viernes, 24 de marzo de 2017

SOLO SIENDO PEQUEÑO SEREMOS SALVADOS


HOY A LAS 09:00 HORA PENINSULAR, 08:00 HORA CANARIA, REZO DEL SANTO ROSARIO POR LA DEFENSA Y UNIDAD DE LA VIDA Y LA FAMILIA. ÚNETE A LA HORA QUE PUEDAS Y DESDE DONDE PUEDAS


La experiencia nos va diciendo que son los pequeños los que alcanza la salvación. Los grandes y poderosos se hunden y terminan ahogados por las olas descontroladas de las ambiciones de este mundo absurdo que los hombres vamos fabricando y destruyendo.Y por pequeño entendemos aquellos que saben compartir, poner su confianza en Dios y saber que todo está en sus Manos. 

Esa es la verdadera medida de nuestra altura, la de la humildad y el servicio. Porque, siendo así todo lo demás pierde valor y se utiliza fraternalmente para bien de todos. Y eso, sólo se puede hacer cuando somos consciente de lo que realmente somos, valga la redundancia. Es decir, lo primero es el Amor a Dios, y lo segundo, muy unido y superpuesto, el amor al prójimo. Porque amar a Dios se confunde con el amor al prójimo. Ambos se descubren mutuamente, pues si amas al prójimo está amando a Dios, y viceversa.

Experimentamos que nos es imposible amar con ese Amor con el que nos ama Dios. Nos es imposible, porque nuestro corazón está contaminado, herido de egoísmo e imposible de controlarse. Necesitamos, luego, volvernos a Dios y rogarle porque nuestro corazón se transforme, por su Gracia, en un corazón capaz de amar como nos Ama Él. 

Por eso, Él es lo primero, y quienes no lo descubramos estamos equivocados y perdidos. Es necesario redescubrir nuestro amor a Dios sobre todas las cosas, porque a partir de ahí todo lo demás irá cambiando en nosotros. Un amor que nos transforma y nos va perfeccionando. Un amor que nos lleva a crucificarnos también nosotros por los demás como Él lo hizo por nosotros. Un amor que sin Él no seremos capaces de lograrlo.

Y cuando queremos amar así estamos en el buen camino. Porque eso nos acerca al Reino de Dios. Son las palabras que Jesús responde a aquel maestro: «No estás lejos del Reino de Dios» Tampoco nosotros si nos empeñamos en, agarrados e injertados en Él, pedirle sin desfallecer que nos enseñe a amar.

2 comentarios:

Salvador Pérez Alayón dijo...

Buenos días, en breve empezaremos el rezo del santo Rosario. Gracias a todos los que nos acompañan y a los que lo harán a lo largo del día.

Un fuerte abrazo en Xto. Jesús.

camino dijo...

Gracias, estaremos unidos en la oración del rosario, y gracias, por su reflexión de hoy, ser pequeño a veces no es fácil, siempre sale en mi, mi yo mi egoísmo, que el Señor me ayude a vivir en la pequeñez, muchas, gracias.