ÚLTIMAS REFLEXIONES

UN RINCÓN PARA ORAR

↑ Grab this Headline Animator

UN ROSARIO CADA VIERNES

Cada viernes, hora peninsular 09:00, en Canarias a las 08:00, y en cualquier otra parte del mundo la que mejor puedan elegir, nos unimos en el rezo del Rosario (VER AQUÍ) por la unidad de todos los creyentes, por la familia natural, hombre - mujer, por la vida y por la libertad de educación de los hijos.

Desde tu casa, online, desde tu trabajo, desde tu hospital y enfermedad, desde myfeeling, desde todas los colectivos y asociaciones, desde donde quieras que estés, tú también puedes unirte en este clamor al Padre, unidos a María Santisíma, para que el Espíritu Santo nos dé la capacidad y la luz de salvaguardar la vida y los valores morales y naturales que la dignidad de las personas hemos recibido de nuestro Padre Dios

sábado, 11 de febrero de 2017

ALIMENTA MI ESPÍRITU

Este mundo no ofrece sino alimentos caducos. No conoce el alimento eterno. Queremos arreglar nuestra vida y tratamos de comer de forma saludable y hacer ejercicios. Nos sacrificamos para conseguir estar saludables. ¿Olvidamos que, por mucho que hagamos, no podremos prolongar nuestra vida ni siquiera un segundo? Estamos llamados a terminar el camino de este mundo, con nuestra muerte, para iniciar el verdadero y eterno.

Y, para eso, no nos vale ni la comida saludable ni el ejercicio físico. Eso no quiere decir que no sea bueno y aconsejable hacerlo, pero siempre sabiendo que es simplemente un medio y una obligación alargar nuestra vida terrenal y, también, cuidarla, pero nada más. La vida se termina y lo verdaderamente importante es cuidar y salvar la eterna. Y esa no depende de la comida saludable ni del adecuado ejercicio.

Por eso, el mejor y único alimento es tu Cuerpo, Señor. Ese Pan que Tú nos has ofrecido como alimento espiritual de tu Cuerpo y tu Sangre. Ese alimento, bajo las especies de pan y vino, que Tú, transformado, te nos das para configurarnos contigo y fortalecernos en tu amor. Ese es el único y verdadero alimento que nos da Vida Eterna. Vida Eterna en plenitud.

Y eso es lo que venimos a pedirte hoy, agarrados a tu Madre, la Santísima Virgen. Ese alimento espiritual que nos fortalece y nos vigoriza en el camino de nuestra propia vida para llegar a Ti. Porque, llenados de él, fortaleceremos nuestro espíritu para derramarlo también en los demás.

Gracias, Señor, por ese amor que nos has dado entregando tu Vida para salvar la nuestra y darle eternidad. Porque de eso es de lo que se trata, de amar. Pues, no importa lo que hagamos, sino sólo el amor. Porque quien ama hace y hará sus obras en verdad y justicia.

Al final, Señor, no vas a mirar nuestros cumplimientos, nuestras obras y sacrificios. Ni siquiera nuestros actos de piedad, entrega y desprendimientos. Sólo importa y mirarás la medida de nuestro amor y misericordia. Y eso es lo que te pedimos, Señor. Llénanos de tu Amor. Amén.

No hay comentarios: