viernes, 24 de octubre de 2014

DESDE EL SILENCIO AL AMOR

HOY A LAS 09:00 HORA PENINSULAR, 08:00 HORA CANARIA, REZO DEL SANTO ROSARIO POR LA UNIDA Y DEFENSA DE LA FAMILIA. ÚNETE A LA HORA QUE PUEDAS Y DONDE PUEDAS 



Sólo cuando se hace el silencio en tu vida encuentras el momento de, no sólo discernir, sino pensar qué haces con tu vida y a qué la dedicas. Porque solemos gastar nuestro tiempo en emplearnos para nosotros sin pensar que también otros lo necesitan.

Hay gente que tras haberlo perdido todo, despiertan y se dan cuenta que lo verdaderamente importante es dedicar tu tiempo a servir a los demás. Un servicio que no es sólo de atenciones, sino de darle importancia a tus relaciones con los demás. Dedicar una sonrisa, unas palabras, una atención, un manifestar que sabes que tienes delante a otra persona tan digna como tú, son habilidades, dones y regalos que ayudan a sentirse bien a otros que lo necesitan.

¡Oh, Señor, danos el don y la capacidad de discernimiento y la voluntad de distinguir el bien del mal y de realizarlo en nuestras vidas. Despierta en nosotros la inquietud por establecer la justicia y la fraternidad entre lo hombres, y, al igual que nos interesamos por los bienes terrenales, prestar más y verdadera atención a aquellas acciones que se desprenden del amor entre los hombres.

Porque, Señor, sólo nuestra disponibilidad, no sólo para las cosas terrenales, sino precisamente para aquellas que nos ayudan y nos sirven para vivir en tus mandatos y en tu Amor, son las que nos valen para alcanzar, en la hora de nuestra vida, la meta de vivir eternamente en plenitud de gozo a tu lado. Amén.

2 comentarios:

Salvador Pérez Alayón dijo...

Estamos rezando el santo Rosario. Empezamos ahora las letanias a ntra. Señora.

Buenos días a todos.

Salvador Pérez Alayón dijo...

Terminamos el rezo del santo Rosario. Hemos empezado a las 08:00 hora canaria.

Por fallos técnicos, lo sentimos, no hemos podido comentar ni anunciarlo al mismo tiempo del comienzo. Por eso hemos tardado un poco más de lo habitual en terminar.

Nuestra Señora nos comprende, nos acompaña y nos fortalece en la lucha en defensa de la familia y la vida.

Buenos días a todos los que nos han acompañado y nos acompañaran a lo largo del día.

Un fuerte abrazo en Xto. Jesús.