ÚLTIMAS REFLEXIONES

UN RINCÓN PARA ORAR

↑ Grab this Headline Animator

UN ROSARIO CADA VIERNES

Cada viernes, hora peninsular 09:00, en Canarias a las 08:00, y en cualquier otra parte del mundo la que mejor puedan elegir, nos unimos en el rezo del Rosario (VER AQUÍ) por la unidad de todos los creyentes, por la familia natural, hombre - mujer, por la vida y por la libertad de educación de los hijos.

Desde tu casa, online, desde tu trabajo, desde tu hospital y enfermedad, desde myfeeling, desde todas los colectivos y asociaciones, desde donde quieras que estés, tú también puedes unirte en este clamor al Padre, unidos a María Santisíma, para que el Espíritu Santo nos dé la capacidad y la luz de salvaguardar la vida y los valores morales y naturales que la dignidad de las personas hemos recibido de nuestro Padre Dios

martes, 23 de junio de 2015

A VECES EL CAMINO APRIETA, PERO EL GOZO AUMENTA



Es verdad, nadie puede negar que la tarea es ardua, pero tampoco, si lo pensamos bien, podemos librarnos de las fatigas y sacrificios. El salmo 89 lo expresa muy bien:  "Aunque uno viva setenta años, y el más robusto hasta ochenta, la mayor parte son fatiga inútil, porque pasan aprisa y vuelan".

Por muchos que busquemos y nos afanemos los malos momentos llegarán inevitablemente. Así que, es de buen gusto e inteligente elegir el camino que, a pesar de las fatigas y los trabajos, la esperanza del gozo y de la plenitud está como meta. Y no porque lo hayamos descubierto alguno de nosotros, ni nadie más relevante, sino porque es Palabra de Dios. Palabra que nos ha prometido Jesús, su Hijo Único y Verdadero. Dios y Hombre.

Su Palabra tiene verdadero cumplimiento porque siempre se ha cumplido, hasta en su Resurrección. No hay ni puede haber mayor garantía. El Señor nos ha prometido la plenitud eterna a todos los que creamos en Él y seamos capaces de, injertados en Él, no solos, atrevernos y esforzarnos en pasar por la puerta estrecha. Luego, ¿a qué esperas? No hay mayor seguridad. ¡Lo ha dicho el Señor! El Señor dueño de la Vida y de la Muerte.

Él nos invita a abrirnos a su Gracia y a no malgastarla. A cuidarla y a darla en la misma medida que nos gustaría que a nosotros nos la diesen: "Abriéndonos al Amor de nuestro Padre Dios". Y reservarla de aquellos que la maldicen y la rechazan. Él nos invita a elegir y pasar por la puerta estrecha, la puerta que nos exige renuncias, sacrificios, exigirnos y amarnos. Buscarnos el bien los unos a los otros. Él sabe de las dificultades que nos encontramos en el camino, y nos da el valor, la capacidad, la fuerza y todo lo necesario para que podamos atravesarla.

Pidamos al Padre en el Espíritu Santo que seamos capaces de encontrar ese camino que da a la Vida, y pongamos todo lo de nuestra parte en la confianza que el Padre nos ve y nos dará su Mano para poder atravesarla. Amén.

No hay comentarios: