ÚLTIMAS REFLEXIONES

UN RINCÓN PARA ORAR

↑ Grab this Headline Animator

UN ROSARIO CADA VIERNES

Cada viernes, hora peninsular 09:00, en Canarias a las 08:00, y en cualquier otra parte del mundo la que mejor puedan elegir, nos unimos en el rezo del Rosario (VER AQUÍ) por la unidad de todos los creyentes, por la familia natural, hombre - mujer, por la vida y por la libertad de educación de los hijos.

Desde tu casa, online, desde tu trabajo, desde tu hospital y enfermedad, desde myfeeling, desde todas los colectivos y asociaciones, desde donde quieras que estés, tú también puedes unirte en este clamor al Padre, unidos a María Santisíma, para que el Espíritu Santo nos dé la capacidad y la luz de salvaguardar la vida y los valores morales y naturales que la dignidad de las personas hemos recibido de nuestro Padre Dios

martes, 29 de abril de 2014

LLÉVAME POR LOS VERDADEROS CAMINOS SEÑOR



Sólo no encontraré el verdadero camino y temo perderme entre muchos caminos que el mundo me ofrece llenos de aparente felicidad y de bienestar caduco y egoísta. Son caminos llenos de mentiras disfrazadas de verdades que te hablan de gozo y felicidad que esconden amargura, tristeza y vacío. Son caminos arrogantes de entendidos y sabios cuyas palabras son caducas y necias, pues buscan la sabiduría de este mundo, un mundo perdido, caduco y finito.

Dame Señor la sabiduría que viene de Ti, recibida del Padre que ha elegido a los sencillos y humildes, para en su Luz encontrar el camino verdadero que conduce al conocimiento de la Verdad. A Ti acudimos, Señor, cansados y agotados de la dureza diaria del camino, del peso de nuestros pecados y la carga de nuestras dudas y miserias.

Porque en Ti, Señor, encontraremos las fuerzas y entereza para sobre llevar las cruces de nuestro camino que nos arrastran a abandonar y alejarnos de Ti. Señor, haz que descubramos los verdaderos caminos de la tierra, los que nos llevan a la paz y al diálogo, los que eliminan violencia y enfrentamientos.

Y eso pasa por aceptarnos y sabernos pecadores, sencillos  y llenarnos de humildad. Y postrados ante Ti, Señor, suplicarte Misericordia. Amén.

No hay comentarios: