viernes, 3 de febrero de 2017

ORAR SIN DESFALLECER

HOY A LAS 09:00 HORA PENINSULAR, 08:00 HORA CANARIA, REZO DEL SANTO ROSARIO POR LA DEFENSA Y UNIDAD DE LA VIDA Y LA FAMILIA. ÚNETE A LA HORA QUE PUEDAS Y DESDE DONDE PUEDAS


La vida es dura y tentadora. Los peligros acechan a la vuelta de la esquina. Y nuestra naturaleza humana es débil y esta tocada por el pecado. Esa, podemos decir, es la radiografía, digamos espiritual, que nos identifica como hombres pecadores inclinados al pecado. Si pretendemos recorrer el camino de nuestra vida sin la ayuda necesaria, estamos destinados a caer en manos del diablo, que nos acecha sigilosamente en cada instante. Y que, conociendo nuestras debilidades, nos tienta con sus suculentas ofertas pasionales, de poder, de riqueza, de comodidades, de frivolidades...etc.

No es difícil augurar que seremos presa fácil de sus garras. Pero, también, nos engaña confundiéndonos y haciéndonos ver que nuestra felicidad está en este mundo, en las cosas de este mundo. Así, Herodes, Herodías y su hija creyeron encontrar la vida donde no hay sino muerte. Porque este mundo es caduco y todo lo que hay en él lleva ese sello de la caducidad.

El hombre aspira a la vida. La Vida Eterna para la que ha sido creado. Una Vida plena y gozosa y que no termina nunca, porque entonces no sería plena de gozo. De ahí, que el hombre sensato y prudente construye su vida sobre la roca de la fe en el Señor. Y camina unido e injertado en el Señor. Y el vehículo del camino es la oración. La oración que consiste en estar a cada instante en la presencia del Señor, ora en el trabajo, ora en el descanso y en la diversión. 

Porque orar es hacer las cosas con sentido común, en la verdad y en la justicia. Actuando así estamos amando, y si amamos como el Señor nos amó, estaremos en el buen camino y haciendo su Voluntad. Amén.