ÚLTIMAS REFLEXIONES

UN RINCÓN PARA ORAR

↑ Grab this Headline Animator

UN ROSARIO CADA VIERNES

Cada viernes, hora peninsular 09:00, en Canarias a las 08:00, y en cualquier otra parte del mundo la que mejor puedan elegir, nos unimos en el rezo del Rosario (VER AQUÍ) por la unidad de todos los creyentes, por la familia natural, hombre - mujer, por la vida y por la libertad de educación de los hijos.

Desde tu casa, online, desde tu trabajo, desde tu hospital y enfermedad, desde myfeeling, desde todas los colectivos y asociaciones, desde donde quieras que estés, tú también puedes unirte en este clamor al Padre, unidos a María Santisíma, para que el Espíritu Santo nos dé la capacidad y la luz de salvaguardar la vida y los valores morales y naturales que la dignidad de las personas hemos recibido de nuestro Padre Dios

lunes, 21 de marzo de 2016

¡NECESITAMOS TU GRACIA, SEÑOR!



Experimentamos que no podemos superar nuestra humanidad pecadora. Estamos sometidos a nuestros pecados y no podemos superarlos. Experimentamos que queremos, pero no podemos. Celebramos la Semana Santa, y se nos escapa nuestra concentración y nos distraemos. Queremos concentrarnos, pero experimentamos nuestra pobreza y limitaciones. No podemos, Señor, hacer nada sin Ti.

Y eso te pedimos ahora, al comienzo de la Semana Santa. El ambiente y nuestra pobreza espiritual nos pueden. Nuestra humanidad se derrumba seducida por las cosas de este mundo, y pasan los días de tu Pasión, y nosotros distraídos en nuestras apetencias e intereses. Hoy, mientras te acompañaba en la procesión de la burrita, con el olivo mantenido en alto, experimentaba esa pobreza espiritual.

Y, a mi alrededor, todos los asistentes caminaban hablando y distraídos en lo que ocupa su corazón. Pensé que no estamos participando, o que nos resulta imposible si Tú, Señor, no nos das tu Gracia.  El mundo nos seduce y nos vence si no nos agarramos a Ti. Y eso te queremos pedir ahora, que nos amarre a tu Gracia para, fortalecidos en Ella, podamos servirte.

Sin embargo, Señor, gracias por darnos constancia y perseverancia, para, al menos, seguir caminando y estar en el camino, a pesar de nuestras debilidades y pecados. Gracias, Señor, por darnos fuerza para, al menos, mendigarte nuestros deseos de querer responderte y vivir en tu Palabra y en tu Amor. 

Y lo seguiremos haciendo en la esperanza de que experimentemos algún día esa Gracia que nos ilumine y nos de la fortaleza y la fe de contemplarte como aquellos apóstoles tuyo en el Tabor. Amén.

No hay comentarios: