ÚLTIMAS REFLEXIONES

UN RINCÓN PARA ORAR

↑ Grab this Headline Animator

UN ROSARIO CADA VIERNES

Cada viernes, hora peninsular 09:00, en Canarias a las 08:00, y en cualquier otra parte del mundo la que mejor puedan elegir, nos unimos en el rezo del Rosario (VER AQUÍ) por la unidad de todos los creyentes, por la familia natural, hombre - mujer, por la vida y por la libertad de educación de los hijos.

Desde tu casa, online, desde tu trabajo, desde tu hospital y enfermedad, desde myfeeling, desde todas los colectivos y asociaciones, desde donde quieras que estés, tú también puedes unirte en este clamor al Padre, unidos a María Santisíma, para que el Espíritu Santo nos dé la capacidad y la luz de salvaguardar la vida y los valores morales y naturales que la dignidad de las personas hemos recibido de nuestro Padre Dios

miércoles, 11 de abril de 2018

EN TÍ, SEÑOR DESCANSA MI ESPERANZA

Resultado de imagen de Jn 3,16-21
Quiero ser luz, Señor, para, desde Ti irradiar tu Luz al mundo que vive y se esconde en las tinieblas. Quiero recibir tu Verdad, Señor, porque Tú eres el Camino, la Verdad y la Vida. Porque, en el mundo reina la mentira, la ambición, la envidia, el deseo de poder y de ser cada uno más fuerte y poderoso que el otro. Hay ausencia de amor, de fraternidad y de verdad.

Si echamos una simple mirada al mundo observamos que ocurre. Simplemente, encender la televisión y comprobar que las noticias vienen cargadas de luchas, de mentiras, de disputas, de deseos de venganza, de alcanzar puestos de poder...etc. Ante esta miríada de noticias nos quedamos exhausto y confundidos. No sabemos a dónde ir ni que pensar. ¡Dios mío!, ¿dónde está la verdad?

Por eso, Señor, nos postramos a tus pies, porque Tú eres la Verdad Absoluta. Tú eres el Camino, la Verdad y la Vida, y en Ti nos abandonamos y confiamos. Danos, Señor, esa sabiduría de descansar todos nuestros anhelos, deseos y esperanzas en Ti. Danos la Gracia de alumbrar nuestras vidas desde tu mirada y tu Verdad, porque sólo Tú nos salva y nos ilumina con la única y verdadera Verdad.

Tú, Señor, has venido, no para juzgarnos ni condenarnos. ¡Qué gran Verdad!, sino para amarnos y revelarnos que nos quiere hasta el extremo de dar tu vida por cada uno de nosotros, y salvarnos. Y lo haces dándonos la buena Noticia de ofrecernos tu Palabra para que creamos en Ti. Y nos revela que quienes creamos estaremos salvados, porque Tú Misericordia es Infinita y nos perdona.

Pero, ocurre lo contrario con aquellos que se entregan al mundo y se sumergen en las tinieblas, rechazando tu Persona y no creyendo en tu Palabra. Yo, Señor, quiero creer en Ti y eso te pido desde este humilde rincón de oración, estar siempre a tu lado y en constante esfuerzo por ser mejor cada día y vivir, con el trabajo y la motivación de acercarme y parecerme más a Ti cada instante de mi vida. Amén.

No hay comentarios: