puedes encontrar el rosario correspondiente a cada día.

martes, 29 de mayo de 2018

EN CONSTANTE RENUNCIA

Resultado de imagen de Mc 10,28-31
La fe no es cuestión de unas prácticas o cumplimientos. Eso no testimonia nada, al menos con la certeza de confesarte creyente.  Sí, deja entrever que hay síntoma de ser religioso y practicante y de que, se supone, tienes fe. Pero la fe se constata en el desprendimiento, en el despojo y en la entrega, por encima de todo, al servicio y al amor. Porque, es él, el amor, el que te lleva a darlo todo hasta el extremo. Tal y como hizo Jesús.

La medida de la fe se constata por los actos de amor que estás dispuesto a dar, y eso no es tan fácil de hacer ni de dar, ni tampoco está en nuestras manos. Se trata de ponernos en Manos de quien puede hacer y transformar nuestros actos, pobres y pecadores, en verdadero actos de amor. Necesitamos, más que cumplir, rezar. Porque, rezando y dejándonos dirigir, el Espíritu Santo transformará todo nuestro sentir, querer y obrar. No somos nosotros los que hacemos, ni siquiera rezamos. Es el Espíritu Santo quien hace todo por nosotros. Para eso ha venido y nos acompaña.

Ahora, la cuestión está en conectar con Él. La cuestión consiste en poner nuestra oración en sus Manos y dejarnos conducir por Él. No me preguntes como hacerlo, porque yo también intento, como tú, buscarle y ponerme en sus Manos. Hay que silenciar todo nuestro interior, apartarnos de los ruidos de este mundo y tratar de ponernos en sintonía con Él. Dejarnos tomar por Él y seguir sus instrucciones. Es el Espíritu Santo quien nos empujará y nos transformará.

Incluso, nos dictará nuestra oración, porque no sabemos ni orar ni pedir. Al menos yo, y lo confieso. Porque, no sé cómo hacer ni qué hacer. Trataré de callarme y escuchar. Insistir en escuchar su oración y tratar de seguirle. Él me llevará por el camino que Jesús quiere y por el que me llama. Él me dará las fuerzas y la voluntad para desprenderme de todo aquello que me impide actuar como Jesús me dice. Él me dará las fuerzas para dejar todo lo que me estorba y me dificultad en la tarea de entregarme a la tarea de servir y proclamar el Evangelio según me envía el Señor. Amén.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...