ÚLTIMAS REFLEXIONES

UN RINCÓN PARA ORAR

↑ Grab this Headline Animator

UN ROSARIO CADA VIERNES

Cada viernes, hora peninsular 09:00, en Canarias a las 08:00, y en cualquier otra parte del mundo la que mejor puedan elegir, nos unimos en el rezo del Rosario (VER AQUÍ) por la unidad de todos los creyentes, por la familia natural, hombre - mujer, por la vida y por la libertad de educación de los hijos.

Desde tu casa, online, desde tu trabajo, desde tu hospital y enfermedad, desde myfeeling, desde todas los colectivos y asociaciones, desde donde quieras que estés, tú también puedes unirte en este clamor al Padre, unidos a María Santisíma, para que el Espíritu Santo nos dé la capacidad y la luz de salvaguardar la vida y los valores morales y naturales que la dignidad de las personas hemos recibido de nuestro Padre Dios

martes, 2 de junio de 2015

LUZ PARA DISCERNIR



Necesitamos luz, luz para discernir y saber encontrar los caminos del bien contra los del mal. El hombre busca su bien, pero está tocado por el mal y se confunde. En muchas ocasiones no saben distinguir lo bueno de lo malo, o se ve mediatizado por sus intereses egoístas que le nublan la mente.

¿Cómo es posible que se legalice el aborto? ¿Hay alguna madre que desee y quiera matar a su hijo? Luego, hacemos el mal sin quererlo, porque dentro de las entrañas del hombre está escrito el bien. Y es el mundo, demonio y carne los peligros que arrastran al hombre al mal.

Hoy Señor te pedimos luz para saber discernir y encontrar la verdad. Verdad que alumbre y dirija nuestras vidas por los caminos del bien. Tú, que nos conoces bien, nos has dejado la asistencia del Espíritu de la Verdad, el Espíritu Santo, para que nos guíe y nos dirija por la senda de la Verdad. Danos esa sabiduría de agarrarnos a Él a pesar de las tentaciones y las falsas promesas que nos deslumbras y nos seducen.

Nos reconocemos frágiles y débiles. Experimentamos que si permanecemos solos seremos derrotados. Sentimos nuestra voluntad y nuestras fuerzas incapaces de superar los obstáculos que nos salen al paso en nuestro camino, y la única esperanza eres Tú, Señor. El Espíritu de Dios que nos acompaña y que nos reconforta, fortalece y no imprime carácter y valor para, confiado en Ti, Señor, continuar el camino que Tú nos has señalado.

Danos, Señor, esa sabiduría y perseverancia que necesitamos para no desfallecer, y para, a pesar de los obstáculos de cada día, perseverar y permanecer en tu Palabra y en tu Camino. Amén.

No hay comentarios: