ÚLTIMAS REFLEXIONES

UN RINCÓN PARA ORAR

↑ Grab this Headline Animator

UN ROSARIO CADA VIERNES

Cada viernes, hora peninsular 09:00, en Canarias a las 08:00, y en cualquier otra parte del mundo la que mejor puedan elegir, nos unimos en el rezo del Rosario (VER AQUÍ) por la unidad de todos los creyentes, por la familia natural, hombre - mujer, por la vida y por la libertad de educación de los hijos.

Desde tu casa, online, desde tu trabajo, desde tu hospital y enfermedad, desde myfeeling, desde todas los colectivos y asociaciones, desde donde quieras que estés, tú también puedes unirte en este clamor al Padre, unidos a María Santisíma, para que el Espíritu Santo nos dé la capacidad y la luz de salvaguardar la vida y los valores morales y naturales que la dignidad de las personas hemos recibido de nuestro Padre Dios

lunes, 12 de marzo de 2012

DAME LUZ, SEÑOR, QUE QUIERO SER PROFETA


Se me hace difícil encontrar el camino que coincida con la Voluntad del Padre. Experimento que camino a ciegas y que en muchos momentos me pierdo. La confusión se hace notoria en muchos momentos, y vives una situación desesperante. Te encuentras perdido y el desánimo hace mella y presencia en mi camino.

Es entonces cuando debo de confiar, más si cabe, y agarrarme, en el Espíritu Santo, a su Mano, a su Gracia, y abandonarme en Él. Empiezo a pensar que esa situación está puesta para que de el salto de gracia, y me deje coger por Él. 

Porque siempre ocurre que tras una racha, llamésmosle así, de firme caminar, aparace otra donde el camino se oscurece, se enturbia y avanzamos dando tumbos inseguros hasta estar amenazados de caernos y no levantarnos. Creo que es la prueba que siempre necesitamos para, llegados al limite experimentar que todo es Gracia de Padre Dios.

Por eso, hoy quiero pedirle, en el Espíritu Santo, al Padre, que encienda en mi la esperanza de continuar siempre la lucha. Que abra mi mente para enteder que este camino no es de roza, sino de combate y lucha constante. Que me llene de la sabiduría de saber que la guerra está ganada, aunque pierda algunas batallas, no importa que sean muchas, pero que lo importante es que la guerra está ganada.

Ganada porque no vamos solos. Ganada porque llevamos al mejor guía, consejero, director, conocedor de la verdad, sabio, poderoso, fuerte, paciente... El Espíritu Santo, encargado de conducirnos al Padre si confíamos y nos ponemos en sus Manos.

No hay comentarios: