ÚLTIMAS REFLEXIONES

UN RINCÓN PARA ORAR

↑ Grab this Headline Animator

UN ROSARIO CADA VIERNES

Cada viernes, hora peninsular 09:00, en Canarias a las 08:00, y en cualquier otra parte del mundo la que mejor puedan elegir, nos unimos en el rezo del Rosario (VER AQUÍ) por la unidad de todos los creyentes, por la familia natural, hombre - mujer, por la vida y por la libertad de educación de los hijos.

Desde tu casa, online, desde tu trabajo, desde tu hospital y enfermedad, desde myfeeling, desde todas los colectivos y asociaciones, desde donde quieras que estés, tú también puedes unirte en este clamor al Padre, unidos a María Santisíma, para que el Espíritu Santo nos dé la capacidad y la luz de salvaguardar la vida y los valores morales y naturales que la dignidad de las personas hemos recibido de nuestro Padre Dios

jueves, 23 de marzo de 2017

LA AMENAZA DEL DIABLO

No es broma, aunque mucha gente se lo toma a broma, o, simplemente, no cree en el diablo. Y eso, a parte de ser un gran peligro, porque le deja espacio de maniobra, es un grave error. Jesús empieza su misión por el desierto, y allí se enfrenta al diablo. Es como una declaración de intenciones antes de empezar su obra evangelizadora. Es como una prueba de fuego de resistencia al poder del Maligno. Y también como una lección didáctica para que tomemos nota y nos preparemos nosotros también.

Pidamos al Señor que nos dé la Gracia de también nosotros resistir a los ataques del diablo y que sepamos en todo momento resistirnos y luchar contra sus poderes y engaños. Porque, sus pretensiones son dividirnos y enfrentarnos para sembrar las separaciones, las luchas y guerras que nos alejen y siembren la muerte. Y, si miramos a nuestro derredor observamos que sucede todo eso. Incluso hasta dentro de la Iglesia, y hasta de nuestras parroquias.

Necesitamos estar unidos y en oración constante. Oración en nuestras vidas y a cada instante. Oración desde que empezamos el día hasta que termina. Oración con nuestro sentir y obrar, sobre todo en los momentos más débiles y arriesgado del día. Oración en la enfermedad, en los problemas y en todas las circunstancias de nuestras vidas.

Pidamos, estando unidos, que la fuerza del Espíritu Santo nos proteja y nos ilumine y nos llene de sabiduría para resistir las embestidas del demonio. Pero, también nosotros, pongamos todo nuestro esfuerzo en colaborar y poner en juego todas nuestras fuerzas y cualidades para, en colaboración con el Espíritu de Dios, contrarrestar todas las tentaciones e influencias del Maligno y vencerlas.

Me ha impresionado mucho esas últimas palabras del Señor: El que no está conmigo, está contra mí, y el que no recoge conmigo, desparrama. Yo, Señor, quiero estar contigo y recoger contigo, para no ir contra Ti ni tampoco desparramar. Amén.

1 comentario:

Felicitas dijo...

Amén, pido lo mismo. Somos falibles, más el Señor nos ama infinitamente de modo que siempre podemos acercarnos a Él pidiendo perdón por nuestras faltas y pecados. Sí, procuremos recoger con Él, para no desparramar, para que se cumpla el divino proyecto de Dios Papá en nuestra vida. Un saludo fraterno