ÚLTIMAS REFLEXIONES

UN RINCÓN PARA ORAR

↑ Grab this Headline Animator

UN ROSARIO CADA VIERNES

Cada viernes, hora peninsular 09:00, en Canarias a las 08:00, y en cualquier otra parte del mundo la que mejor puedan elegir, nos unimos en el rezo del Rosario (VER AQUÍ) por la unidad de todos los creyentes, por la familia natural, hombre - mujer, por la vida y por la libertad de educación de los hijos.

Desde tu casa, online, desde tu trabajo, desde tu hospital y enfermedad, desde myfeeling, desde todas los colectivos y asociaciones, desde donde quieras que estés, tú también puedes unirte en este clamor al Padre, unidos a María Santisíma, para que el Espíritu Santo nos dé la capacidad y la luz de salvaguardar la vida y los valores morales y naturales que la dignidad de las personas hemos recibido de nuestro Padre Dios

lunes, 29 de febrero de 2016

TÚ LO HAS DICHO, SEÑOR: SEREMOS RECHAZADO COMO TE HA OCURRIDO A TI



Esa es la profecía y es Palabra de Dios. Ningún profeta es bien recibido en su tierra y así le ha ocurrido a Él y ocurrirá con nosotros. Y lo experimentamos en nuestra propia casa, pueblo, ciudad y conocidos. No somos valorados ni tenidos en cuenta.

Son los desconocidos, los forasteros y los de otros lugares los que escuchan nuestras humildes palabras y los que le dan valor. Sucedió con la viuda de Sarepta y Naamán el sirio, paganos, pues no pertenecían al pueblo de Israel. Y, no sólo no escuchan, sino que se llenan de ira y amenazan incluso con la muerte.

Y eso lo sentimos dentro de nuestro propio corazón. Es el sometimiento al mal del pecado original con el que nacemos, pero que podemos purificar con el agua y el Espíritu en el Bautismo. Y que podemos, en la asistencia del Espíritu Santo, mantener alejado de nosotros. Pidamos esa Gracia confiados y esperanzados en la Misericordia de nuestro Padre Dios, para que transforme nuestro corazón de piedra en un corazón de carne abierto a la acción del Espíritu Santo.

En esta esperanza, Señor, ponemos todo nuestros pecados en tus Manos para que, llenos de tu Gracia y de tu Misericordia, queden purificados y limpios de toda mala intención, renovando así nuestros corazones de hombres viejos en hombres nuevos según tu Voluntad. Abiertos a tu Gracia y a la acción de tu Espíritu.

En esa confianza y esperanza permanecemos atentos, perseverantes y sin desfallecer, agarrados a tu Espíritu y constantes en la oración y sacramentos, a pesar de nuestras oscuridades, dudas y tribulaciones, sabiendo que Tú estás con nosotros y tienes Palabra de Vida Eterna. Así de esta forma, Señor, esperamos tu regreso. Amén.

No hay comentarios: