ÚLTIMAS REFLEXIONES

UN RINCÓN PARA ORAR

↑ Grab this Headline Animator

UN ROSARIO CADA VIERNES

Cada viernes, hora peninsular 09:00, en Canarias a las 08:00, y en cualquier otra parte del mundo la que mejor puedan elegir, nos unimos en el rezo del Rosario (VER AQUÍ) por la unidad de todos los creyentes, por la familia natural, hombre - mujer, por la vida y por la libertad de educación de los hijos.

Desde tu casa, online, desde tu trabajo, desde tu hospital y enfermedad, desde myfeeling, desde todas los colectivos y asociaciones, desde donde quieras que estés, tú también puedes unirte en este clamor al Padre, unidos a María Santisíma, para que el Espíritu Santo nos dé la capacidad y la luz de salvaguardar la vida y los valores morales y naturales que la dignidad de las personas hemos recibido de nuestro Padre Dios

viernes, 12 de septiembre de 2014

POR MUCHO QUE ABRA LOS OJOS, SEÑOR, CAMINO EN PENUMBRA

HOY A LAS 09:00 HORA PENINSULAR, 08:00 HORA CANARIA, REZO DEL SANTO ROSARIO POR LA UNIDA Y DEFENSA DE LA FAMILIA. ÚNETE A LA HORA QUE PUEDAS Y DONDE PUEDAS





A pesar de mis esfuerzos por mantener los ojos muy bien abiertos, no veo nada, Señor. No veo nada porque la oscuridad de este mundo me ciega y me envuelve en su oscuridad. Sus luces son luces opacas que no alumbran el camino sino lo oscurecen y, aunque en apariencias parece que brilla, en la realidad pervierte y nos lleva al abismo y la muerte.

Por eso, Señor, quiero recorrer el camino de mi vida en este mundo contigo. Porque contigo, Señor, los peligros, aunque no desaparecen, son más llevaderos, suaves y, si no fáciles, si factibles de superarlos y aceptarlos con alegría y esperanza. 

Contigo, Señor, podré mantener, no sólo los ojos abiertos, sino que podré ver los obstáculos y los peligros que me acechan y amenazan en el camino con la esperanza de vencerlos y superarlos. Danos la sabiduría de no apartarnos de tu camino y de vivirlo en la esperanza de saber que, a pesar de las dificultades, Tú estás con nosotros, nos protege e iluminas.

Enséñanos a vernos primero nosotros y a limpiar nuestras vigas que obstaculizan nuestra vista, antes que ver las motas de los otros que sólo empañan sus miradas pero que no les impide caminar. Líbranos Señor, no sólo de la ceguera de nuestros ojos, sino también de la oscuridad de nuestras lenguas y criticas con las que oscurecemos la vida de los demás en lugar de iluminarlos.

Llénanos Señor de tu sabiduría para que sepamos abrir nuestros ojos y, no sólo ver nuestras vigas, sino también quitarlas para limpios poder ayudar a quitar la mota de otro.

2 comentarios:

Salvador Pérez Alayón dijo...

Caminamos en el primer misterio de dolor, y junto al Señor, aunque dormidos, queremos acompañarle y gozar de su presencia para también nosotros recorrer su mismo camino.

Buenos días a todos y un fuerte abrazo en Xto. Jesús.

Salvador Pérez Alayón dijo...

Terminamos el camino en compañía de nuestra Madre, la Virgen, y agradecemos la compañía de todos los que nos han acompañados.