ÚLTIMAS REFLEXIONES

UN RINCÓN PARA ORAR

↑ Grab this Headline Animator

UN ROSARIO CADA VIERNES

Cada viernes, hora peninsular 09:00, en Canarias a las 08:00, y en cualquier otra parte del mundo la que mejor puedan elegir, nos unimos en el rezo del Rosario (VER AQUÍ) por la unidad de todos los creyentes, por la familia natural, hombre - mujer, por la vida y por la libertad de educación de los hijos.

Desde tu casa, online, desde tu trabajo, desde tu hospital y enfermedad, desde myfeeling, desde todas los colectivos y asociaciones, desde donde quieras que estés, tú también puedes unirte en este clamor al Padre, unidos a María Santisíma, para que el Espíritu Santo nos dé la capacidad y la luz de salvaguardar la vida y los valores morales y naturales que la dignidad de las personas hemos recibido de nuestro Padre Dios

viernes, 19 de junio de 2015

ESCLAVIZADOS POR LAS RIQUEZAS

HOY A LAS 09:00 HORA PENINSULAR, 08:00 HORA CANARIA, REZO DEL SANTO ROSARIO POR LA UNIDA Y DEFENSA DE LA FAMILIA. ÚNETE A LA HORA QUE PUEDAS Y DESDE DONDE PUEDAS






Nos resistimos a no amontonar riquezas. Es algo innato que nos tienta y nos atrae. Incluso nos sentimos débiles para someterlos y librarnos de esos apegos e intenciones. Estamos tocados por ese pecado de la avaricia y del egoísmo. Estamos ciegos y vencidos.

Entendemos que ese no es el camino. Y lo entendemos porque experimentamos que cuanto más tenemos, quizás seamos más infelices. La vida se nos complica y se nos llena de más problemas, disgustos e infelicidades. Realmente no somos más felices teniendo más.

Echamos de menos los momentos tranquilos y sin ruidos. Los silencios de paz y sosiego, porque el camino era claro, pues cuando no hay tanto que elegir, las ideas están más claras y decididas. Tanto tener complica más las decisiones y oscurece más el camino. Sólo una cosa es necesaria, y es lo que Dios nos provee y da. Es el fruto de nuestro esfuerzo con lo que tenemos para vivir. 

Pero es que, cuando buscamos que otros trabajen para nosotros, nos llenamos de riqueza, pero nos volvemos más huraños, egoístas y cerrados a compartir. Quizás necesitemos que otros trabajen, pero compartamos el trabajo con ellos, porque hay para todos. Que realmente tengan aquellos que trabajen, pero demosle esa oportunidad. No busquemos tener ni atesorar porque eso al final nos corrompe y se corrompe.

Busquemos el tesoro del cielo que está fabricado con y por amor. Y eso te pedimos Padre del Cielo, que nos des la sabiduría de saber atesorar el verdadero tesoro incorrompible y que dura para siempre.

1 comentario:

Salvador Pérez Alayón dijo...

Estamos a la espera de comenzar el rezo del santo Rosario. Pedimos por la familia, por la defensa de la Vida y por el Papa Francisco, para que el Espíritu Santo le ilumine y le de la sabiduría y fuerza para dirigir a la Iglesia.