ÚLTIMAS REFLEXIONES

UN RINCÓN PARA ORAR

↑ Grab this Headline Animator

UN ROSARIO CADA VIERNES

Cada viernes, hora peninsular 09:00, en Canarias a las 08:00, y en cualquier otra parte del mundo la que mejor puedan elegir, nos unimos en el rezo del Rosario (VER AQUÍ) por la unidad de todos los creyentes, por la familia natural, hombre - mujer, por la vida y por la libertad de educación de los hijos.

Desde tu casa, online, desde tu trabajo, desde tu hospital y enfermedad, desde myfeeling, desde todas los colectivos y asociaciones, desde donde quieras que estés, tú también puedes unirte en este clamor al Padre, unidos a María Santisíma, para que el Espíritu Santo nos dé la capacidad y la luz de salvaguardar la vida y los valores morales y naturales que la dignidad de las personas hemos recibido de nuestro Padre Dios

sábado, 28 de febrero de 2015

SIN AMOR NO PUEDES AVANZAR



Es indudable que necesitas amar para crecer en conversión. Sin amor no puedes avanzar. Necesito amar, Señor, y eso te pido desde este humilde rincón de oración. Soy un pobre pecador que quieres seguir tus pasos y sin Ti nada puedo hacer.

Experimento mi incapacidad, al menos yo solo no puedo, porque tropiezo contra mi propio egoísmo y el egoísmo de los demás. Y no digamos cuando se trata de enemigos, de gente que busca hacerte daño y que guardan segundas intenciones malas contra ti.

No tengo fuerzas, Señor, para amar de esa manera. No llego sino a amar a aquellos que piensan o son afines a mis gustos, aficiones o apetencias. Me cuesta amar a los que me dan problemas y presentan dificultades. Por eso, Señor, pido tu concurso, tu ayuda y tu Gracia, para doblegar mi corazón, amansarlo y llenarlo de mansedumbre.

Sólo así podré transformarlo y llegar a amar. No sólo a mis amigos, sino también a aquellos que me hacen mal y se presentan como enemigos. Porque esa es la señal y la característica que distinguen a los cristianos de los que no lo son: el amor a los enemigos. Tal y como Tú, mi Señor, has hecho y enseñado.

Danos, Señor, un corazón de carne cargado de ternura, de bondad y de misericordia, para ser capaz de amar como Tú amas. Amén.

No hay comentarios: