ÚLTIMAS REFLEXIONES

UN RINCÓN PARA ORAR

↑ Grab this Headline Animator

UN ROSARIO CADA VIERNES

Cada viernes, hora peninsular 09:00, en Canarias a las 08:00, y en cualquier otra parte del mundo la que mejor puedan elegir, nos unimos en el rezo del Rosario (VER AQUÍ) por la unidad de todos los creyentes, por la familia natural, hombre - mujer, por la vida y por la libertad de educación de los hijos.

Desde tu casa, online, desde tu trabajo, desde tu hospital y enfermedad, desde myfeeling, desde todas los colectivos y asociaciones, desde donde quieras que estés, tú también puedes unirte en este clamor al Padre, unidos a María Santisíma, para que el Espíritu Santo nos dé la capacidad y la luz de salvaguardar la vida y los valores morales y naturales que la dignidad de las personas hemos recibido de nuestro Padre Dios

lunes, 23 de febrero de 2015

LAS DOS COSAS SON NECESARIAS



No se trata de hacer muchas cosas. No se trata de ser solidario y hacer muchas obras, porque si eso se hace desligado del Señor, se hará por algún motivo que no es el amor., pues  a ti sólo te será imposible.  Porque aunque te lo propongas, tu naturaleza caída te fallará.

Estamos esclavizados por el pecado, y nuestra libertad está prisionera. Nunca haremos nada que no sea por nuestro propio interés, aunque no lo advirtamos o no seamos inconsciente. Siempre buscamos lucirnos, privilegios o que nos feliciten. Y ese será nuestro premio en caso de que nuestras obras lo merezcan.

El amor es gratuito, y debe de darse en balde sin condiciones de agradecimiento ni favores. Lo hacemos por amor, porque Xto. Jesús nos ama y se entregó voluntariamente sin pedir nada a cambio. Nosotros tratamos hacerlo de la misma forma, pero nunca solos, sino injertados en  y por Jesús.

Porque de Él nos viene las fuerzas, la fortaleza y capacidad para poder amar de esa forma. Por eso, Señor, te pedimos que nos asistas en el Espíritu Santo y que nos convierta nuestro corazón de piedra y endurecido con las tentaciones del mundo, en un corazón nuevo, humilde, generoso y solidario para amar como Tú nos amas, Señor.

¡Oh, Señor!, ten misericordia de todos nosotros, y danos la capacidad de amar, renunciando a nosotros mismos, para que a la hora de tu juicio seamos de los que están a tu derecha y gocemos de tu presencia eternamente. Amén.

No hay comentarios: