ÚLTIMAS REFLEXIONES

UN RINCÓN PARA ORAR

↑ Grab this Headline Animator

UN ROSARIO CADA VIERNES

Cada viernes, hora peninsular 09:00, en Canarias a las 08:00, y en cualquier otra parte del mundo la que mejor puedan elegir, nos unimos en el rezo del Rosario (VER AQUÍ) por la unidad de todos los creyentes, por la familia natural, hombre - mujer, por la vida y por la libertad de educación de los hijos.

Desde tu casa, online, desde tu trabajo, desde tu hospital y enfermedad, desde myfeeling, desde todas los colectivos y asociaciones, desde donde quieras que estés, tú también puedes unirte en este clamor al Padre, unidos a María Santisíma, para que el Espíritu Santo nos dé la capacidad y la luz de salvaguardar la vida y los valores morales y naturales que la dignidad de las personas hemos recibido de nuestro Padre Dios

miércoles, 24 de mayo de 2017

PREVENIR ESCUCHANDO AL ESPÍRITU

En cierta ocasión escuché de un abogado que lo verdaderamente importante es prevenir. Prevenir ante que curar. Eso en el último remedio. Y esto, porque se quejaba que la gente recurría al abogado cuando ya había cometido el delito. Y realmente sucede así, vamos al médico cuando ya hemos contraído la enfermedad, en lugar de acudir cuando notamos síntomas.

Algo parecido nos ocurre a los cristianos, recurrimos al Espíritu Santo, o, dicho de otra forma, le invocamos o le consultamos cuando ya hemos tomado y ejecutado nuestra propia decisión. Sería lo lógico pedirle consejo, auxilio y ayuda antes de dar un paso. Es decir, lo utilizamos para que nos saque del problema o nos solucione nuestro error. Y debemos actuar de otra forma.

Hoy nos dice Jesús cosas muy bellas y esperanzadoras. Nos envía el Espíritu Santo para que nos auxilie y nos vaya revelando todo lo que no hayamos entendido y todo lo que nos falta por saber y entender. Nuestra meta es llegar a la Verdad plena, y en el Espíritu Santo lo conseguiremos. Pero ello nos obliga a estar dispuestos, abiertos y expectante a la escucha de sus impulsos y señales.

Pidamos, confiados y esperanzados, la luz al Espíritu Santo; pidámosle que nos ilumine y nos dé la sabiduría necesaria para ir entendiendo lo que quiere de nosotros, y la voluntad suficiente para ser capaz de, no sólo escuchar y entender, sino también llevar a buen termino y transformar en buenos frutos lo que me pide. Y, para eso, pidámosle que aumente nuestra fe y nos fortalezca con paciencia y serenidad.

Ven, Espíritu Santo, y dame el don de Sabiduría; ven, Espíritu Santo, y dame el don de entendimiento; ven, Espíritu Santo, y dame el don de Consejo; ven Espíritu Santo, y dame el don de Fortaleza; ven, Espíritu Santo, y dame el don de Ciencia; ven, Espíritu Santo, y dame el don de Piedad; ven, Espíritu Santo, y dame el don del Santo Temor de Dios. Amén.

No hay comentarios: