ÚLTIMAS REFLEXIONES

UN RINCÓN PARA ORAR

↑ Grab this Headline Animator

UN ROSARIO CADA VIERNES

Cada viernes, hora peninsular 09:00, en Canarias a las 08:00, y en cualquier otra parte del mundo la que mejor puedan elegir, nos unimos en el rezo del Rosario (VER AQUÍ) por la unidad de todos los creyentes, por la familia natural, hombre - mujer, por la vida y por la libertad de educación de los hijos.

Desde tu casa, online, desde tu trabajo, desde tu hospital y enfermedad, desde myfeeling, desde todas los colectivos y asociaciones, desde donde quieras que estés, tú también puedes unirte en este clamor al Padre, unidos a María Santisíma, para que el Espíritu Santo nos dé la capacidad y la luz de salvaguardar la vida y los valores morales y naturales que la dignidad de las personas hemos recibido de nuestro Padre Dios

sábado, 4 de octubre de 2014

¿ME SIENTO ENVIADO?



Puedo confesarme católico. Puedo confesarme católico creyente, y puedo también confesarme, no sólo católico y creyente, sino también practicante, pero, ¿a pesar de todas esas confesiones y creencias, me siento enviado? ¿Enviado a proclamar la Palabra de Dios?

Pero no una Palabra muerta, intrascendente, desencarnada, sino una Palabra Viva, ardiente, encarnada, trascendente, que salta hasta la Vida Eterna. ¿Y es mi vida fuente y testimonio de esa Fuente con mayúscula, la Palabra de Dios, que mana esa Agua de Vida Eterna?

Son preguntas que surgen en el devenir de mi camino, y que sólo en el paso por el desierto de mi propia vida puedo descubrir y encontrar respuestas que le den sentido. Sólo en el silencio, carencias y dificultades del desierto puedo encontrar el oasis fresco que responda a ese aliento de búsqueda que mi vida anhela. 

Porque el oasis se hace verdadero y deja de ser espejismo cuando realmente el desierto se hace presente en tu vida. Mientras no sea así los espejismos falsos de mundo te mantendrán ocupado, distraído y perdido hasta que tu vida pierda todo sentido.

¡Señor!, que las dificultades y adversidades de mi vida sean las luces que me guíen y descubran tu presencia y tus cuidados y mimos, en y por los cuidados de mi Ángel Custodio que Tú has enviado en pos de mí encargándolo de mi protección y fortaleza para que no me desvíe del camino.

Fortalece Señor mi espíritu e ilumina mi mente, para que despierto por tu Gracia advierta siempre la presencia del Ángel de la Guarda que me acompaña por tu mandato. Amén.

No hay comentarios: