ÚLTIMAS REFLEXIONES

UN RINCÓN PARA ORAR

↑ Grab this Headline Animator

UN ROSARIO CADA VIERNES

Cada viernes, hora peninsular 09:00, en Canarias a las 08:00, y en cualquier otra parte del mundo la que mejor puedan elegir, nos unimos en el rezo del Rosario (VER AQUÍ) por la unidad de todos los creyentes, por la familia natural, hombre - mujer, por la vida y por la libertad de educación de los hijos.

Desde tu casa, online, desde tu trabajo, desde tu hospital y enfermedad, desde myfeeling, desde todas los colectivos y asociaciones, desde donde quieras que estés, tú también puedes unirte en este clamor al Padre, unidos a María Santisíma, para que el Espíritu Santo nos dé la capacidad y la luz de salvaguardar la vida y los valores morales y naturales que la dignidad de las personas hemos recibido de nuestro Padre Dios

martes, 19 de agosto de 2014

MI AMBICIÓN ME SUPERA



Sí, porque por mucho que me esfuerce y quiera, la tentación de tener y de poseer riqueza, poder y... me asalta cada día. Es una adicción como al tabaco, a los vicios o apegos, sobre todo contraídos. Nos sentimos dominados y sometidos. Es el pecado que nos esclaviza y nos puede.

En estas condiciones, Señor, caminar por nuestra cuenta es un suicidio. Tú no nos lo has ocultado. Estamos avisados. Y hoy nos lo vuelves a recordar. Necesitamos desprendernos, vaciarnos de todo aquello que nos contamina y nos endurece el corazón. Necesitamos descargar todo lo caduco e inservible que nos seduce y nos atrae. Porque lo efímero no tiene sino un valor temporal, ¿y luego qué?

Y experimentamos, los que en Ti creemos y confiamos, que sin Ti no podemos. Necesitamos tu Gracia y la acción del Espíritu Santo que nos asiste, nos conforta, nos fortalece y nos alumbra el camino de la victoria. Sabemos que la lucha es de cada día y a cada hora. Estamos tocados por la ambición, pero contamos con tu Gracia, Señor, para poder vencer el apego y los egoísmos que nos amenazan.

Danos, Señor, un corazón de carne compasivo, misericordioso y dado a la generosidad. Un corazón que no se encierre en sí mismo, sino que se abra al amor de dar y darse, porque en esa mutua entrega también se recibirá el gozo y la felicidad que, en el fondo, todos buscamos. Amén.

No hay comentarios: