ÚLTIMAS REFLEXIONES

UN RINCÓN PARA ORAR

↑ Grab this Headline Animator

UN ROSARIO CADA VIERNES

Cada viernes, hora peninsular 09:00, en Canarias a las 08:00, y en cualquier otra parte del mundo la que mejor puedan elegir, nos unimos en el rezo del Rosario (VER AQUÍ) por la unidad de todos los creyentes, por la familia natural, hombre - mujer, por la vida y por la libertad de educación de los hijos.

Desde tu casa, online, desde tu trabajo, desde tu hospital y enfermedad, desde myfeeling, desde todas los colectivos y asociaciones, desde donde quieras que estés, tú también puedes unirte en este clamor al Padre, unidos a María Santisíma, para que el Espíritu Santo nos dé la capacidad y la luz de salvaguardar la vida y los valores morales y naturales que la dignidad de las personas hemos recibido de nuestro Padre Dios

martes, 28 de julio de 2015

RECOGERÉ LO QUE HAYA SEMBRADO



La razón y el sentido común me dice que recogeré lo que haya sembrado. Todos sabemos que sólo tendrás derecho a recoger lo que, con tu trabajo y esfuerzo, hayas sembrado. Todo lo que venga por otro lado será considerado suerte, casualidad o lotería.

Sin embargo, podemos hacer cambiar la situación si nos acogemos a lo que nos dice el Señor: "Pidan y se les dará". Pues bien, podemos aprovechar este rincón de oración para, unidos, elevar nuestra suplica y pedir para que aprendamos a sembrar bien. Para que con nuestro trabajo sembremos semillas buenas que nos den, valga la redundancia,  buenos frutos.

Enséñanos, Señor, a bien sembrar; enséñanos a apartar la semilla mala de la buena y a quemar la cizaña para que no nos estropee la buena semilla. Protégenos, Señor, del mal sembrador, el diablo, para que no siembre nuestros campos de cizaña y nos estropee la cosecha. Danos sabiduría, voluntad y fortaleza para mantener limpios de cizaña nuestra tierra y podamos dar buenos frutos para tu Gloria.

Danos la capacidad de entregar todo nuestro esfuerzo, al cien por cien, para que a la hora de tu venida, Señor, tengamos las manos llenas de buena semilla y todos nuestros frutos sean de tu agrado. Danos la Gracia de estar entre tus elegidos por nuestro bien hacer en la asistencia y auxilio del Espíritu Santo, para que podamos gozar en tu presencia de la plena felicidad eterna.

Señor, en ti confiamos y esperamos, poniendo todo nuestro esfuerzo de cada día, a que el día de tu venida nos encuentre trabajando por mantener limpia y bien cuidada la tierra que, por tu Misericordia, nos ha sido entregada por tu amor. Amén.

No hay comentarios: