ÚLTIMAS REFLEXIONES

UN RINCÓN PARA ORAR

↑ Grab this Headline Animator

UN ROSARIO CADA VIERNES

Cada viernes, hora peninsular 09:00, en Canarias a las 08:00, y en cualquier otra parte del mundo la que mejor puedan elegir, nos unimos en el rezo del Rosario (VER AQUÍ) por la unidad de todos los creyentes, por la familia natural, hombre - mujer, por la vida y por la libertad de educación de los hijos.

Desde tu casa, online, desde tu trabajo, desde tu hospital y enfermedad, desde myfeeling, desde todas los colectivos y asociaciones, desde donde quieras que estés, tú también puedes unirte en este clamor al Padre, unidos a María Santisíma, para que el Espíritu Santo nos dé la capacidad y la luz de salvaguardar la vida y los valores morales y naturales que la dignidad de las personas hemos recibido de nuestro Padre Dios

jueves, 2 de octubre de 2014

ALGUIEN VUELA SOBRE MI CABEZA



He oído alguna historia de personas convencidas que alguien enviado, un ángel, por ejemplo, le ha salvado de algún apuro o la misma vida. Otras las he oído por televisión o radio, y otras las he leído. Lo cierto es que los ángeles existen y están ahí, envidados por Dios, para protegernos y cuidarnos.

Uno de mis recuerdos imborrables es el cuadro, en la cabecera de mi cama, que representaba a dos hermanos, niño y niña, atravesando un puente en una noche de tormenta y de rayos cuidados por el Ángel de la Guarda. Siempre, en momentos especiales, como puede ser este, vienen a mi memoria y me llenan de nostalgia, de esperanza y de paz.

Sí, sin lugar a dudas, todos tenemos un ángel que nos cuida y nos protege. Recordamos innumerables vivencias de cuando jóvenes y de cómo hemos salido de situaciones comprometidas y difíciles sin saber cómo. Pasan los años y experimentamos que nuestro Ángel de la Guarda nos ha acompañado en todo momento con su presencia, compañía y mirada.

Posiblemente tendremos que abajarnos y hacernos un poco niño, como aquel joven que ensimismado y con la mirada perdida en aquel cuadro de la cabecera de su cama, presentía que él también tenía un ángel como el del cuadro, que lo cuidaba y protegía, sobre todo en esos días de enfermedad que solía pasar mirándolo y recreándose en él.

Dame Señor la Gracia y el don de escuchar los pasos del Ángel de mi Guarda, que Tú has enviado a recorrer mi vida y a acompañarme hasta dejarme junto a la puerta de tu Casa. Amén.

2 comentarios:

eligelavida dijo...

"Todos tenemos un ángel que nos cuida y nos protege".

Pienso, Salvador, que es muy interesante evangelizar sobre este tema pues aunque es una verdad de fe, no todos los católicos creen en ella. Es un regalo de Dios y sería una pena no tener conciencia de el.

Un abrazo!

Anónimo dijo...

Siempre muy oportunas y edificantes sus publicaciones.
Dios lo bendiga.