ÚLTIMAS REFLEXIONES

UN RINCÓN PARA ORAR

↑ Grab this Headline Animator

viernes, 17 de abril de 2015

CONFIESO SEÑOR QUE SOY EGOÍSTA

HOY A LAS 09:00 HORA PENINSULAR, 08:00 HORA CANARIA, REZO DEL SANTO ROSARIO POR LA UNIDA Y DEFENSA DE LA FAMILIA. ÚNETE A LA HORA QUE PUEDAS Y DESDE DONDE PUEDAS 




No me mueve mi corazón para quererte, como diría santa Teresa, sino me mueve mi egoísmo, digo yo, por ver que Tú, Señor, tienes poder para salvarme y liberarme de la muerte de este mundo. En el fondo de mi corazón te busco porque Tú me das salvación y eternidad. Y me descubro pecador. Experimento mi pecado y te pido perdón.

Y te pido que me muevas, no por el cielo que me tienes prometido, sino por verdadero amor. Sé que eso no está en mi poder, sino en tu Gracia y por tu Misericordia. Y confío en que, Tú, Señor me lo quieres dar, porque sólo Tú puedes hacerlo y me lo has demostrado cuando te entregas a una muerte de Cruz por limpiar mis pecados y rescatarme para tu Padre.

En el Evangelio de hoy me lo demuestras cuando adviertes y procuras satisfacer mi hambre material. Te preocupas por cada uno de nosotros, y nos das lo que necesitamos. También nos darás la salvación del alma. Por eso, confiado en tu Amor, y conocedor de no merecerlo, te pido, Señor, que por tu Misericordia transformes mi corazón egoísta en un corazón generoso, abierto y dado a compartir con los demás por amor. 

Límpiame de las segundas intenciones que esconden intereses egoístas y que descubren mi pobre humanidad pecadora. Porque solo Tú, Señor, tienes Palabra de Vida Eterna y poder para transformarme a tu imagen y semejanza. Amén.

2 comentarios:

Salvador Pérez Alayón dijo...

Nos preparamos para el rezo del santo Rosario de hoy viernes.

Un saludo a todos y empezamos en breve.

Salvador Pérez Alayón dijo...

Hemos terminado, y damos las gracias a todos aquellos que nos han acompañado, así sea un ratito, y han rezado con nosotros.

Animamos a todos a compartir, porque en ese esfuerzo le damos besos de amor a Jesús. Amar no es hacer lo que nos gusta o apetece, sino lo que realmente hace bien al otro. Y compartir nuestra oración es un hermoso bien.

Un fuerte abrazo a todos en el Señor.