viernes, 19 de septiembre de 2014

YO TAMBIÉN QUIERO ACOMPAÑARTE SEÑOR

HOY A LAS 09:00 HORA PENINSULAR, 08:00 HORA CANARIA, REZO DEL SANTO ROSARIO POR LA UNIDA Y DEFENSA DE LA FAMILIA. ÚNETE A LA HORA QUE PUEDAS Y DONDE PUEDAS




Yo también quiero ir contigo, Señor. Quiero seguirte para escuchar tu Mensaje y para, en la medida de mis posibilidades, y por tu Gracia, vivirlo y proclamarlo. Porque todo lo bueno no se puede quedar escondido, y menos dentro de mí. Igual que cuando una buena noticia explota en mi corazón y quiere darse a conocer, tu Mensaje, Señor, tu Buena Noticia necesita ser proclamad y dada a conocer a todos los hombres.

Porque todos los hombres buscan la felicidad, pero una felicidad eterna, para siempre. Nada que se acabe es plenamente bueno, porque tarde o temprano nos dejará igual. Tú, Señor, eres Eterno y permaneces para siempre. Y, salidos de Ti, estamos hechos para terminar en Ti, porque Tú eres el Camino, la Verdad y la Vida.

Por eso, Señor, te pido que alientes mi vida, despiertes y avives mi corazón y des sabiduría a mis palabras, acompañada de mi vida, para llevarte dentro de mi a todos aquellos que no te conocen o pasan indiferentes ante tu presencia. Dame, Señor, la fortaleza y la paciencia para soportar, perdonar y, sobre todo, amar a todos aquellos que te rechazan y te niegan en mi persona. 

Quizás por mis malos testimonios, mis pésimos ejemplos, mis torpes palabras y mi vida pecadora, muchos, Señor, no llegan o se alejan de Ti. Llena mi vida de santidad y de tu Gracia para que, a pesar de su pobreza y pecados, brille tu Luz y tu Misericordia Infinita de Bondad y de Amor. Amén.

3 comentarios:

Salvador Pérez Alayón dijo...

Vamos por el segundo misterio, la flajelación del Señor.

Gracias por acompañarnos.

Salvador Pérez Alayón dijo...

Pongamos en manos de Dios y al pie de la Cruz todas nuestras cruces y contra tiempos.

Rezamos el misterio de la Crucificción y las letanías.

Salvador Pérez Alayón dijo...

Pido perdón por los fallos técnicos. Anda muy lento el ordenador.

Hemos terminado y caminamos con Maria en la defensa de la vida, y le pedimos a su Hijo Jesús que mueva los corazónes de todos aquellos que atentan contra ella.

Gracias por estar ahí y acompañarnos.

Un fuerte abrazo a todos en Xto. Jesús.