ÚLTIMAS REFLEXIONES

UN RINCÓN PARA ORAR

↑ Grab this Headline Animator

UN ROSARIO CADA VIERNES

Cada viernes, hora peninsular 09:00, en Canarias a las 08:00, y en cualquier otra parte del mundo la que mejor puedan elegir, nos unimos en el rezo del Rosario (VER AQUÍ) por la unidad de todos los creyentes, por la familia natural, hombre - mujer, por la vida y por la libertad de educación de los hijos.

Desde tu casa, online, desde tu trabajo, desde tu hospital y enfermedad, desde myfeeling, desde todas los colectivos y asociaciones, desde donde quieras que estés, tú también puedes unirte en este clamor al Padre, unidos a María Santisíma, para que el Espíritu Santo nos dé la capacidad y la luz de salvaguardar la vida y los valores morales y naturales que la dignidad de las personas hemos recibido de nuestro Padre Dios.

También estamos rezando un rosario cada día que hacemos normalmente en las primeras horas de la mañana aunque a veces, por premuras de tiempo, lo hacemos en otras horas del día. En el icono de la Virgen, debajo del rosario de todos los viernes, puedes encontrar el rosario correspondiente a cada día.

viernes, 30 de agosto de 2019

¿SOY CONSCIENTE DE QUE CADA MOMENTO DE MI VIDA PUEDE SER EL ÚLTIMO?

Resultado de imagen de Mt 25,1-13
HOY A LAS 09:00 HORA PENINSULAR, 08:00 HORA CANARIA, REZO DEL SANTO ROSARIO POR LA DEFENSA Y UNIDAD DE LA VIDA Y LA FAMILIA. ÚNETE A LA HORA QUE PUEDAS Y DESDE DONDE PUEDAS. 


Sabemos que cada momento puede ser el último, pero también que, por nuestra condición humana, no somos conscientes de esa realidad. O expresado de otra forma, necesitamos olvidarnos para poder vivir. Porque, ¿cómo resistiríamos si tuviésemos presente en cada momento que la muerte nos acecha? Se hace necesario olvidarnos y de hecho, milagrosamente y sin darnos cuenta lo experimentamos y lo hacemos, para seguir nuestro camino natural por la vida. Pero, sin embargo si es necesario, a pesar de que nos olvidamos de este momento cierto y real, estar alerta, vigilantes y preparados a fin de que la muerte no nos sorprenda.

En el orden natural procedemos de forma normal y muy vigilantes permaneciendo alertas a cualquier anomalía de nuestro cuerpo. Cuidamos nuestros cuerpos y nos observamos a diario reaccionando al menor síntoma de dolor o malestar poniéndonos en guardia y acudiendo al médico. ¿Cómo no ponernos en aviso y alerta con el cuidado de nuestra alma mucho más valiosa que nuestro cuerpo?

Es eso lo que queremos pedirte hoy, Señor, que nuestro corazón se sostenga siempre encendido y vigilante a tu llamada, a tu llegada estando siempre alerta y vigilante cuando Tú decidas abrir la puerta de tu Amor y tu Infinita Misericordia.. Gracias, Señor, por esa advertencia y por tu Infinita Gracia para que, fortalecidos en ella, podamos perseverar y sostenernos vigilantes y atento a tu venida. Amén.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...