ÚLTIMAS REFLEXIONES

UN RINCÓN PARA ORAR

↑ Grab this Headline Animator

UN ROSARIO CADA VIERNES

Cada viernes, hora peninsular 09:00, en Canarias a las 08:00, y en cualquier otra parte del mundo la que mejor puedan elegir, nos unimos en el rezo del Rosario (VER AQUÍ) por la unidad de todos los creyentes, por la familia natural, hombre - mujer, por la vida y por la libertad de educación de los hijos.

Desde tu casa, online, desde tu trabajo, desde tu hospital y enfermedad, desde myfeeling, desde todas los colectivos y asociaciones, desde donde quieras que estés, tú también puedes unirte en este clamor al Padre, unidos a María Santisíma, para que el Espíritu Santo nos dé la capacidad y la luz de salvaguardar la vida y los valores morales y naturales que la dignidad de las personas hemos recibido de nuestro Padre Dios

miércoles, 27 de marzo de 2013

SÁCAME DE LA OSCURIDAD DE ESTE MUNDO



A pesar de ser de día, de que hace un sol radiante, la luz de este mundo no es suficiente para caminar por el camino de mi propia vida. Todo, si no estoy contigo, Dios mío, me tienta, me provoca y me sumerge en la pereza, el abandono y la tentación. 

No es que el vea el mundo malo, pues Tú lo has creado para nuestro gozo y disfrute, pero el hombre que lo habita vive de espalda a Ti, y lo pervierte todo. No quiere escucharte y se deja guiar por las falsas promesas de felicidad que Satanás le propone y le da. Uno de los tuyos sufrió ese acoso y se dejó guiar por la oscuridad que Satanás le propuso como felicidad.

El camino de mi cruz está sembrado de tentaciones, de falsas promesas, de bienestar, de comodidades, de no te preocupes por nada, de vivir bien, de ver el sufrimientos de otros, pero mirar para otro lado. De preocuparme por mí, con eso tengo bastante, y resignarme con el sufrimiento de otros. Las noticias, la presa, la radio, la tele y otras cosas más, nos llenan de música la vida, pero una música efímera, finita e hipócrita, pues está apoyada en el egoísmo y no en el servicio y el amor.

Y todas esas cosas perecen llegada su hora. Sácame, Señor, del fango que este mundo fábrica y sálvame de caer en sus manos.

No hay comentarios: