viernes, 10 de abril de 2015

ESPERANDO LA FUERZA DEL ESPÍRITU SANTO

HOY A LAS 09:00 HORA PENINSULAR, 08:00 HORA CANARIA, REZO DEL SANTO ROSARIO POR LA UNIDA Y DEFENSA DE LA FAMILIA. ÚNETE A LA HORA QUE PUEDAS Y DESDE DONDE PUEDAS 





La comunidad está desolada, débil y sumida  en la resignación por haber perdido al Señor. Igual nos ocurre a nosotros a lo largo de muchos momentos de nuestra vida. Las dificultades, nuestras propias debilidades, egoísmos y pecados, unidos a los miedos y temores del mundo por las persecuciones y amenazas, nos abaten y terminan por paralizar nuestras ansias de vivir la Palabra del Señor. 

Incluso llegan a experimentar la resurrección como un sueño y no como una realidad. Ésta es la tercera vez que Jesús se le aparece a los discípulos y, se puede decir, que todavía no están seguros y no experimentan la fuerza de la Resurrección. Posiblemente, hasta la llegada del Espíritu Santo, no experimentará el verdadero encuentro con Jesús Resucitado.

¿Y qué nos ocurre a nosotros? ¿Dónde está nuestra propia experiencia de la Resurrección? ¿Por qué en nosotros el Espíritu no nos da la fuerza de la Resurrección? ¿Por qué no somos capaces de lanzarnos al agua como Pedro al oír, Señor, tu nombre? ¿Y por qué no somos capaces de dejarlo todo? Nos cuesta, me cuesta, Señor, dar y darme.

Por eso, desde esta experiencia, pobre y mediocre, Señor, te pido que aumentes mi fe y me llenes de tu fuerza, generosidad y voluntad para vivir en la Voluntad del Padre. Mi corazón camina inquieto, pero necesita la paz que Tú en cada aparición regala y comparte con tus discípulos. 

 ¡Señor!, danos la paz. Amén

2 comentarios:

Salvador Pérez Alayón dijo...

A punto de empezar el rezo del Santo Rosario. Gracias por acompañarnos.

Buenos días y un fuerte abrazo en Xto. Jesús a todos los que nos acompañan.

Salvador Pérez Alayón dijo...

Hemos terminado el rezo del santo Rosario. Damos las gracias a todos aquellos que nos han acompañado y nos acompañaran a lo largo de este día viernes 10 de abril.

Un fuerte abrazo para todos en Xto. Jesús.