ÚLTIMAS REFLEXIONES

UN RINCÓN PARA ORAR

↑ Grab this Headline Animator

UN ROSARIO CADA VIERNES

Cada viernes, hora peninsular 09:00, en Canarias a las 08:00, y en cualquier otra parte del mundo la que mejor puedan elegir, nos unimos en el rezo del Rosario (VER AQUÍ) por la unidad de todos los creyentes, por la familia natural, hombre - mujer, por la vida y por la libertad de educación de los hijos.

Desde tu casa, online, desde tu trabajo, desde tu hospital y enfermedad, desde myfeeling, desde todas los colectivos y asociaciones, desde donde quieras que estés, tú también puedes unirte en este clamor al Padre, unidos a María Santisíma, para que el Espíritu Santo nos dé la capacidad y la luz de salvaguardar la vida y los valores morales y naturales que la dignidad de las personas hemos recibido de nuestro Padre Dios

miércoles, 11 de julio de 2018

SIN FUTURO LA SABIDURÍA DE ESTE MUNDO

Imagen relacionada

Los sabios de este mundo no tienen futuro, porque llegado el tiempo de la regeneración, que llegará, se pondrán las cartas sobre la mesa y todo será descubierto y saldrá a la luz. Se critica a la Iglesia católica y se le persigue, pero, a la hora de solucionar los problemas, que muchos aparentan ser ellos los que lo hacen, todo lo dejan en manos de Cáritas -Iglesia católica-. Son sus voluntarios los que, dejándolo todo, es decir, poniendo a Dios en el centro de sus vidas, comparten su tiempo con los que lo necesitan y carecen de lo imprescindible para vivir.

Las cosas de este mundo son caducas y, por tanto, no tienen futuro. Todo lo de aquí abajo carece de consistencia y está llamado a perderse. Ponerse en manos del mundo es el error más grave que el ser humano comete. Posiblemente, sometido por el diablo no se da cuenta y persigue y busca la felicidad en lugar equivocado. San Benito supo encontrar el camino que conduce a la verdad y a la felicidad. Se puso en manos de Dios y lo colocó en el centro de su corazón y de su vida.

Pidamos al Señor esa sabiduría. La sabiduría que viene de lo alto y que nos lleva a la Vida Eterna. La sabiduría de, injertados en el Espíritu Santo, nos enseña a vivir en la Verdad y en la Palabra de Dios. Y no hay mejor camino que el de renovarse cada día en su Palabra y en su Verdad, siguiendo las enseñanzas que la Palabra de Dios nos va dando.

Pidamos un corazón entregado, suave, generoso y disponible y desprendido. Pero, sobre todo, un corazón centrado que priorice la Verdad y la Palabra ante todo lo demás, porque es el amor lo que realmente tiene gran valor y lo que nos lleva al encuentro con la plena felicidad que buscamos. Y lo hace siguiendo el Camino, la Verdad y la Vida. Amén.

No hay comentarios: