ÚLTIMAS REFLEXIONES

UN RINCÓN PARA ORAR

↑ Grab this Headline Animator

UN ROSARIO CADA VIERNES

Cada viernes, hora peninsular 09:00, en Canarias a las 08:00, y en cualquier otra parte del mundo la que mejor puedan elegir, nos unimos en el rezo del Rosario (VER AQUÍ) por la unidad de todos los creyentes, por la familia natural, hombre - mujer, por la vida y por la libertad de educación de los hijos.

Desde tu casa, online, desde tu trabajo, desde tu hospital y enfermedad, desde myfeeling, desde todas los colectivos y asociaciones, desde donde quieras que estés, tú también puedes unirte en este clamor al Padre, unidos a María Santisíma, para que el Espíritu Santo nos dé la capacidad y la luz de salvaguardar la vida y los valores morales y naturales que la dignidad de las personas hemos recibido de nuestro Padre Dios

domingo, 28 de septiembre de 2014

PALABRA Y VIDA




Supongo Señor que ambas actitudes pueden estar mal, porque negarte obediencia o mentirte no deben estar bien. Pero, a la hora de la verdad creo que el que se negó a ir y luego arrepentido fue, tuvo la valentía de ser humilde, reconocer su falta y su pecado de obediencia y respeto y, arrepentido, fue.

Miro para atrás y revuelvo en mi memoria las veces que te he prometido cosas, o me he comprometido a responderte en algo y he fallado. Sin ir más lejos, ¡cuántas promesas de no volver a pecar!, y ¡cuántas caídas por pereza, irresponsabilidad, debilidades o incumplimientos! ¡Señor, te piedad de mí, porque soy un pobre pecador y te he mentido infinidad de veces!

Estoy más en la piel del hijo que dice sí y luego falla, que aquel que respondiéndote no, luego, arrepentido, va y cumple con lo que le has mandado. ¡Quiero Señor enmendarme y serte fiel!; ¡quiero Señor ser tu fiel servidor y cumplir con tus mandatos! Dame la Gracia de poder hacerlo porque soy un pobre y mísero pecador que dice y no cumple.

Necesito Señor la fuerza de tu Gracia para, empeñado en serte fiel, alcanzar y fortalecer mi voluntad y, no sólo decirte sí a tu mandato, sino también cumplirlo según te he dado mi palabra. Y eso te suplico en este momento, agarrado y de la Mano de tu Madre María, la fiel cumplidora de palabra y vida, que supo en todo momento serte fiel con la palabra y con la vida. Amén.

No hay comentarios: