ÚLTIMAS REFLEXIONES

UN RINCÓN PARA ORAR

↑ Grab this Headline Animator

UN ROSARIO CADA VIERNES

Cada viernes, hora peninsular 09:00, en Canarias a las 08:00, y en cualquier otra parte del mundo la que mejor puedan elegir, nos unimos en el rezo del Rosario (VER AQUÍ) por la unidad de todos los creyentes, por la familia natural, hombre - mujer, por la vida y por la libertad de educación de los hijos.

Desde tu casa, online, desde tu trabajo, desde tu hospital y enfermedad, desde myfeeling, desde todas los colectivos y asociaciones, desde donde quieras que estés, tú también puedes unirte en este clamor al Padre, unidos a María Santisíma, para que el Espíritu Santo nos dé la capacidad y la luz de salvaguardar la vida y los valores morales y naturales que la dignidad de las personas hemos recibido de nuestro Padre Dios

lunes, 19 de marzo de 2018

PONGO EN TUS MANOS, SEÑOR, MIS PLANES

Imagen relacionada
La intención es clara, Señor, quiero poner mi vida en tus Manos y, no seguir mis planes, sino caminar por los tuyos. Pero, esa es la intención, cuanto la realidad es otra. Porque, llegado el momento se me nubla la vista y no veo tus señales ni tus signos, sino sólo mis ambiciones y proyectos. Me pierdo encerrado en mi egoísmo y esclavizado por mis pasiones. Y me es difícil saber cual es el camino y cual es tu Voluntad.

Pero, quizás, eso no sea todo o lo peor, sino el no ser paciente y perseverar. Es decir, confiar en el Señor y esperar su respuesta, porque siempre llegará. El Señor no se va a olvidar de sus hijos y siempre le dará la salida necesaria para cumplir con su Voluntad, sobre todo, cuando sabe de nuestras buenas y limpias intenciones. Porque, eso es lo que hoy queremos pedirte, Señor, la confianza de abandonarnos en tus Manos y confiar plenamente en tu Palabra.

Sabemos que la misión de renunciar a nuestra vida es tarea imposible para nosotros. Somos humanos y nuestra humanidad, herida por el pecado, está vencida por el príncipe de este mundo. Nos será imposible cumplir con tu Voluntad Señor, al menos, queriendo hacerlo solos. Estamos vencidos antes de empezar, pues ya nacemos con la mancha del pecado original. Nuestra esperanza nace en el Bautismo. En él hemos sido llenos de tu Gracia, Señor, y limpios del pecado.

Y, por tu Gracia, Señor, hemos sido revestido con la fuerza del Espíritu Santo para, en Él, ser fuertes y vencer la esclavitud del pecado. Entonces, injertados en Ti, Señor, estamos en disposición de vencer al pecado y entregarnos a la renuncia de amar nuestra vida en este mundo, para, ofreciéndola por los otros, ganarla para la vida eterna. Y, así, poder escucharte y, como San José, orientar el rumbo de mi vida tratando de seguir tus Voluntad, Señor.

Danos, Señor, la luz y la Gracia para saber encontrar y realizar los planes que Tú quieres que tus hijos sigamos, y que nos ayuden a cumplir tu Voluntad. Tal es la de amarnos los unos a los otros como Tú nos amas. Amén.

No hay comentarios: