viernes, 18 de diciembre de 2015

EL PROYECTO DE JOSÉ

HOY A LAS 09:00 HORA PENINSULAR,08:00 HORA CANARIA, REZO DEL SANTO ROSARIO POR LA UNIDA Y DEFENSA DE LA FAMILIA. ÚNETE A LA HORA QUE PUEDAS Y DESDE DONDE PUEDAS

Resultado de imagen de (Mt 1,18-24)
(Mt 1,18-24)



José ideó un plan, pues no quería perjudicar a María, trata de repudiarla en secreto. En estas intenciones recibió la visita del Ángel del Señor en sueño, que le dijo: «José, hijo de David, no temas tomar contigo a María tu mujer porque lo engendrado en Ella es del Espíritu Santo. Dará a luz un hijo, y tú le pondrás por nombre Jesús, porque Él salvará a su pueblo de sus pecados». Todo esto sucedió para que se cumpliese el oráculo del Señor por medio del profeta: «Ved que la virgen concebirá y dará a luz un hijo, y le pondrán por nombre Emmanuel, que traducido significa: “Dios con nosotros”».

Cuando José despertó, hizo lo que el Ángel le había dicho. Tomó a María por esposa y puso al niño poro nombre Jesús. Nos parece fácil tomar esa resolución que hizo José, y tan fácil que es lo que pensamos como lógico y que tenía que suceder. Pero, debemos suponer que a José no le ocurrió igual, y que tuvo que dudar y pasarlo mal.

Su decisión llevaba consigo sufrir las miradas y comentarios de su entorno más directo. Su decisión arrastraría las tribulaciones de sus propias dudas. Pero, sobre todo, ver frustrado sus proyectos y verse envuelto en otro, sin saber exactamente a qué atenerse o qué creer. No se puede tener más fe y confianza, porque la confianza y la fe, no se mide tanto en creer y confiar cómo dejarse llevar, aunque sea con dudas, porque nuestra humanidad siempre llevará la duda consigo.

Y, ahora Señor, queremos pedirte que nos des esa fe y confianza de, aun caminando en la duda, dejarnos llevar por tus indicaciones y caminos. Queremos, como José y María, ser esclavos tuyos, y, a pesar de nuestras debilidades y pecados, seguir la voz que nuestros pobres corazones oigan y escuchen en lo más profundo de sus profundidades.

Danos, Señor, esa sabiduría, esa capacidad de discernir el bien del mal, ese don de distinguir tu llamada y tus señales, y, sobre todo, esa fortaleza y voluntad para llevarlas a nuestras vidas según tu Voluntad. Amén.

2 comentarios:

Salvador Pérez Alayón dijo...

Buenos días, empezamos el rezo del santo Rosario: Por la señal de la santa Cruz...

Salvador Pérez Alayón dijo...

Con la salve damos por terminado el rezo del santo Rosario de hoy viernes. Gracias a todos los que nos han acompañados y a los que lo harán a lo largo del día.

Un fuerte abrazo en Xto. Jesús.