ÚLTIMAS REFLEXIONES

UN RINCÓN PARA ORAR

↑ Grab this Headline Animator

UN ROSARIO CADA VIERNES

Cada viernes, hora peninsular 09:00, en Canarias a las 08:00, y en cualquier otra parte del mundo la que mejor puedan elegir, nos unimos en el rezo del Rosario (VER AQUÍ) por la unidad de todos los creyentes, por la familia natural, hombre - mujer, por la vida y por la libertad de educación de los hijos.

Desde tu casa, online, desde tu trabajo, desde tu hospital y enfermedad, desde myfeeling, desde todas los colectivos y asociaciones, desde donde quieras que estés, tú también puedes unirte en este clamor al Padre, unidos a María Santisíma, para que el Espíritu Santo nos dé la capacidad y la luz de salvaguardar la vida y los valores morales y naturales que la dignidad de las personas hemos recibido de nuestro Padre Dios

jueves, 23 de octubre de 2014

CAMINOS DE CONFLICTOS



El conflicto está servido, y es que si no hay conflicto no hubiese habido necesidad de salvación. La ausencia de conflicto significa paz. Si todo está en paz se supone que las cosas están bien hechas, hay justicia y todos nos sentimos bien. Desde el momento que hay conflicto es debido a que hay injusticias. Y esto supone diferencias, desavenencias, choques y egoísmos.

Se necesita paz y salvación. El conflicto es el caldo de cultivo del pecado y ello supone traición, envidia, odio y todo lo que alimenta el conflicto. Todo tuvo un comienzo y ese es el origen, el pecado original. Pues bien, se necesita que en el conflicto haya guerra, pues no sería entonces conflicto. Pero guerra de amor, guerra por defender la verdad que hace justicia y da paz. Y en esa actitud Jesús nos advierte hoy que ha venido a armar conflictos. Conflictos que ardan en deseos de amor, de justicia y de paz.

Claro, Señor, yo no puedo permanecer callado, pasivo, quieto y adormilado en mi rincón de amor. Tengo que salir, salir a las periferias, gritar y armar lío proclamando que Tú eres el Camino, la Verdad y la Vida, y desde ahí mi particular hoguera debe arder constantemente. Claro, todos unidos seremos más fuerte y nos fortaleceremos los unos a los otros.

Pero, sobre todo, Señor, contigo, junto a Ti. Tú en el medio derramando tu Gracia y señalándonos el camino en el Espíritu Santo. Un camino de lucha, de fuego, de verdad y de amor. Amén.

No hay comentarios: