ÚLTIMAS REFLEXIONES

UN RINCÓN PARA ORAR

↑ Grab this Headline Animator

UN ROSARIO CADA VIERNES

Cada viernes, hora peninsular 09:00, en Canarias a las 08:00, y en cualquier otra parte del mundo la que mejor puedan elegir, nos unimos en el rezo del Rosario (VER AQUÍ) por la unidad de todos los creyentes, por la familia natural, hombre - mujer, por la vida y por la libertad de educación de los hijos.

Desde tu casa, online, desde tu trabajo, desde tu hospital y enfermedad, desde myfeeling, desde todas los colectivos y asociaciones, desde donde quieras que estés, tú también puedes unirte en este clamor al Padre, unidos a María Santisíma, para que el Espíritu Santo nos dé la capacidad y la luz de salvaguardar la vida y los valores morales y naturales que la dignidad de las personas hemos recibido de nuestro Padre Dios

miércoles, 4 de marzo de 2015

NO SON QUIMERAS SINO REALIDADES



Podría pensarse que hablamos en clave fantasiosa o distorsionamos la realidad. Pero los hechos nos reafirman que lo que decimos coincide realmente con lo que ocurre en la realidad. El hombre, vencido por sus impulsos de poder y de hacer su voluntad, quiere mandar. Quiere ser el primero y gobernar a su antojo.

Por eso, observamos y oímos hablar sobre los deseos de tener la mayoría, políticamante hablando, y descubrimos los abusos de poder, en nombre de la democracia, disfrazados de corderos con piel de lobos. Y experimentamos impotencia, porque a pesar de descubrir a los corderos y desnudarlos de sus pieles de lobos, las ovejas se dejan atrapar por ellos.

No damos crédito a lo que vemos: ovejas sumisas a dejarse comer por lobos. ¡Dios mío, que necesitados estamos del Buen Pastor! Del Buen Pastor que apacienta sus ovejas, las reúne y las protege y las guarda en su redil. Un redil de justicia, de paz y de amor.

¡Señor!, danos la fortaleza de no desfallecer; ¡Señor!, danos la paciencia de soportar con entereza y firme confianza las dificultades en el camino hacia tu Casa; ¡Señor!, danos la luz de tu sabiduría para aguardar pacientemente la hora de la esperanza en tu venida. ¡Señor!, no permitas que desesperemos y nos entreguemos a los lobos, de este mundo, que nos asedian.

Esperanzados y confiados en tu promesa de salvación, y abandonados al esfuerzo de servir, te pedimos Señor paz, sabiduría y fortaleza para caminar con paso firme entre tantos lobos que amenazan devorarnos e impedir que lleguemos a Ti. Amén.

No hay comentarios: