martes, 22 de septiembre de 2015

LA SALVACIÓN ESTÁ EN LA FRATERNIDAD

Picar en imagen para ver mejor


El secreto y la clave es el amor. Nunca podemos considerarnos hermanos sin la Gracia que nos llena y nos da fuerzas para amar. Será difícil renunciar a nuestros egoísmos sin la Gracia que nos capacite para amar. Para ser el último necesitamos amar, pero amar en clave de como nos ama Jesús.

Y ESO SIN ÉL NOS SERÁ IMPOSIBLE. 
POR ESO, SEÑOR, A PESAR DE NUESTRO CANSANCIO, 
INSISTIMOS POR TU GRACIA Y MISERICORDIA, 
EN LLENARNOS DE TU GRACIA PARA PODER
 AMAR COMO TÚ NOS AMA. AMÉN.

No hay comentarios: