ÚLTIMAS REFLEXIONES

UN RINCÓN PARA ORAR

↑ Grab this Headline Animator

UN ROSARIO CADA VIERNES

Cada viernes, hora peninsular 09:00, en Canarias a las 08:00, y en cualquier otra parte del mundo la que mejor puedan elegir, nos unimos en el rezo del Rosario (VER AQUÍ) por la unidad de todos los creyentes, por la familia natural, hombre - mujer, por la vida y por la libertad de educación de los hijos.

Desde tu casa, online, desde tu trabajo, desde tu hospital y enfermedad, desde myfeeling, desde todas los colectivos y asociaciones, desde donde quieras que estés, tú también puedes unirte en este clamor al Padre, unidos a María Santisíma, para que el Espíritu Santo nos dé la capacidad y la luz de salvaguardar la vida y los valores morales y naturales que la dignidad de las personas hemos recibido de nuestro Padre Dios

martes, 6 de junio de 2017

Y NOSOTROS, ¿PAGAMOS NUESTRO TRIBUTO?

No se trata de pagar tributos, es una manera de adentrarnos en la reflexión-oración, sino de corresponder a todo lo que hemos recibido y esperamos recibir. Porque, dentro de nuestro corazón vive la aspiración de la felicidad. Una felicidad eterna, porque temporal no nos sirve. Y la conseguimos en la medida que nuestros frutos estén fertilizados con la semilla del amor.

Pues bien, esa huella está indeleble impresa en lo más profundo de nuestros corazones. No la podemos ignorar ni tampoco borrar. La sentimos y experimentamos irremediablemente, y luchamos para conseguirla. Es irrevocable. En ese sentido, nuestros frutos serán determinantes y vitales. Y en ese sentido, tenemos que dar a Dios, fin último de nuestras vidas, los frutos que Él espera de cada uno de nosotros.

Porque no hay otro Camino. Por mucho que queramos recorrer otros, siempre estaremos en el mismo, porque nuestra aspiración es la felicidad eterna. Es nuestra moneda y la que debemos pagar a nuestro Dios. Pero, por su Amor, nos ha hecho libres para responder según decidamos. Y está en nuestro haber esa posibilidad de saber elegir y de contribuir con nuestros frutos a ganárnosla.

Bien, es verdad, que, por mucho que nosotros queramos, nada conseguiremos sin su concurso. Todo nos viene del Señor, y, sólo con Él y su Gracia, conseguiremos superar todas las dificultades que la vida nos presenta para llegar a Él. Por lo tanto, pidamos esa Gracia y esa Fuerza para saber devolver libremente todo lo recibido y acoger todo lo prometido por Amor. Porque, nada nos pertenece ni nada merecemos. Todo nos ha sido dado por verdadero y único Amor.

Por eso, Señor, te pedimos desde este humilde rincón, la sabiduría de saber responderte ofreciéndote todos los frutos que has puesto en nuestras manos y, humildemente, hacerlo con verdadera libertad y por amor. Dispón, Señor, de toda nuestra libertad y condúcenos hacia Ti. Amén.

No hay comentarios: