martes, 2 de junio de 2015

LUZ PARA DISCERNIR



Necesitamos luz, luz para discernir y saber encontrar los caminos del bien contra los del mal. El hombre busca su bien, pero está tocado por el mal y se confunde. En muchas ocasiones no saben distinguir lo bueno de lo malo, o se ve mediatizado por sus intereses egoístas que le nublan la mente.

¿Cómo es posible que se legalice el aborto? ¿Hay alguna madre que desee y quiera matar a su hijo? Luego, hacemos el mal sin quererlo, porque dentro de las entrañas del hombre está escrito el bien. Y es el mundo, demonio y carne los peligros que arrastran al hombre al mal.

Hoy Señor te pedimos luz para saber discernir y encontrar la verdad. Verdad que alumbre y dirija nuestras vidas por los caminos del bien. Tú, que nos conoces bien, nos has dejado la asistencia del Espíritu de la Verdad, el Espíritu Santo, para que nos guíe y nos dirija por la senda de la Verdad. Danos esa sabiduría de agarrarnos a Él a pesar de las tentaciones y las falsas promesas que nos deslumbras y nos seducen.

Nos reconocemos frágiles y débiles. Experimentamos que si permanecemos solos seremos derrotados. Sentimos nuestra voluntad y nuestras fuerzas incapaces de superar los obstáculos que nos salen al paso en nuestro camino, y la única esperanza eres Tú, Señor. El Espíritu de Dios que nos acompaña y que nos reconforta, fortalece y no imprime carácter y valor para, confiado en Ti, Señor, continuar el camino que Tú nos has señalado.

Danos, Señor, esa sabiduría y perseverancia que necesitamos para no desfallecer, y para, a pesar de los obstáculos de cada día, perseverar y permanecer en tu Palabra y en tu Camino. Amén.

No hay comentarios: