ÚLTIMAS REFLEXIONES

UN RINCÓN PARA ORAR

↑ Grab this Headline Animator

UN ROSARIO CADA VIERNES

Cada viernes, hora peninsular 09:00, en Canarias a las 08:00, y en cualquier otra parte del mundo la que mejor puedan elegir, nos unimos en el rezo del Rosario (VER AQUÍ) por la unidad de todos los creyentes, por la familia natural, hombre - mujer, por la vida y por la libertad de educación de los hijos.

Desde tu casa, online, desde tu trabajo, desde tu hospital y enfermedad, desde myfeeling, desde todas los colectivos y asociaciones, desde donde quieras que estés, tú también puedes unirte en este clamor al Padre, unidos a María Santisíma, para que el Espíritu Santo nos dé la capacidad y la luz de salvaguardar la vida y los valores morales y naturales que la dignidad de las personas hemos recibido de nuestro Padre Dios.

También estamos rezando un rosario cada día que hacemos normalmente en las primeras horas de la mañana aunque a veces, por premuras de tiempo, lo hacemos en otras horas del día. En el icono de la Virgen, debajo del rosario de todos los viernes, puedes encontrar el rosario correspondiente a cada día.

miércoles, 2 de mayo de 2018

NECESITO VIVIR CADA INSTANTE DE MI VIDA EN TU PRESENCIA

Resultado de imagen de Jn 15,1-8 según Fano
No puedo imaginarme dar un paso sin tu presencia, Señor. Sin embargo, mi humanidad es tan pobre y pecadora que me distraigo y el mundo me despista y me desorienta. ¿Cómo puedo dar verdaderos frutos de amor, porque en eso consiste dar frutos, sin estar conectado al único y verdadero Amor? Sin Ti, ya me lo dices Tú, Señor, no puedo hacer nada, y sería un disparate y una cabezonería atreverme a hacerlo.

Dame, Señor, la sabiduría de discernir la verdadera elección de mi camino, que no puede ser otra que seguirte a Ti, porque sólo Tú eres el Camino, Verdad y Vida. Seguirte permaneciendo en Ti cada instante de mi vida y cada paso. Pero, ¿dónde puedo encontrarte? También eso, Señor, me lo has dejado bastante y meridianamente claro:  junto a los hermanos en la fe, hoy la parroquia, y en los grupos que allí se unen para compartir su fe y trabajar para dar frutos.

Pero, sobre todo, en la Eucaristía, que Él nos dejó en su última Cena invitándonos a celebrarla en su memoria. Ese pan y ese vino que tras la acción del Espíritu Santo, epíclesis, se convierten en su Cuerpo y en su Sangre, y del cual tomamos nosotros el alimento espiritual para fortalecernos en la lucha diaria contra las seducciones y tentaciones que el mundo nos presenta. 

Eso es permanecer. No significa recordarlo y acordarnos de Él, ni hacer algunas oraciones cada día o leer las escrituras. Significa todo eso, pero sobre todo, alimentarnos de ese alimento Eucarístico que nos transmite su misma vida y nos da fuerza para continuar el camino. Sobre todo si podemos y está al alcance de poder hacerlo diariamente. Necesitamos al Señor, pero también necesitamos poner todo lo que está de nuestra parte, pues para eso nos ha creado libres.

Y esa debe ser fundamentalmente nuestra oración, pedirte Padre que nos des la luz y la capacidad de discernir cada momento de nuestra vida en tu presencia. Contar contigo para decidir todas nuestras acciones y ponernos en tus Manos para que se haga tu Voluntad y no la nuestra. Amén.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...