ÚLTIMAS REFLEXIONES

UN RINCÓN PARA ORAR

↑ Grab this Headline Animator

UN ROSARIO CADA VIERNES

Cada viernes, hora peninsular 09:00, en Canarias a las 08:00, y en cualquier otra parte del mundo la que mejor puedan elegir, nos unimos en el rezo del Rosario (VER AQUÍ) por la unidad de todos los creyentes, por la familia natural, hombre - mujer, por la vida y por la libertad de educación de los hijos.

Desde tu casa, online, desde tu trabajo, desde tu hospital y enfermedad, desde myfeeling, desde todas los colectivos y asociaciones, desde donde quieras que estés, tú también puedes unirte en este clamor al Padre, unidos a María Santisíma, para que el Espíritu Santo nos dé la capacidad y la luz de salvaguardar la vida y los valores morales y naturales que la dignidad de las personas hemos recibido de nuestro Padre Dios

viernes, 8 de agosto de 2014

UNA CRUZ DIFÍCIL DE ACOMODAR

HOY A LAS 09:00 HORA PENINSULAR, 08:00 HORA CANARIA, REZO DEL SANTO ROSARIO POR LA UNIDA Y DEFENSA DE LA FAMILIA. ÚNETE A LA HORA QUE PUEDAS Y DONDE PUEDAS 




No se trata de llevar a cuesta simplemente la cruz, ni tampoco consiste en soportar el peso. La cuestión es mucho más seria, se necesita discernir y abrirse a la acción del Espíritu a cada momento. Porque es muy fácil dar y que otros solucionen el problema, o no preocuparte ni tan siquiera si lo que has dado llega a buen fin. Se trata de seguir y de colaborar en lo que puedas desde el compromiso de tu fe.

¡Claro!, tampoco puedes volverte loco. Nuestra paz, aún en la tormenta, descansa en que el Señor hará todo lo que tú no puedas o no sepas, o no llegues a decidirte. Pero, eso sí, Jesús te pide tu compromiso, tu preocupación, tu interés en buscar panes y peces para dar de comer. Quizás no puedas hacer otra cosa que rezar y ofrecer algún sacrificio, eso basta si realmente sale del corazón, porque Él lo multiplicará hasta la cantidad necesaria para satisfacer el problema.

Danos, Señor, la paciencia de no desistir, ni de despreocuparnos; danos la perseverancia de estar presente en la lucha y en la participación activa u oracional solidariamente con los que sufren de lo elemental para vivir. Danos, Padre nuestro, la conciencia de descubrirnos hermanos de los que han recibido menos, y de experimentar, en nuestra vida fácil y cómoda, el sufrimiento de los que duermen con el hambre y la muerte.

Perdónanos, Señor, porque experimentamos que es fácil pedírtelo y decirlo, pero otra cosa diferente vivirlo y comprometernos. Desde nuestras situaciones privilegiadas sentimos vergüenza de dar tan poco, pero no permitas que no nos desesperemos sino transfórmanos por dentro y convierte nuestro cómodo corazón en un corazón fraterno, solidario y compartido. Amén.

1 comentario:

Salvador Pérez Alayón dijo...

Con algo de retraso, vamos por el cuarto misterio. Rezamos por la defensa de la vida y la familia.

Gracias por acompañarnos.

Un fuerte abrazo en Xto. Jesús.