ÚLTIMAS REFLEXIONES

UN RINCÓN PARA ORAR

↑ Grab this Headline Animator

UN ROSARIO CADA VIERNES

Cada viernes, hora peninsular 09:00, en Canarias a las 08:00, y en cualquier otra parte del mundo la que mejor puedan elegir, nos unimos en el rezo del Rosario (VER AQUÍ) por la unidad de todos los creyentes, por la familia natural, hombre - mujer, por la vida y por la libertad de educación de los hijos.

Desde tu casa, online, desde tu trabajo, desde tu hospital y enfermedad, desde myfeeling, desde todas los colectivos y asociaciones, desde donde quieras que estés, tú también puedes unirte en este clamor al Padre, unidos a María Santisíma, para que el Espíritu Santo nos dé la capacidad y la luz de salvaguardar la vida y los valores morales y naturales que la dignidad de las personas hemos recibido de nuestro Padre Dios

lunes, 11 de febrero de 2013

¡SEÑOR!, DAME LA GRACIA DE CREER

http://4.bp.blogspot.com/_YBJfv4i9Ab0/TFljQe0rMOI/AAAAAAAAAGs/mvqoBqGT_zs/s1600/HPIM8893.JPG

Aumenta mi fe, Dios  mío, y dame la Gracia de creer. De creer que tu Hijo, Jesús, murió por nuestros pecados, según las Escrituras; que fue sepultado y y que resucitó al tercer día, según las Escrituras; que se le apareció a Cefas y más tarde a los Doce; después se apareció a más de quinientos hermanos juntos, a Santiago, a los apóstoles, y por último a Pablo.

En este mundo que vive de espaldas a tu presencia, y que muchos la rechazan y la excluye de sus vidas. En este mundo donde me ha tocado vivir y se hace difícil seguirte. En este mundo donde en muchos lugares se te persigue en las personas de tus seguidores. Aquí, Señor, ahora y en el lugar en el que vivo, dame la fortaleza y la sabiduría de proclamarte y de afirmarme en tu fe.

Aumenta mi fe y la de todos aquellos que te siguen, y danos la firmeza de ponernos en tu presencia y no desfallecer. Haz que sea llevaderas todas mis fatigas, mis luchas y obstáculos que se presenta cada día, y pon en mi voluntad la constancia y la perseverancia en la oración, ese vehículo que me mantiene contigo, cerca y en convivencia diaria. 

Pero, lo más importante, que no me falte nunca el alimento de tu Cuerpo y tu Sangre, para que fortalecidos en ellos, mi vida irradia la esperanza y la decisión de amarte en los hombres que viven junto a mí.

No hay comentarios: