ÚLTIMAS REFLEXIONES

UN RINCÓN PARA ORAR

↑ Grab this Headline Animator

UN ROSARIO CADA VIERNES

Cada viernes, hora peninsular 09:00, en Canarias a las 08:00, y en cualquier otra parte del mundo la que mejor puedan elegir, nos unimos en el rezo del Rosario (VER AQUÍ) por la unidad de todos los creyentes, por la familia natural, hombre - mujer, por la vida y por la libertad de educación de los hijos.

Desde tu casa, online, desde tu trabajo, desde tu hospital y enfermedad, desde myfeeling, desde todas los colectivos y asociaciones, desde donde quieras que estés, tú también puedes unirte en este clamor al Padre, unidos a María Santisíma, para que el Espíritu Santo nos dé la capacidad y la luz de salvaguardar la vida y los valores morales y naturales que la dignidad de las personas hemos recibido de nuestro Padre Dios

sábado, 10 de junio de 2017

DAME, SEÑOR, UN CORAZÓN GENEROSO

De nada me vale rezar y tener una agenda de piedad bien repleta, si no deja en la bandeja la mitad de mi vida. Porque, de no ser así, todo mi obrar y sentir estará en función de cuidar mi imagen, aunque las apariencias indiquen otra cosa, y de buscar un reconocimiento, honor y gloria de mi persona. Porque, tu vida se sustentará en una falsa piedad.

Una piedad se hace verdadera cuando su oración tiene eco en mi vida, y se vacía en la bandeja del amor y la generosidad. Una piedad, muestra y transmite su verdadera cara cuando su relación con el Señor se apoya en su relación con los hermanos. Porque lo uno sin lo otro pierde todo su sentido y suena hueco y falso. 

Está claro, Señor. Hoy queremos pedirte que nos cambie nuestro corazón. Te pedimos y recordamos tu promesa - Mt 7, 7 - en la que nos animabas e invitabas a pedir en tu Nombre al Padre. E insistimos que nos quite este corazón egoísta, cómodo, desinteresado, distraído, indiferente e individual, por un corazón más humano, más voluntarioso y fuerte más decidido al compromiso y a no quedarse resignado o quieto. Queremos un corazón más parecido al Tuyo. Tú nos lo has prometido y nosotros respondemos insistiendo y abandonándonos en tus Brazos.

Sabemos que todo depende de tu Gracia, pues nosotros no podemos. Pero, también sabemos, que Tú nos quieres y has enviado a tu Hijo para enseñarnos el Camino, y ayudarnos a recorrerlo según tu Voluntad. Y es eso, sólo eso, lo que queremos pedirte hoy. Volvemos a insistir, porque, cambiado el corazón, lo demás vendrá por añadidura. Amén.

No hay comentarios: