sábado, 22 de noviembre de 2014

LA VIDA SIGUE, PERO DIFERENTE Y ETERNA



Esa, en mi humilde opinión, debería ser la letra de la famosa canción de Julio Iglesias. La vida nunca será igual sino eterna y gozosa para aquellos que vivan en la Voluntad de Dios. Y maldita e infernal para aquellos otros que le hayan rechazado. Porque esta vida humana, acaba, y ya nunca será igual.

Estamos en un tiempo de Gracia, y hay que aprovecharlo. Aprovecharlo en cable de amor. No hay mayor tesoro que vivir amando, porque en ese vivir encontramos el auténtico tesoro: "La felicidad eterna". En esa línea, los mejores buscadores de tesoros son los santos, porque han encontrado en verdadero y único tesoro: la verdadera y eterna felicidad.

Felicidad eterna que nunca la podrá dar ningún tesoro minúsculo de este mundo. Pidamos al Padre Dios la Gracia de saber discernir y encontrar el camino donde descubramos y vivamos cada día, el amor recibido de nuestro Padre Dios, y, agradecidos, corresponder a ese amor en los hermanos.

Y lo hagamos injertados  en el Espíritu Santo, Señor y dador de Vida Eterna. Amén.

No hay comentarios: