ÚLTIMAS REFLEXIONES

UN RINCÓN PARA ORAR

↑ Grab this Headline Animator

UN ROSARIO CADA VIERNES

Cada viernes, hora peninsular 09:00, en Canarias a las 08:00, y en cualquier otra parte del mundo la que mejor puedan elegir, nos unimos en el rezo del Rosario (VER AQUÍ) por la unidad de todos los creyentes, por la familia natural, hombre - mujer, por la vida y por la libertad de educación de los hijos.

Desde tu casa, online, desde tu trabajo, desde tu hospital y enfermedad, desde myfeeling, desde todas los colectivos y asociaciones, desde donde quieras que estés, tú también puedes unirte en este clamor al Padre, unidos a María Santisíma, para que el Espíritu Santo nos dé la capacidad y la luz de salvaguardar la vida y los valores morales y naturales que la dignidad de las personas hemos recibido de nuestro Padre Dios

lunes, 7 de septiembre de 2015

LÍBRAME SEÑOR DE LA SUFICIENCIA DE CREERME MEJOR QUE LOS QUE SE SALEN FUERA DE LA NORMA



Posiblemente nos cuesta mucho ver con los mismos ojos a los que no están en nuestro lado. El impulso instintivo es el rechazo. Igual decimos que no nos consideramos mejor, pero queremos comer aparte. Son las contradicciones que no queremos ver. Quizás nuestros oídos sordos que no dejamos que nos cure el Señor. Son quizás nuestros pecados contra el Espíritu Santo, porque no le dejamos entrar en nuestro corazón.

Somos hijos del mismo Padre, porque Dios nos ha creado a todos, pero nos sentimos mejores porque nuestros privilegios son mejores. ¿Se nos ha ocurrido pensar que quizás los tenemos para compartirlo con esos a los que no se les ha dado? ¿Se nos ha ocurrido pensar que de esta manera nuestro Padre Dios nos da la oportunidad de probar nuestro amor y misericordia? ¿De qué otra forma le podremos demostrar nuestro amor?

Y puede ocurrir también que ocurra en un tiempo que lo tenemos pensado y dedicado para otra cosa, incluso para asistir y dar culto a Dios. ¿Nos daría Dios permiso para dejar su culto para otro momento y atender la necesidad de ese hermano ahora? ¿Qué te dice tu conciencia y tu corazón? Viene ahora a nuestra memoria la parábola del buen samaritano.

Sabemos, porque brota de nuestro corazón, que las leyes deben estar en función del hombre y para bien del hombre. Pero el bien del hombre necesita esfuerzo y lucha, porque rendido a sus impulsos innatos de la carne, el hombre se destruye y se pierde. 

Experimentamos que cuando nos abandonamos y no dominamos nuestra voluntad, nuestras debilidades carnales nos abaten, nos desequilibran y sentimos el peso de sus fuerzas. Perdemos el dominio de nuestra voluntad y nos quedamos a merced. 

Ayúdanos Señor a descubrir en el servicio a los hermanos el cumplimiento de tu Voluntad.

No hay comentarios: